NOSOTROS, LOS PAJUOS

27
129

No es fácil mantener la mesura frente a una muestra tan obvia del eso que tiene mal a Venezuela, a saber, ese estilo de pensamiento propio del venezolano. Para mantenerme a raya de la salida fácil, esa de la que el video que analizaré es muestra, voy a ir directo al punto. En otras palabras, me abstendré de insultar y me limitaré a hacer una lista de algunas ideas sobre las que podríamos reflexionar, siguiendo la estructura del video.

I

Quizás lo que primero resalta a la vista es la sobresimplificación de la experiencia migratoria. Es difícil saber si la estrategia del director procede de la ingenuidad, del maquiavelismo o, como suele pasar la mayoría de las veces, de apelar a lo limitado del sentido común (el menos sensato de todos los sentidos). En todo caso,  la imaginería del video se queda en aquella canción de antaño “El norte es una quimera”, haciendo creer que:

  1. los que se van al exterior fracasan
  2. no solo fracasan sino que son unos mentirosos, pues encubren su fracaso
  3. que hay trabajo dignos, mientras que otros no lo son

Podrían decirse muchas cosas sobre estas mistificaciones. Las más obvias serían, primero,  que no todos los que se van “fracasan”; no sólo se insertan en su área sino que además, pueden desarrollarse profesionalmente de modos impensables en Venezuela. Segundo, la lógica venezolana según la cual todos tienen que ser profesionales, simplemente, no aplica en el mundo industrializado. (Explicar esto me tomaría unos cuántos párrafos, así que me limito a señalarlo sin explicarlo). Tercero, y he aquí la complejidad, la calidad de vida o el éxito personal no se mide por desarrollarse en el exterior con la misma profesión u oficio que se tenía en Venezuela.

Para explicar esta idea es necesario reconocer que la experiencia migratoria afecta también a los que se quedan. Y los afecta de maneras que sólo pueden ser resumidas con la palabra ‘ambivalencia’. No se va quien quiere, se va quien puede. No se van todos los que pueden, se van los que, dentro de ese grupo, tienen las bolas de dar el salto al vacío; los que son capaces de romper (o por lo menos resistir) chantajes emocionales como los que el video expresa.

Es duro entender que, por ejemplo, repartir periódicos bajo la nieve en Canadá es mejor que ser abogado en Venezuela, todo por esas emociones que resultan cuando uno mira como otros se van. De nuevo, este es todo un tema a desarrollar, pero me limitaré a decir que la experiencia migratoria afecta a quienes se quedan causando, de manera típica, alegría, dolor y envidia; todo a la vez. Al parecer,  si de algo habla la primera parte del video es de las fantasías de quienes se quedan. A fin de cuentas, en los países industrializados, por regla general, la limpieza, el repartir periódicos o servir mesas no sólo son dignos sino que, incluso estando hacia el lado de los salarios bajos, permiten un estándar de vida mejor que en Venezuela.

Además, muchos de los que emigran se van de manera razonada y saben que ese podría ser el precio que se paga por una vida mejor. Quizás no se esté en el tope de esa escala social alucinada por algunos venezolanos; quizás haya que vivir con el desarraigo y uno que otro episodio de discriminación… y quizás, para ellos, eso es mil veces mejor que vivir la angustia de estar en un país no sólo en crisis, sino sobre todo violento. Obvio, no todos se van de manera planificada, o por buenas razones, pero eso es sólo una de las capas en todo este asunto. Es muy probable que sean esos los que, frustrados, se devuelvan, pero es pueril tomarlos como prototipo de lo que sucede cuando uno se va del país.

II

El segundo tema, implicación del primero, en tanto el exterior es “terrible”, es que en Venezuela están las oportunidades.  Y claro, acá lo que nos muestra el video es la pantalla negra con el mensajito. Un mensaje que se debe quedar allí porque, a estas alturas del partido ¿se pueden señalar con el dedo esas oportunidades? Que nuestro director nos regale un video al respecto, eso sí, sin apelar a las playas, la Gran Sabana o la colección de lugares comunes con las que ocultamos nuestras fallas como sociedad.

