Randy Blythe: Cuando uno de los “Corderos de Dios” visitó Petare

20
124

Mucho se ha hablado de los riesgos que implica caminar por los barrios de nuestra ciudad, cuyos habitantes son unos verdaderos gladiadores, sobreviviendo día tras día a servicios públicos de baja calidad, transporte urbano en mal estado, vías en proceso de lenta destrucción y escapando de mercenarios que se creen dueños y señores del lugar, arrebatando la vida y propiedades de la gente trabajadora que allí habita.

En el pasado, el concepto de “El Barrio” era claro: ese era el sitio de la ciudad donde todos los pecados se cometían, donde todos los demonios se soltaban y donde todo lo malo pasaba. Ahora resulta triste darnos cuenta que en cualquier parte de la ciudad y a cualquier hora sufrimos ese mismo riesgo, convirtiéndose Caracas en un gran “barrio”, donde “todos los pecados se cometen, donde todos los demonios se sueltan y donde todo lo malo pasa…” Sí, en presente!
 Sin embargo, a muchos les cuesta aceptar y reconocer que en los barrios habita gente (como usted y como yo)  humilde, honesta, trabajadora y luchadora, con necesidades y carencias, pero siempre con una sonrisa en la cara.

Aparentemente esta fue la visión de Randy Blythe, vocalista de la banda estadounidense de Metalcore “Lamb Of God”, cuando pasaba por Petare el 8 de abril del 2012, Domingo de Resurrección, justamente en la tradicional Quema de Judas. Asombrado por la cantidad de fuego en las calles, Blythe decidió darse un paseo por las principales vías que van del Barrio San José al Barrio Bolívar, fotografiando y haciendo comentarios del lugar a través de su cuenta de Twitter @lambvox:

 

“You wanna see the hood? This is the REAL HOOD, motherfucker. Barrio Petare, Caracas, Venezuela” (¿Quieres ver el barrio? Esto es el VERDADERO BARRIO, hijos de puta. Barrio Petare, Caracas, Venezuela). Con este Tweet comenzó el recorrido de Randall junto a la banda.
Blythe quedó impresionado ante la tradicional Quema de Judas en las calles de Caracas:
“Today is Easter. They burn Judas in effigy all over the hood. Saw lots of fires in the streets.” (Hoy es el Día de Pascua. Queman la esfinge de Judas en todo el barrio. Ví un montón de fuego en las calles)…
 Cabe destacar que Blythe hizo referencia a algunas irregularidades, tales como la basura en las calles, la inestabilidad de las construcciones, la peligrosidad de la zona, la insalubridad reinante, pero también hizo especial énfasis en lo agradable que eran los niños y jóvenes de la zona:
“’WHAT ON EARTH IS THIS CRAZY WHITE MAN DOING IN BARRIO PETARE?’ the Judas burning ghetto kids asked themselves” (“ ¿QUÉ DEMONIOS ESTÁ HACIENDO ESTE LOCO HOMBRE BLANCO EN EL BARRIO DE PETARE? Los niños que incendiaban a Judas se lo preguntaban”)
“The kids were cool. They didn’t shot or stab me. Children are children, people are people. These are just poor”. (“Los niños eran cool. Ninguno de ellos me disparó o me apuñaló. Los niños son niños, la gente es gente. Ellos solo son pobres”).
Luego de una increíble presentación esa misma noche en el estacionamiento de La Casa del Artista (su segundo concierto en el país), Lamb Of God agradeció infinitamente al público
venezolano, resaltando que todos somos lo mismo, sin importar el color de nuestra piel, el origen, etc.

http://www.youtube.com/watch?v=CRjLjzhxmbM&version=3&f=user_uploads&c=google-webdrive-0&app=youtube_gdata[/youtube
Blythe escribió esto en Twitter luego del show:

Gracias Caracas por un show impresionante! Tuve un día jodidamente agotador con solo 3 horas de sueño. El Barrio de Petare era una locura, es un desastre pasar a través de él. Algunas personas me han escrito aquí diciendo” Muy bien, tú muestras la peor cara de mi país “- que no era mi intención, ni era demostrar lo loco que soy (ya sabemos que lo soy). Mi punto de mostrar las fotos  era hacer saber a la gente de mi país y de otros países ricos que no todas las personas viven como nosotros vivimos.” 

