Al Sur de la Frontera

35
293

Por causa del mito del buen salvaje, Occidente sufre hoy de un absurdo complejo de culpa, íntimamente convencido de haber corrompido con su civilización a los demás pueblo de la tierra, agrupados genéricamente bajo el calificativo de ‘tercer mundo’, los cuales sin la influencia occidental habrían supuestamente permanecido tan felices como Adán y tan puros como el diamante”.

-Carlos Rangel — Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario (© Criteria – Caracas 2005 p316)

La Gala

No deja de ser una paradoja horrible que una revolución comunista se babee y delire de tal forma por las celebraciones capitalista. El estreno de Al Sur de la Frontera (2010, Oliver Stone), fue un remedo barato de los estrenos Hollywoodenses, con Red Carpet, Countdown, y periodistas faranduleros, prestos a cazar a las “celebridades” a la entrada del recinto para preguntarles bolserías. Lo único extraño fue que no preguntaban el nombre del diseñador de la percha que gastaban los asistentes.

Los revolucionarios desfilaban sobraos por la alfombra roja con fondo negro que fue desplegada en el TTC. Simón Pestana, Farruco Sesto, las hijas de Chávez, y algún que otro asomao, como Ruddy Rodríguez, a la que el Presidente se refirió emocionado porque le “envió una carta”, en el que fue el momento más lastimoso de la noche. Quién lo diría, el joven flacuchento y narizón que salió hace dieciocho años en televisión a asumir su responsabilidad ante un golpe de estado, se ha transformado en un viejo verde, similar al personaje aquel de Bienvenidos que siempre estaba borracho y se baboseabas a las tetonas del programa. En la carta, Ruddy le pidió al Presidente que viera Venecia, el súper bodrio protagonizado por el chamito este de RBD.

Adentro, la cosa era peor. Aquel despilfarro, transmitido con orgullo por VTV. Simón Pestana no parece entender la brutal contradicción de haber hablado esa noche en el Teresa Carreño. Precisamente él, quien interpretó al personaje que iniciaba El Caracazo (Román Chalbaud, 2005) con una crítica al dispendio y derroche de la juramentación como Presidente de Carlos Andrés Pérez. Hipocresía pura, el gocho se quedó pendejo ante este delirio de nuevorriquismo que presenciamos a menudo en la Venezuela Bolivariana. Por un lado nos atosigan con el cuento del ahorro energético, queriendo que nos sintamos culpables porque abrimos la nevera o usamos el microondas; por el otro, vemos reflectores que consumen full energía, iluminando a estos farsantes, quienes gustosos se entregaban al oropel. Ver a un nuevorrico es un espectáculo deprimente, es un personaje acomplejado que imita, de manera chusca, lo que siempre envidió.

Caracas fue Zaire, por un ratico fue Uganda, y por un ratico fue Cuba. Esa noche vivimos un déjà vu, volvimos a la época de Mobutu en Zaire, de Idi Amin en Uganda, de las “olimpiadas alternativas” de Fidel en Cuba; sólo faltó García Márquez en la comparsa de jalabolas que aplaudían a rabiar desde las sillas del TTC, símbolo de la decadencia y arrogancia revolucionaria.

Después hablan de clasismo. Ja. Clasismo es eso: una sociedad dividida en castas, donde una clase dirigente y poderosa obtiene privilegios obscenos, mientras la mayoría está condenada a verlo todo a la distancia. Así son los actos en el teresa: afuera el colectivo pasa horas en cola, a veces teniendo que sobrevivir con una limosna en forma de naranja y botellita de agua —único refrigerio que le dan a las personas que pueden pasar hasta 24 horas sin comer cada vez que los traen en autobuses desde el interior para asistir a algún acto en el Teresa—, mientras los dirigentes, verdaderos godos/mantuanos/oligarcas/burgueses llegan al recinto fresquitos, en autos con chofer, para recibir la adulación de la clase oprimida.

Si en Venezuela hubiera verdaderos marxistas, estos se darían banquete deconstruyendo a la revolución bolivariana.

El Director

La posición en Venezuela la queremos mantener y crecer, Venezuela es uno de los países con mayores reservas del mundo y por tanto es un país donde una compañía que quiere perdurar otros 100 años tiene que estar
Alberto Galvis. — Presidente de la unidad andina de British Petroleum

La tragedia de los países nombrados en el cuarto párrafo, es la combinación mortal de los elementos que los aquejan: caudillo con necesidad de publicidad + más subdesarrollo + economía rentista = territorio fértil para el enriquecimiento de personas sin escrúpulos. Sean estos vendedores de armas, narcotraficantes, o estafadores de oficio como, digamos, Danny Glover.

Yo entiendo a Chávez. Sí, yo. Hasta el año pasado yo veía religiosamente las películas venezolanas. No importaba que tan poco dinero cargara encima, o que tuviera que perder cinco horas entre bajar y subir a la capital, porque las cintas venezolanas sólo las exhiben en Caracas, y siempre en dos o tres salas. Era un compromiso, una lotería, y de alguna manera un culto a la esperanza: siempre quise creer que alguna de esas películas me iba a sorprender, que una, aunque fuera una sola, me iba a dejar satisfecho.