III

Finalmente la guinda de la torta en lo que a la estrategia comunicacional se refiere: colocarse en posición de creerse en la Verdad, para desde allí decir, magnánimamente, lo que se debe hacer. Condescendencia se le llama a esta actitud, y supone una mezcla de sentimiento de superioridad (injustificado) con una amabilidad mal entendida (“mira el favor que te hago, so bruto, de decirte lo que tienes que hacer para que estés bien”).

Con todo el placer que la condescendencia genera en quien se encuentra atrapado en ella, lo cierto es que no vende. Ningún publicista sensato la usaría y, de hecho, nadie en su sano juicio basaría una campaña en descalificar a quien no comparte el mensaje que se pretende transmitir, menos en usar el miedo como motivador. Y es que, ahogado en esta metralla de humillaciones, se encuentra el punto del video: si no votas, tendrás que irte del país y la vas a pasar mal.

Para no cerrar con lo absurdo de este mensaje (aunque sea un aspecto de la experiencia de muchos de los que emigran), les recomiendo la película NO, que justamente trata de la tensión entre las creencias de grupos políticos versus las estrategias comunicacionales para ganar adeptos. Quizás aceptando esta tensión empecemos a entender que a los venezolanos nos carcome el autoritarismo, la necesidad de imponer una verdad única y universal para todos -muy teñida de sacrificio cristiano-, lo cual que no es sino una expresión de ese odio (¿terror?) a las libertades individualidades y al derecho a la autodeterminación. Por cierto, es esta sí que es una de las principales razones existenciales para irse de Venezuela. Si en lo material la gente deja Venezuela para acceder a mayores bienes de consumo, en lo subjetivo lo hacen para, simplemente, ser; para tomar un respiro de esa cultura opresiva y sofocante que con tanto ahínco promovemos.

GD Star Rating
loading...
NOSOTROS, LOS PAJUOS, 5.0 out of 5 based on 40 ratings

27 Comentarios

  1. Excelente la deconstrucción de esa pieza de material propagandístico, especialmente tomando en cuenta la forma descarnada y lacónica en la descripción de la aberración y lo deleznable que representa el video, y sin mentarle la madre al director, que es lo que realmente provoca.

    ResponderResponder
  2. Chaman, tremendo articulo, aunque debistes poner el curriculum del director, para que vean quien lo hizo. Eso daria mas luces de donde viene ese sistema de pensamiento patologico

    ResponderResponder
  3. Pana excelente!

    Para mi la verdadera tragedia del emigrado inmigrante sudaca por el mundo es la falta arrecha que hacen los amigos y el arraigo cultural hacia lo que conocemos.

    Un inmigrante triunfa o fracasa en la medida en que logra desatarse de la saudade de los panas del colegio (O la uni) que son las amistades mas fuertes y en sociedades cerradas como muchas europeas es donde se hacen los amigos que te van a acompañar el resto de tu vida.

    Es decir que un inmigrante que logra hacerse amigos ya viejo estando afuera tendrá una vida mucho mas humana que le permitirá desarrollarse en la sociedad a la que emigro.

    Emigrado que se queda comiendo mierda por faisbook y mostrando sus participaciones en la bienal de no se donde a sus panas de Venezuela y se encierra en el 2.0 en vez de salir a vivir la vida en su nuevo mundo ese si fracaso!…

    Te lo digo yo que no salgo del PC

    ResponderResponder
  4. Entonces, yo soy como triple pajúa porque bastantes platos que tuve que lavar aquí.
    Pareciera que viviéramos en países diferentes, solo que eso es algo que usualmente digo a los chavistas recalcitrantes.
    ¿Cuánto gente no hay aquí que ni siquiera puede trabajar en lo que le gusta? Si vas a trabajar en lo que no te gusta por lo menos puedes aspirar a una calidad de vida un poquito mejor. Yo tengo familiares afuera que después de mucho sacrificio han logrado desarrollarse en su área, aquí tú puedes trabajar toda la vida y no tener nada, o a la merced del ánimo o ideología del gobierno de turno. Ahora mismo países vecinos te ofrecen más oportunidades para construir cosas.