“El Barrio de Petare fue el peor ghetto en el que he estado, excepto, tal vez Trenchtown, en Jamaica (donde creció Bob Marley). La gente necesita ver estas cosas, que se le recuerde que hay otros menos afortunados que no tienen las oportunidades que tenemos. También para demostrar que no todo el mundo en el ghetto, cualquier GHETTO, es un vendedor de drogas asesino, ellos son solo personas, como cualquier otra. Sí, el ghetto es peligroso y mortal, he visto y vivido lo suficiente como para saberlo, pero la vida allí es tan valiosa como cualquier otra. Hay que echar un vistazo a tu vida (Me incluyo) antes de quejarnos sobre casi cualquier cosa, porque realmente no hay un  carajo de qué quejarnos. No podemos comparar nuestro estilo de vida respecto a la vida en el resto del mundo.

Paz, respeto, amor.

David Randall Blythe.

Al día siguiente, dijo:

“otra razón por la cual me gusta hacer estas cosas es que puedo ver el VERDADERO país donde estoy, no en un puto hotel. No estoy de gira donde puedo comer y esconderme”. “(…) Quiero decir que vi a Caracas, no HBO. Soy afortunado por tener estas oportunidades – las tomo cuando puedo”. 

Por supuesto, también alabó el sabor de las arepas, las cuales calificó como “FUCKING DELICIOUS”.
“And to all you crazy Venezuelans- yes, I ate an arepa after we went to the hood. It was FUCKING DELICIOUS.”
 (“Y a todos los locos venezolanos – Sí, me comí una arepa después que nos fuimos del barrio. Estuvo jodidamente DELICIOSA)”
Creo que muchas lecciones deben aprenderse de esta acción. Ojalá muchas más personalidades, artistas y en especial las “Organizaciones benéficas” tuviesen la humildad y utilizaran de forma positiva la fama para tratar de hacer del mundo algo un poco distinto, especialmente aquellos que se llenan la boca diciendo que son “del barrio”, “del ghetto”, “de las cloacas” y jamás han pisado un barrio ni piensan hacerlo. Hubo quienes atacaron al artista por mostrar “Lo más feo del país”… Pero disculpen: Mostraron nuestra realidad incómoda que nos da piquiña ¿Será que ocultándolo se soluciona el problema? ¿Defendiendo lo indefendible haremos que la realidad cambie?Quizás Randy Blythe no salvará al mundo con su visita a Petare, pero con ella demuestra lo que es tener una verdadera actitud Rock. No es el hecho de pasearse por el barrio, es reconocer al otro como un igual a pesar de las cosas que te diferencian de él, es conocer, tratar de entender y disfrutar de sus costumbres, es no cerrar los ojos ante la realidad, es no alejarte de la cotidianidad. Además, dejó claro que “Esta es la vida real. No te quejes y no juzgues a la gente por el lugar donde vive”. Esto es ser GRANDE.
Que este paseo de Randy Blythe por Petare sea un recordatorio y un punto de reflexión acerca de lo que tenemos, lo que debemos arreglar, lo que vemos nosotros y lo que ven quienes nos visitan…
No nos avergocemos de lo que tenemos ni tratemos de ocultarlo … Trabajemos para mejorarlo…. lml
Lamb Of God en una arepera Caraqueña
GD Star Rating
loading...
Randy Blythe: Cuando uno de los "Corderos de Dios" visitó Petare, 5.0 out of 5 based on 8 ratings

20 Comentarios

  1. Excelente artículo ciertamente en los barrios hay gente honesta, trabajadora y muy valiosa.

    ResponderResponder
  2. Muchas gracias!!! De alguna forma esta visita de Randy Blythe rompe ciertos esquemas mentales de mucha gente hacia el famoso, mucho más si este famoso es rockero. Una vez más se demuestra que una buena actitud siempre hará la diferencia… Mis saludos, César y Xluis! Nos seguimos leyendo!