Pero ese pacto terminó el año pasado. Me cansé, pana. Lo último que vi fue Día Naranja (2009, Alejandra Zseplaki), y eso porque una amiga, me haló por un brazo para ir a verla con ella. Todavía estoy esperando que Gloria me devuelva los reales que perdí esa tarde. A Hugo, le debe pasar lo mismo. Luego de haberle dado incontables recursos a cuanto oportunista se lo pidió. Luego de hacerles su casita, con nombre de villa. Luego de haber financiado los filmes más costosos de nuestra historia, todos, absolutamente TODOS les han resultado una decepción.

En estos 11 años de revolución bolivariana hay muchos desastres, pocos son tan contundentes y tan sintomáticos de la situación general del país, como el del cine venezolano. Nada, ni siquiera una de las películas de la villa del cine vale la pena. Es que ni siquiera se han hecho dos películas que pasen la materia con 10. Puro bodrio, puro fracaso económico, es decir, fracaso patrimonial para el estado. Corrupción, lo llamaban antes.

De ahí la necesidad reciente de Chávez de buscar afuera lo que no encontró aquí. Como Chávez no tuvo a su Tomás Gutiérrez Alea, pues salió a buscar a Sean Penn, Tim Robbins, Kevin Spacey, Danny Glover, Harry Belafonte, y Oliver Stone. Personajes atraídos a Venezuela, no sólo por la leyenda negra del buen revolucionario que estaba liberando a los buenos salvajes de Venezuela, sino también por el ocaso de sus carreras. Y es que todos, quizás a excepción de Sean Penn, son caídos en desgracias, menguantes señores a los que ya nadie toma en cuenta. ¿Cuál fue la última película de Kevin Spacey que vio en el cine?, ¿cuándo fue la última vez que oyó el nombre de Harry Belafonte, en un canal que no fuera Films & Arts? ¿Usted cree que algún estudio de Hollywood le soltaría así nomás los millones de billetes verdes que le dieron a Danny Glover dizque para hacer una película sobre un prócer haitiano? Ah baidegüei, ¿qué pasó con ese dinero?

Oliver Stone no pega una desde hace mucho. La gente habla de él como el señor que hizo Pelotón, JFK, y Wall Street, hace ya muchos años. Por eso es que sólo en Venecia exhiben su documentalucho, el cual es destrozado por la crítica, incluso por la misma crítica dispuesta a elevar hasta la palma de oro a un Michael Moore. Pero claro, las diferencias son muchas. A Moore se le podrá decir lo que sea, pero al menos tiene la suficiente conciencia autoparódica como para no solemnizar todo lo que hace. Adicionalmente, sus documentales, más allá de sus manipulaciones y maniqueísmos, dan en la llaga al señalar con no poca lucidez las contradicciones del mundo en que vivimos. Por ejemplo, Michael Moore no habría evadido los acuerdos entre el gobierno bolivariano y las trasnacionales para explotar la faja petrolífera del Orinoco; acuerdos estos, que hacen que Chávez no diga nada sobre el despreciable ecocidio cometido por la British Petroleum, una de las empresas favorecidas con el oscuro otorgamiento de concesiones en la faja. Chávez grita desgañitado contra el asalto a la flotilla por parte del ejército israelí, pero calla ante el crimen ambiental ocasionado por sus socios. Moore, habría hablado de esto, como lo hizo sobre las celebraciones de la comitiva presidencial en Venecia. Como verán, no sólo en los Mtv Movie Awards hay estrellas autocensuradas.

La Película

Al Sur de la Frontera, la vimos cuatro personas. No es una irreverencia, tampoco una exageración, éramos cuatro los que estábamos ayer en la función de las 06:20pm en el Recreo, y yo estaba allí por interés profesional, así que público, lo que se dice público, eran tres personas.

Esto, a pesar de la descarada campaña promocional, hecha con dineros públicos, que tapizó buena parte de caracas con pendones de la película. Ni Water Brothers al traer a Nelly Furtado, ni Evenpro con Metallica, se gastaron tanta plata en publicidad. Sólo en Sabana Grande conté, sin paja alguna, como cien colgantes en los postes. Sumémosle las cuñas que obligatoriamente deben transmitir los canales de televisión, cuñas estas, surgidas a raíz de la implantación de la ley resorte, y que se suponían que eran destinadas a campañas benéficas y educativas, pero que ahora fueron convertidas en mero instrumento propagandístico del gobierno.

Aún así el resultado ha sido nulo, en todas las salas donde se proyecta el documental de Oliver Stone se registra lo mismo, butacas vacías.

Comienza la película, con un segmento de… Adivinaron: Fox News, maniqueo y exagerado que servirá como excusa para el discurso posterior. Una ignorante periodista norteamericana confunde la hoja de coca con el cacao. Avanzado el metraje ocurrirá lo mismo con otro norteamericano imbécil que comparará al Presidente venezolano con Hitler.

