La Danza de los Presidentes

0
60

 

danze
“…Y repartiendo mendrugos mientras él come pastel, desfila Hugo Rafael, el socialista verdugo.”

 

La Parca empieza a cantar

con su voz omnipotente

y, uno a uno, los presidentes

van comenzando a bailar.

Por allá se ven pasar

sin escala hacia el infierno.

Estos jefes de gobierno

marchan todos por igual,

demostrando que, al final,

nadie escapa del pozo eterno.

 

Al golpe del tambor seco,

y de blanca gabardina,

va bailando su doctrina

el señor Rómulo, el adeco.

Dando saltos de morueco,

va danzando con sus pies

al compás del dos por tres

este gran titiritero

con su “disparen primero

y averiguamos después”.

 

Con aspecto demacrado,

como salido de un baúl,

va caminando Raúl

con cara de buey cansado.

Con su paso aletargado

y su tendencia tan austera,

muy poca gente se entera

o conoce con precisión

el secuestro y desaparición

del pobre Alberto Lovera.

 

Con paso letrado, digno,

y ataviado como un rey;

va Caldera, el de COPEI,

el propio genio maligno.

Es sabido y fidedigno

que, con tal de hacer el mal,

los medios le dan igual

siempre que éstos sean certeros,

ya sea armar un chiripero

o ir a allanar la Central.

 

Con las manos a las obras

va Carlos Andrés Pérez

como si fuese el alférez

de esta nave que zozobra.

“Dinero es lo que nos sobra”,

por todos lados se grita.

La sangre negra palpita,

ahora nacionalizada,

con rumbo al Sierra Nevada

y a Venezuela Saudita.

 

Danza al ritmo del allegro,

mientras masacra en Cantaura,

Luis Herrera con su aura

de un doloso viernes negro.

Altas pérdidas sin reintegro

es todo lo que verán.

Días que no volverán

para seguir empeorando

y, ya que vamos marchando,

arranca, Berroterán.

 

Complaciendo a su Gata Blanca,

mientras va empinando el codo,

viene Lusinchi, el beodo,

intentando alzar las zancas.

Todo el país se desbanca

pero él ni se enteró.

Tanto fue lo que robó

su gabinete de zamuros

que estoy totalmente seguro

que Jaime no es como yo.

 

Y repartiendo mendrugos

mientras él come pastel,

desfila Hugo Rafael,

el socialista verdugo.

Va asfixiando con su yugo

de petróleo y de riquezas

a toda la gente que, presa

de la ignorancia y el hambre,

va punzante cual enjambre

a defender a su alteza.

 

Así danzan los mandatarios

de la Venezuela que sufre.

Van corruptos y gregarios

hacia el reino del azufre.

GD Star Rating
loading...
La Danza de los Presidentes, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here