Esa luz que pasó por nuestros ojos…

0
594

Hay veces en que siento la sangre de Dios
correr por mis venas,
pero luego no, era la muerte:
Esa luz perseguía en la carretera,
ahora tengo un poco de claridad
y puedo decir que el amor y la creación
no tienen ningún valor,
dentro, en el cruel fuera de acá bestia de otros tiempos,
o en cualquier lugar de las montañas de cadáveres
en las que te espero con esta flor entre mi mano,
¿Puedes verla, puedes ver mi rostro cuando alrededor mío todo ha sido desbastado?
No puedes, como yo no podría quererte
con los ojos abiertos
sabiendo que estás muerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here