El peligro de sumergirse en el caos

2
257

The Walking Dead, Ensayo sobre la ceguera u obras similares nos plantean los cambios drásticos que sufren las personas cuando los sistemas colapsan y nos sumergimos en un gran caos. Generalmente, este colapso se debe a un evento que altera considerablemente el día a día y  las reglas sociales pasan a un segundo plano, pues la sobrevivencia se ve amenazada y desde la necesidad de sobrevivir es que empieza a formarse los nuevos vínculos individuales y sociales. Las leyes, la moral y la ética pasan a un segundo plano y todo se resume a la ley del más fuerte, una suerte de selección natural.

Bg6i3PtIEAApi5w

Antes de estallar la última ola de protestas, ya en Venezuela estábamos viviendo cada día más en un estado caótico, intolerable y agresivo. La inseguridad y la impunidad que vivimos hacia que cada día más personas consideraran abiertamente la necesidad de acabar con los malandros con sus propias manos. Esto es una muestra de que el sistema, por lo menos en cuanto a percepción de seguridad, colapso, pues los ciudadanos no creen que el gobierno este enfrentando el problema.

En las historias que les comentaba antes, siempre existe un personaje, o grupo de ellos, que intenta que sus acciones estén en consonancia con la forma que se comportaría en una situación normal, o sea tratan de mantenerse “civilizados” frente al caos, mientras otro grupo de personajes se sumergen en el momento y actúan de forma, digamos, más instintiva, más salvaje si se quiere.

venezuela-protests-7

En las protestas vemos que existen estos dos grupos, los que protestan pacíficamente, volantean o hacen pancartas y los que lo hace por medio de barricadas, cauchos quemados y lanzando piedras. El camino visceral está haciendo un favor al gobierno, pues permite mantener un discurso, ayuda a movilizar a los más extremistas de su bando en la defensa de su “revolución” y logra captar nuevos extremistas a su causa, al tiempo que debilita la aceptación de la protestas por gran parte de la población. Mientras el camino de la razón abre nuevos nexos entre distintos grupos sociales, desarticula el discurso del gobierno y lo coloca en una situación delicada en cuanto a su propia gente, al mismo tiempo que puede generar propuestas de medidas a tomar para enfrentar esta crisis.

El gobierno abrió la posibilidad de una guerra civil al descubierto, Maduro llamo a los colectivos y pueblo que esta con él a enfrentar a los que protesten, “candelita que se prenda, candelita que apagan”, lo que es ceder responsabilidades de los cuerpos de seguridad del estado a los ciudadanos, un hecho más grave de lo que puede parecer a simple vista y digno de un artículo propio. La protesta violenta ha contribuido a llegar a este punto, a justificarlo frente a los suyos, a no hacerlo parecer una idea loca.

Colectivos-armados-en-Caracas

Quizás la vía violenta sea la más rápida, pero también es la más costosa. Hay muchas personas en ambos lados que buscan esta vía, son los extremistas de cada bando, ellos se verán beneficiados políticamente, pues son los representantes de dichas posturas. Mientras tanto, en las calles vemos lo que es sumergirse en el caos, vemos como las mismas se bañan con sangre todos los días y nadie sabe en qué va a parar todo esto. Los responsables políticos están bien tranquilos mientras el pueblo muere.

Quiero dejar unas preguntas abiertas: ¿Cuál es el objetivo? ¿Salir de Maduro? ¿A qué precio? ¿Y luego qué? ¿Otro mesías? Hace falta que nos paremos a pensar en el camino que estamos transitando y si las acciones que estamos tomando ayudan a cambiarlo o si por el contrario nos llevan más rápido por él. Al final, creo que, el problema de Venezuela es Un conflicto social y necesita una solución social.

O generamos soluciones o nos quedamos en las mismas…

Haikel Mustafá

Generacion del 14

@Haikel

[email protected]

2 Comentarios

  1. excelente post. Dejo a consideración dos cosas
    1) a veces por ser un hecho más visible no implica que el costo sea mayor. Es decir, es evidente HOY una causalidad entre los hechos de violencia y las manifestaciones que han ocurrido estos días, pero, creo que la política del gobierno de “… una guerra civil al descubierto” no es de ahora, los colectivos siempre han sido los consentidos del gob. Una muestra de ello es la torre confinanza, la policía no puede entrar a esas instalaciones sabiendo que hay delincuentes adentro porque están protegidos por el min. de las comunas. Entonces, la inseguridad puede representarse a veces como un costo que el gobierno asume por mantener a un sector de la población contento, incluso hay una ley que regula el uso de las motos pero que no se ha querido aprobar por la misma razón. En un período de “paz” esto es lo que ha ocurrido y dejó el año pasado 25000 muertos aprox. Con esto quiero exponer que el camino de “paz” puede tener un costo mayor, dependiendo del punto de vista que se mire.
    2) coincido con tus últimos párrafos, y expongo en un post unas razones desde un punto de vista diferente pero que quizás llegan a la misma conclusión. Aquí mi artículo: https://www.panfletonegro.com/v/2014/03/06/despegarse-de-la-ilusion-cuesta-los-trucos-de-magia-y-la-falta-de-madurez-social/

  2. @CaciqueHabanero: Cuando digo “… una guerra civil al descubierto” me refiero a que de cierta manera ya vivíamos en esa guerra civil, la diferencia es que ahora se dio la orden abiertamente de entrar en conflicto, con todo lo que ello conlleva.

    Si la resistencia se hace pacifica puede ser mas lenta, pero mucho mas efectiva, porque evitas que el gobierno tenga de donde agarrarse, los violentos le dan razones al gobierno para intervenir, para atropellar, para actuar… muchos ciudadanos están abiertamente contra las barricadas, contra los actos violentos… y como digo en el articulo solo el sector de los extremistas se beneficia de esto, ni pueblo, ni país saca nada bueno de la escalada de la violencia…

    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here