Ni siquiera se me ocurrió un título. Pero, esto podría llamarse: La insoportable levedad del ser.

12
30

1) Hace unos cinco meses recibí en mi buzón de correos un mail en cadena, proveniente de un grupo en Facebook, en el que se informaba la apertura de la convocatoria a La IV Semana de la Nueva Narrativa Urbana (LSdlNNU), que comienza hoy. La convocatoria era pública (este dato es importante qué lo tengan en cuenta cuando lean el punto 8), y me interesó, ya que desde hacía rato había querido participar de esa iniciativa. Acudí al link que el mensaje ofrecía y revisé las bases para participar. Al examinarlas, noté una diferencia entre las bases de este año y las de años anteriores: en años pasados los organizadores abrían una convocatoria para que se presentaran cuentos —con la condición de que los mismos fueran originales e inéditos— y, una vez evaluada la calidad de los mismos, se hacía una selección de los mejores, o mejor dicho, de aquellos que los organizadores consideraran los mejores, y se invitaba a sus autores a leer dichos relatos en el evento en cuestión. Eran unas normas muy similares a las del Concurso de Cuentos de El Nacional. Este año, las bases rezaban así:

“1. Fecha y lugar de nacimiento (es necesario tener la nacionalidad venezolana y haber nacido a partir de 1973, ya que el perfil del evento es dar a conocer la narrativa venezolana emergente). 2. Formación académica (No indispensable) 3. Publicaciones impresas o digitales indicando las referencias. 4. Talleres literarios realizados o en proceso. 5. Premios o menciones. 6. Otras actividades relacionadas con la escritura. Una vez finalizada la fecha de recepción de currícula los organizadores cursarán invitación a lo/as seleccionado/as para que envíen un cuento original, inédito, con una extensión entre 8 y 12 cuartillas tamaño carta. Se ruega, por tanto, no enviar textos antes de haber recibido la invitación para ello. Los currícula deberán enviarse a la comisión organizadora, a los correos: [email protected] y [email protected]

2) Desde el momento en que leí las nuevas bases para la convocatoria estuve en desacuerdo, ya que me parecía, y me sigue pareciendo, que el nuevo método de selección, si no es discriminador es, al menos, demasiado restrictivo. En una comunicación, privada, a uno de los organizadores del evento le expuse mi malestar. Ese organizador me envió una respetuosa respuesta, dándome sus razones para el cambio. Yo, decidí no enviar ninguna “currícula”, porque, de antemano, no tengo ninguna currícula literaria que me respalde, y, además, si había querido participar era bajo el esquema anterior que me parecía, al menos, más justo. Como dije: la respuesta fue respetuosa, no fue que el organizador en cuestión me dijo que me fuera a la mierda, o algo parecido, simplemente me expuso su parecer.

3) Luego de ese intercambio, tenía ganas de escribir algo al respecto. Hubiera querido expresar mi oposición a las nuevas normas de selección y, sin duda, hubiera hecho una respetuosa invitación a los organizadores de LSdlNNU a discutir algunos puntos. Pero decidí no hacerlo.

Fueron varias las razones para no hacerlo, pero hubo una que privó por encima de las demás: si hubiera escrito un post, habría tenido que hacer mención a mis intenciones de participar y, automáticamente —habrían dicho los comentaristas— que tales palabras venían dadas por mi resentimiento y reconcomio. Lamentablemente, en Venezuela se va haciendo norma que si criticas algo lo haces por resentido o porque te cobijan oscuros intereses. Ante esto, simplemente, decidí dejarlo hasta ahí. No envié currícula, no escribí nada, y seguí en mi casa escribiendo, qué es, a la larga, lo único que realmente me interesa.

