Si Ud. fuese una fuerza de seguridad del estado

0
92

Harttboots21

La mejor forma de vivir en una sociedad, es que cada quien actúe como se supone que deba actuar. Es decir, si Ud. es digamos, una costurera, lo que se espera de Ud. es que actúe como una costurera. La costura es un complicado oficio que requiere altos niveles tanto de exactitud como de sensibilidad. Es por esto que lo que se espera de alguien que se dedique a ello es que se trate de una persona sutil, detallista, cuidadosa, que sea una obstinada defensora de su ideario artístico-funcional. Si Ud. es una costurera, lo que se supone es que Ud. en su cotidianeidad hable como una costurera, camine como una costurera, diga buenos días y tome el café como una costurera; en definitiva, que se comporte como lo que es, como una costurera.

Así mismo debe ser, si se diese que Ud. por el contrario, formase parte de una fuerza de seguridad del estado, en cuyo caso, se supone que tendría el deber de actuar como tal. Es decir, si Ud. fuese una fuerza de seguridad del estado, se supone que Ud. se deba manejar día a día con una significativa hostilidad hacia el mundo. Que se dirija y responda con la superioridad con la que se siente con respecto a los demás. Es decir, si Ud. es una fuerza de seguridad del estado, en cada acción que Ud. ejerza, debe de quedar constatado, sin lugar a dudas, el desprecio que se supone que deba sentir por todo ser humano que no forme parte de la fuerza de seguridad del estado.

Yo sin ir muy lejos, no me atrevería a preguntarle a una funcionaria de las fuerzas de seguridad del estado, qué efecto tiene en ella la luminosidad en la obra de Reverón cuando la contempla; porque si yo me atreviese a hacerlo, esta funcionaria se tendría que ver en la obligación de molerme a golpes y disfrutar de la tunda que me iba a tener que propinar hasta dejarme convaleciendo porque estaría actuando como se supone que tiene que actuar, aunque ese comportamiento estuviese al margen de la ley.

Ahora bien, si yo llevase por ejemplo, mi caso hipotético al poder judicial lo que se supone es que éste, en su función de órgano administrador de la justicia, proceda como tal. Es decir, que con objetividad, ecuanimidad y sensatez, sepa entender lo sucedido; defina quién es la víctima y quién el victimario y aplique una justa medida al que lo merezca. Sería un verdadero despropósito que el sistema jurídico no actuase como se supone que deba hacerlo, porque eso podría acarrear muy grandes sin sentidos como que salga yo del juicio, siendo la culpable de haber sido violentada y encima, tenga que cumplir condena por ello.

En una sociedad, al menos estadísticamente, siempre hay una gente que se supone que tiene actuar fuera de la ley y para eso está la ley, para amparar al afectado y sentenciar, con justicia, al transgresor. El nivel de distorsión de una sociedad no se mide en la cantidad de personas que transgreden la ley, si no en la calidad de los organismos que la apliquen, porque si estamos hablando de una sociedad plagada de organismos e instituciones que no actúan como se supone que deban actuar, entonces de verdad, esa sociedad es un completo sin sentido y así no hay quien viva en ella. Y me pongo a mí misma como ejemplo hipotético, pero en una dinámica tan retorcida, en un caso como el que presento, hasta una costurera puede salir mal parada. Ella, cuya naturaleza siempre va a ser, defender las causas más humanitarias de la vida.

GD Star Rating
loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here