La dura verdad de lo que leemos en internet

Como escritora freelance de artículos, siempre me he topado con clientes que piden artículos “bomba” en temas que generarán bastante publicidad, y una multitud de lectores ávidos de:

*Que alguien les ofrezca soluciones a cosas que no se solucionan tan a la ligera.
*Curas milagrosas a problemas que no son de solución inmediata.
*Esperanzas en momentos de temor, fundadas en elucubraciones.
*Un título bien arrecho que incite a leer una sarta de mentiras.

Todo eso, pretende obtener de quien lee, tráfico, simple tráfico. Para usar su entrada y permanencia en el artículo, como una estadística de lectores, para vender publicidad, trabajar con adsense, y capitalizar esperanzas a modo de clicks.

El problema está en que uno lo crea, sin entender que, a gente como UNO es a quien le pagan para hacer creer a las personas, lo que el cliente MANDA A HACER CREER. Se llaman DESARROLLADORES DE CONTENIDO WEB.

Y no crean, hay muchísimo escritor ávido del dinero por sobre la veracidad y la moral, que no piensa las consecuencias de lo que escribe.

Digamos. Te mandan a escribir que las semillas de lechosa curan el cáncer. Y tienes que asegurar eso. Hay algunos escritores tan convincentes, que vuelven las semillas de lechosa una panacea de la medicina.

Pero eso no es ni la mitad de lo que te mandan a hacer creer.

Nadie ha visto como un desarrollador de contenido, las tablas de excel plenas de enfermedades para las que tiene que escribir respecto de un producto, por ejemplo, si uno está trabajando con carotenos. La idea es escribir cómo ese caroteno CURA enfermedades de todo tipo. Pero ni siquiera has visto ese producto. Tampoco te consta. Es más, ves que eso es una pirámide que busca que un grupo de personas (entre más, mejor) compren cajas de carotenos y los ofrezcan CITANDO LA PÁGINA QUE TÚ ESCRIBISTE, en casa, en pijama, bebiendo coca cola, con la lavadora funcionando, y el almuerzo en la estufa… y sin saber qué carajos están vendiendo.

Pero A LO QUE ESCRIBES, VAN A PONERLE EL NOMBRE DEL CIENTIFICO, REAL QUE PRESTE SU NOMBRE Y FOTO POR PLATA, O FICTICIO, NADIE VA A INVESTIGAR. Sólo consumirán el caroteno como solución.

Ni hablemos de cuando te piden el artículo, te pasan una LISTA COMPLETA DE CELEBRIDADES, y a ellas, DEBES ATRIBUIRLES:

*Padecimientos.
*Uso de cirugías locas.
*IQs.
*Fidelidad a una marca.
*Costumbres.
*Historias de vida.
*Frases célebres.
*Sacar de contexto algo que dijo o hizo alguna vez, y enarbolarlo a una causa.

Y eso me parece: triste, desinformante, problemático…

Porque las noticias reales, se apabullan bajo el peso de una persona que redacta de modo entusiasta, lo que la causa del cliente quiera.

Y su cliente QUIERE BOMBAS:

*Quiere que el tiroteo en una escuela, sea ocasionado porque el autor solía oír Marilyn Manson. Y el que redacta eso, tiene playlist de Marilyn Manson y redacta oyéndolo… y no está tiroteando a nadie. Es más, nunca ha tomado un arma…

*Quiere que la antivacunación esté apoyada. Que se haga eco de que las vacunas causan autismo. Y TU, COMO ESCRITOR, hagas que la gente no vacune a los niños.

*Quiere que la gente crea que ser desordenado, impuntual, dormir todo el día y decir groserías SEAN SEÑALES DE INTELIGENCIA.

*Quiere vender el ojello de las naranjas que su fábrica de jugos, aceites esenciales y pulpa, desecha cada día. ENVASELO, PONGA UN WEBSITE Y BUSQUE QUIEN ESCRIBA QUE ESO CURA EL VIH.

Lo peor: es que la gente cae. La vehemencia, el saber escribir bonito, el inventar argumentos, el meter a la gente en lo que quieras hacerle creer, y el estímulo económico de ser un desarrollador de contenidos sin escrúpulos, TE HARÁ MENTIR. Y el problema no es que mientas. El problema es que la gente que no conoces y vive las cosas que escribes, TE CREA.

A muchos les pagan por recomendar atracciones turísticas, restaurantes, hoteles, viajar a lugares que NUNCA HAN PISADO.

A muchos más les pagan por hacer creer temas de salud, de bienestar, de vida. Y las posibilidades son infinitas. Lo terrible de esto, es que escribir de salud, conlleva responsabilidades. De “las estúpidas”, las morales…

Y créanme que, investigar cada bulo que me mandan a escribir, con las instrucciones: “Título carnada, que haga que lean, mete a una celebridad en esto, hazlo visible con SEO, al 30 % de keywords. Usa sinónimos, hazlo orgánico”, no le da nada de credibilidad al artículo que estás leyendo. POR DIOS, ¡ES QUE NI FUENTES DE INFORMACIÓN TE PIDEN!

