El guionista loco

0
683

En mi cabeza habita un guionista loco. Adapta constantemente novelas, dramas, comedias y documentales.

El dicta todas mis actuaciones, las edita y las filtra o censura, de acuerdo al guión y el reparto, maquilla los personajes y los virtualiza a su antojo.

No conforme con esto el guionista loco me obliga a cumplir un contrato de fidelidad para con sus decisiones, no importa si el papel me aburre o me siento ridículo, debo cumplir a cabalidad sus lineamientos.

Si puedo escribir esto es solo gracias al papel de anónimo escritor solitario que me ha permitido como medio terapéutico para aliviar mi ansiedad.

Estoy empezando a cansarme, esclavo soy de sus caprichos porque esclavo soy de un rol en la sociedad.

Sin embargo el contrato de fidelidad es un parapeto, porque esta claro que los roles son intercambiables, el contrato solo garantiza un ahorro de energía en el intercambio de personajes. Es un error egoico identificar al actor con su rol, si el actor renuncia, desfallece o simplemente se retira su puesto inmediatamente es ocupado por otro actor disponible en la cola.

Cada vez que tomamos un camino en una dirección, alguien, en alguna dimensión paralela, en directa conexión con nosotros, toma el camino contrario. No podemos acumular todas las experiencias a la vez, así que el papel del guionista loco es organizarlas, filtrarlas y seleccionarlas para nosotros.

A fin de cuentas, no le importa la decisión que tomemos, el guionista loco cuenta con una gran variedad de extras, actores de reparto y protagonistas.

Podemos y debemos darnos la libertad de tomar la pluma del guionista y hacer nuestro mejor guión, olvidar el contrato y disolverlo, eliminar las sensaciones de culpa al abandonar el rol de costumbre.

En definitiva el guionista loco somos nosotros mismos imbuidos de nuestra gran importancia ilusoria.

A nadie le importa.

El show debe continuar.

¿Qué es la vida de los dormidos sino luchar la mitad de la vida por un rol y la otra mitad luchar por evitar perderlo, buscar cambiarlo por uno mejor o lamentarse por haberlo perdido?

¿Qué es la vida de los despiertos sino descansar plácidamente en el océano de infinitas posibilidades? mientras ven pasar las manifestaciones como nubes en el cielo, que se metamorfosean para disolverse de nuevo.

¿Qué es la vida sino amor, desengaño, obsesión y pasión frente a realidades paralelas del momento presente que conforman los «anaqueles infinitos de la eternidad, repletos de libros con todas las historias que fueron y no fueron, que serán y no serán» de los hombres y seres sintientes?

¿Que somos sino una historia de libertad de elegir la creación de las esculturas de nuestra vida con el cincel de la mente, que la ignorancia llama destino, la ciencia llama causa y efecto, los orientales llaman karma y muchos llaman casualidad?

¿Que somos sino?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here