Respiración

0
718

Burbujas de egolatría.

Algoritmos predictivos conductuales.

Muros.

Pre-apocalipsis.

Nano tecnología.

Calidad de vida.

Derechos individuales.

First amendment.

Fecundación in vitro.

Matrimonio igualitario.

Democratizar el aborto.

Abortar la democracia.

Yihad.

Hiper inflación

Plutocracia.

Libertad individual.

Libre comercio.

Redes neurales.

Data mining.

Inteligencia social.

Materia Oscura – Energía Oscura – Geosfera – Biosfera – Noosfera

Inteligencia – Vida – Materia – Energía – Vacío.

Inteligencia colectiva.

Trascendencia.

Pérdida de la individualidad.

Disolución de la ilusión de la individualidad.

El libre albedrío como engaño de manipulación de masas.

—————————————-

En algún lugar azul equivalente a un nanómetro del universo oscuro y vacío (sin embargo visible), apareció de la nada un conjunto de moléculas gigantes constituidas en dos terceras partes de oxígeno y otra tercera parte de carbono mezclada con gases.

Acordemos llamar a esta concentración de gases: Homo

Los homos inhalaban y exhalaban repetidamente pequeñas porciones de la atmosfera iniciando un proceso de combustión bioeléctrico que generó disrupciones de temperatura de corto alcance, por tanto esta ínfima partícula universal pasó a ser un cúmulo cohesionado de gases cálidos.

Acordemos llamar a esta individualización térmica: humanos.

Dentro de este proceso de desequilibrio térmico  existen unos microcúmulos de grasas, azúcares y proteínas muy polarizados que funcionan como un efectivo transmisor eléctrico con velocidades superiores a los 400 Km / hora.

Acordemos llamar a este contenedor de microprocesadores de información: personas.

Estos contenedores podían intercambiar información entre sí, produciendo agrupaciones cada vez mayores gracias a su enorme capacidad de adaptación y reproducción. Esta agrupación de contenedores comenzó a funcionar como un gran banco de datos capaz de almacenar y multiplicar información del entorno colectivo.

Llamemos a esta acumulación: cultura.

Los diferentes bancos de datos interactuaban entre si mediante relaciones de dominación-sumisión, poderío-esclavitud, expansión-extinción. Muy pronto los datos optimizados en los procesos de control depuraron la información contenida en la bio-geósfera mediante algoritmos de identificación y descarte de patrones.

Llamemos a esta base de datos: religión.

Estos algoritmos totalizantes mutaron a través de diferentes reglas para la identificación de patrones, desde parámetros metafísicos, hasta variables de macroeconomía de mercados, pero mantuvieron su misión primigenia de unificación y normalización.

Llamemos a este proceso: globalización.

En este momento el pequeño glóbulo azul giratorio se convirtió en una homo-masa  inteligente donde los medios artificiales modificaban, controlaban y manipulaban una sola mente colectiva-planetaria. Los homoprocesadores fueron muy eficientes al transmitir la información colectiva sin añadir ningún tipo de ruido, los errores por individualidad eran estadísticamente despreciables en este punto.

Llamemos a este colectivo: enjambre.

Al igual que los árboles producen frutas que al entrar en fase de maduración generan sabores y olores atractivos a los seres vivos para lograr su ingestión y futura diseminación después de sobrevivir a un largo proceso digestivo, los planetas producen enjambres con vibraciones y datos atractivos a especies invisibles de mayor tamaño que asimilarán bio-eléctricamente datos de miles de planetas que se encuentran en fase apocalíptica, produciendo información con gran valor nutritivo.

Llamemos a este proceso: ascensión.

La desmaterialización de la data produce información cósmica que se agrupa y clasifica minuciosamente en gigantescas bases de datos de orden espiral. Este proceso retroalimenta los algoritmos de expansión y contracción universal, permitiendo que la evolución y destrucción de sistemas complejos se realice siempre de manera diferente en una escala evolutiva no lineal.

Llamemos a este proceso: divinización.

Los dioses inhalan y exhalan enormes cantidades de energía oscura marcando en cada ciclo su codificación individual, retroalimentándose a su vez del combustible producido por la expansión y contracción del espacio-tiempo de los universos que generan y destruyen en pequeñas fracciones de infinitud.

Llamemos a este nivel: pluriverso.

Un número incontable de pluriversos interactúan entre sí formando gigantescas cadenas tróficas recursivas siguiendo un patrón fractal donde cada ser de grado superior se rige por las mismas reglas básicas de consumo y supervivencia, sin embargo estos niveles se encuentran ya fuera del espacio-tiempo.

Llamemos a este nivel la espiral infinita.

Llegado a este nivel lo sucedido, lo que sucede, lo que sucederá,
lo nacido, lo crecido, lo muerto, lo fallecido,
lo elevado, lo nativo, lo enterrado,
lo sentido, lo percibido, lo pensado, lo imaginado, lo olvidado,
lo amado, lo odiado, lo indiferente,
lo aseverado, lo mentido, lo ignorado,
lo defendido, lo peleado, lo maltratado, lo conservado,
lo pensado, lo dicho, lo hecho,
lo internalizado, lo externalizado, lo expandido, lo contraido,
lo entendido, lo inescrutado, lo alcanzado, lo abandonado

Se disuelve como gota-pluriversal en una multidimensionalidad infinita y vacía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here