Los míos, los tuyos y los nuestros

7
127

No, no se trata de aquella sonsa película sobre una pareja que colecciona hijos. Tomo el título de esta película para tratar de explicar qué diablos está pasando en este país, (como si necesitáramos más explicaciones!) claro desde mi muy personal y arrogante punto de vista. Arrogancia, realmente ese sería el punto de partida para entender este tejemaneje. O sea, yo aquí y tú allá. Este es mi territorio y tú no puedes entrar porque yo soy más arrecho que tú. Más o menos así va la cosa solo que un poco menos literal en la mayoría de los casos aunque no tantos…

Usted debe pertenecer a un bando. Eso es infalible, inexorable, ineludible, no hay pero que valga. Nadie ha de entender cómo usted sobrevive si no pertenece a algún bando. El bando primigenio es por supuesto la familia, recuerde que el que le pega a su familia se arruina, por lo tanto usted seguirá los postulados de sus consanguíneos igual que Los Corleone. Luego ha de pertenecer a las categorías que lo etiquetan según edad, sexo, raza, religión, clase social, gustos musicales, equipo de fútbol y/o béisbol y alguna otra pendejada que surja en el camino. La mayoría de estas categorías no han de cambiar a excepción de la edad, el resto se mantendría más o menos igual.

Entonces usted comenzará a utilizar el lenguaje que titula este artículo: los míos, los tuyos y los nuestros. Categorizaciones excluyentes donde los ponga. Analice una frase coloquial tan usada en los barrios como “qué pasó el mío”, amiguismo extremo, pertenencia al máximo, reconocimiento del otro como parte del uno mismo, eres mío.

Debe usted reconocer cuales son los suyos e identificar a todos los “ellos” posibles, si no la guerra no funciona chamo! El “estas conmigo o en mi contra” es de cajón, eso lo entendiste antes de que te dieran teta. Por eso vas por la vida hablando de ‘tu gente’ y ‘mi gente’ o en todo caso ‘esa gente’. Cuando pronuncias esas palabras caes en la categoría y tus pares o tus contarios te reconocerán, porque además tienes que entender que el otro no es sólo otro o diferente es ‘el enemigo’, hay que derrotarlo, esa es tu misión en la vida.

La manada, el cardumen, el rebaño siempre serán más fuertes que el individuo. Únete, no te queda de otra. No se trata de tu decisión. Así es el mundo, así es como debe ser. Pareciera que hemos alcanzado un escaño más de la evolución al superar los imperativos biológicos y darle más preponderancia a los imperativos sociales, irónicamente, estos últimos nos están devolviendo al primitivismo básico: matar o morir.

Ya no sirve el ‘divide y vencerás’ ahora funciona el ‘clasifica y vencerás’. En la neolengua venezolana los pronombres posesivos cobran una relevancia capital: ‘aquel es de los nuestros’, ‘ellos son así’, ‘nosotros tenemos la razón’. Hágase el favor de ponerse del lado correcto, o sea, cualquiera porque todos se creen que están del lado correcto. Sea parte de algún ‘ellos’ o algún ‘nosotros’, y si es aguerrido y cojonudo, salte de los ellos a los nosotros y viceversa cuantas veces quiera. El estar con Dios y con el Diablo es una opción pero sólo para los más pintados. Los demás mortales hemos de morir con alguna etiquetas más o menos permanente en el tiempo, pero no es para afligirse, la congruencia y constancia en ideas y acciones es así como que burda de difícil!

Una vez que uno se ubica en el respectivo renglón se lucha por mantener a los demás contentos. El problema es justamente el ubicarse, son demasiadas categorías, nos tomamos demasiado en serio la segmentación. Las personas no son unidimensionales pero la extrema categorización quiere englobarnos en un todo multitemático imposible de seguir. Se puede hacer la prueba con un ejercicio sencillo: haga varias columnas con todas las categorías sociales actuales que conozca y empiece a cruzarlas, le sorprenderá lo divertido de los resultados pero no será tan divertido salir a la calle y ver que efectivamente hay gente así.

Porque a la final hay gente pa’ todo! La gente habla de la gente, de esa gente, como si ellos no fueran gente o de la misma gente. Son otras gentes. Hay gente de gente y los que no son gente. Lo que usted tiene que saber es cual es su gente. Apertréchese de frases melosas y empiece a saludar como salsero en concierto: ‘cómo está mi gente de…’ Tampoco olvide preguntarle a los demás ‘cómo está tu gente?’ Siempre deje bien claro que ‘tu gente’ y ‘mi gente’ no son los mismos. Recuerde que muchos son exigentes y pocos indulgentes, que nos gobiernan los negligentes, que nos volvemos intransigentes, que nos sobran los dirigentes que no son inteligentes, que cada vez es más difícil ser diligente, que siguen aumentando las que quieren ser turgentes, que cada vez parecemos más indigentes y que igual todo el mundo se va por la tangente.

