Honduras, La Batalla por la libertad: la resistencia fashion

noserinde

Ayer fui con Lamala al estreno del nuevo documental de Ángel Palacios, “Honduras: La Batalla por la Libertad”, en la Cinemateca Nacional, con la presencia del realizador, del ex embajador, del presidente de Avila TV y de los miembros de la Plataforma Cine. Todos ellos comprometidos con “las causas fundantes de la patria de Morazán”. De hecho, el propio ex embajador de Zelaya introdujo la película en calidad de heredero de las banderas “morazanistas”. Por lo visto, tanto allá como aquí imperan las mismas técnicas de persuasión histórica, entre pasado y presente. 

20731_angelpalacioshonduras1007091

Para hablar claro y raspado, Lamala no se banca a Zelaya, tampoco le gusta Gorilleti, pero justifica su intervención en el marco de las pretensiones continuistas de Mel, sin por ello dejar de reconocer las arbitrariedades cometidas por la derecha al asumir las riendas del país. Su análisis busca trascender el campo de las categorías dicotómicas proyectadas y difundidas por la propaganda de lado y lado. En mi caso ocurre igual, salvo porque yo sí respaldo, 100%, el regreso de Zelaya a su cargo, a pesar de no compartir su pragmática y esquizofrénica visión de la política, un rato con el poder económico, otro rato con el socialismo del siglo XXI por mera conveniencia. Según mi enfoque, Mel debe retornar a la presidencia, culminar su mandato y entregar el poder al candidato ganador de las elecciones del domingo en Tegucigalpa.  Sin embargo, nada más alejado de la realidad.

Ya conocemos la red de intereses escondida por detrás del teatro de operaciones de Honduras, y difícilmente su destino trazado por las corporaciones cambiará de rumbo en poco tiempo,  más allá de la oposición de Naciones Unidas, OEA y demás organismos multilaterales inservibles, inútiles y subordinados a las decisiones despóticas de las élites corruptas de la aldea global.

Si el concierto de la mayoría de los estados soberanos no puede evitar el retroceso democrático de una minirepública bananera, es porque vamos de mal en peor. Por ende, dichas instituciones se revelan como entes disfuncionales y paralíticos, incapaces de brindar solución real a los problemas del mundo. Así sucedió con Irak, a gran escala, así sucede con Honduras, en menor dimensión, mientras Obama sonríe a la cámara a la forma del Doctor Michelletti. Por su cinismo e hipocresía, ambos deberían compartir el Nóbel de la Paz. 

En medio de semejante contexto, decidimos aproximarnos a la plaza de los Museos para avistar el lanzamiento de la última película de Ángel Palacios, quien no es santo de mi devoción, aunque lo respeto por ética profesional y porque llega al extremo de poner en riesgo su vida, para defender sus ideas,utilizando apenas como escudo una cámara de video.

A mi juicio personal, su trabajo es valioso como reportero de guerra y de trinchera. No obstante, su mirada peca de ingenua y resulta discutible por apegarse al pie de la letra a la línea editorial de Telesur y al resto de los canales del gobierno. Verbigracia, se traslada a Honduras bajo el apoyo de la revolución bonita, y con credenciales oficiales de la prensa bolivariana en el extranjero. Por consiguiente, allí cabe enmarcar el desarrollo de su óptica, a favor del proceso y en contra de posiciones divergentes a su interpretación monolítica de los eventos informativos del 2009.

A propósito, valga la siguiente acotación: Ángel es pareja de Maripili Hernández, y los dos se identifican plenamente con su comandante. Gracias a su relación y a sus contactos con el Ejecutivo, obtienen respaldo moral y financiero para emprender sus iniciativas “independientes”. En consecuencia, tocan al son de la marcha militar de Miraflores y cabe compararlos con casos sonados de documentalistas al servicio de autoridades competentes, como Oliver Stone, Santiago Álvarez en Cuba al comando del noticiero fidelista del ICAIC y Leni Riefenstahl, al margen de las diferencias de estilo, época y visión ideológica. Por decir algo, existe una distancia del cielo a la tierra entre la obra de Ángel Palacios y el cine de la creadora de “El Triunfo de la Voluntad”. Por tanto, su parentesco reside en el alcance estratégico de sus empresas audiovisuales: fungir de sostén publicitario a un régimen partidista.

En efecto y entrando en materia de crítica, el documental Hondureño de Ángel Palacios aqueja de un enorme hiato, jamás dicho y confesado con honestidad al lente. Su fuera de campo, autocensurado en edición, es evidente y se resume en una sola pregunta.¿Cuáles fueron las condiciones de la estadía de Ángel Palacios en Tegucigalpa?¿Durmió en hamaca, en catre o en cama de Hotel? ¿Comía dos o tres veces al día?¿Se hospedó como un turista de lujo pagado con los dineros del erario público, a través del filtro de la Villa y la plataforma o llegó escondido por los caminos verdes? ¿Contó con apoyo logístico?Las respuestas forman parte del curioso making off de la cinta, descartado al calor del montaje. Para mí, con ese material de archivo se haría un documental hasta más interesante y honesto. El “detrás de cámaras” de Ángel Palacios en Honduras. ¿Se lo imaginan?