Lo que sigue es la comiquita repetida cientos de veces en VTV, una caricatura, con pretensiones de análisis profundo sobre la democracia venezolana. Stone se limita a repetir el evangelio según Chávez: Venezuela nunca tuvo una democracia real, Chávez llegó y “redujo a la mitad” la pobreza en el país, los opositores a Chávez son los reductos de la democracia falsa que había antes de la revolución, los enemigos de Chávez son ricos violentos apoyados por Washington que dieron un golpe de estado que fue derrotado por el pueblo en las calles… Nada nuevo para nosotros, pero recordemos que esta película no es para el consumo interno, así como tampoco es para el consumo norteamericano. En realidad es una cinta hecha a la medida de la izquierda caviar europea, siempre presta a justificar con su condescendencia y solapado racismo a cualquier caudillo tercermundista que se autoproclame como antinorteamericano.

Luego Stone sigue a Chávez cual fan enamorado, y Hugo, experto en eso de hacer shows populistas ante la cámara, se luce como hombre humilde, sensible, comprometido, y atrapado por la historia. Nada muy distinto de lo ya mostrado en Los Sueños Vienen con la Lluvia (2006, Pablo de la Barra), aquella cursilería del mal gusto dirigida por Pablo de la Barra. De Venezuela nos vamos con Stone en un viaje de “descubrimiento” de América Latina. Una serie de soporíferas entrevistas unipersonales, que Stone maneja con poco interés y sin que estas aporten algo relevante o contundente. Sólo el momento con Cristina es relevante: a la Presidenta argentina no se le puede ocultar su soberbia, su petulancia y su sentido de altivez. Por mucho que lo intenta se le nota la arrogancia. Ese segmento, al menos como ejercicio de análisis del lenguaje corporal, es el mejor de la película. Porque incluso el momento en que Evo le “enseña” a Stone a mascar hoja de coca y juegan futbol, luce predecible y aburrido.

La mirada de Stone a Latinoamérica es superficial y sin matices. No hay en Oliver el menor ánimo de profundizar o investigar algo. Al contrario, la primera secuencia de la película es una traición del subconsciente, porque Stone es igual de maniqueo y despreciable que los periodistas de la Fox News. Al igual que los ultraderechista de Rupert Murdoch, con Stone todo es un reductio ad absurdum.

Lo arrecho es que Stone dice que esta película se hizo para romper el discurso imperante en los medios de comunicación estadounidenses, cuando la verdad es que lo refuerza. Si para los medios americanos el mundo se divide entre buenos y malos, entre terroristas y aliados, Stone no hace nada para agregar profundidad a ese discurso, sino que simplemente le responde en las antípodas: es decir, los malos son los buenos y los buenos los malos. Y eso es tan intolerante y reduccionista como lo que se pretende criticar.

El documental de Stone bien podría ser un espejo inverso del discurso que dice combatir. Es como Globovisión, la otra cara de VTV, sin espacio para los grises y los matices. Los opositores, disidentes y críticos de Chávez reciben el mismo tratamiento que en Fox News reciben los que se oponen a la política bélica norteamericana: la anulación de su discurso hasta desaparecerlo, la descalificación, la caricaturización y el descrédito para justificar su represión y destrucción.

Sencillamente en Latinoamérica no existe la diversidad ni el debate, sólo existen pueblos oprimidos y caudillos redentores. Así de racista es el discurso de Oliver Stone, y así de simplista es la película del norteamericano. Es como una película de Michael Bay, pero dirigida por un cineasta decadente con pretensiones de Pino Solanas. Por cierto, el despreciable atropello cometido contra Sergio M en la cinemateca, es una muestra más de la política stalinista y represiva dirigida por la estructura cinematográfica del estado venezolano. Lo triste es que apenas comienza, ahora Farruco ha vuelto al Ministerio de Cultura y José Antonio Varela es presidente de la villa del cine. Luego de dos fiascos financieros producidos en su seno, Varela ahora se encargará de hundir un poquito más la industria criolla en su cargo, desde el cual seguirá otorgando créditos a dedos, como los que recibió él, para que se sigan filmando películas como esta. ¿O quién creen ustedes que financió esta película? Sí, Al Sur de la Frontera, fue financiada con recursos públicos, y por eso no es más que una vulgar propaganda política.

Las obras propagandísticas de Leni Riefenstahl quedaron para la historia del cine, por ser estéticamente brillantes e innovadoras, a pesar de su bastardo contenido político e ideológico. Tomás Gutiérrez Alea es uno de los grandes cineastas de Latinoamérica, y cuando muera, algunas de sus películas quedarán para la posteridad por encima de Fidel. Pero de Venezuela y esta época oscura y triste nos quedará nada. Los bodrios de la villa, se convertirán en objetos de análisis antropológico, y tal vez subsistan para usarlos en foros sobre el autoritarismo, o sobre la decadencia a la que puede llegar un cineasta. Al final, luego de pasearse por algún festival europeo, y tal vez recibir algún premio a manos de algún jurado nostálgico, Al Sur de la Frontera, sufrirá el mismo destino de las otras cintas de la era chavista: será loopeada en Tves hasta el cansancio, y circulará entre puestos de películas piratas, sin gloria, pero con mucha pena. Así pasó con Zamora (2009, Roman Chalbaud), convertida en una especie de jingle de los canales del estado que la estrenan más de lo que Venevisión estrenó Arma Mortal en los noventas.

