Los sueldos en las universidades venezolanas.

8
153

Vamos a empezar con los datos: a partir de enero de 2008 entró en vigencia un aumento de sueldo del 30% para todos los profesores universitarios. A partir de ese momento un profesor titular a dedicación exclusiva (“titular” es el rango más alto en el escalafón universitario) pasó a ganar 5.166 Bs. F. mensuales. Un profesor instructor, también a dedicación exclusiva (“instructor” es el otro extremo del escalafón) quedó con sueldo de 2.382 mensual. En el medio se mueven las otras categorías: asistente, agregado y asociado, en orden ascendente. Esos salarios eran exiguos incluso para la fecha en que comenzaron a cobrarse nominalmente. Añádase que no se han incrementado ni un céntimo durante los últimos tres años y que por los vientos que soplan no van a aumentar en el futuro previsible. Con una inflación acumulada de casi 70% en el periodo a considerar, está claro que el sueldo de un profesor universitario no vale ni la mitad de lo que valía hace tres años.

Pero eso no es nada: hace diez años, un profesor titular a dedicación exclusiva, equivalía a más de diez sueldos mínimos y hoy en día gana 4,22 veces el mínimo.

Un profesor universitario a dedicación exclusiva trabaja mucho más de lo que percibe el estudiante promedio. Cada hora de clase impartida tiene o debería tener al menos una o dos horas de preparación detrás. Luego está, por supuesto, el dar la clase, lo cual supone un esfuerzo físico (aunque no parezca) y corregir los exámenes que no suelen ser pocos. Por ahí tenemos unas veinte horas de trabajo semanal, únicamente en labores docentes.

Pero un profesor universitario “de verdad” debería además investigar en el área de su interés y competencia. Idealmente debería publicar al menos un artículo científico (un paper) cada cierto tiempo en una revista arbitrada (cosa que es más o menos difícil dependiendo de la revista y del área). También debería participar en conferencias nacionales e internacionales, dar charlas frecuentes de nivel variable (algunas de divulgación para el público general, otras más avanzadas para especialistas), participar en seminarios de investigación… y cuando uno cuenta todo ese tiempo, da mucho más que cuarenta horas. Yo diría sesenta-ochenta horas semanales. Y me quedo más corto que mangas de chaleco.

Además, para llegar a titular (que ya vimos es el grado más alto en el escalafón) es necesario tener un doctorado y alrededor de 12-15 años de experiencia. Sacar un doctorado no es nada trivial. Más aún: para ser profesor asistente (el segundo peldaño del escalafón) hay que tener por lo menos una maestría, y con todo y maestría un profesor asistente gana menos de 2.900 bolos al mes. Métale los cestatickets a la cuenta (los que tengan) y a lo mejor llega a 3.500 ahí, apurado.

Como usted verá, eso de ser profesor universitario deja menos dinero que ser vendedor de CD’s y DVD’s piratas, menos plata que un taxi, muchísimo menos que un carro de perros calientes.

Estamos de acuerdo en que se puede vivir sin CD’s “quemaos” y sin perros calientes. Posiblemente también sin taxis.

¿Y sin universidades? ¿se puede salir adelante sin universidades?

¿Capta usted, querido lector, la magnitud del drama?

La Universidad venezolana se está quedando sin personal. Durante los últimos diez años se ha ido una cantidad impresionable de gente, de la mejor gente que teníamos. Así, la Educación Superior va palo abajo… eso por no contar las brutales carencias de los jóvenes bachilleres, sean de colegios públicos o privados.

Tenemos también un profesor universitario completamente desmoralizado, que no puede cubrir las necesidades más básicas, que no puede brindarle un techo a su familia, que no puede ni siquiera hacer un mercado decente, vestirse diferente de un pordiosero o ir al cine de vez en cuándo. ¿Libros? ¡Ja! ¡No me haga usted reír! El profesor universitario, actualmente, vive en condiciones infrahumanas. A menos, claro, que antes de esta debacle, de este genocidio económico, haya logrado situarse bien y comprar una vivienda decente. Pero ciertamente esas no son las condiciones de la generación de relevo.

Resulta verdaderamente desconcertante que los gremios se mantengan tan pasivos frente a esta situación. Más incomprensible todavía si consideramos que los gremios administrativos y obreros, tan combativos en otras épocas, también están pasando por lo mismo. La Universidad, tal vez amedrentada por el paro de PDVSA, no se atreve a ir al paro general indefinido que la situación amerita.

Y no es nada, que esto, según todos los indicios, va a peor.

Mi diagnóstico: con el profesorado pasará lo que ya ocurrió con los profesores de bachillerato y con los maestros de primaria, que actualmente se hallan completamente marginalizados. Los maestros de primaria y profesores de educación media eran profesionales relativamente bien pagados y bien considerados socialmente hasta hace más o menos cuarenta años. Hoy en día nadie quiere dedicarse a eso y los pocos que todavía estudian esas carreras lo hacen porque no les queda más remedio. Bueno, lo mismo va a pasar con los profesores universitarios a la vuelta de, no sé, cinco años. Si es que no es menos tiempo.