    ResponderResponder
  3. Bueno esto también lo hacía Manu Chao cuando venía. Y la gente se muere en sus conciertos! Realmente es molesta esta actitud tan de primer mundo “de voy a conocer la realidad de tu país”, en otras circunstancias se le llama “turismo del desastre”; personalmente destesto a los extranjeros ricos que vienen en ese plan de ‘quiero ir al barrio a conocer la gente real’, ya tuve bastante de eso y sigue siendo hacer turismo, es solo una aventura más, nadie cambia y se van con montón de fotos y unas anécdotas llamativas y cool de su viaje. No me gusta, me incomoda tanto que vengan a tratarnos de ‘personajitos raros que queman muñecos en la calle, que locos son!’ Ya me presté para esas cosas y no lo vuelvo hacer, se que es imposible obviar los ranchos, pero como ya lo hice estoy totalmente en contra de prestarse a ser guía ad honorem de extranjeros que quieren una aventura extrema en el tercer mundo. Un poquito de respeto y dignidad por favor!

    ResponderResponder
  4. Muy bueno el artículo, no me acompleja para nada que un tipo de estos vaya al cerro, luego si está encerrado con sus guardaespaldas en el hotel también nos quejamos. Que bueno que hayas rescatado la experiencia, vale la pena.

    Para muchos de nosotros (yo incluído) el barrio es parte del paisaje, a veces es bueno traerlo al frente y verlo desde otro punto de vista. Que si luego cambia o no la situación, bueno, eso es harina de otro costal.

    En Venezuela hay dos tendencias con respecto a los barrios o son el infierno, llenos de gente mala o son el paraíso donde todo el mundo es un mártir. Para variar el punto medio no existe.

    ResponderResponder
  5. Una posición muy personal, válida y respetable. La intención de este articulo es relatar más que cambiar formas de pensar. Solo debo hacer un comentario acerca del inicio: “Bueno esto también lo hacía Manu Chao cuando venía. Y la gente se muere en sus conciertos!”. No creo que la gente muera porque Manu Chao suba a los cerros. Me recuerda mucho el caso donde acusaban a Marilyn Manson de inspirar a dos niños a asesinar a sus compañeros en el Columbine High School en 1999. La gran pregunta es: ¿Dónde c#$% estaban los padres de esos chamos? En el caso de la persona que falleció en el concierto de Manu Chao, falleció por imprudencia personal, no por inspiración del cantante y sus “ideas locas” de visitar zonas pobres. De resto, considero responsable tu punto de vista, más aún si tu compromiso es no prestarte más para ello. Mis saludos!

    ResponderResponder
  6. Creo que el paseo de Blythe por Petare fue inspirado, más por la gente interesante y costumbres atípicas que podía conocer que por el mero hecho de caminar por ahí “porque es rockero y burda de malo”. Justamente yo, que salí de un barrio y me costó bastante, puedo decirte muchas cosas acerca de lo que pasaba en los 90 en algunos barrios del sur oeste de la ciudad. A pesar que la realidad y las prioridades de los barrios han variado mucho en los últimos años, seria irresponsable no reconocer la cantidad de personas maravillosas (Amigos, ex alumnos, compañeros de trabajo) que se encuentran allí y siguen luchando. Por lo menos alguien de afuera lo reconoce. Gracias por tu comentario y nos seguimos leyendo!

    ResponderResponder
  7. Me extraña que se te escape que Randy se inscribió como candidato a las elecciones de USA hace unos meses. Como algo simbólico claro está, lo que lo hace más significativo, pero que su intención o visión de las cosas es mucho más que hacer turismo o turismo del terror. Creo que su interés es genuino. La crisis de USA ha tocado todos los aspectos culturales. A veces, justamente de lo que él habla, los malditos estereotipos y los complejos no nos dejan ver más allá, y hasta nos impiden relacionarnos.

    PD: ¿cómo que metalcore? El sonido de esta gente está muy lejos de esa etiqueta insípida. Los vi en el 2010 y los lloré este año por no poder ir, (gracias por meter el dedo en la llaga, BTW) pedazo de banda…\m/
    Muy buena la reseña.

