El cine que no has visto: Perfume de Mujer (1992) Integridad, ¿Integridad?

0
8

Javier Marías no aceptó el premio nacional de Narrativa en España esta semana que pasó, una cuestión de principios. Algunos opinaran que rechazar 20 mil euros cuando no tienes problemas de plata no es ningún mérito. No juzgo a quienes se guardan sus principios en el bolsillo cuando se trata de dinero, en este mundo tan sucio donde siempre pareciera que estás trabajando para el enemigo, mantenerse impoluto es casi imposible. Así que mejor es no juzgar, y si admirarse por aquellos que mantienen al menos su alma y su espíritu en perfecta armonía y coherencia, tal es el caso de Charlie Simms (Chris O’Donnell) en el film de 1992 “Perfume de Mujer”.
Al Pacino (el coronel Frank) esta preparando los últimos días de su vida, esta ciego, esta solo, y algo amargado, vive con su sobrina y al llegar la época de Navidad, decide emprender un viaje. Charlie tiene una beca, estudia en una universidad que por su condición no podría costear, sin embargo, su meta es graduarse y conseguir vivir en el mundo haciendo el esfuerzo sobrehumano de todo pobre en mundo de ricos. Una noche, junto a otro compañero (Philip Seymour Hoffman) es testigo de un incidente preparado por algunos alumnos de la escuela, ese episodio va a ser determinante en cuanto al desenvolvimiento de su destino.
Así inicia una de las mejores películas que he visto, sobre lo difícil que es mantener el alma incorruptible, integra, sobre lo difícil que es hacer “lo correcto”. “Lo correcto” ¿Qué es eso?, ¿Lo correcto para uno, lo correcto para el mundo o lo correcto para seguir sobreviviendo? ¿Lo pertinente es correcto? Interrogantes que surgirán en la mente del joven protagonista de esta cinta remake de una película italiana de 1974.
Mención aparte merece la actuación de Al Pacino, como el coronel Frank, el cínico, noble, y gracioso ciego que le valiera el único Oscar de su maravillosa carrera llena de grandes personajes al actor norteamericano. Las mejores escenas del film son las de Pacino, incluyendo la escena luminosa del baile con la para entonces joven actriz Gabrielle Anwar.
¿Lo correcto?, insisto ¿Qué es eso? Javier Marías rechazando el premio de Narrativa perdió 20 mil euros con los que no contaba y prosiguió con sus ideales, en perfecta coherencia a sus principios. ¿Qué haría un escritor sin dinero con un premio de 20 mil euros que no quiere ni le interesa recibir, en el que no cree pero que a nivel económico para sobrevivir si necesita? ¿Aceptaría el premio? No sé… debido a este episodio pensé en Perfume de Mujer y en el mejor personaje que ha tenido en el cine la promesa de la actuación que fue Chris O’Donnell en los 90, quien se ha mantenido trabajando, pero con pocos momentos tan luminosos. Lo que yo haría no se los voy a decir… solo les recomiendo pensar un poco viendo esta cinta, que solo por Pacino, para mi ya tiene categoría de clásico.
Calificación: 10/10

Luisa Ugueto 

@elproyectordedo

GD Star Rating
loading...
El cine que no has visto: Perfume de Mujer (1992) Integridad, ¿Integridad? , 4.7 out of 5 based on 3 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here