Divagaciones financieras – Parte II

45
111

Andaba almorzando con Elena en un local de Los Palos Grandes. Todo de pinga, todo muy sabroso. Pero me percato de que el sitio tiene contratado a un empleado únicamente para cuidar los carros de los clientes. También para levantar y poner un cono de seguridad, mientras con la mano te dice cuando avanzar o detenerte con el carro. El pana tiene su silla, no es que anda de pie todo el día jodiéndose las rodillas y la columna. Asimismo veo que pasa cómodamente al local y se echa un refill de refresco; al lado de su silla reposan otros tres vasos de plástico que le surtieron de azúcar anteriormente.

Elena me habla, pero estoy desconcentrado. El empleado luce contento y bastante activo. Pudiese ser por la cafeína, pero sospecho que hay algo más que eso. Llevamos más de una hora en el sitio. He recolectado datos. Va retrocediendo una Caliber con un grupo de pendejas a bordo. Cambia de velocidad, baja el vidrio y lanza un billete de 10 Bs. El pana se lanza al piso a salvar su propina del caucho trasero izquierdo, arriesgando la integridad de su propia mano. Logra hacerlo. Limpia el billete, sonríe y se lo guarda. No aguanto más y dejo a Elena en la mesa.

─¡Epa, mi pana! ─le digo, mientras voy sacando un billete de 10 Bs. de mi bolsillo.

─Cuénteme, ¿va saliendo?

─Sí, voy saliendo.

─Plomo, ¿cuál es su carro?

─Ninguno, no tengo carro.

─¿Entonces?

─Requiero información ─le preciso, al tiempo que le pongo el billete sobre la silla.

─No entiendo, ¿qué información?

─Digamos que ando desempleado y consideraría la posibilidad de ser cuidador de carros como tú. Quiero saber cuánto haces en propina.

─…

─En casi una hora más de siete carros te han dado propina. Hace segundos casi pierdes la mano por 10 Bs. Estos diez bolívares también pueden ser tuyos. ¿Cuánto haces en un día?

Me mira, mira el billete; me mira, mira el billete. Lo toma.

─Bueno, eso varía, hay días malos y días buenos.

─Ok, cuéntame.

─En días malos puedo hacer unos 250 Bs. En días buenos puedo llegar a 400 Bs., todo depende de si son pichirres. Hubo un día que hice 540 Bs. Por lo general viene gente sifrinita, no se ponen con mariqueras.

Y ahí es cuando me comencé a sentir un poco mal. Busqué a Elena y nos fuimos.

“Y vuelve el perro arrepentido…”, dirán ustedes.

Pero sí, me puse a sacar cuentas nuevamente. Señores, estamos hablando de que ese joven puede ganar en propinas un promedio de 325 Bs. diarios. Ellos trabajan seis días a la semana, teniendo un día libre rotativo. Lo que nos da 1.950 Bs a la semana. Mensualmente 7.800 Bs. Todo lo anterior es únicamente tomando las propinas. Y me deprimí.

Ya no eran las putas y los mesoneros los únicos que controlaban al país. Ese pana hace más del doble del sueldo que yo hago ejerciendo mi profesión en esta hermosa patria. Pero pensé en algo más.

Aquí cualquier pordiosero puede adueñarse de una cuadra completa. La expropia informalmente y obtiene el tácito derecho de explotarla con una extorsión sobreentendida. Tú llegas, estacionas tu carro en una avenida donde cualquiera tiene libertad de estacionar, pero a lo lejos viene cojeando un pana que da bastante miedo, gritando que el carro está cuidado y que no le pasará nada, pero que le colabores con el fresco. Unos dejan la tarifa abierta, otros de una la imponen.

¿Qué coño haces ante esto? De antemano te están cantando, en plena vía pública, que a tu carro no le pasará nada, pero que debes colaborarle, pues. Es pagar una vacuna para que no te lo jodan. Supongamos que le pagas y te vas a hacer tu diligencia, pero un par de malandros va paseando y se interesan en las cornetas que tienes montadas atrás. Agarran un tubo, te parten el parabrisas y comienzan a sacar tranquilamente las cornetas. ¿El indigente dueño de la avenida aparecerá con una hermosa capa roja y se enfrentará a los dos panas que andan haciendo mercado en tu carro? No.

Pero eso no importa, igual ya te tumbó con tu permiso el dinero. Una cuadra completa, carros llegando y saliendo, hombre con mirada apuñalante y caminar zombie, miedo a que le hagan algo a tu bebé con ruedas: accedes a darle pal fresco. En el local de Los Palos Grandes unos dan, otros no. Aquí todos dan; aquí no hay día malo. El miedo lo es todo, pana.

Elena y yo pasamos nuestra noche de bodas en una increíble habitación del Eurobuilding. Fue el genial regalo que nos dio mi mamá. La cama, la ducha, las almohadas, la vista, el desayuno; todo era excelente. Y precisamente en el desayuno fue que noté algo: los mesoneros lucían muy contentos, y hasta con más clase que los propios extranjeros que desayunaban a nuestro alrededor.

Tuvimos la suerte de que el que nos recibió en la recepción nos reconoció por los videos. Y precisamente por el episodio de “Realidad profesional”. Era un chamo de mi edad, que sufría en carne propia, al igual que yo, la crítica que se hace en ese video.

Logramos agarrar confianza con el pana y de una le pregunté sobre los mesoneros del hotel. No creerán lo que les diré a continuación, pero Elena está de testigo. Los mesoneros y los botones del hotel son las personas que más plata hacen. Su carro, en el estacionamiento del hotel, está rodeado de camionetas que no tienen una antigüedad mayor a dos años. Todas son de los mesoneros y los botones. Nadie renuncia, nadie tiene esa necesidad de andar inventando. Por el contrario, el botones que menos tiempo lleva en el cargo, es decir, el “nuevón”, lleva doce años allí.

Estos personajes no renuncian porque, en un mes, pueden superar fácilmente la cifra de 20.000 Bs. Reciben propinas no solo en bolívares, sino también en euros y dólares. Ocultados de las cámaras de circuito cerrado, dan apertura a un mercadito negro para vender divisas. Plata salvaje, contante y sonante, aquí no se juega carritos.

El pana me explica que los botones y mesoneros se dan el lujo de quedarse durmiendo en casa de vez en cuando y no ir a trabajar, ya que les da igual que les descuenten el día de su sueldo base. Comprensible, un día de sueldo es un chiste malo al lado de las groseras propinas que se meten.

Ni el día posterior a mi boda pude terminar de pasarlo bien.

Compré una torta casera a una señora echada en la salida de una estación de Metro. Una silla Manaplas, una mesita roja y bórralo. No me provocaba, pero son los riesgos que se toman por el conocimiento.

─Muy buena torta, señora. La felicito.

─Gracias, mijo. Estamos a la orden siempre por aquí.

─Señora, discúlpeme la pregunta. He visto que tiene bastante tiempo por aquí con el negocio. ¿No la fastidian los policías ni nada?

─No, mijo. Aquí ya estamos tranquilos todos. Yo lo que hago es llevarme bien con ellos, por si acaso, pue’. Le doy una tortica, una catalina. Cualquier vaina, pue’, pa’ que vean que uno no anda con una mente, una vaina.

─Entiendo. ¿Y las ganancias qué tal? ¿Productivo el negocito?

─Bueno, mijo, no me quejo, ¿sabe? Me da pa’ mantener a mis cinco niños, pa’ darle algo a mamaíta y pa’ lo que salga.

─Coño, rinde bastante eso.

─Sí, mijo. Por ejemplo, el mes pasado fue un poco malo, solamente hice 12.300 Bs.

─¿Malo?

─Sí, mijo. Pero el antepasado fue bueno, hice casi 18.000 Bs., ¿tú ves?

─Carajo…

─Sí, pero bueno, uno se equilibra, pues, no todos pueden ser meses buenos…

Boté lo que quedaba de la torta y la dejé hablando.

O sea, déjame entender bien. ¿Tú me estás diciendo que podía haberme ahorrado cinco años de carrera? ¿Que con seguir una receta para hacer un ponqué de vainilla podía haber ganado más de lo que ganan mis dos padres juntos? ¿Que toda esa plata invertida en la universidad fue una gran estupidez y la única inversión que yo requería era una mesa de plástico, una silla Manaplas y comprar los materiales en Central Madeirense? Ah, entiendo.