4) Pasaron los meses y se realizó la selección, se fijó fecha, lugar y demás para la realización del evento. Al revisar la lista de seleccionados, me alegró mucho encontrar entre los convocados para leer a Vicente Ulive y a Kaury Ramos. En el caso del primero me une un respeto enorme como escritor y, también, afecto personal. A la segunda no la conozco ni de vista ni de trato, pero la he leído bastante y, adicionalmente, la respeto como periodista. Además, desde que dejó de escribir en su blog no había leído más nada de ella, así que me alegró saber que seguía ejercitando su pluma.

5) El pasado 5 de abril aparece en Panfleto Negro un duro artículo firmado por Sr. Cobranza, en el que fustiga a LSdlNNU por, precisamente, el cambio en las reglas de selección y también por dejarme por fuera. Esta semana, aparece la segunda parte del mismo texto. En respuesta a las críticas que el primer post recibió. En este momento no quiero juzgar el contenido de los artículos en cuestión, sigan leyendo, por favor, ya llegaremos a eso.

6) Yo coloqué dicho artículo como estatus en Facebook, y hasta allí llegó uno de los organizadores del evento, quién respondió con un comentario que yo coloqué en la sección de comentarios del primer post.

7) El post, en poco tiempo, dejó de ser una discusión literaria y se convirtió en una saga de comentarios bastante bajos que fueron, desde insultos personales a los organizadores, hasta terminar en la desagradable participación de José Sant Roz, un señor que quién sabe como diablos habrá llegado a esta página, cuya apertura y libertad para publicar lo que sea, debe resultarle, de entrada, profundamente ofensiva a su estalinista carácter. El señor Sant Roz es, para quien no lo sepa, un intelectual oficialista que suele publicar sus artículos en la página web del gobierno aporrea. En dicha página, se dedica a flagelar con su moral a toda prueba a cualquiera que disienta de las políticas oficiales; esto, de hecho, no es negativo en si mismo, ya que el señor Sant Roz tiene todo el derecho del mundo a decir lo que le provoque; el punto, es que los artículos de Sant Roz siempre comienzan con una larga y aburrida descalificación personal que incluye los descargos de antecedentes de las personas con las que quiere polemizar. Por lo general, las palabras de Sant Roz van precedidas de una acusación de drogadicto, prostituta u homosexual, cosas éstas que para Sant Roz constituyen algo así como que los crímenes más graves contra la humanidad, de acuerdo a su retrógrada, moralista y represiva visión del mundo.

La presencia de Sant Roz en el grupo de comentaristas terminó de desviar el ¿debate? hacia términos personales, lo que se ha discutido en esta página en severas ocasiones y que se conoce como argumentos ad-hominem. Dicho en criollo, uno argumenta, 2 + 2 son 4, y el otro argumenta, es que tú eres un cabeza e’ güevo.

No voy a repetir las cosas que Sant Roz dijo, ni tampoco las que dijeron otros comentaristas; solo diré qué, ahora que las reviso con calma, entiendo por qué los organizadores no quisieron discutir nada. ¿Qué esperaban?, ¿qué Ana Teresa Torres viniera a decir: “yo no me he robado ningún oro”?, ¿o qué Héctor Torres hiciera acto de presencia para afirmar: “yo no me parezco a Jon Secada”?

8] A nivel personal, yo cometí un craso error al ponerme a comentar cosas que se dijeron a nivel privado, mails que había intercambiado con uno de los organizadores y con Daniel Pratt, ex-editor de Panfleto Negro.

Yo hice eso porque pensé que la forma en que Sr. Cobranza (vamos a respetar los pseudónimos aquí) se había enterado de mis intenciones de participar, y de la imposibilidad de hacerlo, era a través de Daniel Pratt. Porque era la única persona a la que le había comentado el hecho, ya qué, como dije en el punto 3 yo había decidido olvidarme del asunto y no comentarlo con nadie.

Pero no fue así, resulta, y supongo que ya no importa que este post se haya convertido en un recuento chismográfico de lo ocurrido, que el comentario que le había realizado a Pratt fue en un mensaje cadena en Facebook y dicho mensaje llegó también a Sr. Cobranza. He allí la médula del asunto.

