Anotaciones Apocalípticas (Parte II)

2
76

Colgué el teléfono y corrí. No hay Pecado sin retribución (o viceversa). Nacemos de la unión y de las circunstancias, por eso somos preciosos y numéricamente contados. Antes de luchar, nos obsequian un regalo. La Oración es reciproca y contradictoria.

En los Crónicas de la Misericordia se encuentran personas que se ha prendido fuego a si mismas, pero no todos los que han tratado, triunfan en ello. No es sólo por el trabajo por lo que los demonios invisibles luchan contra nosotros. Deseamos vivir-y-no-vivir, con-y-sin un demonio a nuestras espaldas. La ambivalencia es esencial para ser Humano.

No hay duda de que cuando conozcan lo que tengan que conocer, sentirán la presencia Santa de un Gobierno de Ocupación. El demonio nos roba de nuestras tristezas y de nuestras alegrías. No sé con que moneda pagarle. Pasamos de un lado a otro, haciendo y siendo, repartiendo desesperanza y olvido.

¿Qué es el Amor perfecto?

Las noticias son infieles; ustedes son infieles. El amor, la rabia, la pena, la inseguridad, los celos, el resentimiento y el odio. El Evangelio según San Lucas y sus parábolas. La parábola del Hijo Pródigo. Todos somos hijos del Hijo Pródigo. Tomamos por nada la condición de bastardos, inconsecuentemente somos estudiantes de un momento.

Es Lunes. Estaban reunidas a simple vista. Hay y seguirán habiendo madres sin calidad ni cualidades. El Amor perfecto es la respuesta activa. Ahora las Monjas son indigentes. Las prostitutas y los huérfanos formarán el sindicato del amor. Qué soy yo, que no existo.

Los Cristianos son eucarísticamente eucarísticos. La crisis llega a lugares horribles y majestuosos, donde las mujeres de la vecindad devoran, tierna y lentamente, a los Peregrinos que osan recorrer este tiempo. El tiempo es dinero, y lo milagros también, por eso dicen que demostrar amor es demostrar peligro. Alguien tiene la culpa que las condiciones sean abominables.

Escucho las historias, presencio actos impíos. Rezo, rezan por mí y me rezan a mí. Orad. En esta hora y en este tiempo, una maestra, una mascota y un niño edematoso, se tragan enteramente al mundo y testifican pérfidamente Amor. Sentémonos en silencio, y escuchemos las demandas.

(Foto: Helmut Newton)
GD Star Rating
loading...
Anotaciones Apocalípticas (Parte II), 4.6 out of 5 based on 7 ratings

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here