Desde hace unos meses me encapriché también con los heladeros. La colonia de heladeros es una vaina muy hermética; incluso más que los asiáticos. Y además, ellos solo se aprenden los nombres de los helados y los números. Resulta jodido conversar así con alguien.

Siempre me he preguntado cómo llegan a Venezuela. No los imagino montados en el avión, con mariposas en el estómago, soñando con llegar a este país para ser heladeros y cumplir el sueño venezolano. ¿En dónde pasan su primera noche? ¿Quién los recibe en suelo bolivariano? ¿Cómo sobreviven a este desnalgue? ¿Algún “coyote” se encarga de todo esto? ¿Se postulan en empleate.com? ¿Hay un refugio para ellos? ¿También ganan más que yo? Nunca lo sabré.

Yo trabajaba por La Castellana y siempre en las tardes pasaban heladeros. Intenté dármela de simpático con uno para ver si me ganaba su confianza. Pero nada, puro odio en su mirada. Comencé a preguntar a gente de la zona, a ver si alguien tenía un amigo heladero que quisiera conversar conmigo. Todos me recomendaron alejarme y no seguir buscando información. “Muchos llevan drogas escondidas en el carrito y venden a los jóvenes dañados de por aquí. No abras puertas que luego no podrás cerrar. Te pueden hacer algo malo”, fue el consejo de una señora de la quinta de al lado.

Dejé ese peo así. Mejor me quedaba tranquilo y vivía con la ilusión de que al menos un oficio no dejaba en ridículo a mi título universitario.

La generación de la herencia

Estaba con Elena almorzando en una reunión familiar. No recuerdo cuál tema se estaba tratando, lo que sí recuerdo es que alguien preguntó cuándo viviría con Elena. Respondí que lo haríamos cuando nuestros sueldos den para pagar algún alquiler de estos ridículos y depravados que hay en el mercado. En ese momento salió mi papá y dijo: “no te preocupes, Gabriel, calcula que yo puedo vivir unos 30 años más solamente; luego te queda el apartamento, eso es tuyo”.

La vaina en vez de hacerme sentir bien, hizo lo contrario. Tengo 29 años, vivo con mis padres, mi sueldo se va en Farmatodo, pendejadas para comer y un par de salidas con Elena. Mi patrimonio es mi computadora, el televisor y el ps3. Y para vivir con Elena, pues me recomiendan esperar 30 años. Tremendo plan de vida. Así comienzo a mis 60 años a compartir un hogar con Elena, echado en una mecedora, cuestionándole a mi pene por qué me humilló de esa manera la noche anterior. Como diría Capriles: “El tiempo de Dios es perfecto”, pues.

Situación similar la que viven amigos y conocidos. Tengo un par de panas que a sus 40 años todavía viven con sus padres porque el sueldo no les da ni para que les aprueben un crédito. Y los que logran salir del nido, terminan viviendo en Los Teques, La Guaira, Guarenas o Guatire. Es decir, finalmente logro salir de casa de mis padres, pero termino en una ciudad dormitorio en la que debo pararme a las 3:30 a.m. para no agarrar cola y poder llegar temprano al trabajo. Luego salgo del trabajo, me enfrento a la cola de costumbre, llego como a las 10 p.m., ceno, me baño y a dormir de una para poder pararme en cuatro horas. Como en un mes ya no deberían quedar rastros del sexo ni del amor; pero sí unas bolsas negras guindando debajo de los ojos y violencia doméstica en su apogeo.

Somos una generación maldita. Madrugas, trabajas, cobras algo más de sueldo mínimo, te lo gastas en pequeños reforzadores temporales que te sacan de la pesadilla. De nada sirve ahorrar, si metes en el banco algo de plata al mes siguiente la inflación se ha encargado de masturbarse sobre esa cifra. “Compra dólares, euros, en esa moneda es que debes ahorrar”. Y entonces los chavistas de Lechuga Verde son los que tienen el control absoluto del asunto. Ellos venden divisas también, así que obviamente celebran que todo se vaya al carajo. Son la referencia nacional. Entonces te señalan que un (1) dólar vale 18 Bs. Y a ti te sobran 500 Bs. de sueldo en el mes. Entonces sacas cuentas y no te alcanza ni para comprar  30 dólares. Ni siquiera hay alguien que venda esa cifra tan ridícula. Entonces te enserias y te propones reunir más bolívares, para así acumular y en cuatro meses comprar un monto superior a 100 dólares. Pero en cuatro meses el puto dólar subió a 23 Bs., así que solamente te alcanza para comprar 86 dólares. Excelente.

Por un lado, tu sueldo se mantiene congelado durante un año o más; pero por el otro lado, el dólar crece como un niño recién nacido: todos los días lo ves más grande. Y en las tiendas y locales los comerciantes bailan a ese ritmo, jugando con un precio nuevo cada mañana, con la página de Lechuga Verde de inicio.

Es la triste generación de la herencia, que intentará ser feliz con solo cubrir las principales comodidades de entretenimiento. “No puedo independizarme, pero al menos tengo mi computadora, una televisión planita bien fina y el ps3 que lee bluray quemado sin peos”. Basará su futuro entonces a una proyección de vida de los padres. Los temas de “cuándo podré vivir solo” quedan absolutamente vetados, de esta manera se evitan depresiones reiterativas y recriminaciones mudas al país: “El coño de tu madre, Venezuela, ¿por qué tuve que nacer en ti? ¿Por qué me haces esto?”, por ejemplo.

“Venezuela es el país más feliz del mundo”

Entonces todos somos una pendeja actriz de una porno snuff. Nos cogen, nos torturan, nos matarán, pero gozamos una bola en el ínterin.

No. No somos ningún país más feliz del mundo. No hay motivos para serlo, sencillamente. Venezuela es el país más chovinista del mundo. Eso sí.

Desde que tengo uso de razón Venezuela es chovinista. Pero claro, con el paso del tiempo esto pasó a ser cada vez más absurdo e incongruente. Supongo que como cada día estamos más hundidos en la mierda, toca aumentar la dosis de mecanismo de defensa aplicado. Racionalizar y justificar lo injustificable. Creer la mentira que mayor tranquilidad proporcione y mantenga el ego resguardado.

Clichés recurrentes como: “las venezolanas son las mujeres más bellas del mundo”; “las playas de Venezuela son las más hermosas”, son ejemplos del grado de estupidez alcanzado. Mujeres bellas se ven en todos los países del mundo, empecemos por ahí. Además, se debe especificar en dónde se toma esa muestra. Si para la creación de esa falacia, te fuiste a Los Naranjos a ver culos, te creo. Si te basas es en figuras como Gaby Espino, Marjorie de Sousa, Chiquinquirá Delgado, entre otras, también te puedo creer. El peo es que la cosa está algo sesgada, ¿no? ¿Por qué no te devuelves, tomas un Metro a Petare y haces el estudio allá? ¿Por qué no lo haces en La Hoyada? Porque sabes que pelarías bolas. Primero se te entumecen las piernas y te roban, antes de que completes un cuadrito en tu cuaderno. Todo esto básandome en la referencia de “belleza venezolana” inculcada por la sociedad, esa con la que se nos bombardea a diario. Porque jamás he visto a una vendedora de tequeños de Capitolio, negra y con peos de obesidad mórbida, protagonizando una novela o siendo usada como imagen en un comercial. A estas solamente las veo en propagandas del Estado.

En todos los países del mundo hay mujeres de ambos extremos. Alineados, por supuesto, con la referencia de “belleza” de la localidad.

Lo mismo con las playas paradisíacas. Es más, prefiero que el agua sea marrón y la arena negra, pero que no me roben el celular apenas ponga un pie en el agua. Playas espectaculares hay en muchísimos países del mundo, y gozan del bonus de que puedes estar tranquilo, sin miedo.

Me doy cuenta de que la gente ve un país que yo no logro ver. Ellos tienen una realidad paralela, y no me refiero únicamente a los chavistas: chovinistas hay de ambos lados.

