0
1268

CANTO

 

Canto cruel.

Sobre qué muletas desauciado

sobre qué sempiterno  circular

sobre qué mentiras violentas destrozaré mis mentiras.

 

Alzo el collar

que una mano del abismo

me arrojó.

Afuera humo

y estatuas hechas añicos por puños ensangrentados

alimentados con la furia del hambre.

 

Ya es otoño

ya la primavera retrocede

y los días se acortan y se enfrían.

La vida se me va a raudales

mientras pienso en mi vida.

 

Egoísmos rigurosos

para con las venas fofas

que se alteran.

 

Traduzco en el error

un universo de magia cruel

de escritura desalmada.

 

Las palabras se estrechan

al clima sonriente de la ebriedad,

la cordura se estanca

y se mira al espejo.

 

Los pilares cotidianos se retuercen

se descascaran y revelan

su precaria pose.

 

Golpes esparcidos

por el lugar visitado y abandonado

lloran con furia

contra los simientos.

 

Y empieza el desastre.

 

 

Regresión sin hilo al hogar del trueno

hacia la nada que besa

mar de formas feroces

mantos fatales en su transparencia

en su veneno sin peso.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here