Ahora es que falta combatir el fanatismo y el maniqueismo.

6
628

t

No creo que mi destino sea convertirme en un escritor. Mi pasión si se puede decir así, es la política. Hoy no he leído literatura, durante lo que va de día, he visto noticias acerca del canal Globovisión, un post aquí. Y los comentarios de un familiar 1, quien asegura Globovisión será cerrada por orden de Nicolás Maduro, de inmediato otro familiar 2, le ha salido al paso para decirle que “eso no es así.” Según el familiar 2, Globovisión fue vendida, y tal vez cambie un poco su estilo. Como se que los familiares 1 y 2, aceptan conversar sin Trollear, aprovecho y les digo: Si, pero. (El sí, pero, significa, ok, te reconozco, ahora reconóceme. Son técnicas muy profundas para mantener una conversación, jejeje).

Lo que se ve a simple vista es que los empresarios que compraron Globovisión, “parecen” testaferros de los gobernantes Chavistas, porque, ¿Quién va a comprar ese canal, siendo opositor? Estoy seguro, la mayoría de personas, el pueblo mesmo desconoce que carrizos hay que hacer en CONATEL para comprar un canal de televisión. Los familiares 1 y 2, responden con un: Bueno eso si es verdad. Luego el familiar 2 dice: “Sería bueno que Capriles compre Globovisión.” No sé si eso es un chiste, me quedo callado. Fin de la conversación. Abandono la vida real, me sumerjo en la Internet, y digo en mi mente: “Globovisión, tiene derecho a existir, y si no te gusta no la veas.” No, un momento, mejor así: “Globovisión debe mejorar, pero en manos de Zuloaga.” Etc,etc,etc… Es en este momento donde deberían aparecer Gustavo Perdomo y Juan Domingo Cordero a decir que soy un Creepy.

Desde hace mucho tiempo, tengo una costumbre. Cada mes del año, lo comparo con el mes de hace cien años atrás, ósea este mes de mayo lo comparo con el mes de mayo de 1913. Un 5 de mayo nace Eleazar López Contreras, y un 19 de mayo muere Emilio Arévalo Cedeño.

También pensé en el cierre de RCTV, en el cierre de las emisoras de radio. Y así van pasando las cosas hasta que un día el gobierno se meta con la Internet. Y creo ojalá me equivoque, creo que esta Venezuela del siglo XXI, es igual a la Venezuela del siglo XX, la gente que lanzaba alabanzas al dictador Gómez, es la misma que hoy te humilla, te grita, te desafía a pelear, te dice escuálido y majunche, es esa misma gente de la época de Gómez que le da asco que uno piense diferente. La intolerancia ha estado intacta.

La sociedad está enferma de fanatismo, fanáticos de Gómez, fanáticos de Pérez Jiménez, fanáticos de los Adecos, fanáticos de los Copeyanos, y ahora, fanáticos de Chávez, utilizan la violencia física y verbal. ¿Cuál es el remedio para esta enfermedad de fanatismo? Una alternativa es, predicar siempre la tolerancia, el respeto a las ideas de otras personas. Mantener un tono de voz adecuado, nunca descontrolarse ante las provocaciones, y por ultimo ya que son muchas técnicas, cuando veo que la persona es desconocida, guardo silencio, pero si es conocido y de buen humor, lo vacilo, le hago bromas, la idea es mamarle gallo, y no dejarlo respirar. Hasta el punto que un pana me dijo: ¿no te cansas de ser hincha pelotas? Luego le respondí: No, con los panas no, con los desconocidos si debes tener mucho cuidado. Claro, no estoy descubriendo el agua tibia, pero a alguien le debe servir esta sopa de letras.

Ahora se vende el canal a unos empresarios que le hacen el juego al gobierno. Todo esto en una sociedad fanatizada, manipulada, con un fuerte lavado de cerebro, en el barrio donde vivo, va a pasar igual como paso con el cierre de RCTV, apatía, indiferencia, desconcierto, ganas de llorar y depresión. Tal vez en la antigua urbanización clase media, toquen algunas cacerolas.

Nos tienen de rodillas. Pero si gana Capriles en el 2018, nos aplican una quimioterapia, y ya. El cáncer de fanatismo en esta sociedad sigue allí. Y quiero irme al siglo XX, al año 1913.

Emilio Arévalo Cedeño (Valle de La Pascua, Edo. Guárico, 4 de diciembre de 1882 – Valle de La Pascua, Edo. Guárico, 19 de mayo de 1965) fue un jefe guerrillero venezolano de comienzos del siglo XX que se destacó por su férrea oposición al régimen de Juan Vicente Gómez.