Reconociendo ese error (el de publicar mails privados), lo que no termino de entender es la forma en que los organizadores del evento han respondido a los reclamos de Sr. Cobranza. ¿Qué estaban escritos en un tono ácido y duro, como es habitual en la pluma de Sr. Cobranza?, ¿qué Cobranza no es el tipo más simpático del mundo?, ¿qué Cobranza no escribe como un teletubbie? Ok, eso lo puedo entender, pero suscribo casi todas sus palabras, al menos en este caso específico.

Cobranza acierta al señalar cosas como esta: “Por ello, los criterios de la semana deben ser modificados y corregidos, si quieren deslastrarse de las comparaciones incómodas con la revolución bonita y con las macollas adecas del pasado y del presente de Conatel. De lo contrario, seguirán moviendo a la sospecha por la falta de transparencia , de equilibrio y de ponderación al momento de concebir su semana de la nueva narrativa urbana. ¿Cuál es el miedo? ¿ A qué le temen? ¿ Por qué no lo hacen como El Nacional y san se acabo? ¿Es que acaso quieren remedar el esquema del premio Rómulo Gallegos?

[…]

Si es urbana tiene que ser abierta, y si es nueva tiene que rechazar cualquier modelo desfasado, incongruente y reñido con la historia de las letras. No en balde, si el proceso de selección de ustedes tuviese algún sentido y validez, miles de escritores famosos permanecerían inéditos y en el anonimato.”

A mí me parecen términos válidos. No veo ningún insulto personal, ni agresión. Solo argumentos, bastante contundentes…

9) Muchos han aprovechado esta incidencia para volver a una discusión añeja que se retrotrae a los inicios mismos de la Internet, y algunos dirán que dicha discusión se remonta a los inicios del periodismo y la expresión pública. Los que me leen, bien sea en mi blog o en Panfleto Negro, saben que mi postura es de apoyo a la libertad absoluta. Siempre, he preferido a los trolles y pajizos diciendo lo que les da la gana, antes qué cualquier regulación o censura.

Siempre he creído que uno tiene el derecho a ser lo que quiera. El derecho a la estupidez es tan legítimo como el derecho a la inteligencia. Desde el día en que decidí ejercer mi derecho a la libertad absoluta en Internet, decidí también dos cosas: a) Escribir en la Web usando mi nombre y apellido para firmar cada artículo escrito por mí y b) Ejercer mi derecho a la inteligencia, por tanto, siempre he tratado de escribir cosas que puedan resultar interesantes para quienes las lean. En Panfleto Negro he escrito unos 130 post, los cuales sigue allí colgados, en mi blog, que ha pasado por varias versiones distintas antes de llegar a la actual, debo haber posteado, hasta ahora, unos 200 artículos, buena parte de ellos recientemente borrados. ¿Malos?, ¿buenos?, ¿regulares? No sé. Creo, eso sí, que jamás he usado la herramienta de los blogs para atacar a nadie con bajezas.

En mi blog no publiqué las fotos de la hija de Patricia Poleo, que llegaron a mi buzón de correos, ni videos sexuales de nadie, ni chismes de nadie, ni nada parecido. Al menos eso creo. Decidí convertir mi blog en un espacio para la crítica de cine, la crítica literaria, la opinión política, la exposición de algunos (pésimos) intentos literarios, y algunos artículos personales que deseo compartir con mis escasos lectores. En fin, nunca me ha interesado tener un blog para destruir a ninguna persona, ni para darle rienda suelta a mis dosis de estupidez.

Precisamente, en ese sentido, discutía con Andreina, una habitual colaboradora de Panfleto Negro, sobre la calificación de “basura” que le di a mis post. Me refería a que lo genial de Internet es que no debo pasar por el juicio de nadie antes de ver publicada cualquier cosa mía en la Web. Por tanto, si alguien considera “basura” lo que escribo y decide que no es digno de ser publicado en una revista, puedo postearlo por acá. Pero, el poder publicarlo aquí, sin restricciones, me hace querer quitarle la razón al que califica de “basura” cualquier cosa que escribo, así que cuando escribo, ejerzo mi derecho a la inteligencia y procuro (no sé si lo logro) escribir algo que valga la pena leer.