Si me faltó algo, agréguenlo ustedes en los comentarios. Yo prefiero seguir leyendo Gomorra, el genial libro de Roberto Saviano.

Technorati Tags: , , ,

35 Comentarios

  1. Stone no hizo esto para la izquierda caviar Europea, que es equivocada, desinformada y racista, pero no es bruta. Por eso el documental no entró en la competencia de Venezia. Estuvo en una sección aparte, que se compra con dinero, como se compró el estreno del Documental de las Spice Girls en Cannes.

    Stone hizo este documental para Chávez, que es el cliente, el que lo contrató por 10 millones de dólares y el único al que le va a gustar su vaina. Esto es un encargo hecho por dinero y con la suficiente verguenza como para asegurarse, en forma y contenido, de hacerlo tan imparcial que nadie pueda tomarlo en serio. Stone sabe que esto no lo verá nadie en el mundo. A lo mejor cree que lo verán los Venezolanos, pues nos cree (con razón) imbéciles. Al menos Stone hizo algo. Glover se llevó los reales y no llamó más.

    Hace unos años señalé la debacle por venir de La Villa del Cine. Se me llamó arrogante, pedante, pitiyankee, cualquier cantidad de vainas. Cuando el gobierno comenzó a abrirme juicios y Mario Silva comenzó a hablar de mí, todos los cineastas venezolanos hicieron silencio. Así son, putas sin talento, traidores sin pasado, acomplejados sin presente y ladrones sin futuro. Somos un país de sanguijuelas. Y hasta que no nos aceptemos como tal, no podremos producir arte que como Gommorra, nos cuente con honestidad nuestra triste realidad.

  2. excelente epitafio

    “Se me llamó arrogante, pedante, pitiyankee, cualquier cantidad de vainas. Cuando el gobierno comenzó a abrirme juicios y Mario Silva comenzó a hablar de mí, todos los cineastas venezolanos hicieron silencio. Así son, putas sin talento, traidores sin pasado, acomplejados sin presente y ladrones sin futuro. Somos un país de sanguijuelas.”

  3. Brutal, pana. Gracias por comentar.

    Y eso de “Hace unos años señalé la debacle por venir de La Villa del Cine. Se me llamó arrogante, pedante, pitiyankee, cualquier cantidad de vainas” es el precio que hay que pagar por decir que el Rey está desnudo. Pero bueno, yo no escribo esto porque crea que puedo cambiar algo, o porque crea que alguien me va a parar bolas. Es más bien una manera de dejar por sentado, que al menos algunos, teníamos ganas de decir las vainas aunque nos jodieran por eso.

    Gomorra es increíble, crudo, honesto, todo lo que nuestro cine (y buena parte de nuestra literatura) no es.

  4. Bueno, no serà el gran documental, cierto, pero tiene partes muy emotivas, que a mí me gustaron mucho, como la de Chávez rompiendo la bicicleta en su casa de Barinas, una casa de bloques pintados y techo de cinc, a diferencia de lo que dicen los calumniadores.

    Además descubrí en este documental que los medios de comunicación muestran a Evo como alguien que no sabe nada, ni siquiera español. Si uno les presta atención, puede terminar considerando a Evo un simple troglodita. Los breves minutos que le concede Stone lo muestran, en cambio, como una persona que sí conoce los problemas de su pueblo, que es un líder legítimo, verdaderamente compenetrado con su país.

    Me gustarìa que explicaran eso del “racismo” del documental. Yo particularmente no entiendo al autor en ese punto. Por cierto que leí una afirmación similar en Prodavinci, el blog de la derecha.

    Saludos

  5. Excelente análisis, está dicho claríto. Hay que acotar que el “documental” de Stone (realmente una pieza de propaganda política quién sabe si pagada por su beneficiarios) ha tenido casi nula repercusión en USA y en Europa, dos plazas donde seguramente quiso conquistar polémica y se ha encontrado con las más desoladora ignorancia y desinterés. Lo digo porque viaje permanentemente entre continentes y no he visto hablar ni discutor sobre este bodrio, ni siquiera mal. Bien, lo demás lo expresa muy claramente el autor de este post. Dicho está.