Más triste es que el que lee, NO LAS BUSCA, no cuestiona. JUGAMOS CON EL DESESPERO, EL TEMOR, LA ANSIEDAD DE BUSCAR FE, LA PROPIA VIDA DE LAS PERSONAS… LAS SOMETEMOS A PRESIONES INNECESARIAS… LES DAMOS ESPERANZAS, RESPUESTAS QUE NO TENEMOS, ¡INVENTAMOS!

…Y grave es, ver que las soluciones no están en el ciberespacio, lleno de gente a la que no le duele cómo te desinformas… Cómo dejas de vacunar a tus hijos, cómo se han muerto niños por falta de vacunas, cómo presionas las cosas, cómo consumes carotenos que resultan ser agua con anilina, cómo te metes en criptomonedas falsas dejando tus ahorros, cómo te comes un kilo de guanábanas al día (bajando tu presión sanguínea, pero según curando el cáncer), cómo te destruyes la cola con “células expansivas”, compras discos, cursos, suplementos hechos de cartulina y polvo de arroz, cómo te agotas buscando que tu hijo sea igual a quien mandaron a decir que era así y surgió…

Pero a mí si me duele. Me duele escribir para que alguien crea que esa vaina mía que encontró en internet, bajo otro nombre, bajo la responsabilidad personal del lector de asumir eso como cierto, ANULADA, y que haya quien siga las creencias de un artículo, sin pensar que es otro pelabola como yo, el que está escribiéndolo, POR PLATA, el que lo publica lo hace POR PLATA, Y EL QUE LEE, TERMINA CREYÉNDOLO POR COSAS COMPLEJAS Y DOLOROSAS: esperanza, desesperación, enfermedad, duda, temor… Y ¿saben que? Eso no le importa a nadie en la “era de la información”

*Tengamos criterio. No mordamos Clickbait (carnada de clicks) NO DEJES QUE LA GENTE HAGA PLATA CON TU NECESIDAD. Si el título de la noticia PARECE IRRESISTIBLE DE LEER: está TRABAJADA para que sea irresistible de leer. Hay una industria detrás de esto (que hasta NOS VENDE A LOS QUE ESCRIBIMOS, las técnicas para jugar CON TU MENTE) No lo olvides.

*Si necesitas esperanza, acude a la fe, a la acción, a la certeza de la fuente. Googlea cada cosa que te parezca una maravilla y corrobora. En un estado voluble emocionalmente, tendemos a olvidar que hay cosas, que suenan demasiado buenas para ser verdad. Googlea a ver. Wikipedia será editada por cualquiera… PERO NO ES DIRIGIDA POR CUALQUIERA. Lo que se ponga ahí, se depura.

*Los blogs de nombres oficiales, se caen con la calidad de la información. Si ofrecen esperanzas, panaceas, cosas que dicen que pasan, pero no cuadran en tu situación, no te dicen cómo es que esas cosas ocurren, o afirman que “dicen que dijeron”, sin estudios, sin fuentes, salvo las que tú COMPLETES EN TU MENTE, porque ya vienes con ganas de creer lo que te vayan a decir, no sirven de nada. Estarás metiendo cucarachas a tu cabeza, y ahorrando para después, frustraciones innecesarias.

*Lo más importante de lo que leas en internet, es el TRUST NO ONE. Mantén el escepticismo, cree parcialmente si luce razonable. Pero SOLO si luce razonable.

Y recuerda, dar a cada cosa, situación y lectura, su peso justo en tu vida. Que nadie te diga en qué tienes qué creer. Internet imparte creencias que dañan, no te dejes dañar.

Y sobre todo, para los escritores, que me gustaría llamar Colegas algún día, mantengamos la ética, hay gente creyendo lo que escribimos.

Ofrezcámosle verdad, balance, y, si es necesario tomar trabajos en “articulado bomba” (hay qué comer y eso es lo que más sale… ¿No?) abstengámonos de la ambigüedad. Si algo no es seguro, NO LO MENCIONEMOS, que hay creatividad para sacar el número de palabras pedido, sin hacer daño a quienes acuden al website del cliente, que necesita hacer plata también.

“Los medios nos quieren ignorantes. En el escritor queda, que la verdad pueda ser inferida por el lector de manera tal, que los propietarios de aquellos, no se den cuenta de que no estamos haciendo lo que nos pidieron”

GD Star Rating
loading...
La dura verdad de lo que leemos en internet, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Veevee

Una ciudadana decente con mucho tiempo libre, supongo.

Más posts

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

2 Comentarios

  1. xluis dijo:

    Por lo regular creia que esos artículos eran escritos por cretinos subnormales, no creía que alguien se pusiera vender tan bajo. Mejor sigo pensando que solo son cretinos,codiciosos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Veevee dijo:

    @xluis: En realidad existen personas con ética y moral escribiendo. Pero no son muchas, lamentablemente. No te juzgo por creer que son cretinos, porque la verdad, sí hay mucho cretino tomando un teclado y haciendo dinero sin pensar en lo que conlleva lo que escupe. Por eso, escribí esto. Creo que el oscurantismo volvió… En forma de datos falsos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top