Hace unos días veo en Facebook la descripción de una foto tomada al cerro Ávila: “Aquí está nuestro hermoso Ávila, cuidándonos y protegiéndonos desde lo alto”. Mi pana, si esta cursilería es cierta, entonces debemos castigar y quemar al cerro, porque está cuidándonos bastante mal, fracasó magistralmente. Veo una campaña hasta exclusiva de Caracas; un chovinismo local, pues: “Caracas, mi ciudad bella, no te cambio por nada”. O como en una nota de Noticias24, donde se afirmaba que Caracas era una ciudad “fascinante” y que “son muchas las bellezas y bondades que nos ofrece la capital de nuestro país”. Existe hasta un grupo de Facebook con el nombre de: “VENEZUELA el mejor país del mundo: reinas, paisajes y nuestra gente…”

No entiendo nada de eso. ¿Qué coño hago yo con unas reinas, con un paisaje de laboratorio del Salto Ángel y con la gente, si en donde vivo matan hasta para robarte una franelilla Ovejita? Es decir, que arepas, reinas y paisajes, son nuestras primeras necesidades; la seguridad y el respeto a la vida, pues no son más que caprichos de un grupito de poetas ociosos. De verdad logran confundirme, me hacen sentir como un enfermo mental que no logra ver el potencial de este país.

Venezuela consiste en una gran interacción de docenas de tipologías de burbujas, que van flotando arrogantemente en medio de la desidia, el caos, la viveza criolla, la muerte, la inflación y la corrupción. Mientras tu burbuja no sea afectada, en tu cabeza siempre este será el mejor país del mundo.

Es un desborde de vanidad y arrogancia sin sentido. En el cerebro chovinista de gran parte de la población, realmente Venezuela es un país que le lleva una morena al resto del mundo. Aquí la calidad de vida es fenomenal, nos meamos en Noruega, Canadá y Australia. Somos una potencia primer mundo. Todo el resto del mundo nos mira con envidia.

Venezuela es como ese hijo drogadicto azote de barrio sin recuperación; los chovinistas, la madre alcahueta y condescendiente que siempre lo justificará y dirá por Globovisión que es un excelente muchacho, un hijo ejemplar. Madre es madre, no creo que ella misma lo denuncie o lo asesine. Pero, coño, tú tienes que saber quién es realmente tu hijo, ¿no? Hay un momento donde no puede haber más racionalización al asunto, no puedes tirarles flores tampoco al hijo de puta.

Si todo está tan de pinga y somos el mejor país del mundo, me surge una pregunta: ¿qué coño hay que arreglar? Parece que nada. Si se critica el chovinismo y la desidia, entonces se es apátrida. Absolutamente todo lo que sea nacional hay que apoyarlo sin criterio alguno, así se trate de un perro callejero que toca el cuatro. Al parecer hay que ir relajado sin causar molestias: usar una gorra tricolor, hacer chistes malos de los equipos del béisbol venezolano, dedicarle un pajazo a Diosa Canales con su ojito, alegrarme porque Chino & Nacho son entrevistados en Htv, oír el himno nacional con los pelos erizados y apoyar a la vinotinto con una bandera en la nuca mientras me tomo orgulloso una Polar.

“Tenemos que hablar…”

Con la llegada de Elena esos distractores de la realidad fueron dejando de llenarme. Los reforzadores comenzaron a escasear. Al finalizar cada fin de semana, cuando llegaba el momento de despedirnos, me invadía una sensación como de tristeza. El resto de la semana era una amargura andante. Intentaba mantener con ánimos a Elena, que había comenzado el año tambaleando emocionalmente. Le regalé las vacaciones a Aruba, pero resultó peor el remedio que la enfermedad, luego de estar una semana juntos.

Decidimos formalizar nuestra relación, lo cual no significa que vivamos juntos. Pero también decidimos que si queríamos un cambio debíamos hacer algo diferente. Y vender los ponqués de vainilla en La Hoyada no era la solución, ya que probablemente algún dueño de acera nos asesinaría por invadir su espacio.

Es tradición chovinista apedrear a los emigrantes, o a todo aquel que expresa algún descontento con la situación del país. Uno es un apátrida, la oveja negra que no le lanza halagos al azote de barrio. Por eso nunca critiqué a los de “Caracas, ciudad de despedidas”. Podrán haber mandibuleado y enfocado mal un tema tan importante en este contexto que se vive en el país, pero al final, denuncian algo que es perfectamente lógico y comprensible para mí; al menos no dicen ninguna mentira. Así que, posiblemente termine apedreado también.

Lo cierto es que este año ha sido interesante y muy importante para Elena y para mí. Y para bien o para mal, este ha sido el año en que más fuera de lugar nos hemos sentido. Es como si andáramos en una sintonía diferente a la que lleva la mayoría del país. Hubo un fuerte desgaste emocional con nuestra vida cotidiana en el país, que nos terminó de hundir en la depresión y la frustración. El tema de nuestro futuro aquí se hizo recurrente en la relación.

A estas alturas no tenemos dilucidado todavía cuál será nuestro futuro, pero al menos establecimos un plan para darle un giro y no seguir en el dañino loop venezolano que nos pone a nadar en la arena.

“Tenemos que darnos un tiempo” es el eufemismo de “estoy ladillado de ti”. Y eso es lo que necesitamos, Venezuela, un tiempo lejos de ti.

Amigos, después de unos meses de diligencias, ministerios, carpetas, colas y burocracia, hoy cumplo con informar que Elena y yo nos iremos en enero a Inglaterra. Sí, tendré que meter el español en un bolsillo y asumir el reto de aprender inglés como es de una vez por todas y dejar la mariquera. El blog continuará, por supuesto. Ahora más que nunca. Pero es muy posible que mis posts desde ese momento estén muy relacionados con lo que viva por allá. Ustedes saben, la indigencia, el drama, un peo. Lo normal, pues. No quisiera un día publicar que ando con los dedos congelados y que nadie me entienda.

Viene una nueva etapa, y al lado de mi esposa. Elena y yo siempre decimos que cada año que pasa supera al anterior, haciéndolo ver como un feto mal formado. Siempre ocurren vainas insólitas y tambaleantes. Me parece que 2013 hará eso, por lejos.

Si algo he aprendido en Venezuela es a ser precavido y planificador. Por consiguiente, tomé la caja de una lavadora Mabe que reposaba abandonada al lado de la señora de los ponqués. Desarticulas sus pestañas y cabe perfectamente en la maleta. Ya la vivienda está asegurada.

Gabriel Núñez

www.conidayvuelta.com

GD Star Rating
loading...
Divagaciones financieras - Parte II, 4.7 out of 5 based on 53 ratings

45 Comentarios

  1. Excelente esta información Gabriel nuñez lo volviste hacer (desanimarme a ser un profesional) entonces estudiare pero tendré bajo la manga un puesto de perro calientes. o en su defecto un puesto de montar uñas para las mujeres o hacer clinejas como las trinitarias. e la idea es que esto no de risa y que te rías cuando te mande la foto de mi cuenta bancaria e allí mi venganza a tu articulo jeje cuídate mucho.

    ResponderResponder
  2. No faltará quien diga “pero ejerciendo como profesional tienes los beneficios de ley y cestatickets”, ajá pero si haces el cálculo de cuánto es eso en bolívares anualmente, sigue siendo miserable un sueldo de Bs. 4500 con todos los beneficios frente a lo que hace la señora que vende ponqué de vainilla en el metro en puros meses malos.

    Y viene tu jefe a decirte que “no estás valiendo tus reales”.

    Todo eso me hace pensar en una analogía medio tirada de los pelos que se me ocurrió un día:
    Cuando trabajas por honorarios profesionales, estás en alquiler, ya que, según se necesite de tí, cobras por unidad de tiempo trabajada. Cambias tiempo por dinero.
    Mientras que, en condición de empleado, te estás empeñando. Ya tú no te perteneces, ahora eres de ellos, pero el truco está en que tú eres la garantía y al mismo tiempo el pago.
    Asi que, mi conclusión es: los mesoneros, las prostitutas, los “cuidadores de carros”, las señoras que venden ponqué, etc, están por encima de todo esto. Han violado al sistema.

