El descanso de los papagayos. Poesía.

3
215

El descanso de los papagayos. Poesía.

“Estamos listos para los recuerdos. Este libro es una hoguera en la boca de los payasos; un herido, fotografiado por transeúntes; un desembarco en Normandía. Un hombre que recoge el oxígeno del pasado y vuela al ras de una nube densa de pájaros de papel. Se eleva como una piedra y rompe los vidrios del mundo. Los pedazos de tiempo se quedan suspendidos en el smog que ondea un proyectil. Una boca golpea la pared y luego una cápsula para recorrer los pequeños planetas de los sueños y luego un triciclo, y luego una pelota. Un tipo claro se lanza al océano de la lírica urbana y melodramática del ser. El espíritu arrebatado de una canción de vampiros iracundos. El padre, la madre, el hijo, se enrollan en el pabilo del amor y se dejan llevar por el respiro de los tordos y los zamuros. Allí aparece una nube donde nos quedamos colgando todos los mortales; una nota y la hoja que flotaba.

Así comienza el texto que el poeta Carlos Zarzalejo escribió para prologar mi opera prima, el poemario “El descanso de los papagayos”. Este texto logra ver la luz gracias a la maravilla del e-book. Veintiún poemas, con una portada del fotógrafo Jaime Villalta

Mas info en este enlace

 

6

Afuera

ladrillo desnudo que suda cerveza
al fondo la ciudad moribunda
Adentro
soldaditos de plástico rodilla en tierra
escondidos en la piñata que el cumpleañero golpea

 

antes de la balacera

14

Sangre hierve sobre el asfalto calcinante

Los muertos hacen cola para limpiarse el culo

 

Nadie aplaude

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here