El Chavismo cubre 7 avenidas de costa a costa

8
475

Ya estabamos en Caracas, asi que no volvimos de ningún lado. Un comienzo frío, sincerandonos, para luego convertirse en una concentración de magnitud titánica, donde militamos todxs a mucha honra.

Repito, no volvimos de ningún lado, pero este domingo ejerceremos nuestro derecho ciudadano, pues cada voto cuenta.

Nos jugamos el futuro del pais y de la revolución, aunque te suene a lugar común. Pero es cierto.

Hoy el pueblo demostro que aunque llueva, ahí estará, y se rebeló en contra de los gafos que piensan que todo es pagado, que somos pura militancia administrada y burocratizada. Aqui la militancia es por la revolución, es conciencia, es la realidad. Hijxs del Caracazo, del Golpe, todos estaban ahí, demostrando que esto es por amor a la vida y por un cambio. El capitalismo no se sostiene mas.

Vimos caravanas de todo tipo de colectivos, y escuchamos distintos tipos de consignas, desde las clásicas hasta unas un poco mas rebuscadas.

Cualquier imagen se queda corta para describir lo que sucedió.

Nos quedan solo dos días.

Cero triunfalismo.

Viene una revolución.

 

8 Comentarios

  1. coñoelamadre, o mecagüendios mejor dicho.
    Que pasó chorizo? llego el final de las vacaciones del turismo revolucionario y estas melancólico.
    Tranqui tronco ahora a la vuelta te apañas con rajoy.

  2. “Viene una revolución” (¡¿?!). Viene. Siempre viene. El advenimiento perpetuo. Nunca la veremos llegar, siempre estará a punto de suceder. Muy conveniente jugar con la expectativa, con la esperanza. En eso se basan las tiranías de nuevo corte.

  3. Un jóven hablando de épicas de viejo. El 27 de febrero sirvió para observar lo honestamente depauperada que estaba la sociedad venezolana. Los vecinos del bodeguero asaltaron la bodega que los alimentaba, asaltaron las casas de sus vecinos de barrio. El 27 de febrero inicia la barbarie en Venezuela y dio fe de la desintegración de la sociedad, de valores, de principios, de instituciones, de democracia. A partir de aquí los peores de la clase en la casta militar creyeron que las elecciones eran una paja innecesaria, los civiles les hicieron la corte y deshicieron el gobierno electo de CAP, y se acabó la apocada democracias venezolana. Leer estos blogs resaltan al matón armado y apoyado, viva el caos, pero el caos de un grupo sobre otro, del facismo, del tu no existes porque no piensas como yo. Votar rojo es votar por listas de persecución, motorizados armados, suerte de camisas negras de Mussolini, venta de oro de las reservas para la campaña. Es el fin del Estado como institución y el inicio de un gobierno estilo iraní o sirio, semi religioso y mesiánico, atrasado, para borregos de la violencia. Ya lo dijo el candidato-presidente-Estado: Esta elección es el punto de no retorno. ¿De no retorno a qué? Pues a las elecciones como sistema de participación y a la democracia como forma de convivencia. ¿Lo peor? Es la última oportunidad que tendrán los chavistas de deshacerse de un gobierno que poco a poco los irá extirpando porque, para los niveles de robo del gobierno, son pocos los que caben en el festín, y cada vez será más exclusiva la lista de invitados a la piñata, los que no entren, serán esclavos. Y punto

  4. Por eso es que a este elemento denominado “Chorizo” no se le puede tomar en serio, es imposible. De lejos se nota que el artículo no es más que simple y vulgar trolleo. Tantos disparates juntos sólo pueden ser llamados de esa manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here