    ResponderResponder
  3. yo lo habia leido en tu blog, pero ya que lo pusiste aqui, te comento por aqui…
    no puedo decir mucho chamo, este pais hace rato que se lo llevo quien lo trajo… yo me iria, pero siendo siendo un proscrito por naturaleza nada me garantiza que en otro pais me daran lo que aqui hace rato me negaron… igual ni me he molestado en sacar la visa…
    y bueno parte de la culpa es esa creencia general que tu eres alguien solo con el titulo, que si lo tienes las puertas del cielo se abren para ti y que un lindo cargo gerencia acompañado de una asistonta de tetas grandes y garganta profunda estara a tu disposicion, el estrellon con la realidad es burda de sadico, pero ni modo, la vida esta llena de mentiras para que uno la viva como un idiota
    te diria algo del poco de gente que anda como regresando, pero ellos se fueron sin estar claros, ustedes lo estan y eso les garantiza algo o mejor dicho mucho mas exito…
    igual suerte a los dos… eso si rata pelua a ver si nos bebemos unas cervezas antes que te vayas chamo…
    saludos… y suertes

    ResponderResponder
  4. y tomando el comentario de Gamma Rei, una vez un jefe me dijo…
    “yo me puedo estar tomando unos whiskys en vez de estar pagando tu sueldo…” inspirador chico…

    ResponderResponder
  5. En este momento, con el dólar negro a 20 BsF, el sueldo de un profesor universitario jubilado, con doctorado y rango de Titular, es de 400 dólares mensuales. Con eso te lo digo todo. La marginalización del país es total. Además de Tibisay Lucena y las familias Maduro-Flores, Rafael Ramírez, los que más ganan son los PRANES. Esta es la realidad, compa.

    Aconsejo irse aunque sea un tiempito. Uno no puede prorrogar su vida, aprendizaje y profesionalización hasta que el país cambie. Después de todo, cuando las condiciones se den, habrá que volver y reconstruir todo de la mejor manera. Eso sólo puede darse si uno tiene la oportunidad de formarse afuera y piénselo. No espere que se lo trague la barbarie como le pasó a Lorenzo Barquero (Doña Bárbara). Saludos.

    ResponderResponder
  6. Demasiado bueno el artículo. El pana desmantela de forma muy inteligente el descomunal cogeculo en el que se ha transformado el país. Me llamo especialmente la atención su lucidez al criticar ese obsesión chauvinista tan arrecha. Ya no me siento solo en esa cruzada. Gracias.

    ResponderResponder
  7. Muy triste, pero cierto… Esto refleja la rabia, la impotencia, que siento al decir que por los momentos no hay nada mas que hacer… Que en Venezuela no tengo futuro.

    ResponderResponder
  8. Muy cierto pana, dos cosas importantes:

    1.- Ejercer como profesional NUNCA te va a dar mas plata que un buen negocio, por mucho que el sistema te quiera hacer creerlo. Pero tiene que ser un buen negocio. El peo es que siendo profesional DEBERIAS poder ser independiente y tener la capacidad de decidir si te quedas asi o buscas algo mas. Venezuela no le ofrece eso a los profesionales.

    2.- El mismo paso que estan dando “yendose demasiado” seria el paso a dar para dejar la vida de empleado en cualquier lugar del mundo (gradualmente y sin joderse). Requiere bolas y planificacion.

    Tengo 3.5 años en Australia (de ahi la completa falta de acentuacion, me esforce con la ñ porque anos suena burda de feo). Y he logrado con mi pareja (concubina podria ser el termino legal) lo que jamas logre en mi pais (Venezuela), ahora estoy viendo como hacer para dejar de ser empleado, porque aqui tambien puedes ver como los que mas tienen no son precisamente los que mas estudiaron. Ley de vida y Universal. Aun asi, eso lo hago porque soy inconforme; facilmente se puede llevar una vida mas que digna siendo profesional.

    Un abrazo y todo el exito en tu empresa por UK

    ResponderResponder
  9. Chamo te felicito, te vi en un video de llamando a tu ex y ahora leo esto, de pana tremendo dato exito en todo lo que hagas.
    Saludos a Elena jajaja

    ResponderResponder
  10. creía que muy poco pensaban como yo, recién graduada como Lic, en Comercio Internacional, en busca de empleo desesperada, peeeero, malvado pero, cada vez que me llaman a una entrevista es para ofrecerme unos 3mil miserables bolívares, siendo una “Profesional” (parece un chiste) que al igual que tú me los gasto en farmatodo, en cigarros y en refresco, más nada…. hice las pasantias de la universidad en la Aduana Aérea de Maiquetía, le trabajé 3 meses al SENIAT sin remuneración alguna, acaso me van a decir que toda la plata que recauda el seniat no alcanza para darle alguna bonificación a los pasantes??? bueno igual me calé mis 3 meses de viajadera a la guaira en camionetica y aguantando la pepa de sol, con la esperanza de que por lo menos me hicieran una oferta laboral así fuese como recepcionista (lo importante era estar en el SENIAT) pero con todo el problema de Chávez, no contrataron a nadie porque no sabían que iba a pasar con el gobierno, por lo tanto me jodí, aunque mucho rumores de pasillos decían que ningún pasante universitario quedaba trabajando en esa aduana……acá en caracas vivo donde una familia que me crío desde niña, mi familia es de Colombia, y mi madre vive en México desde hace 1 década, igual nunca hemos vivido juntas, ella no sabe como es la situación que se vive en este país, mi excusa para quedarme acá era la universidad, me gustaba estar en Venezuela, con mis amigos de siempre, mi noviesito, pero eso es pura paaaaja, ya terminé la universidad, como ando pelando ya los panas no me llaman, y ahora tengo otro novio que no es el mismo que cuando estudiaba….. Esta familia que me ha criado me dan techo y comida, de manera humilde pero nunca me han cerrado las puertas aunque de vez en cuando la vieja se arrecha porque ya está vieja y me corre de la casa, pero me hago la loca porque no se como huir de esta realidad… yo no me quiero ir a vivir a una habitacion alquilada a petare o a un barrio así, los alquileres que buscó por internet están que si de 12 mil en adelante, y ahora la mayoría solo alquila a personas jurídicas, es decir, que estoy jodida, a veces me dá tanta impotencia no tener a donde irme a vivir porque no me gusta que me corran que pienso en cometer algún delito, xq si es por un techo y un plato de comida, en la cárcel lo dan gratis y sigues viviendo el mismo infierno que estando en la calle, incluyendo el temor de cuando ando sola, me roben, me maten, me violen, etc…..hace poco visite a mi madre a Ciudad de México, y a decir verdad ella vive muyyy bien, tiene una camioneta Murano 2012, viven en un apartamento alquilado donde paga un poco más de 1.000 dólares mensuales, tiene su nevera bien llena, usa solo cosas de marca Burberry, CC, CH, D&G, Salvatore Ferregamo, Gucchi, etc, ama sus cremas Pralaine, etc, etc, etc….. la mantiene su marido, y que felicidad, los dos trabajan por su cuenta, ninguno de los dos es profesional…. de verdad me alegrrrroooo mucho por ella! pero también me dí cuenta que la cosa no es tan fácil como se vé, allá un sueldo mínimo es de 2.500 pesos mexicanos, pero los gastos tampoco son fáciles, una hora de estacionamiento en un centro comercial son 50 pesos, llenar un tanque de gasolina son 600 pesos, un ticket de metro de 1 solo viaje vale 3 pesos, el recibo de luz dond solo vive mi madre y su marido sale alrededor de los 1.500pesos, ustedes me dirán… el dólar allá está a 12 pesos por dólar….. Me parece que a los indios tampoco les va muy bien, mi mamá se queja porque quiere que me vaya a vivir con ella, pero no quiero que a mis 24 años de edad, venga mi madre a quererme imponer que me acueste a dormir a las 9pm, que me mande apagar mi pc, que me arranque mi cel de las manos y me lo guarde en su cartera mientras comemos solo porque veo un pin, nahhhhh así me hizo durante mis vacaciones allá, sintiéndome como niña de 12 años…… se preguntarán por mi novio, él es un chico de la misma edad que yo, sólo que es de otra cultura muuuuyyyy diferente, es gitano, ya llevamos 1año y 9meses juntos, cosa que es un logro debido a tooooodos los inconvenientes que nos puso su familia, como imaginarán esta gente se casa entre ellos mismos, gitanos con gitanas, ademas las mujeres deben ser jóvenes (15, 16 años), vírgenes, a los padres de la chica se le deben pagar por ella, por la esposa de mi cuñado hace 1 año pagaron 50mil dólares, presumo que ahorita las mujeres deben estar más cariitas, obviamente su familia no va a dar ni medio por mi, no cumplo el perfil y no, no soy gitana, ni hablo su idioma romaní ni visto con faldas como ellas…. y no me han aceptado en todo este tiempo, solo me insultan, me ofenden, etc, etc, etc… para el conocimiento de ustedes, los gitanos no estudian, solo van a primaria, aprenden a leer y escribir y luego a trabajar, los hombres aprenden el oficio del padre, acá en Venezuela la mayoría repara maquinaria pesada, y las mujeres se quedan en casa, como domestica, algunas aprenden a leer la mano, las cartas, el huevo, etc y así viven la vida… mucho de los que conozco le va muyyyy bien, viven en lujosas casas, andan en Mercedes Benz, Cherokkes 2013, Porshe, Mustang, etc… viven así, humildemente, todos los matrimonios los celebran en el Meliá Caracas, ya saben, parte de la sencillez…………. pero con mi novio hubo un problema, el hecho de estar conmigo lo llevó a ser desheredado por sus padres, por la comunidad gitana, ya no trabaja ni con su padre ni con ningún otro gitano, para ellos, mi novio rompió las reglas gitanas…. él como puede en ocasiones consigue clientes para hacer sus reparaciones y yo lo ayudo con el trabajo de oficina ya que se en ese aspecto más que él, y así hacemos plata, un mes es bueno y otro malo pero así sobrevivimos los dos…. mi mamá me pregunta que porque mi novio no me alquila algo, que un hombre así no sirve, que me busque a uno con plata, que me vaya a vivir a México, que deje a mi gitano, pregunta que porqué no ejerzo mi carrera, cree que le miento con lo difícil que es conseguir un alquiler de un apartamento tipo estudio, amoblado, en buena zona, por menos de 10mil bs, como se lo explicoooo??? como le explico que comprar un carro parece un casi imposible, como le respondo a su pregunta de porqué no tengo un empleo en una empresa reconocida?… yo no me quiero ir a vivir con ella, creo que no la soportaría, yo tengo sueños que quiero hacer realidad, quiero salir de donde vivo, no aguanto mas vivir indignamente, vivo en catia donde nunca llega el agua, donde toca ver como hago para lavar mi ropa sin agua, bañarse con perolitos, el baño oliendo mal, el corotero en el fregador esperando que llegue el agua 1 hora a las 4am para fregar y medio limpiar, ustedes me dirán si eso es vida….. no quiero dejar a mi novio, ya que soy licenciada y se supone que mi siguiente meta era enseriar mi relación, casarme, tener una casa, hijos, etc….. pero ya me parece muy difícil lograrlo, estoy desesperadaaaaa, siento como que me cuesta un mundo salir de este hoyo en el que me encuentro desde hace un rato, y no es posible que me toque dejar mis planes, mis sueños, mi novio, para irme a México a probar, a tratar de únicamente vivir mejor, dormir mejor, comer mejor y yaaa, porque a mi madre no la soporto mucho que digamos, y dudo que la tolere diciéndome que debo hacer, buscándome un novio, etc…. todo por la situación que enfrenta este país, este país que ha arruinado mi juventud…. me la paso deprimida, vivo desganada, obstinada, irritable, hasta incluso mi relación ya no es la misma desde hace un poco mas de 1 mes, hasta pagar un buen hotel para dormir aunque sea 1 noche juntos al mes se hace difícil, porque toca pensar muy bien en que gastar el dinero, que triste de verdad, no se si son los problemas pero esto va de mal en peor….. no se que hacer, que decir, como actuar, o que pensar…. pero yo sé que entre la gente hay mucho como yo! queriendo gritar! disculpen si me encadené con el cuento, pero creo que encontré una manera de desahogarme y contarle lo que siento a personas que no me conocen, xq mis conocidos, algunos se alegrarán o se burlaran de mi situación, otros sencillamente se lamentaran por mí y otros quizás me criticarán…