    ResponderResponder
  5. Chaman Urbano, ¿alguna vez has escuchado la expresión “Magallanes para todo el mundo”, “Caracas para todo el mundo”? Venezuela tiene esa vena conservadora-autoritaria, siempre existió. Pero ahora se ha magnificado (en especial, durante estos últimos catorce años): “…Si piensas diferente eres un estúpido, que no mereces consideración, no mereces ni siquiera existir. Hablamos cuando me des la razón…”

    ResponderResponder
  6. Aparte un buen sector de la oposición tiene serios problemas con sus técnicas de propaganda. Colectivos como Ciudadanía Activa apelan a un lenguaje que difícilmente llega a los sectores que necesitamos que se sumen.
    Me pregunto si no son los autores de este micro porque usan la misma estética: la de Globovision de 2002.
    Para la mayoría de ustedes que siempre han sido de oposición esto es sólo un detallito menor, pero para conversos como yo eso no es una buena referencia. Aunque en retrospectiva comprendo la importancia del paro, sigo oponiéndome a la forma en la que se comportaron los medios de comunicación en el momento, que en esencia es la de misma de VTV a día de hoy. Ver esas letras blancas en fondo negro, con esa musiquita de ‘Mariaalejandra, ya las hordas van a entrar por la ventana’ no me trae ningunos gratos recuerdos(los de CA, este por lo menos tiene mejor fondo).
    Yo soy una excepción, la mayoría de los conversos consideran que el paro fue injustificado y sobretodo el target al que deberían apuntar estas propagandas (chavistas light) consideran que ese fue un período nefasto. No voy a discutir aquí la verdad o falsedad de esto, me conformo con decir de que así como muchos chavistas no entienden que la oposición de hoy es otra, que suma muchos más factores y que algunos de ellos han cambiado, la oposición misma es la que debe entender. Necesitamos un extreme makeover urgente desde la estética de las marchas para abajo.

    ResponderResponder
  7. Buen artículo, con respecto a que nadie usaría el miedo como campaña ni descalificaría a los que no están con él, pues la verdad es que al gobierno le ha funcionado bastante bien.

    ResponderResponder
  8. La guinda: “Si en lo material la gente deja Venezuela para acceder a mayores bienes de consumo, en lo subjetivo lo hacen para, simplemente, ser; para tomar un respiro de esa cultura opresiva y sofocante que con tanto ahínco promovemos.”

    Gracias por poner en pocas palabras lo que vengo pensando desde hace años.

    ResponderResponder
  9. “No se va quien quiere, se va quien puede. No se van todos los que pueden, se van los que, dentro de ese grupo, tienen las *bolas* de dar el salto al vacío”

    Tan bien que ibas, Chamán…

    El video es una cagada, pero reducirlo a un asunto de “bolas”… ¿qué te pasó, mi pana?

    ResponderResponder
  10. A mi me molestó mucho el video pero no desde el punto de vista del que migra. Hay mucha gente que acá en Venezuela lava platos, reparte vainas, pinta paredes y limpia pisos ¿qué les dice este comercial?: Pana, anda y vota por mi candidato para que tengas la oportunidad de coletearle el piso a mis hijos cuando regresen del exterior.

    ResponderResponder
  11. Lo que me llama la atención es que este video está hecho por alguien que pertenece a la clase social que puede irse del pais y que está dirigido unicamente a esa clase. El punto es: ni tiene nada que ver con Venezuela y habla claro y raspao acerca del status que debe ser mantenido aqui, alla y más allá, ese es el verdadero punto, el estatus solo se puede mantener aqui, en otro lado tendras que bajar de status y probablemente nunca saldras de ese status, por eso las oportunidades estan aqui, las oportunidades de seguir separandote, aislandote y sintiendote superior como clase social y añadiendo por supuesto la raza. Esto no tiene nada que ver con emigrar, el mismo director de este corto tiene todas las oportunidades y posibilidades y ventajas y privilegios para irse y no lo hace porque puede quedarse aqui insultando a medio país porque sabe que en otro país, basicamente un país industrializado, no podría hacer eso porque sería cuando menos cayapeado. Una de las niñas de Caracas Ciudad de Despedidas tuvo que irse del país, me pregunto si en donde esta a alguien le interesa el cuento del por qué ella tuvo que irse de su país, alguien entendería o le interesaría el revuelo y la humillación que significo CCDD? Ni por un segundo! Eso es exactamente lo que sucede allá afuera! Venezuela es un inmenso bachillerato, todos lo que son los papirruquis en su bachillerato cuando les toca irse a otro se encuentran con 50 papirruquis más arrechos y mojoneados y entonces les toca ser los perdedores. El mensaje es claro, darwinismo social, quedate en el estanque pequeño a ser el pez grande, en un estanque grande a lo sumo y con mucho trabajo te tocará ser un pez mediano! Y hay gente que se pregunta por qué el gobierno apoya el hampa y viceversa!