Sobre este tema se ha escrito mucho, y muchos han reflexionado sobre estos asuntos con mucho más tino que yo, así que no voy a agregar nada más.

Si quieren, consulten:

El Oficio Editorial de la Web Social.

O la respuesta 049 de Hernán Casciari.

10) Hoy, creo que lo mejor hubiera sido escribir aquel artículo que había pensado escribir hace cinco meses. Quizás la discusión se hubiera dado, y habría sido una discusión de altura y con respeto. Quizás José Sant Roz no se hubiera hecho presente. Quizás no se hubieran publicado mails privados. Quizás, quizás, quizás…

Sirva este post, pues, para expresarle mis sinceras disculpas a quienes se hayan podido sentir ofendidos. Aunque, repito, no sé que coño les ofendió. Lamento mucho que esto haya terminado así. Iré el miércoles y el viernes, así que espero nos veamos por allá y discutamos sobre esto.

John Manuel Silva.

GD Star Rating
loading...
Ni siquiera se me ocurrió un título. Pero, esto podría llamarse: La insoportable levedad del ser. , 3.4 out of 5 based on 11 ratings

12 Comentarios

  1. Excelente, JM. No ha debido ser fácil.

    Que bien que todo esto queda por ahí colgado, y en el fondo, contribuye a teorizar sobre las interacciones en línea.

    Por otro lado, nunca es fácil aceptar que casi todos los que te conocen te digan de frente que estás pelado y que una idea como esta versión de panfletonegro es mala. Así que llevo días pensando, contradictoriamente, que a)si, tienen razón, existe la posibilidad de que todo esto sea un error y b)una libertad que no fustiga es una fantasía del confort.

    En fin, queda tela todavía.

    Nos vemos por ahí.

    ResponderResponder
  2. Interesante hacer la reflexión sobre las redes, cómo colgar un artículo que nos pareció interesante puede generar una bola de nieve que puede llevarse todo por delante.
    Respecto a lo que inició todo, veo un asunto de interpretación de las bases más que una exclusión o autoexclusión, pero creo que ya te cansaste del tema y con la semana ya en marcha no vale la pena insistir en el asunto de las bases.

    ResponderResponder
  3. Dicen que a Milan Kundera no lo dejaron entrar a la semana de la narrativa urbana. Por su parte en panfletonegro lo aceptarian en la comunidad de sabios si este decia que Noam Chomsky se jubilaba de las clases de Castelano para irse a buscar revistas de farandula en el Sambil…

    ResponderResponder
  4. no sabias que eras tu quien escribias en ese blog, por el cual una que otra vez he pasado.
    para mi es dificil escribir, y por lo tanto tengo admiracion por quienes escriben bien.
    Por lo menos lo que he leido de ti no me parece nada mal y quizas seas muy buen escritor.
    y tambien tengo un blog por las mismas razones que tu, que nadie me censure, y escribir lo que me da la gana, cuando me la gana.
    Pero en cuanto ¿como definimos libertad? ¿que demonio es la libertad? ¿podemos ser libre?
    ese es un tema crucial, y caundo hablas de libertad tienes que tener un referente a que es la libertad. O por lo menos un concepto de ella.
    yo por lo menos la analice de varias maneras, y una de las pocas concluciones a las cuales llegue es que la libertd implica reglas o limites
    Cuando cobranza escribio su articulo yo respondi, ya que participe en esos concursos y me pidieron CV y tuve que obtenerlo para seguir compitiendo, y era un chamo.
    de hecho en mi respuesta puse el lamentable espectaculo que es una muestra de arte chavista sin CV el cual tuve la ocasion de prresenciar como la muestra de arte popular (chavista), toda vaina con pezuña dibujo una vaina, malgasto pintura y fyue presentada enb el sofia Imber. Cuando era chamo mi sueño era tener una obra en ese museo. gracias al chavismo, ya no lo deseo, ya que cualquier basura puede estar ahi.
    Lee de nuevo mi coemntario en el segundo post sobre el asunto. y esa es la razon por la cual estoy de acuerdo con algunos criterios de seleccion..
    y como digo en uno de esos post sobre la libertad, tu libertad esta siendocoartada por los dogmas acerca de la libertad, cualquier dogma es una carcel..
    ya que te aferras a el aun cuando hay razonamientos que por lo menos invalidan o refutan, en parte o totalmente tu concepcion. Que puedan que sean falsos, pero por lo menos deberia de crear la duda, acerca de nuestra posicion..
    Aqui estan los post sobre el problema de la libertad, que encontre, hay otros, pero los perdi en un hackeo a mi blog.