En el mismo sentido, la pieza de manera involuntaria nos invita a formularnos más interrogantes incómodas. ¿ Por qué Ángel se pierde por el bosque para cruzar la frontera con Nicaragua, y no se le acaba la batería en sus andazas clandestinas durante una caminata de medio día, filmada con el recuerdo fresco de “El Proyecto de la Bruja de Blair”? ¿Por qué Ángel documenta el decomiso de cámaras in situ, y el acoso a periodistas, pero a él nadie lo toca, ni le secuestra sus equipos? ¿Tenía una chapa más pesada que la de sus colegas? ¿Cómo hizo para registrar la cronología de la resistencia, día a día y de bote en bote? ¿En carro, en burro, en camioneta, en una van?

Asimismo, el grueso del contenido carece de consistencia, el rigor brilla por su ausencia, y la superficialidad, aunado a la necesidad de sacar el documental en la víspera de las elecciones para darle un mensaje de aliento a Zelaya, abren la puerta a la confusión, la redundancia conductista, el lenguaje de lo emocional por encima de lo racional, y a la profunda incomprensión del tema, saldado como una concatenación Hojillera de noticas de color amarillista, harto conocidas, y de videoclipcitos pavosos con música espeluznantemente cursi, ridícula y sensiblera, en la tradición trasnochada de la vieja trova, de Silvio a los corridos lamentables de Cetroamérica, en homenaje a Mel Zelaya. Un procedimiento estándar de Mario Silvo ajeno al oficio y al repertorio de un cineasta serio. Es como ponerle el himno de Globovisión a una marcha, o un track de Alí Primera a la cobertura de una concentración roja rojita. ¿Hasta cuándo con el recurso?

Lamentablemente, el realizador pierde la increíble oportunidad de llenar un gigantesco vacío informativo, al decantarse por una andanada de clichés manidos, prescindibles y maniqueos, donde reinan los estereotipos de cada bando, en beneficio de la manipulación binaria y maniquea del discurso, bajo la sombra de la hegemonía comunicacional de Conatel.  

Por consiguiente, el film adolece de un tratamiento adecuado para la ocasión, cuyo trasfondo permita comprender el asunto a cabalidad. Al nudo le falta garra, enganche, capacidad de resumen y dimensión antropológica, sociológica, geopolítica e histórica. Nada se habla del pasado poscolonial de Honduras, de su situación en la guerra de Centroamérica, de su dependencia con las potencias del hemisferio, de su minusvalía endémica, de su permanente depresión y de su vasallaje a la plutocracia del consenso de Washighton. Extrañamos testimonios reposados de intelectuales, analistas y estudiosos de la región, para explicar la raíz del conflicto y su vínculo con el ahora.¿Era conveniente la cuarta urna de Mel? ¿Era indispensable y constitucionalmente correcta?El film lo da por sentado, tomando partido por la tesis de Mel. La parcialización se hace patente del minuto cero al noventa y pico. 

En cambio, abundan las entrevistas a vuelo de pájaro y las intervenciones impresionistas, siempre con el fin de sensibilizar al espectador, a costa de la victimización de las figuras retratadas.

Del gobierno de facto, nos espera conformarnos con las típicas burlas a Gorilleti y la clásica caricatura sensacionalista de la burguesía, reduciendo la diversidad étnica de la población a un corsé marxistoide de lucha de clases. Ni siquiera Zelaya es interpelado fuera de su personaje extraído de una mala copia de Pedro Infante en una ranchera de la década de oro del cine méjicano. El hombre sigue siendo un chiste con patas, y una fuente de humor involuntario a la altura de Michelleti.

Quizás el único mérito indirecto del documental, sea exponer las debilidades y flaquezas de la empobrecida política Hondureña, a imagen y semejanza de la nuestra, a la luz de una polarización imberbe, estúpida, entrópica y negadora de disensos.

En pocos segundos,Lamala se retorcía en su silla, cuando Ángel intentaba conmoverla a la fuerza, mostrándole sangre, sudor y lágrimas de cocodrilo, en diferentes formatos, tamaños, reencuadres y velocidades, según una lógica entre pornográfica, gore, sensacionalista y vampírica. Para ella, no hay discusión. El documental es un bodrio fallido y san se acabó. 

Al respecto, la sed de muerte del documental rebasa los límites impuestos por la nomenclatura del MINCI, a la hora de tachar al periodismo de oposición de necrofílico. Por menos, Oscar Yanes fue condenado al ostracismo después de su cobertura sensacionalista del terremoto de Caracas. Por el triple, Ángel es bendecido, aplaudido y condecorado como periodista. Los tiempos cambian. O a lo mejor no. Sencillamente, la ética se amolda a los intereses de cada momento. Ayer era feo exhibir los cadáveres en la pantalla chica. Hoy es fundamental en la lucha mediática por la liberación de los pueblos oprimidos. ¿Alguien dijo doble rasero?

En última instancia, el documental falla en su pretensión de erigirse en un espejo idealizado de la resistencia en Honduras. Por lo general, la fulana resistencia del documental, parece comprimirse a la reiteración de consignas huecas, prácticas superadas, poses de martirio, ejercicios de gimnasia y rituales de vocación pacifista, sin mayor trascendencia. Tal como lo dijo Lamala: un perfecto reflejo de la oposición Venezolana.

