Alta noche

0
5

Ellas saben que estás herido,
guarda silencio, escúchalas
y no escondas las manos.
No niegues sus besos, sus cuerpos, no juegues con ella
maldito ebrio.
No intentes llevarte nada más
de lo que jamás te perteneció.
Ellos saben que estás herido,
lo saben desde el comienzo
y jamás te importó insultarlos con juegos de palabras
ni obviarlos con alguna droga
que envenenara tu sangre y la del resto,
no le pidas a tu corazón que no tiren a matar,
tu amigo de la infancia está cansado de alimentarte.
No intentes llevarte nada más
de lo que jamás te perteneció.
Si naciste siendo un hombre triste
o de éso te gusta convencerte,
quien tiene la respuesta que estás esperando
y resguarda tus hombros
no tiene el rostro de ningún ser querido fallecido
sino que está ahí, al final de todas
estas hileras de máquinas tragamonedas
que están saturando la ciudad.
El sonríe y tú contestas con otra sonrisa
para hacerle entender que todo anda bien
por ahora, no hay por qué exaltarse…
Al anochecer, a media madrugada,
o quién sabe, miras una foto tuya a los catorce,
te emocionas un poco, luego ves la foto de ella
y derramas una lágrima.
Sonríes tranquilo, luego ríes falsamente
para ti mismo; finalmente terminas por reír de verdad
pero no sabes por qué…
Luego, en la alta noche, la vieja radio hace lo suyo con tu corazón…

GD Star Rating
loading...
Alta noche , 2.0 out of 5 based on 2 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here