PARANOIA Y ENVIDIA EN MARIO SILVA

6
103

Gracias a la gente de Código Venezuela por ponerme al tanto de la noticia

UN CANCER MENTAL LLAMADO CONSPIRACIÓN

La historia nos muestra muy bien lo que pasa cuando, para defender un absurdo, se apela al esquema de la conspiración. Nada mejor que nombrar dos de los casos históricos ejemplares:

1. Los juicios de Salem (febrero de 1692 y mayo de 1693) donde se aplicó, literalmente, una caza de brujas.

2. El Macarthismo (1950-1956);  misma fórmula en versión secular, para hacer acusaciones de deslealtad, subversión o traición a la patria sin el debido respeto por las evidencias.

EL PENSAMIENTO CONSPIRATIVO EN VENEZUELA

Venezuela ha tenido sus McCarthys de pacotilla quienes, mezclando mojigateria y una falta de información compensada a punta de delirios, han querido iniciar sus propias cazas de brujas para adobar más la “revolución” de Hugo Chávez (Sólo han logrado generar pena ajena, afortunadamente).

El primero de ellos, como no recordarlo, el alucinado y bien vestido Pedro Carreño, quien en 2002 dijo que DirecTV era un “sistema de espionaje” para ver lo que pasaba en nuestras casas.

El segundo, por supuesto, es el televangelista del chavismo, Mario Silva. Ya sabemos que es el mejor exponente de la fabulación, es decir, de llenar las lagunas de información con pensamiento conspirativo. Claro, sólo Hugo Chávez le gana en delirio persecutorio.

En esta oportunidad, la mirada aguda y el cerebro estrecho de Silva a punta a Alejandro Hernández, un maracucho quien, como muchos otros adolescentes, han aprovechado las oportunidades de la tecnología para lanzarse al show business informal.

Mario Silva descubrió este episodio (véanlo con la mente abierta para que puedan notar los delirios que Silva quiere hacer pasar por hechos):

Mario Silva no sabe que a estas alturas cualquiera puede tener un mejor programa que La Hojilla. Por eso el gordo nos cuenta su versión kakfiana del asunto. La tesis es que el maracucho está asesorado por gente poderosa que busca lavarle el cerebro a los jóvenes venezolanos. Las pruebas: la buena edición y, por supuesto, el hecho de que sabe hablar inglés.

Mario Silva no sabe que cualquiera con dos dedos de frente puede montar un show de buena calidad en youtube. Para hacer lo que hace Alejandro Hernández sólo hace falta una sabana verde (o blanca), una computadora mac y un programa que en Venezuela cualquiera puede piratear sin ninguna consecuencia legal.

Pobre Mario, creo que su inglés, si lo habla, debe dejar mucho que desear. Lo más triste no es eso, sino que todos podemos hacer un mejor show (Todos menos los chavistas, según parece).

Acá les dejo la perla de Mario Silva, no sin antes compartir que debe ser muy angustiante vivir en ese cuerpo lleno de adiposidades y fantasmas persecutorios.

GD Star Rating
loading...
PARANOIA Y ENVIDIA EN MARIO SILVA, 5.0 out of 5 based on 4 ratings

6 Comentarios

  1. Yo no podría analizar a…este caballero, ni a su programa. No soporto ni 5 segundos el verlo, el asco me vence. Mi consideración para Ud. que se lo cala completito para la realización de su articulo.

    ResponderResponder
  2. Leete el post “Viejo atrevido pasa pena (Mario Silva lo hizo de nuevo)” la pana le dio hasta con el tobo

    ResponderResponder
  3. ¡Gracias por comentar!

    xluis gracias por la referencia. Mario Silva es como se dice en inglés “so wrong in so many levels”. Podemos hace una wikipedia analizando todos los niveles de sus desatinos.

    ResponderResponder
  4. Mario convierte a personajes tan nulos en superestrellas. Esa es su misión transformar lo malo en mediático.

    ResponderResponder
  5. Lo mejor de La Hojilla es ver a Mario Silva dando esas fuertes aspiraciones (no es que juzgue, pero con tantos compinches en gobiernos cocaleros debería conseguir productos de mejor calidad) ¡Ah! Y ver como copia todas las muletillas de Chávez como “¡¿Eh!?” y garabatear mientras habla.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here