    ResponderResponder
  11. Mas claro y raspao imposible. Que maldita arrechera vivir aqui, te lo juro. Yo estudio administracion y maldigo todos los dias, o casi todos, vivir en este pais de mierda. Digan lo que digan, es una maldita mierda, lo unico que se extraña al irse son los panas y la familia. Que te hace falta el Tody? Tranquilo que afuera hay Nesquik, Nescao, hasta Godiva en polvo si quieres.

    Me has bajado y subido el animo al mismo tiempo.

    Por favor sigue escribiendo.

    ResponderResponder
  12. Al leer esto lo primero que se me vino a la cabeza fue “pobre de este chico, se nota que no es feliz” …Quien dijo que la vida era justa? Hay miles de cosas que no tienen ni tendrán sentido como que a diario mueran niños de hambre o de alguna enfermedad grave mientras que personas muy pero muy malas están llenas de salud y les va de lo mejor!! En vez de pensar en lo que ganan otros a final de mes cuando ninguno o por lo menos la mayoría no tiene una carrera universitaria, piensa que deberías hacer tu para ganar eso o mas, imagina tener un negocio propio o irte a otro país donde tengas el sueldo que consideras que te deberían pagar por el titulo que tanto te costo sacarte. Actúa y cambia el rumbo de tu vida, deja de quejarte de lo injusta que puede ser y recuerda que aunque escribas este blog y logres desahogarte al final del mes seguiras ganando lo mismo y tu frustración y rabia continuaran…”No siempre conseguimos lo que queremos, pero tarde o temprano la vida nos concede aquello que merecemos”

    ResponderResponder
  13. Este articulo me dejo ver que su hay mas gente en venezuela con la cabeza puesta en su lugar.Esta analogia es practicamente como he pensado desde hace muchos anos y creo q salir de venezuela a pesar de todo es duro porque muchas veces uno cree q todo va a estar abierto para nosotros en el exterior y no lo es, lo que sucede es que si nos basamos en la teoria de el futuro que nos depara la vida podemos encontrar q afuera de venezuela al menos el titulo y todo por lo q luchas da frutos . Felicito al autor de esta analogia porque sabes bien expresar tus ideas y todo esta en un buen contexto pero la vida afuera del pais tampoco es facil . Te lo digo con propiedad porque ya tengo 2 anos fuera de venezuela y si le he visto el queso a la tostada como dicen pero el principio es un precipicio al q saltas a ver sin saber si sobreviviras y si bien dispuesto estas a irte solo prepara tu mente a que todo absolutamente TODO en tu vida va a cambiar.

    ResponderResponder
  14. Bueno, muy bueno lo q dice gabriel…
    el pana de Australia y la novia del gitano jejej muy interesante…

    me gustaria compartir con ustedes algo q me ha pasado…
    no tuve la oportunidad de estudiar lo q me gustaba.. pero decidi aprender por cualquier medio…
    de pana la he pasado burda de feo, pero la constancia lleva frutos…

    creo q deberiamos dejar de ser realistas…
    xq no es realista q agarremos unos hierros los doblemos y crucemos el mar sobre eso….

    no es realista q te despidan de tu propia empresa..
    no es realista q una persona sin estudios sea el jefe de alguien q si estudio…

    pero he aqui la formula de esa matematica…

    los q estudian en universidades pasan el tiempo (en el mejor de los casos) estudiando para “ser alguien” en la vida… cuando ya lo somos x simplemente el hecho de existir…

    estudian para tener un buen empleo…

    son personas sumamente inteligentes eso no se puede negar….

    peso si analizamos las vidas de gente importante y adinerada conseguimos un mismo patron… nunca culminaron sus estudios academicos…

    steve jobs, isaac newton, henry ford.. y un monton de gente… conozco un señor en el estado tachira q no sabe leer ni escribir.. pero sabe sumar restar y multiplicar muyyyyy bien… tiene un hotel una ferreteria un centro turistico… q hizo??
    una buena idea la desarrollo hasta el final…
    teniendo plata se metio con otra idea… y eso fue trayendo lo demás..

    la diferencia entro todos ellos y nosotros no es la inteligencia.. es q se atrevieron a realizar una idea, se atrevieron a creer en sus ideales, se atrevieron a ir “una milla mas”..

    no estudie sistemas, ni diseño grafico, ni produccion audio visual, ni mercadeo ni publicidad, pero tengo un canal de tv on line q estoy desarrollando..
    tuve una idea y como nadie creyo en mi, yo mismo me puse a estudiar desarrollo web.. pelando y sin amigos recuro a la biblioteca universal. google.. donde puedo aprender todo lo q quiera.. y como no me piden un titulo para tener mi propia empresa jejejejejeje adivinen q….

    mi proyecto consta de un centro de noticias.. trabaje años como camarografo de presa, 3 años como todero en un canal local, me pagana una miseria , yo hacia desde formatear los computadores pasando por instalar camaras video audio hasta ser el jefe de produccion.. los demas se burlaban xq parecia un jalamecate.. pero yo sabia q hacia.. cuando decidi irme el canal duro 2 meses operativo..
    ya estaba listo para el siguiente paso.. mi propio canal de television..

    y aunq esto metido el el llano venezolano estoy haciendo un nombre…
    ya no pago x la comida q como.. me invitan..

