Los Asura y la política

1
312

Asuras_Wrath_2

Dentro de la cosmogonía hinduísta y budista, los Asura son seres demoníacos, cuyo nombre significa literalmente ‘no-dios’ (es decir, ‘demonio’). Los Asura se encuentran en lucha perpetua con los Deva (dioses). También se les considera como los dioses de la guerra.

Se consideran, dentro de ambas cosmogonías (hinduísta y budista), como seres hambrientos de poder, de una avaricia sin límites, capaces de los que sea para obtener lo que desean. Según la cosmogonía budista los Asura forman parte de uno de los seis reinos del Samsara (rueda de las vidas y las muertes), en esa rueda están también el reino de los Deva, o dioses, el reino de los humanos (del que formaríamos parte), el reino de los animales, el reino infernal y el reino de los famélicos, o hambrientos. Según el budismo ninguno de los seres permanece eternamente en el mismo reino, sino fiel a la ley de la impermanencia, todos los seres pasan una otra vez por todos los reinos. También se dice que esa representación de los seis reinos son los seis estados mentales en los que podríamos estar: podemos tener una actitud hambrienta, o humana, o animal, o infernal, dependiendo del caso de cada quien.

En nuestro mundo humano, los representantes de los Asura son, sin duda, los políticos, ávidos siempre de poder, de prestigio, de insuflar su ego constantemente, y siempre en conflicto con otros, siempre tendrá adversarios a los que querrá eliminar “políticamente”, o de manera real, en una guerra. La contraparte de los Asura son los Preta, los espíritus famélicos o hambrientos, de un hambre insaciable. Estos seres son “alimentados” por los Asura, que en su afán de poder, les ofrece prebendas a cambio de que sean alimentados de idolatrías. Los seres famélicos, en nuestro mundo, son los clásicos “chupamedias”, que ansian saciar su sed, y si obtienen una cuota de poder serán tarde o temprano unos Asura.

El mundo político es una viva representación de esa rueda interminable, que no avanza a ninguna parte sino que es retroalimentada constantemente por las avaricias y los odios. Caiga quien caiga en ese mundo se verá envuelto por esa condición, por muy buenas intenciones que tenga, tarde o temprano será un Preta puro, o un Asura puro.

GD Star Rating
loading...
Los Asura y la política, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Artículo anteriorLa violencia que somos
Artículo siguientePersonajes de la RBV: El suidadano
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

1 Comentario

  1. Y quienes serían los Deva según esta analogía.

    Sabes que esto me ha hecho recordar mi serie favorita de la infancia, te dejo un extracto donde uno de los personajes explica “Los reinos del Samsara”

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here