Arévalo Cedeño, el cual es objeto de mi estudio desde los años 90, fue uno de mis principales personajes admirables durante mi adolescencia. Todo aquel que se le alzara a Gómez era un héroe para mí. El 19 de mayo de 1914, a la cabeza de 40 hombres lidera su primer alzamiento en contra de la dictadura de Gómez. Hoy en 2013, no hace falta alzarse en armas en contra del gobierno de Maduro. De llegar Capriles a la presidencia, volverán RCTV, y los dueños de Globovisión, Zuloaga podrá recuperar su canal. Aunque el fanatismo seguirá allí, incubado, y esperando estallar para desgracia de las generaciones futuras.

No pretendo versionar una biografía de Arévalo Cedeño, lo que intento decir es sencillo: Si este hombre se enfrentó al dictador Gómez con tantas limitaciones, arriesgando la vida y la libertad personal. Nosotros en este siglo XXI, en pleno 2013, deberíamos andar predicando la tolerancia, el dialogo, la conversación, y el consenso. No solo aquí en Internet, propongo imprimir panfletos, y distribuirlos, o simplemente dejarlos en sitios públicos. La creatividad corre a cuenta personal. Por mi parte me ofrezco a imprimir, y distribuir los míos en los barrios más trincas a donde no llega la Internet. El otro día fui a dos barrios de San Felipe, y la gente me decía que eran muy peligrosos, me metí, hable con la gente, y no hubo problemas.

Nunca seré un escritor, nunca seré un escritor de best-seller, nunca seré un premio Nobel de literatura, menos un premio municipal de literatura, y no sé si eso me da risa, o me empuje al vacío.

La risa más segura es la que me da cuando releo la historia de Arévalo Cedeño, en su andar político, funda dos periódicos, yo, imprimí algunos panfletos y he fastidiado a cadetes, sargentos, tenientes, generales, chavistas, y comunistas. Luego, me detengo a pensar, hace falta algo con más seriedad. ¿Acaso un panfleto mas social? Por cierto soy el autor del panfleto: el capitalismo es mejor que el socialismo. El cual gusto mucho a las personas, hizo que un general del ejercito se tambaleara, y hasta los chavistas tragaron grueso. No más el pana Xluis dijo que ese panfleto parecía escrito por una doñita del Cafetal. Jajajaja, y medio tiene razón, el panfleto, panfleto es, y lo escribí mas parcializado para ver la reacción de la gente. Muy maniqueo, a los opositores les fascinó, y a los chavistas los desconcertó, pero logre lo que quería, estamparles algo parcial, sin que se molestaran.

En un país aterrado por la represión más sanguinaria, el desafío de Arévalo Cedeño fue un acontecimiento único. Hoy nuestro desafío es diferente, siempre y cuando actuemos de forma inteligente, podremos evitar la represión. Arévalo Cedeño utilizaba una de las más importantes armas de guerra comunicacional de aquella época en Venezuela: el telégrafo. Nosotros utilizamos la Internet, sin combinarla con el activismo de calle, estamos desunidos. Descuidando el deber de predicar la tolerancia. No es suficiente apoyar a Capriles, también hace falta predicar respeto, entre chavistas y opositores.

Arévalo Cedeño intenta liberar a los estudiantes presos por la dictadura de Gómez. Yo ni siquiera he ido a visitar a los estudiantes detenidos en abril de 2013.

Arévalo Cedeño dice: “Hay que sacar al pueblo del horrible analfabetismo en que se encuentra.»

Nosotros deberiamos decir: «Hay que sacar urgentemente al pueblo del horrible fanatismo en que se encuentra.»

Sigo insistiendo, soy una persona entre el siglo XX, y XXI, tengo unas técnicas antiguas, me quede pegado en la nota desde los años 90, distribuir panfletos en plena vía publica. Tengo una tenaz resistencia al twitter, me manejo mejor con los panfletos de papel.

Y repito, gane Capriles, o gane María Bolívar, nuestra tarea es desfanatizar, y predicar la tolerancia.

Fue Arévalo Cedeño un hombre muy solo, y solo luchó contra Gómez casi treinta años.
Yo tambien soy un hombre muy solo, y solo he luchado contra Chávez y Maduro, a punta de panfletos, y reuniones vecinales. La diferencia es que Arévalo Cedeño no pudo derrocar a Gómez, y se tuvo que conformar con un carguito que le diera López Contreras.

A simple vista: Gómez triunfa al hacerse con el poder, Arévalo Cedeño fracasa sin obtener el poder.

Si no comenzamos una campaña de tolerancia, libertad, y democracia, facil viene en el año 2053 otro Perez Jimenez.

6 Comentarios

  1. Bueno mi pana, yo ya ando en caracas. Invítame a tu próxima reunión de tolerancia, poco a poco es que se reclutan los soldados panfleteros.

    Ahí deberías poder ver mi email.

  2. Estoy en Barquisimeto. Por soldados panfleteros, mejor es decir: Familia panfletera.

    No veo tu email.

  3. Claro pana, no hay rollo. Ya se nos ocurrirá algo.

    También se puede decir: Grupo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here