FIA 2010, crónica de un inculto.

12
765
Curadora de arte: La obra de su esposo es lo que llamamos «Arte externo», puede ser creado por un paciente psiquiátrico, un campesino o un chimpancé.
Homero Simpson: Ohhh en la preparatoria fui elegido como un futuro paciente psiquiatrico campesino chimpancé.

El arte se enclaustra, se aísla y se queda encerrado en un lujoso hotel del este caraqueño. Para llegar a la Feria Iberoamericana de Arte 2010 (FIA 2010) hay que subir en taxi hasta el Hotel Tamanaco Intercontinental, hay que pagar entrada y hay que soportar que los vigilantes desplegados a lo largo de la muestra te miren con como si no pertenecieras allí.

Una vez en la puerta comienza el panorama a hacerse claro. Puros viejos encorbatados y empaltosados, pura viejas con medias de naylon sudadas y zarcillos enormes que le llegan hasta los hombros. Fui con una amiga, estudiante de arte en una universidad caraqueña. Ella llevaba los cuadros trabajados en su clase de pintura, y al entrar nadie se molestó en decirle nada. A la salida, viviríamos una desagradable experiencia por cargar con los cuadros encima.

Apenas al entrar salta la primera contradicción: Supercable tiene un stand en la entrada, en el que dos mamis explotadas, vestiditas con licras que dejan verle el culote y las piernotas, te ofrecen el paquete promocional para ver el mundial en Alta Definición. A mano izquierda una contradicción más, un pasillo dedicado a la obra del Gobernador Henrque Caprles Radonsky, curiosamente parecida a las promociones de Mercal.

No deja de ser triste que quienes organizan este evento son los mismos que acusan al arte patrocinado por el estado de estar lleno de propaganda. Desde que entramos, lo único que hay es propaganda, de la Gobernación de Miranda, de la Alcaldía de Baruta, de Supercable, de Seno Salud, de los libros de El Nacional… Por momentos siento que estoy en expofranquicias.

Adentro sigo sintiéndome raro. Todos los asistentes bien parecen sacados de las fiestas de Canache Mata, vuelvo a los noventa, estoy en una romería blanca. Estos señores me recuerdan lo peor de este país, desfilan con cara de entendidos frente a las obras, preguntan precios y prometen pasar después a comprar. En las esquinas hay gente abriendo botellas de Whisky, todos estirados conversan entre ellos, se ríen de sus propios chistes y nos miran con desprecio. Entonces me doy cuenta, G y yo somos los únicos con blue jean y franela, todos los demás están vestidos en su onda de “dama de sociedad” y “señor de buenas costumbres”. De hecho, podría jurar que una de estas viejas fue jurado del Miss Venezuela el año pasado.

Las obras no me importan. Tal vez es porque me falta teoría, tal vez es porque no tengo sensibilidad para el arte, pero lo cierto es que me parece un contrasentido ver un cuadro de Frida Kahlo en un sitio que, si Frida estuviera viva, lo quemaría vivo con ayuda de su esposo Diego Rivera.

Allá hay un colombiano que exhibe una obra en relieve que al verla de lejos forma la cara de Mao. WTF?????????? Por allá hay un Wannabe venezolano de Andy Warhol, convirtiendo un paquete de harina pan en un remedo chimbo de la lata de sopa Campbell.

Más allá está la transgresora obra de Nelson Garrido, pero luce inofensiva en el recinto, nadie se siente provocado por las poderosas imágenes del fotógrafo Garrido, verlo aquí es tan chimbo como verlo en la edición aniversario de Todo en Domingo.

Por acá una obra en 3D, más fraudulenta que cuando Venevisión lanzó su experimento de TV en tercera dimensión, al ponerte los lentes no ves un carajo, pero todo insisten que sí, que es vanguardista.

Más para allá el stand de la fundación Cisneros, con un televisor que presenta la publicidad de la mentada fundación. Otra vez la farsa de la responsabilidad social, el mecenazgo y la imagen de los Cisneros como supuestos benefactores de la sociedad. En realidad son unos tracaleros, hoy aliados con el gobierno que se encarga de destruir su competencia (Polar ®) para que puedan seguir siendo los líderes del mercado, mientras siguen patrocinando a artistas sin personalidad, artistas rendidos ante el poder económico, más pendientes de conseguir patrocinio para sus pegostes que de decir algo con ellos.