¿Resistencia en Honduras, Ángel, con el soporte técnico de Telesur y CNN? Resistencia hubo en la Batalla de Argel, con bombas, atentados y organizaciones clandestinas silenciadas por la represión internacional. Resistencia hay en Bagdad, en Kabul y en Palestina. Guste o no.

Si acaso, en Honduras hay  gente en la calle, afecta a Mel Zelaya. Gente con celulares, botellitas de agua y ropa deportiva anarcofashion, conjurada alrededor de la restitución de sus garantías confiscadas, y de sus prebendas conquistadas durante el gobierno paternalista de Mel. Urge entonces Mel Zelaya no para emancipar al país del yugo imperial, sino para devolverle a los pobres sus dádivas populistas subsiadadas por el Gobierno de Mel Zelaya con el aporte de la chequera de PDVSA.

Así cualquiera hace la resistencia, la revolución, la barricada, el piquete y el cine donde sea.

Al final, son puros complejos etnocéntricos, conmiserativos y filantrópicos de cartón piedra en el tercer mundo.

Salvemos al pueblo de Honduras y disfrutemos de sus excedentes en materia de plusvalía ideológica.  

Amén de la propaganda pura y dura. 

GD Star Rating
loading...
Honduras, La Batalla por la libertad: la resistencia fashion, 2.9 out of 5 based on 10 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

28 Comentarios

  1. The Goddamn Devil dijo:

    uhm bueno Sergio, que puedo decir, me gustaria que el documental fuera como dices, pero ya uno se da cuenta, que la verdad solo sale cuando le conviene a ciertos sectores politicos y economicos, sino te sale irte a la web y ligar que no te tumben el video…
    lo de Honduras es claro y raspao, un quitate tu pa ponerme yo en nombre del pueblo que me importa una mierda, pero tiene que votar por mi para ponerme el epiteto de democratico, triste pero cierto…
    y sobre lo que dices el documental, se esta haciendo como ya costumbre en el periodisimo que tenemos aqui, de los dos bandos, buscando la lastima, la rabia y la identificación facil por medio de decir pobrecito el… que vaina tan repugnante, es como ver Diamante de Sangre, te pega la historia, pero sales del cine y te vas a rumbear para al dia siguiente olvidarte hasta qeu lo ves por la tele… triste pero real…
    saludos muy bueno…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Sergio M. dijo:

    Gracias por comentar, bro. Tienes toda la razón.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. xluis dijo:

    ¿que podemos esperar de un documental realizado por el? ¿Objetividad? ¿Un minimo de honestidad intelectual con su trabajo?
    lo lamento no tengo estomago para ver algo como eso.
    y Goodmann la idea que hay dos bandos similares pero contrapuesto, es una falacia, quizas creada por el mismo estado. Por una parte tenemos a un estado-gobierno poderoso con una concepcion unica y un mando unico e indiscutible, por el otro lado vemos un arquipielago,sin mando, ni union, con pocos recursos, y para colmo cada quien jalando para su lado, esto es una constante pelea de enanos, por saber quien es mas alto.
    No existen dos bando dsimilares, un estado contra las iniciativas personales de algunos, no hacn dos bandos, es lo mismo que decir que Globovision es igual a VTV, No se pueden comparar,la postura de globo es personal de los dueño y de la mayoria de los trabajadores de esa planta. VTV por su parte es parte de un estado goierno que en teoria deberia de ser de todos los venezolanos, y comente toda clase de abusos. Globo, no puede decir pipi, ya que le sale una multa.
    No puedes enfrentar un estado contra los individuos que estan contra este gobierno

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. El Warholio dijo:

    JA!

    ¿Se fijaron en el mensaje de texto que aparece en la imagen del contacto telefónico de VTV con Angel Palacios?

    “Vanessa Presidente”

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Sergio M. dijo:

    jejejejejeje…
    Gracias a los dos por comentar.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Sluagh dijo:

    Hola Sergio M…como siempre un placer leer tus textos…

    Para enterarme más del tema he buscado a Leny Reifenstein, pero no encuentro ninguna referencia…será Leni Riefenstahl?

    Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Sergio M. dijo:

    Esa misma,men. Disculpa por los errores de ortografía al escribir nombres y apellidos. Ya lo corrijo, pana. Muchos saludos y gracias por el feed back.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. angel palacios dijo:

