La censura de internet, ese sueño húmedo

0
493

killInternet

¿Ustedes se acuerdan, hace años, recién sentado el gordito en el trono, de esa vez en la que alguien publicó en internet los resultados de unas elecciones antes que el CNE emitiera el primer boletín oficial? Inmediatamente salió la noticia de que el gobierno había mandado a apagar la internet. Una anécdota simpática que a la vez constituye el primer caso de censura masiva de medios digitales en Venezuela.

Durante las elecciones del 14 de Abril de 2013, el gobierno interrumpió el servicio de ABA en todo el país y bloqueó el acceso a la página del CNE desde el exterior, con el pretexto de que estaban bajo ataque.

Quién sabe por cuál razón narcisa, al gordito no le gustaba mucho eso de bloquear el Internet. Siempre tuvo algo de cuidado con el asunto. Pero cuando el manicomio quedó a cargo de los locos, las movidas de censura se volvieron menos sutiles. Primero bloquearon las páginas que anunciaban el dólar paralelo, porque Nicosdado es tan inepto manejando la economía, que el portu de la esquina y un número en una página web, pueden echar a pique al país.

Luego, en diciembre de 2013 bloquearon Bit.ly y cuando la Guardia Nacional salió a ayudar a los colectivos a matar gente, bloquearon las imágenes de twitter. La “guerra económica”, el “golpe de estado en cámara lenta” y otros inventos del bolimilitarismo paranoico son excusas perfectas para satisfacer esa ansia de censura del venezolano promedio.

Porque aceptémoslo: a muchos venezolanos (¿la mayoría?) les encanta la censura, siempre y cuando sea para callar al otro. Por eso, encontrarás un montón de gente que dice cosas como “Una cosa es libertad y otra libertinaje”. Por eso también a nadie le tiembla el pulso para hacer un acto de repudio, y si es con coñazos, mejor.

Así que cuando el gobierno bloquea a una página, un montón de gente está de acuerdo, sobre todo si lo hacen –como todos los fachos– en defensa de la Patria.

Esto es obvio, pero igual lo voy a poner: una cosa es censurar páginas a diestra y siniestra y otra es luchar contra la estafa o “proteger” la economía (lol). Bloquear lechugaverde no sirvió para aplacar esa estafa masiva.

Pero a mi los bloqueos que más me interesan son aquellos que son manejados bajo cuerda. En Venezuela existen personas con palanca política para bloquear el acceso a un sitio que diga la verdad sobre ellos. ¿cuál de los bolichicos mandó a bloquear Infodio?

A medida que descendemos a una dictadura y la gente comienza a robar y matar con mayor descaro, la lista de páginas bloqueadas en Venezuela se hace más larga y las herramientas de evasión se vuelven más importantes. Las mejores recomendaciones que he visto últimamente son:

1. Usar uno de estos proxies que la gente está montando por ahí en la web, como http://al-proxy.herokuapp.com/proxy
Para usarlo más rápido: http://al-proxy.herokuapp.com/proxy/http://tu_página.
Ej: http://al-proxy.herokuapp.com/proxy/http://panfletonegro.com
La ventaja de estos proxies es que cualquier persona con acceso a un servidor puede crear uno con sólo bajar el código fuente en https://github.com/nfriedly/node-unblocker

2. Usar un VPN como tunnelbear o HotSpot Shield.

También, recomiendo leer los comentarios de Luis Carlos Díaz, una de las personas que mejor le ha tomado el pulso a nuestro proceso de descomposición digital.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here