  6. Quién me diría que presenciaría como pequeño burgues en un país extranjero huyendo de la ya finiquitada DISIP el segundo descubrimiento “Dios salve a los nuevos reyes latinoamericanos” y ahora no es san cristosphoro sino san stone quien viene envalentonado, lo bueno es que después vendrá otra vez Tamanaco, Negro Primero pero disfrazados de “Vilashpipol” o Bolivar en el más clase pudiente e interesada de los casos. Diría el tío básicamente un pueblo sin cultura está destinado a repetir y repetir y repetir como por ejemplo yo repito repetir hasta quedarme sin saliva.
    Buena esta J. M. Silva pienso que panfleto debería costear esas entradas que te hacen escribir estas vainas, aunque mejor no porque lindo resulta decir “este carajo escribió esto porque le dio la gana, nadie le pagó y tiene donde colgarlo” Panfleto que para muchos es un panfleto, hoy es un panfleto, como las películas malas son malas, los documentales pagados son chimbos y la publicidad es una puta a la orden del poder. Yo me devuelvo a mi castillete.

  7. Sí, Mauricio, Evo tiene un intelecto gigantesco y los medios mienten.

    “el pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos tienen desviaciones en su ser como hombres”
    – Evo Morales, 21-04-2010

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Transgenicos/hormonas/causan/calvicie/homosexualidad/Evo/Morales/elpepusoc/20100421elpepusoc_7/Tes

    Por cierto que leí una afirmación similar en Prodavinci, el blog de la derecha.

    Sí, el mundo es exactamente así de simple como te lo imaginas, sólo hay izquierda (buenos y puros) y derecha (malvados, despiadados, racistas y fascistas). Y todo aquel que no comparte los dogmas de tu culto es necesariamente de la derecha.

  8. No tiene desperdicio. Desde la primera palabra y hasta la última constituye una lectura agradable sobre el más desagradable de los temas.

    Yo, que evito escribir de política (así, con minúscula, al estilo venezolano), he faltado en alguna ocasión a ese principio moral (https://www.panfletonegro.com/v/2010/05/23/las-vallas/). Tampoco invierto mucho tiempo en leer de política (nuevamente en minúscula), porque estoy convencido que la mayoría de las veces es más de lo mismo. Pero este artículo me ha tomado verdaderamente por sorpresa. Excelente lectura.

    Alguien me decía el domingo en la mañana que “ese señor [Chávez] está ahí porque la gente sigue prestándole atención. No sólo aquí, sino en el mundo entero”. Quizás tenga algo de razón. Quizás tenga toda la razón. Quizás es por eso que evito la política como a la peste. Pero esta lectura, insisto, aún nombrando al innombrable tantas veces, no tiene desperdicio.

    Sobre la novela en cuestión (me resisto a incluirla en el género documental), poco o nada puedo decir pues no la he visto. De las figuras nombradas (Glover, Penn, etc.) el que me molesta que haya caído tan bajo es Sean Penn. De él realmente no lo esperaba, menos aún después de haber hecho tan brillantemente la adaptación cinematográfica de Into The Wild, la historia de Chris McCandless, una de las historias que me ha tocado a un plano muy personal y muy íntimo.

    Al autor del artículo, mil gracias. Saludos.

  9. John Manuel sigue sin responder por qué el documental es “racista”. Tampoco lo explica Wharolio, ofendido porque le descubrieron que tiene la misma opinión de la derecha.

    En cuanto a las declaraciones de Evo sobre los pollos y las hormonas, habrá que preguntarle a un biólogo, para saber si eso ocurre realmente. Por cierto, ¿tú eres biólogo, Wharolio, para que nos enseñes si las hormonas del pollo pueden sacarte tetas? Pregunto porque pareces muy seguro de lo que dices, poniendo un link que pudo haber escrito cualquier periodista. ¿De cuándo acá un periodista nos puede hablar con propiedad sobre hormonas? No te dejes engañar.

  10. Mauricio: Si a ti esta sarta de cursilerías te parecen “emotivas” te recomiendo, con urgencia, que veas telenovelas más a menudo. De hecho, la parte de Chávez en su casa natal, bien podría ser un plagio de Maria la del Barrio, ¿te acuerdas, cuando se entera que es heredera de una gran fortuna y regresa al barrio a ayudar a su familia?

    No hay nada conmovedor en estas imágenes. Si quieres un documental realmente emotivo, podrías ver Grizzly Man (2008) la obra maestra de Herzog. Eso si es intimismo, y no este ejercicio mediocre, y además repetido, de afectación melodramática.

    Yuca: “John Manuel sigue sin responder por qué el documental es “racista”. Tampoco lo explica Wharolio, ofendido porque le descubrieron que tiene la misma opinión de la derecha.”

    Así que ahora la lucha contra los prejuicios que sustentan la homofobia (y toda forma de discrminación contra alguien por su sexo, raza o religión) es “de derecha”.

    Que vaina, chamo. Yo te juro que siempre pensé que la reivindicación de los derechos de las minorías, era una de las banderas históricas de la izquierda. También pensé que en pleno siglo XXI el determinismo estaba aniquilado como ciencia. Gracias por aclararlo. Y sigue los consejos del biólogo Evo Morales y come sólo en Mc Donalds.

