American Gangster

0
566

American Gangster
Luego de morir uno de los más importantes jefes de la mafia negra en Nueva York Frank Lucas, su chofer, empieza a cobrar las deudas que su jefe dejó y se da cuenta de que puede sucederlo en el trono y además superarlo para convertirse en el más grande mafioso negro de la historia norteamericana, además, como una reminiscencia del efecto Pablo Escobar, el tipo no solo es respetado como mafioso, sino que se constituye en una especia de héroe de su comunidad al rebelarse contra el sistema que los oprime y excluye.

En la acera de enfrente Richie Roberts un absurdamente honesto policía (el tipo es tan honesto que se encuentra casi un millón de dólares en un carro y los devuelve íntegramente al departamento de policía, aún cuando sabe que la plata se perderá entre trámites burocráticos) empieza a sospechar que la droga que cunde en las calles no solo proviene de la mafia blanca y cuando confirma sus sospechas empieza una obsesiva persecución para atrapar a Lucas, encontrándonos con dos caras de la moneda, ya que, aunque no se den cuenta, tanto Lucas como Roberts son muy parecidos.

Hasta aquí, la cinta daba bastante, a pesar de su evidente parecido con The Departed, daba para mucho podría haber sido una gran cinta. Pero American Gangster es una cinta sin personalidad, una película hueca, incluso aburrida. Es imposible ver este film sin recordar cintas superiores como Scarface, Goodfellas, El Padrino II, y la propia The Departed. Los problemas son varios, por un lado los personajes no son tan interesantes, Frank lucas es un mafioso aburrido y plano, no tiene esa soberbia que daba risa en Tony Montana ni la elegancia de Don Corleone, es un tipo y a veces es insoportable, sus diálogos ni impresionan y de no ser por la relación que mantiene con su madre Mamá Lucas(Ruby Dee) o los devaneos con el Detective Trupo (Josh Brolin) la cinta se haría un plomo demasiado pesado.

Desde luego, la película está bien hecha, resulta agradable de ver y cuando parece que te aburres el film rescata tu atención, pero le falta demasiado, es una cinta hipotecada y las deudas que tiene con otros directores que han tocado el mismo tema con más talento que Ridley Scott se hace demasiado obvia. En descargo la peli tiene a Josh Brolin, Russell Crowe y Ruby Dee en actuaciones excelentes y al mejor Denzel Washington desde Training Day, pero no es suficiente.

En conclusión Ridley Scott no es Martin Scorssese ni es Brian De Palma ni es Francis Ford Coppola, por eso su gangster Frank Lucas no será recordado por mucho que Denzel Washington le ponga el alma a su personaje.

6/10

John Manuel Silva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here