    lo unico q estudie fue musica.. y como ser empresario…..

    la diferencia de los q estudian (en la universidad) y los q no.. es q los primeros se preparan para un empleo… los segundos pasamos dia a dia inventando como “generan ingresos” xq la vaina esta pelua..

    y de tanto hacerlo llega el dia q el esfuerzo rinde frutos.. pero eso se aprende en las calles.. no el la universidad…

    soy pianista clasico.. y dueño de una empresa comunicacional….
    director SEO, programador web.. diseñador grafico.. productor audio visual..

    pero lo mas importante.. soy una persona q se comprometió consigo mismo luchar dia a dia, minuto a minuto por sus sueños…..
    aunq esto signifique comenzar de nuevo las veces q sean necesarias..

    la universidad no enseña a ser inteligentes…
    Dios nos hace sabios….

    los invito a ver los videos q he subido a mi canal..
    aun estamos en prueba en este nuevo proyecto….

    http://www.zamoraenlinea.com.ve/tv.php

    ResponderResponder
  15. Así es bro, un sistema en el que cada dia mas que pasa es un completo absurdo, tengo una empresa como mas de 8 años de ejercicio y los que roban a diario por supuesto que ganan mas que yo y como no se robar, ni jalar bolas a llegado la hora también de probar en otro lado del mundo y no en el país donde los millonarios no saben hablar y ni saben de donde les vino el dinero, triste pero cierto y ademas nos parece normal todo este país absurdo, jamas podre envidiar la mediocridad donde todos los días me quemo las pestañas por ser un mejor profesional

    ResponderResponder
  16. Solo quiero decir que vivimos en un pais maravilloso lleno de oportunidades. Y como dijo Einstein, las crisis son oportunidades. Disfrutalas, entiendelas y saldras adelante. Quejandote no lograras nada.

    ResponderResponder
  17. Que desgracia este país. yo estoy harto no solo por eso, sino por el CHABORREO constante en todo, la IRA que parece tener todo el mundo en la calle, la falta de espacios publicos, y la cola permanente hasta pa comprar algo en el kiosko.

    ResponderResponder
  18. 6 anos desde que me fui! He dado el tour de europa, probando suerte en muchos lugares, no han sido momentos nada faciles…pero ni por un segundo se me ha cruzado la idea de regresar a Venezuela…
    Mucha mucha suerte en la aventura, en Londres encontraras muchos como tu no solo de Venezuela, sin duda un buen destino…Saludos desde Paris

    ResponderResponder
  19. Por cierto excelente! Lastima que todo lo que dices es verdad!

    ResponderResponder
  20. Sí, Manuel. Este país está lleno de oportunidades para los que guisan con el dólar paralelo, gestores, narcotraficantes, malandros y demás personajes de esa ralea.

    También para los “comerciantes” que lo que hacen es robar a los demás y se hacen llamar “emprendedores” cuando lo único que hacen es importar con sobreprecio y vender con más sobreprecio todavía.

    ResponderResponder
  21. Hola! Muy interesante tu artículo. Es cierto, los profesionales en Venezuela son subpagados. Pero por ejemplo en lo que cuentas del hotel con los mesoneros, me pareció un poco injusto. Yo trabajo en un hotel 5 estrellas. No atiendo mesas, pero la mayoría de mis amigos si. La mayoría estudian, porque si bien es verdad que ganan muuuuyyy bien, no quieren pasar el resto de su vida atendiendo mesas. Ciertamente sus ingresos son bastantes superiores al de una persona graduada y profesional, pero también se esfuerzan mucho día a día. Es un trabajo agotador (y muy estresante). No es solo llevar la comidita a la mesa, pues… Pongo esto como ejemplo porque es la realidad que conozco y vivo todos los días, pero te apuesto a que la señora que vende tortas también te tendrá unos cuenticos. El indigente dueño de la cuadra no merece plata porque no hace nada mas que matraquear, pero si tienes un trabajo legal, sin que jodas a nadie, no me parece criticable que ganes mas, aún sin ser profesional. No solo en Venezuela los profesionales ganan menos que un mesonero. Igual me gustó mucho tu nota ;) saludos

    ResponderResponder
  22. Que parranda de pendejadas escribes aquí! realmente lamento haber perdido mi tiempo leyendo. Cualquier persona que utilice el transporte publico conoce perfectamente la realidad del país y el que tenga muchos años haciéndolo incluso puede comparar, no veo como este escrito ayude o incentive a alguien a crecer y hacer crecer al colectivo lo cual considero es el fin. Puedo entender el trasfondo del asunto, una simple expresión de protesta e inconformismo (creo que personal) , pero esta formar de generalizar, encasillar y exagerar la realidad me parece increíble.
    Realmente no creo que te hayas bajado en la estación de petare mas de 10 veces en tu vida y los problemas que describes tienen un trasfondo social histórico que debes analizar y coadyuvar a cambiar.
    te has preguntado ¿que estoy haciendo para cambiar mi realidad y la realidad de los demás?, de verdad no creo sentado criticando a tu ciudad y a tu país puedas conseguir algo.

    ResponderResponder
  23. Muy interesante como te quejas de todo lo q pasa en el pais , cosas q todos hacemos.. Pero hay una diferencia, la pregunta es: ¿que haces tu psara solucionar en parte el problema? Porque te aseguro que llegas a casa de tus padres, tu mama te hace la cena, te limpia el baño y se preocupa porq tengas todos tus artículos de uso personal, y tu mientras tanto te ocupas de dedicar tiempo en hablar con heladeros y pasar el día escribiendo en este patético blog pues dejame decirte que así como los parásitos del gobierno q viven del país, tu eres un paracito que vive de tus padres, resulta q como quieres q el país cambie si tu no haces nada para solucionarlo, empieza por cambiar tu forma de pensar, dedicare a trabajar y si es posible doble turno, compra un apartamento en guatire, pasa trabajo como todos lo hemos hecho cuando salimos a hacer nuestra propia vida!! Porq te aseguró q tus padres salieron de abajo trabajando y tu los conociste cuando ya todo estaba hecho. Por ultimo No seas mal criado la vida no es fácil en ninguna parte del mundo nada se consigue sin trabajar duro por ello

    ResponderResponder
  24. Esta vaina se llenó de expertos en “tu quoque”, que si no es solo asi aqui en Venezuela, etc… Como si uno no pudiera trabajar y hacer crítica, que no quejarse, a la vez…

    Oh disculpenme, que voy llegando de trabajar 8 horas en una oficina desarrollando proyectos para el pais que quizas algun dia se materialicen si les da la gana a los que manejan los recursos, es mas, mañana los voy a convencer para que muevan ese culo y yo pueda trabajar mas rapido y ser mas productivo. Voy llegando a mi casa y bueno ya, voy a dormir, no voy a hacer mas nada porque lo unico que tengo en la vida es ese trabajo de mierda y no tengo ningun derecho a criticar el ambiente laboral ni a contrastarlo con otros escenarios dentro o fuera del pais, porque eso es todo lo que Venezuela me puede ofrecer y si me quejo soy un malcriado malagradecido.

    Ah pero claro, puedo ser todo un emprendedor, como bien dice Troll, guisando dolares e importando, ejerciendo el buhonerismo pues…

    ResponderResponder
  25. Antes de tanto quejarte por el panadero que no estudio, por el carnicero que no estudio, por el mesonero que no estudio, por el “LoQueSeaQueNoEstudio” deberías quizás pensar en el por qué, tu que estudiaste no se te ocurrió la genial idea que a ellos les da dinero…

    Tu crees que al panadero que llego a 6to grado, le apareció la panadería de un día para otro?

    El mesonero tiene las piernas de hierro? No se cansa? Tu trabajarías de mesonero?

    Por qué el ingeniero no se las “ingenia” y crea una idea productiva?

    Será el escritor un buen administrador? Por que, según su relato se la pasa pelando, yo estoy seguro que al administrador le dan herramientas para crecer… Quizás el quiere tener todo en bandeja de plata, no?

    Yo soy Contador Publico, y puedo decir que no me va mal… Trabajo por mi cuenta, me desvelo bastante, madrugo mucho y trabajo hasta los fines de semana…

    Por qué no esforzarse un poco mas?

    Por qué echarle la culpa al sistema en lugar de hacer algo para hacer un pequeño cambio?

    Saludos!

