Adiós a Claude Chabrol

1
235


Día de luto para el cine de autor.Murió uno de los padres de la nueval ola francesa.Grande entre grandes.Maestro del thriller conceptual contra la clase media y el discreto encanto de la burguesía de provincia.

Le debemos joyas imperecederas como “La Fille Coupée en Deux”,”La Fleur du mal”,”Merci pour le chocolat” y “À double tour”,entre otras.
Yo lo descubrí tarde en un Festival Galo, cuando proyectaron “La Ceremonia”,cuyo desarrollo y desenlace me cambiaron la vida para siempre.Con ella aprendí de filosofía,existencialismo y antropología posmoderna,desde un enfoque inédito para mí.
Las clases sociales seguían divididas y polarizadas,según él,pero sólo quedaba espacio para la violencia,el absurdo y el horror.
Era un pesimista convencido,consumado y lúcido.Afortunadamente lo compensaba un enorme sentido del humor y su curioso amor por el género humano, a pesar de demolerlo con sus filmes.
En adelante, lo extrañaremos como pocos.Con él termina un hermoso período de la historia del séptimo arte.Ahora nos tocará preservar y mantener fresco su legado de cara a las generaciones de relevo.Si no lo conocen,es un deber hacerlo. Se fue un genio,un monstruo,un artesano humilde y militante.
Paz a sus restos.
Discúlpanos por importunarte con tantos elogios.
Cuestión de fanáticos.
De cualquier modo, te rendimos tributo.
Buen viaje.

1 Comentario

  1. Yo vi de él una de sus primeras, no recuerdo el título, de finales de los años 50, a color. También vi: “La mujer infiel” y, de las recientes,”En el corazón de la mentira” y “Gracias por el chocolate”. Todas son encantadoras, aunque el argumento parece ser siempre el mismo: un asesinato pasional, un marido minusválido o retardado y un enredo de infidelidad. Son películas muy sofisticadas, que exigen mucho del espectador, por ejemplo al final de Gracias por el chocolate, en el que la Huppert, después de confesar ser la asesina, se pone en posición fetal mientras el marido toca el piano. Una carajita bastante bruta me dijo, al ver ese final: “¿y tal, así se acaba?”

    Aunque haciendo más memoria, creo que suyas vi también “Madame Bovary”, y otra, también con la Huppert y Marie Tringtignant, de los años 80, en el que estas dos damas terminaban de putas durante la ocupación alemana, en un pueblo. Allí a la Huppert la condenan a muerte después de practicar algunos abortos. Es una historia bastante dura, sobre todo al final, cuando la condenada reza un extraño avemaría, todo cambiado.

    Gran cineasta. Visualmente era sencillo y sofisticado al mismo tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here