Viendo la calle arder

6
78

Como miembro de una pequeña comunidad del este, he visto con sorpresa los últimos acontecimientos. Nunca espere ver una barricada en toda la entrada del Cafetal, y mucho menos que el gobierno se dignara a bombardearla con gases día y noche un fin de semana. Si bien es cierto que las barricadas estuvieron activas por casi una semana sin interrupciones, y que algunos vecinos empezaban a presentar quejas (quieren tumbar al gobierno, pero no salen de su zona de confort. ¿Quién los entiende?), cuando la Policía Nacional Bolivariana arribó no se limitó sencillamente a quitar las barricadas, sino llenar nuestros pulmones de gases y a aterrorizar a la comunidad con sus armas y tendencias a la piromanía.

Me gustaría decir que estos son actos de mera inferencia, pero al ver a algunos de mis estudiantes golpeados, amenazados y escondiéndose en donde los vecinos los refugiaran se me hace difícil verlo como: “represión necesaria para detener la violación del derecho al libre tránsito”. Dudo que haga falta violentar jóvenes que ni alcanzan la mayoría de edad para ello. Ni hacer rondas en motos por toda el área gritando maldiciones a todo aquel  que estuviese en la calle.

En las noches se oyen estruendos y la gente corre al ver una moto, porque curiosamente policías y motorizados de dudosa procedencia andaban juntos durante la represión aplicada. No es fácil para una persona normal ver a otros huir por sus vidas en impotencia, pues a ¿quién voy a llamar? ¿A la policía? Suena como un mal chiste, pero la verdad resulta trágica.

Ahora lo que queda es un silencio sepulcral y una comunidad traumatizada hasta cierto punto. Sin embargo, ahora no hay una, sino decenas de barricadas bloqueando el paso a la zona. El incremento de la represión solo ha llevado a un incremento de la indignación colectiva. Justo cuando pensaba que las cosas se apagaban en el Cafetal la PNB ha venido a darle más fuerzas a las protestas. ¿Cuántas veces esto ha pasado alrededor del país? ¿Qué cuando la protesta va a morir la represión la energiza y con más fuerza que antes?

Mientras mi vecindad pretende vivir con normalidad me pregunto qué tanto de nosotros será  marcado por lo hemos estado viendo este año. No resulta fácil ver sus alcances todavía, pero para una pequeña comunidad históricamente tildada de indiferente ante los procesos políticos, no parece que haya una vuelta atrás. El sentimiento de ser ultrajado por una fuerza invasora no se puede explicar de forma satisfactoria para muchos. De lo que si tengo seguridad es no ayudará a la reunificación del país o a una convivencia más solidaria entre los vecinos que posean diferencias ideológicas o partidistas. Tal vez la idea es que estemos muy ocupados matándonos entre nosotros como para entablar un combate con el verdadero enemigo.

A veces da la impresión que la frase “violencia fascista”  ejercida por un bando, le otorga permiso al otro para usar la misma de forma impune y legítima. Y esto de haber habido tal violencia por parte de la comunidad, pues trancar una calle no es lo mismo que construir una máquina de la destrucción total, tal como lo hicieron Estados europeos obviamente fascistas en el siglo XX. El termino ha caído en: “cualquiera que haga como le da la gana”, pues violencia es aplicada en todos los bandos. Si aplicamos este nuevo y local concepto, entonces el primer fascista sigue siendo el Estado, debido a que: ¿quién duda de que es el primero en hacer como le venga en gana?

GD Star Rating
loading...
Viendo la calle arder, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

6 Comentarios

  1. #ElQuePiensaPierde
    #ElQueDestruyeGana

    Definitivamente los niveles de disociacion psicotica de la gente del este ya raya niveles preocupantes. Los tipos secuestran a toda una comunidad, miles de personas. Practicamente le prohiben la vida o intentan hacersela lo mas miserable posible. destruyen propiedad publica que nos pertenece a todos, llena las calles de basura. Unos carajitos disociados, hijos de las disociadas “viejas del cafetal” mantienen sitiada a la comunidad mediante una violencia absurda y ademas pretenden que esto se acabe cuando a ellos les de la gana, porque definitivamente, 30 disociados en chacao y 20 en caurimare no van a tumbar a el gobierno que en las ultimas votaciones saco 1 millon de votos mas. No solo eso, sino que secuestran a la gente que piensa como ellos en un 90 o 95 por ciento. Señores usen el cerebro, yo se que les cuesta, pero esa vaina no esta de adorno.