    Hola Sergio: Primero que nada, gracias por ir a ver el documental y gracias por tomarte el tiempo de escribir. Evidentemente no compartimos la misma visión de lo que pasa en Honduras, ni en el mundo, pero entre tus líneas sí hay elementos que agradezco como crítica al docu. Te escribo porque hay algunas cosas que deberías saber.
    Primero lo del making off de la producción. Ahi te vá: La coproducción con la Villa y con Telesur se hizo una vez grabado todo el material. No hubo hotel ni una sola noche, no hubo chapa. Hubo frio, calor, sed, hambre, ampollas, lluvia y mucho, mucho trabajo. Y pues sí se jodió la cámara de tanto llevar agua y coñazo. Aún tengo la facturita con el duro golpe al bolsillo que significó el arreglo aquí en Caracas. La tarjeta de video no dió más y los planos no pasaban de 3 minutos antes que se apagara la cámara. Lo más parecido a grabar con una Bolex de cuerda. El micrófono se volvió mierda y creeme que fue bastante fustrante regresar con escenas como la de la coñaza en el paraiso silente, y tenerla que montar con una pista musical debajo. Sobre los probelmas con los policias, pues sí que los hubo. paré en la cruz roja y en un hospital de medicos cubanos, en dos oportunidades. Una de ellas con la oreja reventada y una sordera de pelicula por el rolazo de los poli-milicos. Otra por la espalda molida a palos en una de las escenas que aparece en el docu de noche. Hubo fronteras para poder llegar y bastante problemas para la produccion. Osea amigo, que el making no es muy cinco estrellas que se diga. Y tranquilo, que para irme y estar allá, ni un bolivar salió del Estado. Pero mosca, sí creo que el Estado tiene que apoyar a cuanto productor independiente vaya a producir en lugares y acontecimientos como ese. Ah! Y las llamadas pa reportear no se hicieron de ningun celu corporativo, ese es otro llantén facturado por digitel.

    Ahora, creo que victimizarse contando en pantalla ese making es un pelón. La historia no es lo que nos pasa como documentalistas, reporteros o lo que quieras, sino lo que está pasando la gente. Ahora, sí creo que falta aclarar el tema de la represión a los medios (en eso coincidimos, ves?)

    A ver, otra cosa: La resistencia en honduras no es fashion como señalas. Pasa el trabajo hereje. Hay cosas que llaman la atención de la realidad Hondureña. Honduras tiene un TLC (Tratado de Libre Comercio) que se traduce entre otras cosas en una inundación de productos gringos y un inexistente aparato productivo en ropa por ejemplo. Es más facil comprar una franela Nike de segunda que una baleada (tortilla de trigo). Y cuando haces referencia a las franelas de marca que muchos de los manifestantes tienen, por ahí van los tiros. La gente que viste marchando es pueblo muy humilde, y aunque te cueste creerlo sin más “soporte tecnico” que sus pies. Entiendo que desde tu posición política no aceptes la línea informativa de Telesur, la cual yo sí defiendo plenamente. Pero me parece que no puedes negar que las compañeras que reportearon desde allá hicieron un trabajo EXCELENTE y que si no es por Telesur el vacio informativo de lo que pasaba en Honduras hubera sido grande. De paso, CNN no tiene que ver nada con Telesur, eso no se de donde lo sacas.

    Bueno, te cuento estas cosas porque un amigo me mandó el link a tu pagina, y me parece que debia contarte un poco más. El docu aún no está terminado y sí, lo saqué ahora en esta versión previa para apoyar no a Zelaya sino a la resistencia hondureña. Algunos lo llamaran oportunismo, pero para mí es compromiso político y en eso me la juego.

    El hecho de que hayas ido a ver el docu a la cinemateca, y que hayas escrito me parece de pinga, apartando algunas vainas (bastantes la verdad) que mas que críticas al docu o a la producción van por otro lado más personal que sinceramente sobran. Y ya que tienes mi correo, te invito a que nos veamos. Me gustaría debatir contigo mas seriamente y con menos apuro que con el que te escribo sobre el documental.

    No voy a seguir el hilo de esta pagina, más por falta de tiempo que por otra cosa, pero ahí te dejo la invitación.

    Saludos

    Ah! Santiago Alvarez… Tremendo. Mi maestro a mucha honra!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Sergio M. dijo:

    Gracias por responder, Angel.Pocas veces tenemos la ocasión de establecer un diálogo en la página, con la otra parte, con el lado agraviado y criticado. Es de reconocer tu voluntad de iniciar esta conversación en la idea debatir a profundidad algunos puntos que nos unen y nos separan como cinéfilos y documentalistas.

    En principio, te concedo el beneficio a la duda y acepto tu versión. Sin embargo, no comparto tu visión del oficio y de la mirada del documentalista frente a su referente. Yo sí creo que es indispensable saber desde dónde o desde qué lugar emite su discurso el emisor del mensaje:si es un simple testigo, un protagonista o un narrador frío en tercera persona.Ello condiciona la naturaleza del discurso. En tu caso, Angel, y con todo respeto,no me puedes negar que has contado con apoyo táctico y técnico del gobierno, tanto para producir como para estrenar tu trabajo. Es decir, estás muy lejos de ser un cineasta clandestino a la altura de Pino Solanas, quien no sólo filmaba en la clandestinidad sino que proyectaba sus peículas en la clandestinidad. Para tí ha sido más fácil, al recibir el respaldo de medios y canales oficiales.
    En cuanto a la relación de Telesur con CNN, nunca dije eso en mi crítica. Apenas señalé que ambos canales dan cobertura a la supuesta resistencia de honduras,un fenómeno que , a mi modo de ver, tu manipulas, orientas y glorificas de forma harto debatible.
    Y finalmente, lo del fashionismo de la resistencia no lo dije por la ropa, mi pana. Lo dije porque la resistencia hondureña me resulta de una frivolidad y de un reduccionismo político cónsono con el tratamiento de tu película, limitada a describir antes que a reflexionar.Yo que tu le agregaría un intro en off para contextualizar, y no menos de unas seis entrevistas calificadas de lado y lado para profundizar en los contenidos. De otro modo,tu largometraje seguirá estando preso del lenguaje de la inmediatez, el impresionismo y la banalidad televisiva, de Telesur a TVes.