Así que busque su gremio, sectorícese, algún grupete lo estará esperando, alguien lo buscará en algún momento para ficharlo: tú eres de los nuestros. Pertenezca: la gran pregunta no es a qué perteneces sino a quién! Busque su dueño y déjese etiquetar. Escoja su flautista preferido, piense que al menos todavía puede escoger.

GD Star Rating
loading...
Los míos, los tuyos y los nuestros, 3.7 out of 5 based on 7 ratings

7 Comentarios

  1. Que interesante,me gusto mucho, debido a que de eso se mucho… de ser otro. Imaginate estudie y estuve en grupos de teatro para aprender a ser como los demas. el hecho que escriba aqui, significa algo, es evitar el encasillamiento a negarme a pertenecer a un grupo. Ando con todos, si estoy con literaturatos hablo de literatura, si es con quimicos hablo de quimica, o si es un indigente, muchos de los que habitan cerca de mi casa, son mis panas. Aprendi como son las personas, y que quieren.
    Ahora bien, lo que tiu dices de los grupos, es algo eminentemente evolucionista, la estructura social emerge de las condiciones ecologicas de la comunidad y le da la base para su cultura, y tambien la manera como deben tener una comunidad exitosa, los ritos de iniciacion a la adultez de muchas tribus tienen la funcion de crear el sentimieno de grupo, de luchar al lado de quien sufrio conmigo, eso se puede extrapolar a las comunidades de los barrios de todo el mundo.
    Nosotros solo podemos un maximo de 140 a 170 personas tan cercanas que llamamos panas, el resto son conocidos o eventuales, eso se debe a que durante millones de nuestra evolucion el tamaño de cada tribu no sobrepasaba ese limite, por lo regular eran menores, de unos 50 a 60 personas, y estoy hablando de nuestros ancentros hominios. y por eso son con esas personas que nos vamos a enfrentar a las bestias o al medio ambiente, y por eso los consideramos panas, y para ello tenemos que saber sus cualidades y carencias.
    Nosotros tendemos a clasificar todo, es una estrategia para sobrevivir, quizas las primneras clasificasiones fueron, “fruto venenoso, fruto no venenoso” “hembra receptiva, hembra no receptiva” Es de esa manera como esta hecho nuestro cerebro, y ha dado resultado; estamos aqui.
    Por otra parte ante el extremo uniformismo que nos impuso la sociedad industrial, tenia que existir una reacion, esa reaccion fue la formacion de subtribus urbanas, como una rebelion conttra un sistema de homogenizar a las personas.
    La mayoria de esas rebeliones se da en los jovenes debido a que estan buscando su propia indentidad y quieren sobresalir para obtener parejas sexuales.
    se le puede dar otras racionalizaciones, pero en el fondo es eso, que luego se sientan seguros en la tribus la cual pertenezcan, ya que una caracteristicas del medio urbano es la soledad. camus una vez dijo algo sobre eso, que los mas grandes desiertos eran las ciudades, bajo ese esquema es que se forman tribus, para no sentirse solos.
    el hombre es un animal altamente social, eso significa que lo peor que le puede pasar a una persona es la soledad, y cuando esta se da, las personas tienen comportamientos anomalos.
    fijate en los perros, ellos tampoco evolucionaron para vivir solos, y la mayoria de las personas solo tiene un perro, y por eso la mayoria de los perros son neuroticos.
    Y los “Otros” son quienes nos quieren quitar los recursos, entre ellos las mujeres, y nuestro grupo trata de maximizar sus posibilidades de triunfo… a expensa de otro grupo.
    El rapto de las meninas es algo emblematico, de lo que digo. ellos evidentementese las robaron a los otros, esto es los etruscos, y fijate los etruscos desaparecieron y los romanos prosperaron.
    despues sigo

    ResponderResponder
  2. Creo que pertenezco a Panfletonegro porque en Twitter me etiquetó como “Autores y comentaristas habituales de Panfleto Negro”.

    ResponderResponder
  3. Aja, ese es el meollo del asunto, ¿estamos aqui en panfleto porque nos la damos de que no queremos pertenecer a nada y terminamos perteneciendo a esto? No hay salida, todo te obliga a restearte con ese primitivismo de la tribu! Que ladilla…

    ResponderResponder
  4. que no andreina, eso no es primitivo, es la forma como evolucionamos, el hecho que tengamos computadoras, exploremos las lunas de saturno, no eliminara el pene, ni la vagina. a mi me ladilla comer, y tambien defecar, pero de esa manera somos y lo seguiremos siendo, y aun cuando vivamos en estrellas lejanas seguiremos el comportamiento de tribu, ya que de esa manera fue que nos convertimos en exitosos. y no hay tu tia

    ResponderResponder
  5. Ok Luis, pero explícame ahora cómo se baila pegao con la tribu porque para ese baile yo lo que tengo son dos pies izquierdos!!!

    ResponderResponder
  6. …y por eso yo no me siento parte del grupo de los que no se sienten parte de ningún grupo.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here