    ResponderResponder
  8. Sí, fue un detallazo que ciertamente dejé escapar! Sin embargo, más allá del paseo de Blythes por zonas pobres y su intención simbólica de ser presidente, con solo escuchar (o traducir, según sea el caso) canciones como Ruin, Black Label o Reclamation, queda en evidencia el compromiso de, por lo menos, llevar un mensaje con contenido social a sus seguidores. Por ello no veo para nada descabellado que se tome un tiempito por lo menos para recorrer la zona y hablar con los chamitos de Petare.

    … Y ciertamente, fui un poco cursi etiquetándolos como Metalcore… solamente…
    yo no fui al del 2010… Pedazo de concierto el de este año! (Sin animos de meter dedo en la llaga… jajajajajaja)

    Gracias por tu comentario! Saludos!lml

    ResponderResponder
  9. Primero aclaro que el artículo en si no tiene nada de malo, es importante informar estás cosas, esta muy hecho, cuando menos sería una anécdota. Lo otro es que lo de Manu Chao creo que queda muy claro que el muerto en su concierto no es culpa directa de su postura, yo me refería más bien a su hipocresía y a la de ciertos artístas izquierdosos y extranjeros que vienen con ese ánimo de “conocer la realidad”. Yo no creo en eso de la gente real o la realidad real, todo es real solo que hay realidades más rudas que otras y realidades que por supuesto no conocemos. Lo que digo es que yo tuve la experiencia de conocer muchos extranjeros en este plan y no es que tuvieran malas intensiones porque no es el punto, es la condecencia con que nos tratan lo que me molesta y el que permitamos que sea así. No en valde esto sale a la luz en medio de la purulenta discusión sobre el video de caracas ciudad de despedidas, hay demasiada gente en CCS que no la conoce ni la quiere conocer, luego vienen extranjeros a querer conocer las realidades ni nos interesamos en conocer y decimos Wao, que persona tan noble. Realmente me parece hipócrita e indulgente con nosotros mismos. También es demasiada falta de autoestima decir “mira lo feo y espantaso que soy pero soy buenesito sabes”, la típica postura del buen salvaje, somos un desastre pero somos tan buena gente. Hay que parar con esa actitud vale! Los niños del video en cuestión piden perdón y piden que se les permita opinar y que se les respete, pero un momento, se tomarán ahora la molestía de conocer su ciudad? Son mejores los extrajeros que vienen y si quieren conocer el barrio? Hay mucha inocencia e ingenuidad en esos extranjeros pero debemos dejar de ser tan idealistas y madurar y ser responsables. Incluso me parece que no se puede desarrollar una industria turística verdadera si en vez de llevarlos a los sitios hermosos que tenemos los llevamos a los sitios horribles, por favor, dejemos esa actitud de “mira la llaga asquerosa que tengo en la frente pero yo soy chevere”. Este un tópico caraqueño, lo viví bastante. En 2005 con el Festival Mundial de la Juventud y los estudiantes y luego en 2006 con el Foro Social Mundial se incrementó esta práctica de llevar extranjeros a los bbarrios, yo participé en el primer evento, recuerdo que con el foro se hicieron reportajes sobre la cantidad de europeos que vinieron a vivir durante un mes en ranchos de cerros y el punto era criticar ese turismo de pobreza que se estaba dando. Igual la razón por la que vienen es lo de menos, tambien vienen a los barrios a buscar drogas y prostitutas. Conoci un par de españoles cineastas que vivieron durante 2 años en un barrio caraqueño, cuando los entrevisté me dijeron que no les pasaba nada y que los trataban muy bien y que probablemente era por ser extranjeros, eso me chocó mucho, dan a entender que nosotros nos odiamos tanto que arremetemos contra nosotros mismos, a ellos los dejan tranquilos. Entonces el problema no son los extranjeros ni sus razones para venir y meterse en el barrio, el problema somos nostros y nuestra actitud tan falta de autoestima e inocente de creer que al menos tienen buena intensión. les recuerdo también el caso de la bailarina rusa que murio en un robo en un panaderia en Barquisimeto. Hay que ser responsables al respecto. El incremento de la inseguridad también viene por la altasíma impunidad, nos matamos a nosotros mismos porque sabemos que las autoridades no haran, pero si nos metemos con un extranjero tendremos que lidiar con autoridades internacionales que seguramente haran lo que no hacen las de aqui. Es el punto del autorrespeto y de por que somos como somos y nos pasa lo que nos pasa. Por que no vamos nosotros los fines de semana a pasear a Petare? No tiene sentido porque el extranjero termina siendo el guardaespaldas de uno. Perdón si me pongo tan histérica pero es que ya pasé por esto tantas veces, y no es que me haya pasado nada en uno de esos episodios, pero cambié mi mentalidad, no soy condecesdiente ni permito que lo sean conmigo, no quiero dar lástima, no quiero que mi país de lástima por tener unos ranchitos feos y gente violenta. Es que si me tocara volver a pasear extranjeros por CCS los llevaba un día entero para el Sambil, que den vueltas y vean tiendas como hacemos todos los caraqueños, ese es un sitio emblemático de la ciudad y pasear en un centro comercial es lo más común que hace el caraqueño. Quieren realidad? Pasear por el Sambil tambien es una realidad!