    Creo que , de momento, es todo lo que te puedo responder.
    Agradezco tu invitación pero en lo personal prefiero continuar el dialogo por aquí, para no diluirlo. Así lo compartimos con el público y no lo circunscribimos a un encuentro de café, en donde al final las relaciones públicas y la diplomacia se van a imponer a la posibilidad de entablar una discusión seria. Ya tendremos tiempo de conocernos en el futuro, Angel. Por lo pronto, te invito a seguir discutiendo.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Lamala dijo:

    Yo fui a ver ese documental! Me encontré con una obra hecha con un propósito e ideología obvia. Me encontré con imágenes evidentemente manipuladoras sobre todo en su estilo de montaje. Me encontré con un mensaje dirigido a un público meta muy bien determinado. Me encontré con el mismo discurso caduco y carente de sentido que ha venido sosteniendo nuestro nefasto gobierno. Me encontré también con un Documental que pone en evidencia a una resistencia mal dirigida y sobretodo carente de un discurso y propuesta para un cambio en la política de Honduras. Como bien lo dijo Sergio me recordaron a la oposición Venezolana. Me encontré con un documental que muestra claramente a un grupo de personas que se resiste al cambio de repúblicas bananeras, me encontré con un grupo muy bien manipulado y subestimado una y otra vez por líderes que saben mover bien sus necesidades y prometen un cambio utópico para sus vidas.

    Tristemente me encontré de nuevo con un documental con un discurso maniqueo que a mí personalmente me provoca repulsión.

    Tenía la esperanza de encontrarme con Documental abierto al debate, que mostrara las dos caras de la moneda y no se perdiera en sensacionalismos e imagenes amarillistas que a pesar del evidente esfuerzo del director, no me conmovieron en lo absoluto…Sobre todo una en la que un supuesto manifestante reclama a gritos que le rompieron la boca y en la que no se evidencia o muestra ni el más mínimo de sangre (si no la quitan… se acordarán de mi) ¿Es que se les olvida que una imagen puede mostrar más que mil palabras? ¿Será que no me conmoví porque estoy acostumbrada a noticias de los lunes en la mañana en Venezuela donde arrojan los números de muertes y casos de secuestros solamente en Caracas?

    No creo que Zelaya sea la solución, No creo que la actuación “políticamente incorrecta” de Michelleti sea la solución.
    Tampoco creo que un documental maniqueo y por demás manipulador aporte mucho para esta crisis.

    Tampoco creo que un proceso de producción millonario o austero al punto de ser “victimizador”, definan la calidad del producto.

    Muchos Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. ares1224 dijo:

    Concuerdo con Sergio y Lamala con la comparación entre la resistencia hondureña y la oposición venezolana, creo que el problema empieza en la consigna “Urge Mel” que la veo casi casi como una reproducción de la infame “Ni un paso atrás”, suenan bien pero no tienen contenido, realmente ¿urge mel? ¿por qué?. Acaso “urgía” la 4ta urna? ponerse a lanzar piedras desde el lado de Mel sin siquiera admitir que el tipo estaba violando la constitución es en extremo radical, simplista y peligroso, es admitir que la “legitimidad de los votos” es una carta blanca para hacer cualquier cosa, cuando eso no es así.

    El documental no lo he visto pero realmente no necesito verlo, estoy suficientemente acostumbrado al lenguaje audiovisual que casi casi puedo verlo en mi cabeza, seguramente luego que habla el tipo que le rompieron la boca hay un slo-mo y luego fade to black. Seguramente hay inserts que nos dicen no lo que estamos viendo sino lo que debemos ver. Si no hay voz en off, hay musiquita, y ni hablar de los cambios de ritmo para colocar las imágenes en blanco y negro de un pueblo que se resiste. Me lo imagino y me conmuevo. Deberíamos reunirnos y hacer un juego en que cada vez que haya un testimonial que cierre en silencio y un paneo, bebemos. Seguramente así sería tolerable el asunto.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Sergio M. dijo:

    Gracias a Lamala y a Ares por comentar así, de forma tan generosa y acertada. Sus respuestas abonan el camino para seguir fomentando el debate, en lugar de invitar a clausurarlo a través de un encuentro fallido o de una reunión social. Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. JJ dijo:

    Ya Honduras pasó la página. Zelaya será perdonado y se le respetarán sus derechos como ex-presidente. Como es rico de cuna, no tiene mucho de que preocuparse. El único perdedor es el guevonote nuestro.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Sergio M. dijo:

    jejejejeje…tal cual,men. Gracias por comentar. Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. Prass dijo:

    Vi el documental y leí el artículo
    El primero mas interesante que el ultimo.
    Vayalo Sergio tremendo pelón te lanzaste gracias a no poder controlar tus impulsos demoniacos e imaginería, al mas puro estilo de la revista ronda.
    Es cierto que el docu es pobre en contenido, su autor muestra claramente su postura política y hacia adonde va el discurso, lo cual me parece bastante sincero.

