Mi punto de vista

0
101

Comenzare diciendo que no creo en los totalmente malos ni en los totalmente buenos,  la capacidad que las personas tienen para hacer lo bueno es la misma capacidad para hacer lo malo, todo depende de su decisión al hacer las cosas.

 

En presencia de un sistema legal como el venezolano son las leyes las que determinan o deberían determinar el accionar  humano dando lugar solo a dos grupos de personas, Ciudadanos y delincuentes, que son los únicos dos grupos de personas que distingo en mi país, así que llámense como quieran llamarse, sean chavistas, opositor, maduristas, sociedad civil, revolucionarios, cuarto republicanos o quinto, en todos estos grupos y más existen estos dos tipos de personas, Ciudadanos y delincuentes, muy lamentablemente los delincuentes aun en su menor proporción en estos grupos oprimen a los demás por ser personas que actúan visceralmente para su propio beneficio sin importarles ninguna ley ni el daño que hacen ni a quien ni a cuantos se lo hacen, a estos delincuentes debemos el desastre de país que tenemos gracias a la impunidad que surge de la deficiencia de un sistema de justicia corrupto, cabe mencionar que aun el mas Ciudadano de cuando en cuando viola una ley que podríamos llamar menor como pasarse la luz roja de un semáforo  impunemente y que en todo caso la “autoridad” que le detiene resuelve el asunto y “Educa” al Ciudadano pidiéndole  “pal fresco”.

 

Esta condición delincuencial no respeta condición económica ni color de piel ni grado de instrucción ,  entonces mientras los más jóvenes idealistas desconocedores de muchas verdades como estas manifiestan y mueren “a plomo y del bueno”, delincuentes de todos los grupos que mencione hacen negocios ilícitos entre sí con recursos del estado para llenarse los bolsillos con el dinero que debería atender las necesidades y peticiones de los jóvenes que están matando por manifestar un descontento, y lo más trágico es que cada grupo trata al otro como el totalmente malo atribuyéndose un totalmente bueno sin percatarse de que todos estos grupos están penetrados por delincuentes que en un juego macabro aíslan a los mas Ciudadanos y los encierran en sus casa presos de la vida y si protestan los matan e incluso sin protestar  nos matan.

 

Sin duda alguna que es desesperanzador  ver como quienes deberían protegernos y administrar justicia son parte de esta cultura delincuencial que con todo el descaro del mundo  hasta son protagonistas de manipulaciones leguleyeras para cuidar las espaldas del poder que les permite llenarse los bolsillos, ojo, esto no es nuevo, ha sido así en toda la historia de Venezuela.

 

Entonces venezolanos esta es la cruda realidad, los delincuentes están en todas partes, algunos son nuestros familiares, vecinos y amigos y no se distinguen por un partido o ideología política, están incrustados en todas las estructuras y han socavado las bases de esta sociedad gracias a la impunidad nacida de instituciones y poderes corruptos.

 

Son el producto de una falta de valores y principios que en algún momento de nuestra historia entraron en estado de extinción, afortunadamente aun no se extinguen y son estos principios y valores la única esperanza que podemos tener de construir un país mejor, en la mayoría de nuestras leyes se puede apreciar vestigios de valores y principios en sus fundamentos, pero ¿de qué sirven los valores y principios en las leyes si quienes las administran carecen de virtud? Porque el poder sin virtud corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente y  ejemplos sobran en este país.

 

Muchos han perdido su vida sin querer y en vano manifestando, tratando de quitar a un grupo del poder para que entre otro con distinto nombre pero igual o peor en su moral, la historia de Venezuela está llena de eso, la pérdida de valores a sido progresiva en nuestra historia así que los más probable es que los siguientes sean peores en el poder a menos que honren con sus hechos los valores y principios que la humanidad a formulado para el bienestar de todos los Ciudadanos.

 

Imaginemos por un momento que los hombres y mujeres que ocupan cualquier cargo de autoridad en este país tuvieran presente la virtud que según la Real Academia Española no es más que la disposición constante del alma para las acciones conformes a la ley moral, es decir, recto modo de proceder, ¿pueden notar la diferencia? Pues lamentablemente nuestro país no avanzara hasta que esto empiece a suceder y no depende solo del gobierno de turno que esto suceda, depende de tu capacidad de reflexión y de cambio como ser humano integrante de una nación, depende de tu compromiso moral ante la vida, no depende de la persona que tienes al lado, depende de ti que ocupas algún lugar de responsabilidad en toda esta estructura que llamamos Venezuela y mientras mayor sea el cargo de responsabilidad que ocupes mayor será el numero de venezolanos a los que les devuelvas la esperanza en un futuro mejor solo al ver que contamos con profesionales éticos, con obreros honestos, con personas que aunque imperfectas se esfuerzan cada día por ser mejores Ciudadanos en donde lo bueno sobrepuje lo malo que siempre existirá pero que estamos llamados a controlar por una nación en equilibrio. Tenemos un país naturalmente maravilloso, unos de los mejores países de este mundo, que espera solo por un verdadero cambio  no de gobierno si no calidad humana individual y colectiva, yo aun no pierdo las esperanzas, no soy perfecto, nadie lo es, pero el esfuerzo debe notarse.

GD Star Rating
loading...
Mi punto de vista, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here