    ResponderResponder
  10. Me puse demasiado intensa! Por favor lean mi artículo ‘Un tranvía llamado Venezuela (La Epopeya)’ para que entiendan de qué hablo!

    ResponderResponder
  11. Tranqui Andreina, no te creo histérica, sólo son distintos puntos de vista. En ningún momento quise que mi respuesta fuese un ataque. De hecho, me parece respetable tu posición y que la defiendas y practiques, porque al igual que tú, mucha gente ha reaccionado contra la visita de Blythe a Petare. Además, tienes sustentos y experiencia suficiente para no abrazar estas ideas. Y estoy de acuerdo en algo contigo: Me molesta profundamente la gente extremista, que solo ve una realidad y que pretende que todo el que venga UNICA Y EXCLUSIVAMENTE haga turismo en barrios y zonas pobres… Hay gente así y la desprecio, porque es incapaz de reconocer otras realidades o “puntos medios”. Con esto no me contradigo, me parece genial lo que hizo Blythe, porque además, según lo que él mismo escribió en Twitter, él fue quien pidio acercarse… Transmitió mensajes claros de empatía más que de lástima. Pero ciertamente por tu experiencia tienes suficiente aval para decir: “NO!”… Agradecida por enriquecer la discusión… Saludos!

    ResponderResponder
  12. Yo te entiendo perfectamente. He vivido lo mismo. Incluso recuerdo sentir lo mismo que tú en ese festival. Me dio lo más parecido a la xenofobia. Pero querer a tu pais es como tener un novio rata: el hecho de que lo quieras no cambia la realidad.
    Este país es mucho más que un barrio y bueno he conocido muchos. Detesto decirlo porque suena al típico ‘yo sí sé lo que es un barrio, bla bla bla’, y esto es típico poque tenemos que reconocer que el venezolano en general se enorgullece del barrio de una forma u otra ¿por qué? Porque en el caso de Caracas es algo que no puedes esconder, como dijo Luis en el mejor de los casos es parte del paisaje. Yo tengo recuerdos de mi infancia desde que era prácticamente un bebé y uno de los más vívidos fue de cuando tenía como tres años y fui con mis padres a Caracas. Como apenas tenía de referencia la parte más bonita de Valencia supongo que en ese momento era lo más parecido a un extranjero. Al ver los ranchos del Valle, lo que menos me imaginé es que eran casas, parecían casas pero me parecía imposible que lo fueran. Así que le pregunté a mi papá que qué era ‘eso’, así como con asco y susto. Suena feo, sobretodo después de que me tocó vivir en esas condiciones, pero tenía muy poca edad y muy pocos prejuicios. La primera vez que entré a uno la sensación no mejoró, pero no se vale porque ya tenía prejuicios acerca de cómo deben vivir la personas. Aunque haya vivido en varios y tenga gente querida ahí, lo digo: la gente no debería vivir así.