    ResponderResponder
  26. Gabriel, es primera vez que conozco de esta pagina y obviamente de ti y las cosas que escribes, esto lo posteo un pana en el grupo de whatsapp para reirnos supuestamente.

    Verdaderamente, hay vainas que si dan risa porque es un humor negro donde el causante de la gracia es que es la realidad del grueso de la poblacion joven. Yo no soy tan joven ya, tengo 33 años, recientemente divorciado y cuando convivi fue en casa de mis suegros.

    Aparte un poco de jugar operacion 7 para leer y mientras mas leia mas me iba involucrando con tus lineas porque es exactamente lo que veo y como lo veo a nuestra Venezuela, realmente senti tristeza porque siento que mi vida o la de la juventud venezolana no va hacia ningun lado, los no graduados porque este pais les esta enseñando que ni de obrero es bueno trabajar, les esta enseñando que NO trabajar, NO esforzarse es el camino, el camino es la fuerza y la violencia, el adueñarse de lo que quieres sin peirselo a nadie ni trabajar para obtenerlo porque resulta que te genera mayores dividendos.

    A la fecha no he tenido un hijo porque se el pais en el que vivo y si no puedo mantenerme solo, como hare cuando tenga esposa y un hijo por venir? es arrecho mi pana, estudie mucho, actualmente hago un post grado y resulta que posiblemente jamas alcance el salario que se tiran estos vagos de la calle entonces uno se termina preguntando… vale la pena? ya una parte del pais bajo los brazos y la otra esta conforme cada vez con menos, yo tambien quiero irme desde hace años pero me da miedo comenzar de cero cuando en mi pais que lo conozco bien me cuesta resolver mis peos, ademas de no conocer a quien me reciba y al menos me ayude con esa segunda oportunidad que quisiera darme.
    No mires atras hermano, exito, dios esta contigo y sabran elena y tu resolver las adversidades que se les presenten, talento tienes que jode y no lo has desperdicado, te comenzare a leer mas seguido, al menos ya se que el del problema no soy yo, no es por mi culpa y que habemos millones de jovenes en la misma situacion. Exitos

    ResponderResponder
  27. Increiblemente cierto. Leo comentarios de personas que dicen ” ¿que haces tu para generar un cambio? trabaja mas y si es posible turno doble, No te quejes tanto y blablabla”. pero el asunto no es ese porque muchos de los que acá comentan trabajan y le echan un CAMIÓN de bolas para poder vivir, el asunto está en que vivimos en un país lleno de CONFORMISTAS, que se aguantan con el poquito sueldo que ganan despues de fajarse estudiando tanto para tener un buen futuro, para poder vivir dignamente. Yo no critico a los heladeros, a los parqueros y a miles de trabajadores informales porque es la misma situacion economica de porqueria lo que los hace estar en esa situacion, pero que tiene de logico que una persona que no estudió, que no se fajó a estudiar como muchos gane mas que un profesional.
    Yo estudio contaduria publica, y mucha gente dice ” Esa carrera es buenisima, da mucha plata”, y de verdad no se en que planeta viven o si es que la que está mal soy yo, porque no importa la carrera que estudies, igualito pelas bola, los años de estudio ya no valen nada.
    Yo cuando comencé mi carrera me dije que le iba a echar bolas para ser una excelente profesional y poder sacar adelante a mi país y dije que por ningún motivo yo me iba a ir de Venezuela, pero la misma situación me ha hecho cambiar completamente de opinión. No es solo el sueldo, es la propia seguridad, el hecho de que salgas con miedo a la calle porque te pueden robar, matar, violar o cualquier cosa. Que aja, ponte que trabajaste duro durante todo el mes, y cuando sales de banco de cobrar tu quincena te roban como el propio pendejo, QUE TIENE DE BUENO ESO. Que te quiten el agua, la luz, que las calles estén echas un asco, que el metro es una mierda, que los precios, que la inflación, QUE TODO ESTA JODIDO.
    Uno puede amar a su país, pero sin importar la ideología política, uno tiene que ser Realista y hoy mi plan de vida es otro. Buscar nuevos horizontes, graduarme acá, como Contador Publico , pero luego de eso irme a otro país en busca de mejores condiciones de vida, donde tanto esfuerzo se vea realmente recompensado y uno pueda vivir tranquilo y se que aunque al principio sea duro ( porque todo cambio es duro al principio), luego me daré cuenta que si valió la pena irme.

    ResponderResponder
  28. Bravo! que vivan los emprendedores! aquí nadie necesita médicos, ingenieros, profesores, arquitectos ni una mierda.

    Todos a vender cachitos, tortas, atender restauranes, nojoda…

    A ver si cuando se enfermen van a ir a una panadería pa que los curen, cuerda e cabezas de güevo.

    ResponderResponder
  29. Creo que el problema de todos los commentarios e incluso del artículo mismo, es que se puede notar a leguas que son personas que no saben bien lo que quieren. O que cuando tenían que invertir su tiempo no lo hicieron bien. Uno un tener un título, pero un título no lo es todo en la vida, eso en realidad en Venezuela no asegura nada. Enseñe en una de las Universidades autónomas y si aplazaba a mis estudiantes entonces iban y se quejaban en el decanto, quemaban cauchos, y había que pasarlos. Pero halan paja de la Bolivariana. Entiendo que es verdad, uno no puede caminar en la calle en Venezuela. Yo me fui, estoy en USA becado por unas de las mejores universidades que tiene este país. Y lo único que he hecho es estudiar en mi vida. Pero tuve claro desde siempre, que mi vida no lañaría en Venezuela, aunque tuve la suerte de conseguir trabajo desde que me gradúe, nunca supe lo que era ganar siquiera la mitad de un sueldo mínimo. Me vine para acá y de la noche a la mañana la vida me cambio. Yo solo se estudiar, investigar y dar clases. Yo siempre supe que la gente que piensa no la quieren en Venezuela. Desde Andrés Bello, desde Simón Rodríguez. Aquí nadie escribió, “no me puedo desarrollar profesionalmente”, sino en mi trabajo no me paga una boloña. Yo en Venezuela ni siquiera me podía desarrollar profesionalmente, sino me hubiese quedado. Los reales, se los juro no me importaban. La gente si es feliz en Venezuela, sólo que no se ubican, nuestros padres vivieron de jóvenes la Venezuela de Caldera y Carlos Andrés cuando se inventaron los trabajos más absurdos del mundo. La gente va a la universidad creyendo que les va a cambiar la vida, sin cambiarse a sí mismos. Tenemos un país que nos espera y un montón de gente que no quiere hacer nada por el, que sólo piensa en sí misma. Insisto, yo me fui porque no me podía desarrollar profesionalmente allá, porque lo que investigo no le conviene ni a la oposición ni al oficialismo. Porque nadie me entendía, porque nunca me sentí aceptado, porque me rechazaban desde el colegio por ser auténtico y tener personalidad, por no ser absolutamente banal y esnobista. Eso que tanto aman los venezolanos, tener un blaberry, un iPhone, un galaxia, un lo que sea pero que sea carísimo, porque dentro de ellos no tienen absolutamente nada que hable por si mismos. La diferencia entre un sifrino mayamero, o un “me voy demasiado” y un tuki de barrio es que el tuki de barrio es flaco y el sifrinito o aspirante a sifrino es gordito y sueña con montárselo en una meru y tener una jevita explotada, una esposa para que le para hijos y veinte amantes. El día en que los venezolanos se acepten como son ese día empezaremos a algo.

    ResponderResponder
  30. Excelente artículo, yo lo vivo a través de mis hijos que siendo como tú universitarios de alto rendimiento académico no consiguen empleo ni para vender “helados”, tal como tú dices. Pero mi vivencia es similar, docente con 20 años de servicio y solamente gano 200 Bs más del sueldo mínimo, aguantando a alumnos malandros, a padres y representante que cabronean las fechrías de sus hijos, a directivos que te obligan a pasar a los muchachos “para evitar males mayores”, a compañeros de trabajos que se rebuscan vendiendo pantaletas, hyogurt, avon, carteras, zapatos, etc., y ay si tu no le compras algo, pues te odiarán por siempre. Yo también he pensado emigrar a cualquier otro país con mis hijos para procurarnos una vida mejor, cualquier país menos “desarrollado” del mundo está mejor que la tan ponderada venezuela

    ResponderResponder
  31. Interesante. Todo tu dilema es que con lo que estudiaste no haces el dinero que crees que mereces. Pero acaso, eres un buen profesional? das al maximo y explotas todas tus capacidades?