    <a href=”http://opuscrisis.blogspot.com/2008/03/el-problema-de-la-libertad-i.html “El problema de la libertad I .
    El problema de la libertad II.
    El problema de la libertad III.
    este es esencial, para saber cuan libre somos
    El problema de la libertad IV.

    ResponderResponder
  5. Pero es que la libertad verdadera debe incluir la libertad de ofender. En un mundo donde todo es 100% políticamente correcto y aséptico (a parte de ser aburridísimo e insulso) no hay libertad, lo que existe es una represión solapada y de baja intensidad.

    ResponderResponder
  6. Bueno, compa, espero verte mañana Y EL VIERNES y que nos echemos unos palos face to face para conversar sobre temas, varios.
    Sí te puedo decir que, personalmente, tengo tiempo siguiéndote y me he quedado asombrado con tu progreso meteórico en el nivel de escritura. No que me ponga en condición de juez, simplemente decirte que cuando leo artículos responsables, ponderados y bien escritos, me siento obligado a tratar de escribir mejor y ser menos cabeza’e chola. Muchos de esos artículos han sido firmados por ti, y eso te lo agradezco.
    También me da miedo pensar que si sigues progresando a esa velocidad, voy a tener que ponerme las pilas para seguirte el ritmo ;-)
    No se diga más, dejemos esto atrás y vamos a por esas cervezas.
    You know where to find me…

    ResponderResponder
  7. Libertad de ofender tiene que ir seguida de libertad de recibir un coñazo en la calle, si no, no es libertad.

    ResponderResponder
  8. La cual a su vez va seguida de la libertad de demandar por daños y perjuicios.

    ResponderResponder
  9. Mirla Castellanos es agredida por un coñazo en la calle,nadie se atribuye el hecho.

    ResponderResponder
  10. a Daniel Sarcos le dan un coñazo en la calle, nadie se atribuye el hecho.

    ResponderResponder
  11. Un gobierno que no aporta progresos y bienestares para los ciudadanos deja de ser automáticamente un gobierno legitimo a sus objetivos y se debería reemplazar antes que sea demasiado tarde…. tanto para esa Nación como para las consecuencias que trae a nivel mundial.

    Las mentiras y los embustes gubernamentales son tales, que avergüenzan no tan solo al ciudadano Venezolano, sino que afectan también a las naciones que son infectadas con sus embustes uno tras otro.

    ACUERDENSE PUEBLO DE VENEZUELA QUE EL GOBIERNO SE ENCUENTRA EN UNA ETAPA DE GENERAR PANICO COMO LO CREO EN EL 2002 DICHO POR EL MISMO COGIERNO …. MIREN EL PRIMER VIDEO DEL SIGUIENTE  ENLACE POR FAVOR…

    http://www.intercongreso.org/index.php?option=com_content&view=article&id=52&Itemid=55

    Y también entran al proyecto Intercongreso Contoni para que lean un poco y se den cuenta, de que si podemos vencer a la pobreza.

    Su mas seguro servidor

    http://www.intercongreso.org
    Pedro Lopez
    Coordinador General.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here