El país está en crisis: desempleo, violencia en las calles, hambre, brotes de dengue, devaluación, putrefacción de toneladas de comida, etc. ¿Y los artistas venezolanos que dicen? Nada. Las obras de los criollos son pegostes y manualidades sin impacto. Pura mediocridad, y lo digo a sabiendas de que van a comentar diciéndome ignorante. Pero yo no le veo el chiste a esto. ¿A quién le importa encerrarse en este hotel a ver los cuadritos de esta gente? Y encima los precios, una fortuna vale cualquiera de las obras.

La FIA 2010 no mira hacia el país, lo desprecia, lo ignora y pretende drogarlo. Por eso se encierra en un hotelazo del este, por eso sus obras no dicen nada, ni estética ni éticamente, son vacías, tontas y aburridas. Además, ¿por qué ese empeño en dar una imagen falsa de Venezuela? La Venezuela de hoy nada tiene que ver con un grupito de estirados con naricita levantada “apreciando el arte”, el país está jodido y lo peor que puede hacer esta gente es ignorar esa realidad para encerrarse en su feriecita a tomar champagne y comer tequeños.

Ya a las 09:00pm yo estaba más pendiente de bajar a alguna arepera a comerme una de queso guayanés, que de mirar a los lados y fingir que me interesaba aquello que estaba pegado a las paredes. Marcel Granier llegó a esa hora, faranduleaba frente a las obras y recibía gustoso el saludo de las doñas presentes. Por un momento temí que todas empezaran a entonar el corito Valiente, Valiente, Valiente, que suelen cantar cuando algún conspicuo representante de la oposición hace su entrada en algún evento público. Afortunadamente no fue así.

Salimos. Y cuando intentamos atravesar la puerta nos detuvieron. A mi amiga no le dejaban sacar sus cuadros. Nos acusaron de ladrones. Y luego de un rato en el que se repitió la rutina perdonavidas que suelen ejecutar los funcionarios policiales, militares, vigilantes y cualquier otro cretino con algo de poder, le tomaron copia del carnet y la cédula a mi compañera, nos hicieron llenar una hoja con nuestras direcciones de domicilio, teléfonos y datos personales. Y al salir, el vigilante le dijo a G que era su culpa, que quién le había mandado a meter “eso” de contrabando sin decirle a nadie. Y así cerró la clase humanismo que nos dieron en la FIA 2010

A decir verdad, prefiero mil veces a mi amiga G, que a la cuerda de bobos intrascendentes que exhiben sus obras en el Tamanaco.

Yo no entendí nada, yo no entiendo nada. Debe ser porque soy inculto, o porque tengo un alto sentido de la ladlla, pero si esto es arte, coño, que fastidio, pana.

Marge Simpson: ¿Tienes alguna idea, Homero?

Homero Simpson: No, estos sujetos son genios, nunca se me podría ocurrir algo como una sopa o un lápiz.

Technorati Tags: , ,

12 Comentarios

  1. jejejejejeje

    genial broder

    dale gracias a Dios que no fueron seducidos por una parejita swinger de mediana edad…

    porque entre el vino de cuarta de Pomar y el desgaste de las escaleras muchos se ponen carignosos