    Ahora, hablando en serio, si digo que el documental es racista es porque lo es. La visión de Stone sobre los latinoamericanos es etnocéntrica, soberbia, paternalista y condescendiente. Y todo eso se llama racismo. Como latinoamericano debería ofenderte, y bastante, que un gringo venga a “descubrir” a los latinoamericanos. Y que encima, lo único que haga, sea entrevistar y adular a sus presidentes.

  11. Aquí nos llegó el paraco comunicacional #2 (yuca) a repetir lo mismo que el paraco comunicacional #1 sin aportar nada nuevo.

    1) Si tu adorado Evo es el que afirma que los pollos son los causantes de la homosexualidad es él quien tiene que aportar las pruebas al respecto, que probablemente serían producto de algún estudio de medicina humana y no de la biología como tú ignorantemente afirmas.

    2) Si te hubieras molestado en abrir el link, tu diminuto cerebro se habría sorprendido al ver el video (público y notorio, pasado hasta el cansancio en todas partes menos VTV y telesur) donde aparece el mismo Evo diciendo esa y otra sarta de babosadas. No es algo escrito por cualquier periodista, es una reseña sobre un hecho público y notorio. Patético que lo único que te queda es negar algo soportado por evidencias.

    3) Al igual como le dije a paraco comunicacional #1, sí, el mundo es así de simple, como tu mente. Todo es blanco o negro, hay ‘buenos’ y ‘malos’, izquierda y derecha. Si alguien tiene una opinión distinta a la tuya es de derecha. Así debe ser mucho mas fácil la vida, sin tener que pensar mucho. Sólo escucha las líneas que te mandan por ‘Aló, narcicismo’ y tú a repetir como lorito. Sigue así que bas a llegar lejos, capaz que hasta te premian una notaría, para que te llenes.

  12. Racismo for dummies:
    “El equipo de Francia de fútbol tiene demasiados negros y árabes. Debería haber más blancos, *para que se parezca al pueblo francés*” (Jean-Marie Le Pen, líder del partido de ultraderecha F.N.).

    “Lo bueno de Chávez es que ahora los venezolanos tienen un líder *que se parece al pueblo*”. (Cristina Kirchner, “Al Sur de la frontera”).

    ¿Alguna otra pregunta?

    P.d.: Es muestra de colonialismo, o para decirlo en términos de Chomsky, tener estándares dobles de Estado hampón (Rogue State), el oponerse y denunciar a garganta partida las atrocidades del Acto Patriota de Bush y luego no decir ni ñé cuando Chávez propone el CESNA. Si te agrada el cierre de radios, la ley de contenidos, la ley de videojuegos violentos, la ley resorte, la coñiza a reporteros en el Centro y el CESNA te parece una necesidad; compañero, usted es el equivalente de Rush Limbaugh y Glen Beck y el partido ultraconservador de los USA. Entre Sarah Palin diciendo que los dinosaurios no existieron y Evo diciendo que el pollo te vuelve un gay enfermo, la ignorancia y el rechazo a la ciencia es el mismo.

  13. P.d.2.: Fíjense cómo el señor Yuca es tan discriminador, que lee la afirmación insultante de Evo y lo toma como una pregunta seria y científica, pidiendo pruebas sobre hormonas. Es decir, *para Yuca ser gay es una enfermedad, posiblemente ocasionada por un desbalanceo hormonal*. Bravo. Que siga la discriminación. ¿Quieres también pruebas de que los judíos son hormonalmente avaros?
    Sólo en Venezuela puede alguien confundir una hipótesis científica, hecha en laboratorios, con una proclama homofóbica hecha por un bufón gritón. Tú, y el señor Watson, afirmando que los negros tienen un ADN deficiente…

  14. La verdad este analisis habla mas de politica que de cine, y es cansador leer 50 comentarios sobre un tema que no es el que promete el titulo. Para discutir sobre politica hay otros foros muchahos. Me puse a leer para enterarme de un film y termine en un resumen de Heidegger vs Marx.

  15. Bruno, no entiendo tu comentario. ¿Sobre qué que trata ‘Al Sur de la Frontera? ¿es posible comentar el tema central del ‘documental’ sin hablar de política?

    Y segundo, ¿qué te hizo pensar que en panfleto no se habla de política?

  16. Perdona a Bruno estaba sonámbulo, él se despierta a las 06:00AM, su cerebro no lo sé…

  17. Los racistas son los de Panfletonegro, que no quieren a un zambo o a un indio de presidente. Ellos por lo visto querrían a una presidente màs bien tipo norteamericano o europeo.

    Y para llover sobre mojado: ni john manuel ni sus amiguitos han logrado demostrar que el docu es racista….

  18. “Ahora, hablando en serio, si digo que el documental es racista es porque lo es. La visión de Stone sobre los latinoamericanos es etnocéntrica, soberbia, paternalista y condescendiente. Y todo eso se llama racismo. Como latinoamericano debería ofenderte, y bastante, que un gringo venga a “descubrir” a los latinoamericanos. Y que encima, lo único que haga, sea entrevistar y adular a sus presidentes”

    ¿Por qué es etnocèntrica su visiòn? Etnocèntrico es pensar que un Evo o un Hugo no pueden gobernar sus paìses.