    ResponderResponder
  12. Vaya cagada de video. La mentalidad que refleja es precisamente una de las razones por las que no he pisado el país en años. Yo me largué de Venezuela porque esa ‘cultura opresiva y sofocante’ me tenía las pelotas hinchadas. La chaborrada del chavismo simplemente me facilitó la toma de la decisión. Quien crea que en Venezuela las cosas se arreglan simplemente con cambios de gobierno, de ideología o de programa económico está (en mi opinión) meando fuera del perol.

    Ahora, comparto la observación de Frank. Reducir la experiencia migratoria a que todo el que se va termina viviendo una vida miserable es tan equivocado como reducir la decisión de irse o no a una cuestión de bolas. No me parece justo dar a entender que todo el que se queda es porque no puede o no tiene las ‘bolas’ de irse. La gente también se queda porque así lo desea, y esto por una infinidad de razones válidas.

    Todos tenemos prioridades y valores distintos que hacen la decisión sobre irse o quedarse una cuestión muy personal.

    El comentario de Gyubari muy acertado. El videíto, desde la estética hasta la musiquita, apesta a ‘vámonos a derrocar al rrrrégimen desde la Plaza Altamira’.

    Y Andreína le da el tiro por todo el medio de la frente con su cometario:
    el verdadero punto, el estatus solo se puede mantener aqui, en otro lado tendras que bajar de status y probablemente nunca saldras de ese status, por eso las oportunidades estan aqui, las oportunidades de seguir separandote, aislandote y sintiendote superior como clase social y añadiendo por supuesto la raza.

    Tal cual, para el mente de pollo que hizo video, todo es una cuestión de estatus. Es más, hasta me imagino cómo fué que se inspiró.

    Seguro estaba en Le Club o Rosalinda (o cualquier otro local de paviperros que esté de moda ahora) maraqueando un güisqui pensando cómo coño motivar a ‘los jóvenes’ para que se queden en el país. De repente miró a su alrededor… mamis con las tetas operadas bailando con el mismo set de música que nuestro pichón de Gondry viene escuchando desde hace por lo menos 15 años; el güisqui fluyendo a borbotones; algunos carajos engominados y fumando habanos; y ahí mismo se le vino (tal cual como una eyaculación)… ‘pero si es que este país es una maravilla!!! de verdad que hay que estar loco para irse a pelar bola a otro país!!! vaya, otro Buchanan’s con soda brou’…

    ResponderResponder
  13. @war… holioholioholioholioholioholioholioholioholio: Lo dirigió Zitelman ¿te acuerdas? :)

    https://www.panfletonegro.com/v/2012/12/27/burgueses-bohemios-la-ciudad-que-no-existe/

    Qué bueno, que un buen artículo tenga tan buen foro. Los comentarios de Gyubari y Andreina solo les falta el marco, muy acertados.

    Este vídeo is so wrong in so many leves, que no sé por dónde agarrarlo.

    Pero aquí ya se dijo todo lo que pensaba sobre él.

    Solo agregaría, recogiéndole el guante a Gybari, que este vídeo es también una muestra de la incomprensión de nuestra realidad, y es una evidencia de por qué el mensaje que queremos dar nunca llega a donde debería. Un desastre multinivel.