    Conozco los barrios más peligrosos de Caracas pero también conozco las playas más bellas, muchas de las cuales no aparecen en los mapas y están aisladas porque no tienen ni carreteras ¿por qué no les muestro ese lado a mis amigos extranjeros? Sólo en fotos, llevarlos implica un riesgo muy grande. Las playas más bellas de nuestro país son autopistas del narcotráfico, algunas están ‘prohibidas’. Aun llevarlos al Sambil aquí es un acto de responsabilidad diplomática. Ahora trata de montarlos en un autobús doce horas y después en un montón de jeeps y peñeros para llegar a una playa paradisíaca, en dónde te reciben con el cuento de que acaban de matar a un par de extranjeros que tuvieron la desfachatez de acercarse al espacio marítimo más inseguro del Caribe.Quisiera que eso no fuera una historia real, quisiera que no fuera común y corriente. Sal de tu rancho, conoce tu país.
    Los barrios son el reflejo de nuestra historia reciente, una situación que simplemente se nos escapó de las manos y parece que todavía le reclamamos que tenga la desfachatez de estar así, expuesta.

    ResponderResponder
  13. Si para uno mismo los cerros no son algo normal, o es terrorífico o es el paraíso dónde todos son mártires, como muy bien lo dijiste ¿qué quedará para un extranjero?
    En el caso de Randy creo que el interés de este pana es auténtico. Aun recuerdo que en el 2010 cuando las bandas nacionales estaban tocando se asomó a verlas desde la azotea de la Casa del Artista, a escucharlas de verdad y a tripearse su vaina, cosa que muy pocas bandas extranjeras hacen. LOG es una banda de Festivales y de escenarios más grandes que un estacionamiento. Venir hasta acá no creo que signifique mucho monetariamente cuando en Chile y Argentina hacen tres fechas seguidas. Sin embargo tienen la humildad suficiente para hacer un concierto en un estacionamiento más pequeño que el de un supermercado, y no una sino dos veces.

    Lamentablemente como dices la relación del venezolano con los extranjeros se ha vuelto así de gratitud y es por nuestra realidad. Creo que todo metalero conoce del maltrato y los retrasos, que sufren las bandas por parte de las productoras(que muchas veces trabajan con las uñas), personal del aeropuerto, etc. Que ya venir es una aventura y un riesgo, a cobrar tres lochas y que muchas veces los músicos terminan pagándola con los fanáticos y tocando por salir del paso. Que gente como Randy, lo dé todo en un concierto con tres pelagatos y como dice el pana Ernesto, le regalen a uno una sonrisa sincera lo deja a uno feliz y agradecido, en sus palabras con ganas de echarles más bolas a la vida. ¿Falta de autoestima? Si la realidad te patea y te ruletea y te vuelve a escupir, un espaldarazo que ni tus mismos compatriotas te dan es más que bienvenido.
    PD: En la noche leo tu artículo. Lamentablemente me pagan por trabajar, no por hablar paja :(

    ResponderResponder
  14. “Si para uno mismo los cerros no son algo normal, o es terrorífico o es el paraíso dónde todos son mártires, como muy bien lo dijiste ¿qué quedará para un extranjero?
    En el caso de Randy creo que el interés de este pana es auténtico. Aun recuerdo que en el 2010 cuando las bandas nacionales estaban tocando se asomó a verlas desde la azotea de la Casa del Artista, a escucharlas de verdad y a tripearse su vaina, cosa que muy pocas bandas extranjeras hacen. LOG es una banda de Festivales y de escenarios más grandes que un estacionamiento. Venir hasta acá no creo que signifique mucho monetariamente cuando en Chile y Argentina hacen tres fechas seguidas. Sin embargo tienen la humildad suficiente para hacer un concierto en un estacionamiento más pequeño que el de un supermercado, y no una sino dos veces.