    Ahora, no entiendo algo del articulo. Me parece irresponsable escribir sin ninguna investigación previa.
    Esto lo digo porque leí el comentario del documentalista al tratar de aclarar su estadía en Honduras. Que, según sus propias palabras no contó con el apoyo del estado venezolano y paso las de Caín.
    El análisis de este articulo parte de la premisa ¿en que condiciones estuvo Ángel Palacios en Honduras?.
    La critica en ese sentido pierde toda su eficacia y se convierte en amarillismo puro, tan criticado por los blogeros de esta espacio.
    La intención de desacreditar a alguien sin ninguna base solida, me parece nefasto. En esté articulo se asegura que el realizador viajo a documentar la situación en honduras con tarjetas de crédito e inmunidad diplomática.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. angel palacios dijo:

    Bueno, no entiendo porque tanta alarma a un encuentro cara a cara. No tenia la intencion de matar ningun debate. Pero en fin… tomenselo con calma, era solo una invitacion a debatir a profundidad (sin cafe, ni reunion social, ni nada… y diplomatico no soy)… …es que no estoy acostumbrado a esto de escribir en foros, me ladilla.

    Por otro lado, sí aprendo mucho de sus comentarios. De todos. Es un privilegio poder conocer estas opiniones y reacciones. Incluso de los insultos. De todos ellos se aprende y se crece. Aunque no los comparta. Y en cuanto al documental y el punto de vista, no voy a defender nada. Es lo que se hacer, por ahora. Sin mas pretensiones.

    Ahora, lo que sí me mueve a escribirles es otra cosa: es injusto y prepotente descalificar la lucha de un pueblo. Es cierto que visualmente no hay paralelo entre la resistencia iraki, libanesa o palestina y la resistencia del pueblo hondureño. Subrayo VISUALMENTE, porque en el fondo la lucha es la misma. Pero las condiciones son distintas. Muuuuuy distintas. Están ustedes frente a uno de los pueblos mas pobres de Latinoamerica. Un lugar donde el trabajo se dá en condiciones de esclavitud en el campo. A los patrones, o profesionales se les llama “don”. “Don” viene de dueño. Las instituciones son propiedad de siete familias. El presupuesto del estado se reparte entre esas siete familias. El 80% del presupuesto del estado esta preasignado a los cogollos de la oligarquía. No existía en Honduras la tradicion de lucha de los paises vecinos. Mientras en Nicaragua, Guatemala o el salvador se debatía en aldeas y barrios sobre temas como la reforma agraria, en Honduras reinaba el clima de un país dominado por los gringos, por las bases militares y la econmia se sustentaba en las actividades de la Contra. Honduras fué convertida en el portaviones del pentagono en centroamerica: De allí partieron agresiones a Guatemala en el 54, a Playa Girón en el 61… y se armó una red de narcotrafico y trafico de armas que atravesó toda centroamerica. No lo digo yo. Lo dicen los documentos descladsificados del Pentagono, lo dice el informe Church del senado estadounidense.

    No faltan ganas en algunos sectores internacionales de presenciar masacres en Honduras. Pero la dirección de la Resistencia (a la que no le faltan cojones) ha sido sabia al orientar la resistencia hacia el camino pacifico, a no tomar las armas (que de paso sobran allá por tanta historia de contra y drogas), a resguardar la vida de su gente. Y aún así la represión se ha llevado alrededor de 50 personas, dirigentes o militantes claves de la resistencia.

    En Honduras, lo que estaba en camino era un proceso constituyente, hacia una nueva constitución. Que Zelaya viene de cuna rica lo sabe todo el mundo, pero el hombre dió una contribución al camino de cambio. Abrió una puerta que se pensaba sellada. Y moviemintos que se oponian a él, moviemientos campesinos e indigenas que defienden una posición de clase, impulsaron la propuesta de una constituyente, de un cambio de reglas en el país. El golpe no fue contra Zelaya, fué contra el pueblo hondureño.

    4 meses batallando en las calles, sin que haya salido un desesperado a lanzar un bazukazo a los gorilas es digno de admiración. Y sí hay desesperados. Yo admiro a ese pueblo, a su lucha pacífica, y en lo que la pueda apoyar, la apoyo.

    Hay que estar ciego para creer que el glope de estado se les ocurrió a unos buenos ciudadanos el dia anterior al 28. Insulsa, Arias, Wshingotn, los militares, los carteles del narco, las petroleras tenían clarito el plan de hace tiempo y trabajaron fuertemente por darlo. Se trata de acabar con los cambios.

    Lo que paso este domingo pasado en Honduras fué el nacimiento de la nueva forma y estilo de legitimar los golpes de estado en AMerica Latina.

    Lo unico que les pediría es que sigan investigando sobre lo que pasa en Honduras. Que no descalifiquen asi nomas el esfuerzo de un pueblo.

    Bueno amigos, dejo hasta aqui estas ideas. Y un saludo para todos.