El remedio: un aumento sustancial de sueldo, no menor del 400%, para todos los trabajadores administrativos, personal obrero y personal docente de las universidades nacionales. Menos de eso sería prolongar la asfixia. Por supuesto, no estoy hablando acá del serio deterioro en las condiciones de trabajo. Ese es otro tema, y para resolverlo es necesario también aumentar en un porcentaje similar el presupuesto de las universidades.

Pero estoy muy claro en que eso no va a pasar, ni ahora ni con el próximo gobierno, aunque sea éste de oposición. De hecho, los flamantes 65 jarrones chinos diputados opositores no han dicho ni “esta boca es mía” sobre este tema, y eso que muchos de ellos, o bien son profesores universitarios, o bien se formaron en universidades públicas (aunque esto último es más bien una raya para la institución). No cabe esperar nada de esos monigotes.

Así que parece que lo único que todavía se puede hacer, es salir corriendo.

8 Comentarios

  1. Todo lo que dices es totalmente cierto, el oro problema que medio tocastes es la falta de recursos para la investigacion, hay varios laboratorios casi parados debido a la falta desde reactivos hasta instrumentos. Nadie puede comprar las revistas para medio mantenerse informado en su campo, los dolares de CAVIDI no son suficientes, y arriba de ello no se pueden comprar, ya que tambien hay que comer. O al menos intentar comer.
    Muchos compañeros que se han ido hacen una labor loable, bajan libros en internet para los que estamos aun aqui lo podamos leer gratis y tambien revistas, no siempre, pero por lo menos hacen algo Pero ¡para que? si no hay dinero para investigar.
    Tengo que bajar las peliculas ya que ir al cine se nos ha convertido un lujo y comprar libros, ya se me olvido cuando fue el ultimo libro que compre. ya tengo mi parche en el ojo y mi pata de palo, me falta el garfio, que espero robarlo dentro de poco.
    y sobre los estudiantes que llegan, estoy pensando seriamente que el CI de la poblacion general ha bajado una barbaridad.
    y cuando vienen los parciales es peor uno se tiene que olvidar de sabado y domingo. La cosa es tan grave que ahora muchos deben de dar clase en los primeros semestres, ya que cada vez quedan menos.

  2. Sí, lo del “serio deterioro en las condiciones de trabajo” alude entre otras cosas a que no hay dinero para investigar: ya no tenemos acceso en línea a publicaciones científicas desde el campus (aunque el IVIC todavía lo tiene) por falta de dinero para pagar las suscripciones, tampoco tenemos viáticos para ir a reuniones científicas y ni pensar en salir del país (aunque aparentemente ahora esos reales los da fonacit). Pero también me refiero a cosas más pedestres como tener que poner dinero del propio bolsillo o tener que andar saltando de oficina en oficina a ver quién le hace a uno el favor de fotocopiarle un examen porque la dependencia encargada tiene serias carencias de mantenimiento, o tener que comprar tiza. Pero eso puede ser tema para otro artículo.

    Tampoco les había contado el caso de la hija de un profesor que fue apuñalada por unos malandros y que estuvo a punto de no ser recibida en la clínica porque no había dinero para el HCM y la universidad estaba atrasada con los pagos.

  3. Este articulo esta en lo cierto pero aunado a ello esta la mentalidad comunista del gobierno que se opone a todo lo que sea progreso material y espiritual de los ciudadanos porque segun ellos eso es sinonimo de burgesia.

  4. Más allá de estar muy de acuerdo con el artículo, me pregunto si la participación y exigencia no pasa por identificar y conectar con el grupo de opinión afín en el Congreso (AN). Uno de los dramas que vivimos es esa substracción de los gremios y de la juventud de la política “institucional”. Generalmente se accionaba por vía de los partidos, pero se han abierto otras vías independientes. ¿Tal vez iniciar un contacto directo con alguno de los partidos lleve al inicio de algo, de una acción? Se luchó tanto en el siglo pasado por legalizar los partidos y vemos cómo se bombardea el intento de cada uno de entrar en la sociedad. Los partidos son los medios efectivos que necesitan los gremios y las agrupaciones para conformar grupos de opinión parlamentario, no al revés. La propuesta es colocar en lo hombros de la AN y sus grupos el problema y no quejarse porque los diputados no hablan nuestros intereses. Es mi propuesta para reconocer el descontento y ubicarlo en el temario de la AN.

  5. Completamente de acuerdo, pero la dirigencia gremial parece paralizada. Yo, por ejemplo, que no formo parte de dirigencia alguna, no puedo hacer otra cosa que “twittearle” a los diputados de mi estado comunicándoles el problema. Pero la verdad es que no me han respondido (de ahí mi queja). Le he propuesto a la gente que twittea que haga lo mismo con el hashtag #UniVe, pero no ha tenido buena acogida la iniciativa.

    Tal vez sea hora de pasar por encima de las directivas y empezar a recoger firmas o algo así.

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here