    Saludos

    ResponderResponder
  14. Yo lo veo mas como una expresion sincera de clasismo de una clase social privilegiada, y no creo que sea solo del director, yo creo que es una idea generalizada entre la clase media y alta.. Para ellos esas “labores” equivalen a alguien bajo no solo de recursos, sino de inteligencia, de moral, de autoestima, y otras mas. En fin desprecio hacia el trabajador y el trabajo. Es el nivel mas bajo donde puede caer alguien.

    ResponderResponder
  15. Yo lo que todavía no entiendo es cual es el puto OBJETIVO de esa mamarrachada propagandística. Va dirigido a un publico que botara en un 1000% en contra de la opción del señor metalero rajao Nicolas Zamuro. Que ademas viven en las ciudades delapatriakeria. Nuestros votos solo sirven para empatar técnicamente o en el mejor de los casos ganarle por media cabeza al chiabifascismo en los núcleos urbanos. Mas nada. Hacer sentir mal a la gente por sus complejos sociales de querer ser cabeza de león y no cola de ratón… puffrrrrrrrr… ya es hora de que se saquen los mojones de la cabeza estos muchachos.

    Mientras no te toque trabajar matando vacas, ni gallinas, ni cochinos, etc… ni pasando culo pa pagarte y meterte piedra… bien de pinga los que puedan escapar de este neofascismo tropical sin el comecoco de dejar a una familia en esta puta verbena: http://www.eluniversal.com/sucesos/130412/marcha-oficialista-dejo-seis-muertos.

    Por cierto los míos… ahí les dejo un video de unos hipsters serios de verdad (los de Vice), los poquitos que aguanto, jeje. En ese video van a ver donde carajo de verdad se consiguen las fulanas oportunidades con que cierra el adefesio visual. Mas que oportunidades son unos tigres de la muerte. Veremos la total bancarrota social que nos han dejado las fulanas IV y V “Repúblicas” (que son la misma verga)… y que dará como resultado que este 14 de abril que viene el interior del país, el monte y culebra, los pata en el suelo “literalmente” se entregue de nalgas (otra vez) al neofascismo del siglo XXI porque así de jodidos estamos y así nos queremos en el país mas feliz del mundo.

    Ahh, y tienen que haber hecho un cursitodeinlesonlain porque hay poquitos subtitulos y son en la lengua imperial… con las partes que de verdad nos interesan en cristiano. Pero bueno carajo… aquí somos unos imperialistas serios o no NOJODA?!!! JAJAJA

    ResponderResponder
  16. @Door: Serás hipócrita. Cuántas veces habré leído comentarios de chavistas denigrando de los “escuálidos lavapocetas” de Miami.

    ResponderResponder
  17. Creo que el comentario mas acertado fue el Andreina. Siguiendo en esa misma linea, uno podria decir que es precisamente esa gente la que mas desprecia al pais, pues es como si dijeran: mientras yo vivia muy bien, tenga mi estatus yo me quedo aqui, como si el pais fuese solo el vehiculo para sus suenos materiales y de grandeza. Son los que menos arraigo tienen, a mi parecer.

    ResponderResponder
  18. @Raquel: Más de doscientos años nos han dado la ocasión de comprobar que la búsqueda del “bien común” trae consecuencias desastrosas para la humanidad. Las más terribles tiranías han salido de ese ideal. Mejor que cada quién vea por sí mismo y los suyos, que nadie ande pensando en los demás, que ya son grandecitos y capaces de cuidarse solos.

    “El país” ¿qué es? un pedazo de tierra, no le demos más vueltas. Luego tenemos el Estado, que es una entidad jurídico-legal. Está La Patria, que es una ficción para convencer a los débiles mentales de que se sacrifiquen por los gobernantes, y así… Parafraseando la respuesta de no-me-acuerdo-quién a creo que al Papa Alejandro IV luego del Tratado de Tordesillas: ¿acaso en el testamento de Adán quedaba repartido el mundo en países?

    IM(NS)HO

    ResponderResponder
  19. El vídeo en cuestión del que se habla diría yo que es un magnífico video troll, un vídeo creado con el único y específico fin de hinchar las pelotas al espectador. El problema empieza cuando te das cuenta que de verdad el autor del vídeo busca dar un mensaje y motivar a la gente a votar.