    ¿Por qué es paternalista? Paternalista es pensar que un pueblo no tiene la madurez suficiente para elegir a sus jefes.

    Lo de soberbia y condescendiente ni lo comento, porque es obviamente resultado de la confusiòn de JM.

    Como latinoamericano debería ofenderme, y bastante, que los ricos lamebolas de los gringos vengan a “gobernar” a los latinoamericanos.

  19. Cito al tal Krisis:
    “Racismo for dummies:
    “El equipo de Francia de fútbol tiene demasiados negros y árabes. Debería haber más blancos, *para que se parezca al pueblo francés*” (Jean-Marie Le Pen, líder del partido de ultraderecha F.N.).

    “Lo bueno de Chávez es que ahora los venezolanos tienen un líder *que se parece al pueblo*”. (Cristina Kirchner, “Al Sur de la frontera”).

    ¿Alguna otra pregunta?”

    Se te podrìa parafrasear así: “Los paìses de Latinoamèrica tienen demasiados presidentes indios y zambos. Deberìa haber màs blancos, para que se parezca al pueblo europeo” (John Manuel Silva, Krisis, mariquitos de la derecha racista PN)

  20. coño, que Bestia eres. sabes leer pero no comprendes lo que lees. no has comprendido nada de lo que dijo JMS y menos lo que dijo krisis.
    Quizas la mision robinson no llega a ese nivel tan alto, que comprendan lo que leen. peeo sigue tratando, quizas algun dia…..
    Yo no voy a perder mi tiempo enseñandote la manera como no has comprendido un coño

  21. a ti si te parece de pinga, que venga un pais extrajero a gobernar a venezuela, Como el cubano, pero es malo si son los gringos, pero es bueno que sean los cubanos.
    Pana pensando de esa manera, estas jodido ¿sabias que ya botaron a la ministra de salud por cometer el pecado de no querer trabajar con los supuestos medicos cubanos?
    Ella por lo menos si es una verdadera patriota

  22. PENSANDO Y RAZONANDO PODEMOS CAMBIAR DE OPINIÓN”””

    solo personas fuera de su sitio pueden decit tales cosas los que le duele es que en venezuela se estan realizando cosas buenas y con sello venezolano para el pueblo esos so cerebros que hablan nada mas para decir cosas incoherentes insultos groserias tras una !!! se le olvida que se montan en los metros que esta revolucion a echo para que lo disfruten pero ellos solo hablan del comunismo idioteses que todo el mundo sabe que robolucion que mas inventan pss si a los que defienden poco a poco se han ido de este pais con las bolsas llenas de dinero del pueblo faltaba mas dicen que que lo que se ah ello en esta revolucion estaba ya planteado por la 4ta pero no dicen si la cuarta ejecuto esos proyectos y este gobierno los a ejecurados con amor hacia el pueblo no puedo creer que estas personas tengan el cerebro y todas las neuronas podridas que solo de su boca salen cosas asquerosas piense que es lo que quieren a un banquero que se va hacia miami y deja a sus clientes sin medio pero esta dictadura este comunismo como lo llaman esos si cerebros les devuelve sus dineros a los ahorristas pero es ni por el carriso lodicen solo dicen estupideses como ven puras televisoras jollas que se puede decir si me pongo a contar todo lo que el comandante en jefe a echo por este pais no termono hoy solo les dejo un saludo y un fuerte abrzo piensen no sin animales piensen solo como se le esta dando un nuevo rostro a venezuela sabe yo siento lastimas de ustedes pero … nada los dejo que razonen!!!!!! saludo revolucionario se les quiere!!!!

  23. Me encantó este documental, es forma muy simple y amena relata el hecho de que los lideres de USA y sus asociados en latinoamerica, denigran de todo aquel que vaya en contra de sus intereses. Me parece que el documental fue bastante explicito es mostrar que esta era su intención.
    Aquellos que han visto mucho cine y leído bastante, no crean que por ello saben más que los demás o su juicio es más acertado. El cine como cualquier arte, es bueno o malo según la percepción del espectador, punto. Este señor Jhon Manuel Silva me parece un idiota, al decir que ninguna película venezolana lo ha complacido,auto proclamandose juez supremo de lo que es bueno o malo en materia de cine…Amigo aterrice y únase a nosotros los mortales aquí en la tierra y quizás logré ver las cosas con el ojo de pueblo.

  24. Tommy, el problema de South of The Border es que dice –entre otras- las siguientes mentiras:

    * El principal oponente de Chávez en 1998 era Irene Sáez.
    Falso. No era un concurso entre “la bella y la bestia”

    * El principal exportador de petróleo a EEUU es Venezuela.
    Falso, es Arabia Saudita.

