De Chávez a Maduro a Capriles Por Alfonso Carril

2
270

image Hoy, cuando Chávez ya tiene fecha de partida, Hugo Rafael Chávez Frías 1954 – 2013, Venezuela queda con sus conflictos entre oficialistas y opositores, casi como si nada, pero ahora con un nuevo encargado de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, pro chavesismo y mano derecha del difunto Hugo Chávez, el Sr. Nicolás Maduro Moros, nacido un 23 de noviembre de 1962, encargado hasta el 14 de abril de 2013, donde se sabrá si se quedará por más tiempo como presidente electo o si por el contrario habrá sido solo un presidente encargado por breve tiempo y le dará paso a un nuevo presidente, un nuevo proyecto de país, una nueva ideología, una administración distinta y nueva, a la que se ha venido implantando en Venezuela desde ya hace más de 14 años.
Ese otro presidente puede ser Capriles, pues es quien más apoyo tiene para defender el ideal de país que empezaría a cerrar el periodo del chavesismo y dejaría paso a un aire y un respiro nuevo que quizá necesitamos los venezolanos y que tendrá que dirigir un Estado con las políticas más acertadas nunca antes vistas en beneficio de todos los venezolanos, pues queda un margen muy estrecho para cometer errores de todo índole, entiéndase políticos, económicos, sociales y morales, por lo que, el trabajo es inmenso y arduo, y donde habrá implantar mecanismos, métodos y sistemas de trabajo, los tres juntos, de un precedente inédito para poder cumplir y hacer resurgir a Venezuela como Estado, como país, como ejemplo y como idiosincrasia latinoamericana.
Pero el tema Chávez y lo que hizo y lo que dejó y lo que logró y lo que significó, no queda ahí, no queda en el olvido, pues Hugo Chávez pasa a ser ahora parte de la historia y del imaginario, tanto de quienes lo vieron en vida en persona y tuvieron algún contacto con él, como los que acudieron a sus funerales, como de quienes solo lo vieron por televisión o en las prensas de todo tipo y origen, Hugo Chávez ahora será parte del acervo cultural muy probablemente, también será parte del interés turístico de propios y foráneos, quienes vayan a Sabaneta de Barinas o vengan a Caracas Venezuela, Chávez también formará parte, muy probablemente de las nuevas deidades e imágenes a incluir en los altares, rezos y suplicas de los creyentes en sus atribuciones y virtudes más allá de la vida.
Hugo Chávez yo diría que es uno de esos fenómenos de muchas aristas que hay que ver, analizar y entender como tal, pues su paso, su participación y su ideal dentro de la vida de los venezolanos, de Venezuela y del mundo casi entero, han dejado sin duda muchos aspectos que marcaron poderosamente a millones de personas, es uno de eso fenómenos que como el de la pobreza son fenómenos que encierran una enorme carga de factores, los cuales van desde su origen y sus razones, pasando por los aspectos negativos y positivos, hasta llegar a los problemas y soluciones, pero la pobreza sigue estando allí y sigue generando debates y análisis, pues es un conglomerado de cosas que van incluso cambiando con el tiempo y que se originó en algún punto de la historia y ha marcado y sigue marcando a un sin número de personas de distintos niveles socio económicos, porque la pobreza no afecta o no involucra solo a los pobres y sus situaciones, sino que nos toca a todos, querámoslo o no. Eso fue Hugo Chávez.
Hugo Chávez fue en pocas palabras un hombre: hijo, hermano, tío, padre, esposo, amigo, estudiante, trabajador, en ese punto como cualquiera de muchos de nosotros, pero fue además un estadista, y dentro de su papel de estadista fue amado, odiado, halagado, criticado, aprobado y reprobado por una parte de la masa y por otra en un número igual de importantes.
Ahora queda el legado de Chávez, su historia, su imaginario y sus creyentes, pero al igual que los gomesistas o los peronistas, por poner dos casos, al pasar del tiempo irán desapareciendo, no en el sentido físico, sino más bien ideológico, pues no se puede ser gomesista o peronista sin Gómez o sin Perón, alguien que en su momento era gomesista o peronista en la época de Gómez o Perón, hoy en día podrán decir “yo fui gomesista” o “yo fui peronista”, cuando vivió ese periodo y cuando vivió quien dio vida a ese periodo y a esa ideología, luego todo queda para la historia, para leer, para recordar, para debatir y para todo lo que queda y para lo que sirve la historia, escrita, filmada o vivida.
Aparte de eso, hoy es hoy, y hoy sigue habiendo Venezuela, hoy siguen naciendo y muriendo venezolanos, hoy será mañana y pasará también a ser historia, menos o más relevante, porque cada cosa y cada persona tienen un puesto en la historia, eso depende de cada quien y de sus circunstancias, por eso es hora de seguir fraguando el camino que deseamos recorrer, es hora para quienes seguimos estando, de aportarle a la historia y a nuestra historia personal la mejor historia que podamos dejar.
Yo soy creyente de que en las intenciones está la esencia de lo que somos, yo soy creyente de que el mundo es lo que cada quien cree que es, yo soy amante de la inteligencia y la esencia misma y pura de lo que somos como seres humanos, soy muy creyente de los seres humanos y lo que de bueno podemos dar y aportar, yo creo en mí mismo.

2 Comentarios

  1. Pues yo considero que ciertamente gustenos o no, Chávez forma y formará parte de la historia. Pero hasta eso tiene un lado bueno, es historia y ya no es el Presente! Dios así lo quiso y por algo debe ser. Los de oposición lo aceptan facilmente porque se les hace facil ver la proximidad de un camino nuevo. Los seguidores del oficialismo, se sienten perdidos, sin rumbo y algunos hasta se niegan a creer que su líder ha muerto. En todo caso el destino se encargara de que cada persona de cada grupo vaya acoplandose a las cosas buenas que están por venir…

  2. Comentario Al comentario dejado el 30 marzo, 2013 at 3:30 pm, en la parte donde comentas que “. Los seguidores del oficialismo, se sienten perdidos, sin rumbo y algunos hasta se niegan a creer que su líder ha muerto.” pienso que es totalmente cierto pero además comprensible que una persona llegue al punto de sentirse perdido, sin rumbo y llegue a negarse a creer la muerte si quien muere era su líder al que amó y veneró, eso quizá no lo entendemos si no pertenecemos a ese grupo que experimentó y experimenta esos sentimientos, tendríamos que hacer un ejercicio de extrapolación o de empatía con ese a quien de paso no aceptamos y con quien no estamos de acuerdo; y justo por esa razón hablo de una nueva religión que creo que surgirá y que de hecho ya ha surgido, y es que la gente dejará de ser chavista pero no dejará de creer en todo lo que hizo Chávez y más aún de lo que seguramente algunos creerán que seguirá haciendo “desde el más allá”, los chavistas más bien pasarán de ser chavistas a ser creyentes de una divinidad llamada Chávez, que incluso me atrevo a decir irá sustituyendo a algunos Santos o personajes que siguen en el imaginario popular como María Lionza o Negro Primero, por mencionar solo dos, o quizá colocarán al mismo nivel y en el mismo altar para rezarle, pedirle y entregarle su fe y sus ruegos esperanzados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here