    VIVA LA RESISTENCIA HONDUREÑA!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. Sergio M. dijo:

    ¿Dónde está lo de las tarjetas de crédito o lo de la inmunidad diplomática?No inventes. Yo apenas cumplo con formularme una serie de preguntas, sobre la base de un conjunto de sospechas. ¿No puedo?¿Es un sacrilegio? Por lo demás, la versión del documentalista es eso, una versión. Su versión, donde abundan empresas heroicas, cuentas pagadas con su propio bolsillo y demás informaciones discutibles. En lo personal, sigue pensando igual. Es muy fácil predicar la resistencia con el apoyo de un gobierno por detrás. El documental, como toda la obra del autor, peca de oportunista y parcializada, al ofrecer una lectura condescendiente y complaciente con la visión del gobierno sobre el caso Honduras. Así cualquiera hace cine en la revolución. Tu lo sabes muy bien. Yo sé quién eres. De nuevo, amigo Prass, te invito a sacarte la máscara y a dedicarte a tu oficio: publicitar las obras audiovisuales del proceso desde tu página censurada y amordaza al servicio de la Villa.Es todo. Hasta luego.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  18. jj dijo:

    Sea real o no, fashion o no, la resistencia de Honduras pasará a la historia como la vaina más ridícula e inefectiva de la historia. Si con esa cuerda de ineptos van a cambiar América, pues buena suerte… sigan guisando… y ojo que se rumorea que Zelaya se muda a Caracas… el chuleo continúa hasta la victoria siempre.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  19. Sergio M. dijo:

    Gracias por comentar, JJ.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  20. ares1224 dijo:

    Está bien si el autor se tomó el koolaid pero venir a decir que el golpe a Zelaya es un golpe al pueblo es o de una ingenuidad muy grande o de un cinismo aún mayor. Creo que se confunde popularidad con legitimidad y ninguna de las dos cosas le sobraban a Mel, si al menos me dijeras que el carajo es Chávez del 98, ok, pero a duras penas ganó las elecciones.

    Pobres hondureños les toca o ser el patio trasero de USA o el patio trasero del ALBA. La noble resistencia hondureña que se mete a la casa de al lado de la embajada de Brasil y la destroza. El luchador social Mel Zelaya que se caga en sus seguidores y duerme echadote en la embajada, que le acepta las vainas a Chávez mientras le hace caritas a EEUU, que pide a Obama intervenga y cuando lo hace se arrecha por el resultado.

    Qué chévere llenarse la boca hablando de valores y resistencias cuando en Venezuela hay un coñazo de presos políticos, otro tanto de muertos tanto por razones políticas como por la inseguridad, 50 muertos es lo que hay acá en un sólo fin de semana. Pero claro no es la nobleza del sueño revolucionario panfletario(y no negro precisamente) de una izquierda jurásica que ha demostrado una y otra vez que hacen una genial oposición pero como gobierno no son sino más de la misma mierda.

    Si el carajo al menos hubiera dicho hagamos una constituyente y yo no busco la reelección, pero mentira, el principal propósito es atornillarse eternamente como el cagalitroso Fidel que prefiere cagar sangre antes de morirse dignamente y soltar el poder. Una revolución que gasta y gasta en atornillarse en la silla y cuando se le acaba la plata sale a la calle a reprimir. Esa dicotomía absurda y anacrónica de los golpes buenos y los golpes malos, de las luchas de los pueblos y demás sandeces que no resisten el menor de los análisis antes de caerse por el peso de la realidad, debe ser eliminada de una buena vez.

    No es que el golpe en Honduras es bueno y el del 4F es malo o viceversa, o ambos son buenos o ambos son malos. Lo demás es simplemente lo que nos convenga más según nuestro punto de vista e intereses, económicos o ideológicos, al final no hay diferencia.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  21. Lamala dijo:

    El último post del documentalista me suena a cassette rayado y desgastado… el mismo cuentico… una y otra vez…

    Palabras claves y Tag lines para descubrir un discurso caduco y desgastado:

    “Cogollos de la oligarquía”: La gente con dinero es mala…

    “Clima de un país dominado por los gringos”: Los gringos van a venir y nos sacaran el cerebro para luego hacer experimentos con ellos…

    “No faltan ganas en algunos sectores internacionales de presenciar masacres”: No sabemos quién pero algún país extranjero está pendiente de nosotros y nos vigila a través de una pantalla gigante instalada en el espacio que por supuesto está patrocinada por los gringos..

    “movimientos campesinos e indígenas que defienden una posición de clase” : Los campesinos e indígenas son desvalidos y nadie los quiere ni los respeta… “pobrecitos”…

    Cambien ya el cuentico. Después de 10 años solo han demostrado su falsedad, hipocresía e ineficiencia…

    Muchos Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  22. jj dijo:

    Es cinismo, garantizado. Es imposible que queden chavistas que se crean el cuento de la revolución hasta el punto tan ridículo que refleja este tipo. Raúl Castro pidiendo un bloqueo económico para Honduras… es cinismo, déjemonos de guevonadas y no le sigamos el juego a los rojos, que por tomarnos en serio su guachafita es que han llegado tan lejos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  23. John Manuel dijo:

    Con la “resistencia” hondureña hemos podido ver un milagro: una oposición más incompetente que la venezolana.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  24. John Manuel dijo:

    Oígan, no había pillado el úlimo comentario de Angel. Mi pana, ¿cúando sueltas el disco rayado de la oligarquía (bueguesía, o cualquier otro sinónimo)? ¿A quiénes te refieres? Es que cómo yo no hablo en términos marxistas, no me ubico. Es decir: ¿oligarquía cómo los panas del Presidente que quebraron los bancos, y que esta mañana han dejado sin trabajo a más de 2200 compatriotas (obviamente proletarios la mayoría de ellos)? Siendo, como eres, enemigo de la oligarquía, ¿te tirarías un documental sobre eso?, inclyendo, claro etá, a los 700.000 ahorristas que ahora no saben que pasarán con sus reales. O con los trabajadores que tenían su cuenta de CEsta-Tickets a través del Banco Canarias y que hoy se levantaron con la sorpresa de que no pueden comprar un pote de leche.