    En fin, ya no me queda nada más que decir, excepto en que no es más que otra muestra patética del chovinismo que nos caracteriza como nación. Siempre me he preguntado de dónde procede ese chovinismo si nuestra historia posterior a Bolívar se ha caracterizado por episodios patéticos y tristes. ¿Será acaso nuestra manera de no asumir nuestro fracaso como nación?

    ResponderResponder
  20. @Pablo Ortega: Tal vez no si lo ves así, siguiendo a pie juntillas el catecismo de la historia oficial. Como yo lo veo fue simplemente un hombre que desató una guerra civil espantosa que devastó un continente. ¿Para qué? para que los mantuanos se agarraran el coroto y pudieran hacer lo que les diera la gana.

    No olvidemos que se declaró dictador de Colombia, presidente vitalicio de Bolivia y que invadió Perú *contra la voluntad de los peruanos* para imponer su visión.

    “Liberó” a Venezuela con una legión de mercenarios, pertrechos, armas y ayuda británicas. “Casualmente” el pana fue diplomático en Londres en 1810 y metió al país en una deuda externa que terminó siendo pagada más de cien años después por J.V. Gómez. El acreedor de esa deuda era Gran Bretaña, “casualmente” el imperio en alza a principios del siglo XIX y principal beneficiario de la independencia chucuta.

    Me da por pensar que el tipo era un agente británico, no sé por qué.

    Hay que revisar la historia de arriba a abajo. No te quedes con lo que te enseñó tu maestra. Aunque resulta ocioso discutir eso a estas alturas, nada va a cambiar porque un tipo excéntrico como yo no quiera plegarse al coro de adoradores perpetuos de Bolívar, nuestro primer Hugo Chávez. En eso sí coincido con los chavistas.

    ResponderResponder
  21. Gracias a todos por comentar. Quisiera responder a todos y cada uno, pero hoy ando en onda minimalista. Retomo el comentario de Andreína porque propone una idea que me parece muy acertada: el aislamiento del Venezolano no es sólo económico sino cultural. La competencia afuera es bestial y alguien que destaque en Venezuela (por tener una camarita HD y acceso a Final Cut, por ejemplo) pasa a ser uno más de los miles que tienen ese privilegio en los países industrializados. Cuando se cruza esto hecho con la “inflación yoica” (v.g. el mojón mental), la cosa es clara: en Venezuela es que “puedo ser alguien”, queriendo decir “alguien especial”, “importante”. Me resulta muy interesante el comentario de Andreina porque, sin saberlo creo, ha apuntado a lo que los psicoanalistas llamarían “el eje narcisista del venezolano”. Migrar se siente como una herida, porque implica renunciar a esa sensación de ser especial, de ser “el hijito de papá”.

    ResponderResponder
  22. Tampoco me creo el catecismo oficial, @Troll de quinta, pero creo que pecas del extremo opuesto de esos perpetuos adoradores de Bolívar que criticas.

    Sin ir más lejos, erras al decir que Perú fue invadida en contra de la voluntad de los peruanos cuando en realidad su Congreso se desgañitó por un año entero pidiéndole ayuda a Bolívar, considerándolo nada menos que el “Aquiles” de América Latina. También erras al decir que el acreedor de TODA la deuda externa fue Gran Bretaña, cuándo buena parte de la deuda externa que pagó Gómez fue contraída en tiempos posteriores a Bolívar. Si mal no tengo entendido, Bolívar dejó 34 millones de pesos de deuda, una cifra ciertamente inferior a lo que pagó Gómez.

    Aunque tenía sus defectos el tipo, como cuando traicionó a Miranda, eso no quita que fue un gran hombre. Ya otro cuento es discutir si valió la pena o no la Guerra de Independencia, pero la hazaña ahí queda.

    ResponderResponder
  23. @Pablo Ortega: Tienes tanta razón que difícilmente podrías tener más, amigo.

    Hago constar que mi antibolivarianismo data de hace como veinte años, en todo caso.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here