    * Colombia recibe carta blanca de los medios en derechos humanos (mientras aparece el logo de HRW).
    Falso, HRW ha emitido reportes duros para ambos países. Pero sólo han sido expulsados de Venezuela (a confesión de partes…)

    Cuando fueron interpelados públicamente, estas mentiras fueron reconocidas como tales por Oliver Stone y el guionista Tariq Ali.
    http://www.youtube.com/watch?v=Tw8uOMUVlLY

    No hay problemas con hacer cine de ficción. A mi me encanta ver mentiras en la gran pantalla. El problema es cuando vendes eso como un documental. South of the border es más Blair Witch Project y menos No end in sight (para mencionar un documental que sí le tira duro y con valentía a los gringos).

    Oliver Stone es un títere de la oligarquía militar instaurada (legítimamente, hay que acotar) en Venezuela. Me atrevería a decir que es la otra cara de la derecha que maneja Fox News en EEUU, pero la verdad es que trabajan en conjunto por los mismos intereses: oprimir a la disidencia en los pueblos del tercer mundo.

    Seguramente podríamos hacer un desmontaje más exhaustivo. Apartando las mentiras de Globovisión y VTV. Pero es más que obvio que a ti no te interesa llegar a una verdad.

  25. Tommy, creo que no hay nada que agregarle a la respuesta de Daniel, excepto agradecerte que me llámes amigo e idiota en un mismo párrafo.

  26. Que analisis idiota, che boludo si chavez puso la guita, porque no la sube a cada sitio de internet gratis asi hace mas propaganda en todo el globo, o es el mismo que la esta censurando en internet para que sea mas esperada, talvez la censure 1000 años porque segun la optica de los idiotas de este sitio los zurdos son inmortales, que tarados utililes al sistema que son

  27. bueno después de haber visto el documental y leer a continuación tu artículo (y ver rápidamente los comentarios, q son muchos) me da mucha pena q se piense de ese modo tan cerrado y agresivo…. a mi lo único malo del documental me pareció el final donde hacen quedar a obama como “la próxima esperanza” y que hoy en día podemos darnos cuenta de que resultó todo lo contrario, un títere más del sistema q gobierna eeuu. Después de tanta matanza que ha sufrido latinoamérica, tantas dictaduras, tanto saqueo auspiciado por eeuu que lo único q lo que le interesa es el petróleo, es estúpido conservar esta mentalidad capitalista, en donde se cree que los actuales líderes del sur al hablar del socialismo del siglo XXI pretenden imponernos un sistema comunista, es estúpido pensar que los medios de comunicación son imparciales y nos dicen la verdad, es estúpido dar más importancia a la forma de ser de chavez, tan “altanero” q dar importancia a los bombardeos q ocurren en irak, en palestina……. como dice chavez, le revolución es pacífica, pero armada, con semejantes imperialistas del norte, creo q es bien importante entender que los cambios q se hacen afectarán principalmente a la gente más pobre, y debemos pensar q es esta gente la que más necesita ayuda y la que más ha sido ultrajada por los últimos gobiernos (me refiero antes de chavez, correa, morales, etc), es fundamental q nuestra opinión tenga como base información veridica, que se puede conseguir viendo otros documentales, hechos por medios independientes y no grandes cadenas.
    cuba es comunmente satanizada por tener ese gobierno, dicen q las personas no tiene libertad, q es una dictadura, pero no se dan cuenta de que no es así, de que los cubanos tienen cubierto POR LO MENOS las necesidades básicas: salud, vivienda, educación….. mientras que otros países de sudamerica, si bien tienen “libertades” de ser lo que quieran, trabajar en lo que quieran, viajar donde quieran, hay literalmente miles que se mueren de hambre, que se mueren porque no tienen dinero para pagar medicinas y hospitales, y mucha mucha gente bruta….gente que nunca en su vida podrá viajar, estudiar y en resumen tener una vida de CALIDAD, ……. bueno como estos temas siempre son largos y complicados de discutir solamente te digo que hay q ver siempre el transfondo de los problemas, que pensemos más en una latinoamerica unida e IGUALITARIA, que nos preocupemos de los problemas en verdad importantes y no superficiales, que leamos mas y ABRAMOS LOS OJOS a la realidad

  28. Investigando un poco en la web sobre el documental “al sur de la frontera” (uno de mis estudiantes en la universidad la habían visto y querían conocer mi opinión) me he topado con este blog. Escribí una reseña un poco larga para dejártela como comentario, pero al final desistí, por un simple motivo: no vale la pena. Cuando lei tu frase “se ha transformado en un viejo verde, similar al personaje aquel de Bienvenidos que siempre estaba borracho y se baboseabas a las tetonas del programa” me dije a mi mismo: que desperdicio. En ese mar de racismo, odio y disociación psicótica, que sufre la derecha en America Latina, y sobretodo en Venezuela, siempre abrigo la esperanza de que exista al menos “alguien” dentro de su intelectualidad que escriba, al menos “objetivamente” sobre los cambios que se están produciendo en America Latina. Comencé a leer este articulo con la esperanza de que fueras uno de ellos, pero me equivoqué. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here