    Una vaina, pana, y te lo digo sin agresiones (porque aprecio el hecho de q)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  25. John Manuel dijo:

    EL COMENTARIO ANTERIOR LO ENVIÉ POR (Y CON) ERRORES

    Oígan, no había pillado el úlimo comentario de Angel. Mi pana, ¿cúando sueltas el disco rayado de la oligarquía (burguesía, o cualquier otro sinónimo de esos)? ¿A quiénes te refieres? Es que cómo yo no hablo en términos marxistas, no me ubico. Es decir: ¿oligarquía cómo los panas del Presidente que quebraron los bancos, y que esta mañana han dejado sin trabajo a más de 2200 compatriotas (obviamente proletarios, la absoluta mayoría de ellos)?

    Siendo, como eres, enemigo de la oligarquía, ¿te tirarías un documental sobre eso?, y si lo haces, ¿crees que te lo transmitirían en Telesur, y te lo presentarían, en acto público, los funcionarios públicos que te presentaron éste?

    En dicho documental, deberías incluir, claro está, a los 700.000 ahorristas que ahora no saben que pasarán con sus reales. Y a los trabajadores que tenían su cuenta de Cesta-Tickets a través del Banco Canarias y que hoy se levantaron con la sorpresa de que no pueden comprar un pote de leche.

    Y lo digo, porque más que enemigo de la oligarquía, lo que eres, o lo que haces, es cuadrar una realidad a tu antojo para defender la tesis oficial. Si de verdad te interesara la oligarquía y los años que supuestamente le han “al pueblo” comenzarías por aquí, hablando de cosas cómo las ocurrida con los bancos esta semana, que afectan, muérete, chamo, a los más pobres.

    Lo que Sergio quiso decir no fue que te hubieran dado una American Express, y te hubieran mandado en un avión 5 estrellas a Honduras, sino que tú no eres independiente. Tú no fuiste a “descubrir” la realidad hondureña, porque a ti no te interesa la realidad hondureña, a ti te interesa la visión idealizada, cursimente marxista, que el gobierno vende según la cual los pobres están de un lado, los ricos del otro, unos son buenos, los otros son malos, y tarán: los buenos somos nosotros. Cómo en las telenovelas de Thalia. Pero resulta, Angel, que la realidad no es así de telenovelesca, y eso lo sabe cualquiera que tenga dos dedos de frente. Creo que tú sabes muy bien, que si de verdad desnudaras a la oligarquía, hondureña o venezolana, tendrías que tocar los intereses del gobierno, y eso implicaría ser realmente independiente, y siendo así, ni telesur, ni toda la plataforma del cine venezolano te apoyarían, ¿o me equivoco?

    Eso es lo que Sergio quiso decir con su post.

    Entonces, pana, y te lo digo sin agresiones (porque aprecio el hecho de que hayas aparecido en este foro a defender tu trabajo [eso no es común y te lo respeto], lo tuyo es cinismo o ingenuidad?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  26. Sergio M. dijo:

    Gracias a todos por sus comentarios. Al fin, se calentó el foro. Hacía falta. Muchos saludos. Concuerdo con el espíritu de sus respuestas, y vuelvo a saludar el gesto de Ángel por dar la cara, defender sus puntos y expresar sus ideas con convicción, sin salir corriendo de buenas a primeras. Por ahí es el camino. De seguro, del diálogo, del foro y de las aclaratorias, todos saldremos enriquecidos. Muchos saludos a todos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  27. El Warholio dijo:

    Ok, yo no he visto el documental, por lo que no puedo opinar nada al respecto. De verdad que celebro el hecho de que el autor del mismo se haya tomado el tiempo de pasar por aquí a explicar su posición con argumentos, los cuales podemos compartir o no, pero son argumentos, a diferencia de otros que o mandan a sus amiguitos a decir ‘te espero en la salida’ o vienen con comentarios intrascendentes o asumiendo identidades falsas ‘desde el oeste’.

    Me parece muy interesante si Angel respondiera las preguntas que le hizo John Manuel sobre la cómica de los 4 bancos recientemente intervenidos. Especialmente la que trata sobre la ‘imparcialidad’ de Telesur, canal que Angel defiende aquí. ¿Estaría dispuesto a hacer un documental sobre la boliburguesía? ¿cree que recibiría el mismo apoyo por parte de las instituciones que apoyaron este documental?

    También me gustaría la opinión de Angel sobre los golpes de estado dados en Venezuela en 1992, tal como pregunta ares, ¿Hay para él golpes buenos?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  28. Sergio M. dijo:

    Comparto tu inquietud, Warholio.
    Gracias por comentar.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top