    jajajajaja

    pa lante y un abrazo

    J

  2. Hace mas de 6 años que no piso la FIA, por expereincias similares a la tuya. Tambien estaban encorbatados como si eso fuese un resquisito para apreciar el arte y estaban tan estirados como tu afirma que siguen.
    el ambiente artistico a decaido muchisimo, participe en la segunda exposion de jovenes artistas, junto a muchos que ahora son consagrado, carmelo niño, pancho quilici, y otros que estabamos ahi para divertirnos, tambien estaba la Bienal de dibujo, donde volviamos a encontrarnos, en un ambiente informal donde haciamos bromas de nuestars obras y ninguno se tomaba en serio.
    De hecho nos burlabamos de quienes venian con intelectualismo apreciar las obras, eso lo convertimos casi en un juego con Pujol que en esa epoca era un loquito de carretera y se queria pegar a mi novia, sea como sea, al final creo, que no lo logro.
    La mayor parte del publico eran jovenes de nuestra misma edad. Y las obras de arte que teniamos eran intercambio con los demas, asi, pelo a pelo. Y por eso tengo obras de ello que ahora valen una millonada y ellos tienen las mias, que siguen sin valer un coño.
    La decandencia del arte en el pais se comenzo a ver a mediados del gobierno de caldera, ya en este gob eliminaron la bienal de dibujo, la de jovenes artistas hace años que no se de ella (quizas continue en Maracay, pero no lo se) Y otras expocines y concursos que se daban a nivel estatal han decaido a nivel sub mediocre, ya que se tomna en cuenta la filiacion politica antes que el arte, yo he realizado varias articulos sobre el «arte chavista».
    Mucha de la apreciacion del arte viene dado por la cultura artistica del espectador, algunas- muy pocas- trascienden los limites y cualquiera hasta un Inut la apreciaria como arte. Son muy pocas y casi es un milagro llegar a ese nivel.
    La mayor parte del arte viene dado por esa cultura artistica, que es dificil que todos la tengan y ciertamente la mayoria de quienes estan en esa exposición de la FIA son excelente en su trabajo y ciertamente es arte de alta calidad.
    mi problema con la FIA es similar, el lugar y quienes van a verla, ya que la mayoria van a eso verlas, no las comprenden mas que tu, pero hay que oirlos para saber el nivel de su ignorancia y de como quieren convertir esa ignorancia en doctos argumentos.
    Es vomitivo.
    La ultima vez que fui, me canse de burlarme de ellos y lo peor es que no se dieron cuenta, mary tuvo que sacarme de ahi, ya que no aguente y me cuaje de la risa con una de sus respuestas, tan ribonbantes como sus vestidos.
    Te apoyo, la Fia sigue siendo la sepultura del verdadero arte

  3. La verdad, yo celebro algunas propuestas creativas presentadas en la FIA (jms, monto 57 fotos del evento) son obras lindas de ver, de apreciar y faciles de montar en casa.

    nada mas.

    y ese es el error. Creer que el arte es solo cosa linda y creativa es un error. Usualmente el arte contiene una fuerte dosis de denuncia social y tambien un deseo de decir algo que se escapa de los signos arbitrarios del lenguaje hablado.

    pero…¿un Mao Tse Tung visto de lejos? ¿una falsa plataforma 3D? ¿copias balurdas del cinetismo..(un cancer que deberiamos empezar a superar!!)? y lo mas cumbre, aquello cuya presencia hace ruido que es la «compra venta» del comercio cultural in live, como lo es la gente de intercable y sus promotoras…

    yo fuera artista, y no mando nada a ese nido de ratas.

    y de paso, la gente de la alcadia de Baruta, con un stand tipo «ayy, somos tan irreverentes y abiertos que patrocinamos esto, aunque la plusvalia (monetaria) no sea mucha» ahhhh por lo menos el «arte chavista» apoya a los graffers..aunque eso constituya una contradiccion en el ejericio del grafitero y no a los niños bien, clase media, que no saben lo que es pasar hambre, que son los que precisamente, se presentan en la FIA.

    anyway, me parece que paso lo mismo del año pasado: nada nuevo, nada genial y todo caro.

    =(

  4. Joaquin, podría jurar que una parejita se nos quedó viendo raro.

    Xluis, pana no podría estar más de acuerdo. Yo también estuve con una sardónica sonrisa en la cara mientras veía a la gente que me rodeaba. Al igual que tú, no me quedaron ganas de volver

  5. Noelia, se me pasó comentar lo de las copias del cinetismo: era un cancer!!! A cada lado que mirabas había un obra de alguien con complejo de Soto. De resto comparto buena parte de tú reflexión.

  6. También hubo obras ‘3D’ el año pasado. Casi nadie podía ver un coño, y cuando por fin pude ver algo (después que mi amiga me orientó: «no vale, a la derecha, debajo de la parte blanca, no, no te estoy vacilando, ¿no lo ves?») sentí que acababa de desperdiciar 10 minutos de mi vida.