    Por otro lado, uno no estudia para “hacer billete”, sino para satisfacer su deseo de conocimiento y superación personal. Si lo que quieres es “hacer billete”, SI, te hubieses ahorrado la universidad porque alli NO te enseñan a ganar dinero.

    ResponderResponder
  32. Seth, por algo este tarugo decidió irse a Inglaterra con todo y esposa. Algo debe estar pasando acá que prefieren irse a barrer peluquerías en Londres a ejercer su profesión acá.

    ResponderResponder
  33. El trasfondo del artículo no es que el autor quiere ser Rico Mcpato y nadar en una arca de monedas de oro, lo que está demostrando, es lo brutalmente distorsionada que está la economía venezolana, donde te será sumamente difícil tener independencia y calidad de vida, no importa lo que hagas, ni cuanto dinero tengas.

    Esto no es un asunto de números en una cuenta, se trata en cómo se traduce tu sueldo en calidad de vida y la precaria y triste situación de los profesionales en Venezuela.

    Seth, tus moralinas de autoyuda ruedan por el foso de la inflación y la inseguridad:

    ¿Eres independiente o sigues viviendo con tus padres?

    ¿Piensas casarte y tener un hogar? ¿Cómo vas a lograr eso?

    Ok, lo tienes todo resuelto, pendiente de los retrovisores y que no te metan quieto o un ruleteo.

    La calidad de vida es la riqueza inmaterial que te puede proporcionar el mundo moderno, pero para alcanzarla necesitas vivir en un lugar donde la inflación y la devalución no conviertan tu sueldo en papelillo. También tienes derecho a la vida, y caminar de noche por cualquier lugar de tu ciudad

    Palabra clave: CALIDAD DE VIDA

    Dejar tu sueldo en Farmatodo no es calidad de vida

    Algo está muy, muy, muy mal si quieres independizarte y no puedes

    ¿Por qué no puedes?

    Ahí está la clave de este artículo

    ResponderResponder
  34. Por esto se fueron estos chamos y muchos otros. http://www.eluniversal.com/caracas/130813/el-alto-costo-de-la-emancipacion#.UgqAb45YLY4.facebook

    ELISA VÁSQUEZ | EL UNIVERSAL
    martes 13 de agosto de 2013 10:44 AM
    Cuando Valentina Pacheco dejó La Victoria para comenzar sus estudios universitarios aspiraba a una vida próspera en la capital. No sospechaba que al graduarse y casarse, la ciudad no tendría espacio para su nueva familia: la casi nula oferta de alquileres y la imposibilidad de comprar una casa los obligó a regresar a su ciudad donde no consigue empleo, pero puede vivir en una propiedad familiar.

    Como ella, muchos adultos jóvenes quieren salir de casa de sus padres, pero el costo de la vida hace de la independencia un mito del siglo pasado.

    “Siempre he trabajado pero me siento estancada. Veo como mis amigos progresan en Caracas y yo no puedo porque no encontré alquiler”, lamenta Valentina, quien inició un negocio de almuerzos gourmet para asegurarse un ingreso.

    No en vano, la Cámara Inmobiliaria Metropolitana calcula que la venta de apartamentos cayó en un 15% entre el primer semestre de 2012 y el de 2013. Rosa Magaly Varela, presidenta de la organización, indica que la oferta de alquileres prácticamente desapareció, y apartamentos pequeños se ofrecen en mensualidades de Bs. 18.000 , en zonas como Los Caobos, o Bs. 30.000 en La Urbina o Colinas de Bello Monte. El perfil de lujo para ejecutivos o transnacionales es frecuente frente a la ausencia de viviendas destinadas a familias.

    Ante la escasez, el mercado secundario de compra aumentó sus precios de forma inaccesible. Varela agrega que la poca concesión de préstamos hipotecarios, y los bajos montos asignados, contribuyen a que la compra de una casa sea casi un imposible . “Tienes que ganar 15 salarios mínimos para alcanzar un crédito de Bs. 1.200.000 -que es lo que cuesta un apartamento barato-, y con la pérdida del poder adquisitivo, muy pocos lo logran”. Construir una casa pequeña, en lugares económicos, que generalmente tienen servicios casi rurales, también necesita de al menos Bs. un millón de bolívares.

    Vivir con papá y mamá
    Es el caso de Nayreth Meneses, quien vive ahora con sus padres en Punta de Mata, Monagas. Tras haber pasado un año viviendo alquilada en Guarenas, necesitaba un apartamento en Caracas para poder cuidar a su hijo, de apenas cuatro meses.

    Entre ella y su esposo no alcanzaban a pagar el alquiler de un apartamento pequeño. Consiguieron una habitación en el barrio Terraplén, pero al divorciarse, y quedarse sola con el niño, no podía aguantar la inseguridad de la zona, y la obligación de subir los tobos de agua a su habitación con el bebé cargado, todos los días. “Decidí irme a casa de mis papás porque no encontraba vivir cerca de mi trabajo y tener a mi hijo en alguna guardería accesible. El costo del cuidado del bebé y el alquiler de un apartamento duplicaban mi sueldo”. Asegura que al haber sido ya promulgada la Ley de Arrendamiento, los cánones se triplicaron y la variedad se esfumó.

    Son muchos los adultos jóvenes destinados a vivir con sus padres. Por ejemplo, Dagne Cobo aspira a hacer pronto vida en pareja con Gabriel Rodríguez. Luego de buscar habitaciones -y darse cuenta que perdían el sueldo de uno de ellos solo en el arrendamiento-, optaron por pedir ayuda y el padre de Gabriel les facilitará un apartamento en un edificio de la familia en Baruta. Como pocos, tienen al menos por donde arrancar, pero no tiene la misma suerte la inquilina que vive ahí, a quien se le dio una notificación de desalojo que no puede cumplir. “Todos los problemas que hemos pasado para buscar apartamento los está pasando ella”, acepta Dagne.

    Salir de casa de los padres para vivir solo es cada vez más complicado. Los bajos sueldos de los jóvenes profesionales y el control del mercado ahorca a quienes comienzan de cero.

    ResponderResponder
  35. Algunas respuestas que le dan al pana evidencian que el venezolano tiene mentalidad de buhonero. Ellos seguramente pensarán que Corea, Japón, Alemania y los EE.UU. salieron adelante porque allá la gente hacía unas tortas arrechísimas o se rebuscaba vendiendo Herbalife y Amway.

    Conformismo, estupidez o una mezcla de los dos.

    ResponderResponder
  36. Pana perdoname que te lo diga pero tu debes ser marico, xenofobo o clasista si no ves mujeres que esten buenas en petare o en la hoyada.

    ResponderResponder
  37. Por otra parte, noto que adriana esta cada vez mas agresiva y un poco recurrente con sus preguntas. Podrias inventarte otras mamita…

    ResponderResponder
  38. Asi que se siguen “borrando” los mensajes molestos por error, equivocacion, problemas con la plataforma? O es la nueva manera de “limpiar” los mensajes molestos?

    ResponderResponder
  39. @The Goddamn Devil: El titulo universitario o como se dice de estudios superiores no es que por si solo le abre todas las puertas, debe tomarlo como la formacion en una determinada carrera academica, pero además es la preparacion para la vida, es la capacitacion para enfrentar de una manera mas coherente, con mas herramientas todas esas dificultades y lograr una solucion. Los profesionales ven de forma real las cosas y pueden enfrentarlas con mayor capacidad, buscando un abanico de soluciones y decidir la que mas le guste, la mas comoda o la que en ese momento crea es la conveniente. No somos iguales al que no estudia, al que no se prepara. En mi familia se dice se prepara para la vida no solo para ejercer una profesión. Muchos éxitos en sus decisiones

    ResponderResponder
  40. El blog mas honesto y coherente que he visto de la realidad venezolana. Un tema absurdo es el chovinismo venezolano. Se parece al chovinismo cubano que tambien he visto fuera, suerte de arrogancia con la que los cubanos intentan tapar su patetica situacion, e ironicamente los deja mas al descubierto. Asi andamos nosotros. Y ya ni si se puede criticar, porque el chovinista o chauvinista, cualquiera de los dos terminos es legalmente aceptado en el diccionario, te acribillará con su patrioterismo pueril como si uno no pudiese criticar nada. Saludos, te felicito, y compartiré esto en mi facebook y en mi blog, a pesar de los años de distancia de este articulo de 2013, y ahora que lo leo a finales de 2016.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here