    Lamentablemente como dices la relación del venezolano con los extranjeros se ha vuelto así de gratitud y es por nuestra realidad. Creo que todo metalero conoce del maltrato y los retrasos, que sufren las bandas por parte de las productoras(que muchas veces trabajan con las uñas), personal del aeropuerto, etc. Que ya venir es una aventura y un riesgo, a cobrar tres lochas y que muchas veces los músicos terminan pagándola con los fanáticos y tocando por salir del paso. Que gente como Randy, lo dé todo en un concierto con tres pelagatos y como dice el pana Ernesto, le regalen a uno una sonrisa sincera lo deja a uno feliz y agradecido, en sus palabras con ganas de echarles más bolas a la vida. ¿Falta de autoestima? Si la realidad te patea y te ruletea y te vuelve a escupir, un espaldarazo que ni tus mismos compatriotas te dan es más que bienvenido.
    PD: En la noche leo tu artículo. Lamentablemente me pagan por trabajar, no por hablar paja :(”

    No, si quieres hasta le decimos que nos pase su cuenta de paypal y le transferimos, que gracias por acercarte a nuestro ranchito eh? Gracias pana, te queremos.

    Que le agradezcamos que vengan y que incluso tengamos un tono de disculpa por no haberles hecho ganar mas rial… Que pasa hoy joder.

    ResponderResponder
  15. Gyubari, qué crudo lo de las playas, cierto pero horrible. Yo el año pasado recomendé a la familia que me alquiló el apartamento acá en Madrid que fueran a Margarita, que era el paraíso terrenal y demás pajas que nos acostumbramos a decir. Mejor hubiese sido que no, retrasos en el aeropuerto, mal servicio, todos los querían estafar. En fin, cuando les pregunté cómo les había ido me dio hasta pena y cuando me vieron la cara me dijeron: bueno pero al menos hubo sol. Con lo de pinga que era Margarita.

    ResponderResponder
  16. ++ Ajá, bueno, para algunos extranjeros de algunas partes de Europa estos barrios pueden ser toda una curiosidad, al menos yo no recuerdo haber visto algo así en los dos años que estuve en Bélgica y Alemania.
    De todos modos, en Caracas es imposible “Esconder” el barrio, ya que se difunde en toda la extensión capitalina, al contrario de otras ciudades que he visto, donde los “Ghettos” si están escondidos en el margen lejano de la ciudad.
    Bueno pues, ahora vamos a reforzar los paseos con unas lindas gondolitas rojas colgadas de unos cables que permitirán al turista la toma de unas buenas panorámicas.
    Al menos estos tipos no se fueron con el cuento ese de que las lucecitas de noche en las montañas son los Boy Scouts que siembran arbolitos de noche.
    En todo caso, no estoy seguro de que la difusión de las imágenes de nuestros barrios contribuyan significativamente a alguna mejora.
    La gente simplemente trata de no ver esto porque no le interesa, porque quieren desconocer la realidad, porque de lo contrario, estamos en la era de la información y el que no sabe, es porque no quiere saber.

    ResponderResponder
  17. @Marcos Venster: Sí, y en eso estoy de acuerdo contigo: Quizás por un tema de imagen no contribuiría para nada en la mejoría de Caracas (Y del país) difundir estas imágenes. Sin embargo, tampoco esconderlo lo mejora. Lastimosamente hasta zonas “turísticas y bellas” como Morrocoy, Margarita, Los Roques, etc, han sido golpeadas duramente por el crimen, especialmente a los turistas. Me parece que mucha gente quiere tratar a Caracas como una “actriz de reparto de programa humorístico”: Muestra solo lo bello, las prótesis, el tinte, las nalgas de biopolímeros, pero no abras la boca, no vale la pena escuchar lo que tienes que decir. Es como dices, fueron al barrio para acercarse a la realidad, ya que ellos sí querían verla y no llevarse la idea de los Boys Scouts. Tal como leí hoy en un artículo de un autor de que hace llamar Chamán Urbano: “empeñarse en destacar lo bello de Venezuela deja en evidencia que no somos capaces de vernos a nosotros mismos tal y como somos en este momento; que obturamos eso que proviene de lo Real”. Gracias Por tu comentario! Saludos!

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here