    ResponderResponder
  2. Por cierto lo estaba pensando el otro dia, los hijos de Laura la sin par de Caurimare son los que hoy destruyen el lugar donde viven…. Laura no seas tan sifrina, parapapapapapa

    ResponderResponder
  3. Estaba considerando darte una respuesta coherente y lógica Raskolnikov. Pero después recordé que el lunes 7 de abril dispararon dos bombas lacrimógenas en mi edificio, una en la planta baja a través de la puerta principal (que provocó sus daños particulares pero de los que no tengo detalles) y otra hacia la terraza (un edificio de 4 pisos, edif. Páez en la calle Páez de Chacao) que tuvo la suerte de pasar por la puerta de la misma hacia el interior del edificio y cayó en las escaleras del tercer piso hacia el cuarto frente a dos apartamentos. Uno donde vive una familia y otro donde vive una mujer de la tercera edad. Ellos recibieron el impacto de la mayor parte del humo de la lacrimógena. La otra parte la recibimos en mi familia y el otro apartamento que queda al otro lado del pasillo del tercer piso. Para la suerte de todos la bomba estalló de mala manera y gran parte del polvillo se quemó dentro de la bomba en lugar de ser expulsado, por lo que fue una molestia y no llegó a pasar a asfixia o peor considerando que es un edificio y por lo tanto es cerrado.

    Supongo que no es obvio pero ninguno de los habitantes del edificio estaba abajo trancando la calle con basura ni teníamos a nadie secuestrado.




    ResponderResponder
  4. Preguntale a tus vecinos si por casualidad no estaban lanzando molotov, piedras, materos, botellas u objetos contundentes desde los apartamentos. Yo he pasado por la republica independiente de Chakaostan y he visto con estos ojitos que papa dios me dios, como la civilizada zoociedad civil de chakaostan protege a sus mounstricos terroristas lanzando todo tipo de objetos desde los apartamentos para hacerle cariñitos a la Gloriosa Guardia Nacional.

    ResponderResponder
  5. Como te dije, ninguno estaba haciendo nada. Había gente en la terraza pero eran curiosos mal parados nada más. Por asomarse a grabar llevaron lacrimógena y los de los apartamentos que no tenían absolutamente nada que ver también. Y aún cuando estuviesen lanzando vainas (que no lo estaban haciendo) la viejita y la familia que llevó lacrimógena que jode en mi piso ni siquiera iban pendientes de lo que pasaba en la calle. Y disparar una lacrimógena vencida a un lugar cerrado es un poco peligroso y con mala saña. De igual forma, dudo que la gente de la planta baja que se encontraba en sus apartamentos, donde lanzaron la otra lacrimógena a través de la reja fuese un peligro. Por último, pensé que para eso era el equipo antimotines, para defenderse de las cosas que les van a lanzar del edificio y demás. Te imaginaras que ninguno de nosotros tiene el mismo equipo, sino no estaría quejándome del exceso de uso de la fuerza.

    ResponderResponder
  6. “Propietarios e inquilinos Edificio Páez

    Vecinos por los problemas de Disturbios en la calle Páez de todas las noches tomaremos estas medidas preventivas para evitar que cuerpos de seguridad o colectivos armados puedan entrar al edificio:

    1)Toda persona que entre o salga después de las 6 pm pasar la llave a la puerta principal
    2)Se apagaran las luces de los pasillos del edificio
    3)Los vecinos colaboraran en apagar las luces de los apartamentos
    4)En caso de extrema emergencia se colocará una cadena con candado a la puerta principal del edificio y no se abrirá hasta que el peligro hubiese pasado.
    5)No subir a la terraza del edificio para no alertar a la guardia o policia nacional para que tiren bombas como fue lo ocurrido recientemente que entraron 2 bombas una al piso 3 y otra en el patio donde está el tanque del agua.

    En estos momentos debemos estar unidos todos los vecinos, aquí vivimos y debemos defender nuestro hogar, estas medidas son de carácter temporal.

    Junta del Edificio Páez”

    Panfleto que dejaron bajo la puerta de mi apartamento. Así que la respuesta a los disturbios para la gente que no tiene la culpa es pasar desapercibida y no “asomarse” para “alertar”. Porque aparentemente eso fue lo que bastó para que lanzaran lacrimógenas a la terraza.

    Que hay gente jodiendo? si, la hay. Pero por andar siendo excesivos en el uso de la fuerza y por no tener un entrenamiento real en el uso del equipo antimotin están pagando inocentes. Esta vez nos salvamos porque la lacrimógena que quedó en el tercer piso detonó mal y la del primer piso terminó en un lugar donde sólo un apartamento se veía afectado y supo reaccionar a tiempo. Cuando no tengamos esa suerte y salgan muertos que no tenían nada que ver con ninguno de los dos bandos la culpa va a ser del que disparó la lacrimógena, no del que andaba protestando en la calle. Porque por mucha responsabilidad que tenga el segundo, el primero fue quien realizó la acción que determinó el daño.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here