    No se la de este año, pero el año pasado vi algunas cosas que me gustaron. Hubo trabajos de un artista colombiano que estaban excelentes, y unas piezas de una venezolana (no recuerdo sus nombres) con telas y plásticos también muy interesantes.

    Lo que si me llama la atención es que siempre que hago un recuento mental al final, llego a la conclusión de que mis obras preferidas son las de artistas ‘viejos’, tipo Von Dangel, Jacobo Borges, etc. Coincido contigo con lo de la gran cantidad de cosas derivativas que se ven. Aunque por lo que me comenta gente que está metida de lleno en el mundo del arte, galerías, etc. esas vainas pasan en todas partes del mundo. Al final, el ‘éxito’ de un artista depende bastante (como en muchas otras áreas) de a quién conocen, quién los apadrina, etc.

    También me ha llamado la atención, al igual que a ti y a Noelia, que se explore tan poco el contexto venezolano en piezas, bien sea como sátira o crítica. Supongo que habrá gente que lo haga, pero deben ser tan pocos (Nelson Garrido es uno de ellos) que al final uno no los ve por ninguna parte. No se si es que muchos artistas andan en una de escapismo o no quieren meterse en problemas, porque nada más el Comediante en Jefe da para hacer toda una serie satírica lo suficientemente grande como para llenar todas las salas de un museo entero.

  7. Yo pensaba que tú y tu amiga tenían la intención de colgar clandestinamente sus obras, sin decirle a nadie ni pedir permiso. Eso sí que habría sido arte del bueno.

    Muy buena la crónica. Iré a FIA, en bluejeanes y con mi peor ropa para experimentar el asunto en carne propia.

    ¡Saludos!

  8. jjajajajajaa

    Bueno Carlos, si quieres nos ponemos de acuerdo porque tengo ganas de ir en las mismas. En una de Perfomance of misery =D

  9. Bicho, te pasaste porque la obra en 3D era una representación bastante buena de un good old mamerto. A piernas abiertas. Divino. La del medio era una parejita en plan más softcore. Y no se dejen engañar por el tono de joda porque lo que les digo es verdad. No era taaan difícil verlo.

    Y no es que seas inculto o nada pero el Mao, objetivamente, era
    A-RRE-CHÍ-SI-MO. Esa vaina montada ahí, en grises, haciendo sombra desde el pasado y escoñetándonos el presente me pareció poderosa. Y técnicamente impecable. Vamos, un palo.

    Eso y los viejitos ¿no viste el Michelena? Estaba en frente del stand de fotos de Garrido (¿te tripeaste la cuca, por cierto?). También había un Rengifo y unos Centeno Vallenilla kitchs, repugnantes e históricos. Me dieron ganas de lamer los cuerpos de esos indios. Hasta de Poleo había. Coño, y los del viejito Vigas que ya cansan. Aparte: los caballos de Alirio Palacios siempre me han parecido un espectáculo y nunca me canso de verlos.

    También me emocionó muchísimo ver a Starky Brines, artista de los de verdad. EL real deal, pues.

    Creo que te equivocas al desestimar la FIA y cómo supuestamente no representa «lo venezolano». Había trabajos muy hermosos y desoladores, así como escapistas, cinéticos. Una sociedad entre la alienación, la pobreza y la locura. Vuelve a recorrer la vaina en tu mente. Date de cuenta, hermanito.

  10. Yo fui bellísima, por cierto. Y eso también te lo tienes que tripear. Hubieses intentado, al menos, tener el look de artista zarrapastroso. Con énfasis en el artista, porque si no es un #fail. Y es una pendejada lo que hizo tu amiga de llevar cuadros en mano y no avisar desde la entrada. Sentido común, joder. O los hubieses metido en una de esos maletines. Por eso es que a los pobres les pasan las vainas que les pasan.

    Por cierto, el de Mao es un colombiano que se llama Pablo Tamayo, muy guapo, por cierto. Y catire, un andinito precioso, agreste.

    Ay, a mí esa FIA me encantó, chico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here