Manual sobre la compra de conciencias en América Latina

2
293

galeano1

Para la gente de izquierdas existe una cierta izquierda que debe ser combatida sin tregua: La postura panfletaria, maníquea, anti-libertaria, superficial y “de moda” a lo American Idol que vende su integridad intelectual a cambio de unos míseros íconos pseudo-izquierdosos producidos por el mismo Estado-Sistema enemigo.

Según estos bobos, todo está bien, las empresas socialistas son una maravilla, la tracala de Cadivi o la estafa de los bonos del Sur son aceptables siempre y cuando Chávez regale “Las venas abiertas de América Latina” a Obama.

Porque estemos claros de lo que estamos hablando acá: Un gobierno literariamente genocida, que masacró sin contemplación más de 62 mil libros, que decide retirar el busto de Rómulo Gallegos, primer mandatario democraticamente electo de Venezuela en el siglo XX, del Palacio de Miraflores, todo esto sin que despierte la más mínima señal de alarma entre los adeptos del gobierno.

Tampoco lo hará la designación de un Gauleiter en la región de Caracas. Eso usted jamás lo leerá. Lo que sí leerá son intríngulis dignos de la revista Hola sobre la sonrisita de Bachelet o el estrechón de manos de Obama. Eso sí es importante para esta casta “pensante” que critica a Paris Hilton y denuncia el consumismo mientras escribe sus crónicas a lo Don Francisco sobre un libro de hace 37 años.

Por supuestos que “Las venas abiertas…” vale la nada solidaria suma de 18 a 30$ americanos (¡!) en Amazon y no se consigue en internet gracias a la iniciativa socialista de Eduardo Galeano de no difundirla.

En palabras del propio Galeano: Viva el mundo al revés, donde el silencio cómplice de la destrucción de libros se tapa con la promoción de un producto archi-capitalista y una imagen publicitaria que vale todas las palabras del mundo.

Un mensaje a todos estos izquierdosos, fuma porro, toca birimbao, con la franelita del Ché y los valores acartonados dicotómicos: Háganse a un lado, porque la verdad que estorban. La izquierda de verdad, aquella de la apertura de ideas, del separarse de las convenciones, del destruir convenciones como Galeano y crear nuevas formas de pensar, tiene demasiado trabajo tratando de desmontar los desmanes de la derecha economicista como para también enfrentarse al ejército de zombies tarados.

No se preocupen, allá hay una plaza: Instálense a jugar haki y hacer manualidades, que nosotros nos encargamos del resto. Lástima que perdieron la ocasión dorada para quedarse callados y tuvieron que abrir su bocota una vez más para reforzar el statu quo de un sistema alejado de las minorías. Así es la vida: Mientras la derecha tiene que perder su tiempo deslatrándose de radicales por el porte de armas y el fusilamiento de los pobres, nosotros tenemos que lidiar con ustedes. Ni modo. Simplemente, una recomendación: Antes de decir algo, piensen lo que van a decir. Más allá de los clichés, de verdad, piensen. Sé que es difícil, que puede dar dolor de cabeza, pero la verdad que no nos están ayudando.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here