A quien honor merece (contra la amnesia selectiva)

6
109

LLHCR2Cuando recuerdo en blanco y negro aquellos discursos de unidad y bloque en la oposición algo en mí se rompe. No porque esta oposición esté exenta de equivocarse -de más está demostrado que sí- sino porque no son consignas tan viejas en la historia y, además de haber sido olvidadas por los venezolanos, hoy terminaron de enterrarse por la inmediatez de un suceso.

lasalida

En una publicación anterior hice mención a este defecto que hoy, una vez más, se evidencia en gran parte de los venezolanos que se opone a este gobierno:

“Leopoldo sí tiene bolas, no como Capriles que espera su tiempo de Dios perfecto”.

“Leopoldo en 10 días le tumbó el liderazgo de dos años a Capriles”.

“Leopoldo, prócer de la Independencia del siglo XXI”.

Así, el trabajo de Henrique Capriles, quien recorrió el país de cabo a rabo dos veces pasa a segundo plano por el carácter alzado e inmediato del venezolano a quien le vale más una acción, si se quiere desmedida y sin asidero a corto, mediano y largo plazo, que el proyecto de paciencia, inclusión y constitucionalidad de Capriles, ajeno a #LaSalida.

HenriqueCapriles01

Lejos estoy de ser caprilista o leopoldista, pero como venezolano no puedo dejar de advertir con asombro cómo quienes ayer defendían a Capriles, decían #YoSoyVenezolano y se ataviaban con la gorra tricolor, hoy defenestran al líder y lo reemplazan por otro. Ingenua iconoclastia la del venezolano, que no se da cuenta de que con estos razonamientos y acciones está, cada vez, más lejos de la mentada unidad.

Miranda state Governor Capriles Radonski and Voluntad Popular Lopez attends an event of Venezuela's opposition Democratic Unity coalition

Leopoldo López, ciertamente mucho más carismático que Capriles y de amplia capacidad de liderazgo -si no, por qué otra razón fue inhabilitado- no es ningún héroe. Hizo lo que cualquier hombre de bien hubiese hecho: dar la cara por el zaperoco que desató.

Un trabajo hecho por Carlos Caridad Montero hace más de diez años en la revista Exceso titulado Buenos muchachos desentraña a los entonces jóvenes Capriles y López como dos figuras contrarias al chavismo que, de seguro, darían de qué hablar en el futuro. Las cosas no cambiaron tanto.

Hoy me obligo al optimismo y pienso que en lugar de perder un líder ganamos otro.

Honor a quien honor merece.

leopoldo-lopez1

GD Star Rating
loading...
A quien honor merece (contra la amnesia selectiva), 4.8 out of 5 based on 16 ratings
Artículo anteriorLeopoldo, White America criolla.
Artículo siguiente¿Podemos subestimar esto?
Periodista y docente venezolano/mexicano. Cursó estudios de maestría en Lenguas Extranjeras y Literaturas Comparadas en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Trabajó en diversos periódicos en Venezuela y fue coordinador editorial de la revista Exceso. Ha colaborado en medios internacionales como el diario El Espectador (Colombia); NewsWeek (Venezuela) ViceVersa (Estados Unidos) y SinEmbargo (México). Fue docente de la cátedra de Géneros periodísticos en la Universidad Monteávila en Venezuela e Innovación y estructura periodística en la Universidad Anáhuac Cancún. Reside en Ciudad de México donde está al frente del área de comunicación y redes de Kybernus, Asociación Civil, dedicada a captar y potenciar liderazgos en todo el país.

6 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con lo expresado en este artículo. Hay que sumar líderes a a nuestro proceso democrático. No hagamos lo que hacen otros, quienes dividen, restan méritos y olvidan. Recuerden que el ideal es la construcción de un proyecto que nos una como sociedad democrática, libre, formando ciudadanos que conocen sus deberes y ejercen sus derechos.

    ResponderResponder
  2. Creo que por el hecho de haber recorrido el país no hace que Capriles sea una líder. Si seguimos esa lógica entonces Valentina Quintero fuese nuestra “gran líder” (quisiera yo porque adoro a Valentina). A Capriles se le critica su falta de visión política y su falta de acción. La salida electoral era cuando correspondía, 14A 2013, no cuando Capriles piense que debe ser, o cuando se alcance el % de la población para calificarla de mayoría, mirando a un lado y desconociendo la voluntad popular. De todas las torpezas que haya podido cometer la oposición durante estos 15 años de gobierno, la peor, a mi juicio, fue desmovilizar a la población 15A y no pedir la revisión de los cuadernos de votación como lo estipula la ley. ¿Para qué te lanzas a unas elecciones desiguales, representando a casi la mitad de un país si no vas a hacer respetar el voto de tu gente que confió cuando dijiste que no te ibas a dejar robar?. Lo que es peor, gritó “ilegítimo” y meses después se encargó el solito de legitimar al gobierno. Su lógica: El CNE está manejado por el gobierno, por eso vaaaamos a votar en las alcaldías, y si no ganamos es culpa de ustedes que no votaron. No exagero cuando digo que le echó la culpa a la población opositora por no votar. ¿Qué clase de líder es ése?. ¿Qué clase de estrategia política es esa?. De verdad, lo pregunto: ¿es coherente eso?. No se le puede criticar tampoco porque eso quiere decir que “lo esperan con cuchillos para clavárselos en la espalda”. Arrogante, falso, con ese complejo de Gandhi, muy superficial por cierto, porque Gandhi no se sentó a esperar que las cosas pasaran.
    ¿Crees tu que esta cuerda de corruptos que conforman el gobierno perverso van a dejar alguna vez el poder por vía electoral?. Si vamos a hablar de paciencia te recuerdo llevamos 15 años aguantando como nuestros derechos son pisoteados y burlados una y otra vez. Son los causantes de los problemas, son el problema. En el 2019 van a ser 20 años en esto. La vida pasa. Pero tengamos paciencia, sentémonos a observar como terminan de llevar al país a la completa ruina con nosotros en él, porque seguimos jugando a que estamos en democracia. Por lo menos Leopoldo asume el rol, sabe la importancia del momento y del contexto en que vivimos y pide que lo asumamos también y así no vivir en la pasividad y en el conformismo. Lo mejor de todo es que lo está haciendo a través del ejemplo.
    Lo siento mucho, pero no veo a Capriles siendo líder, ni le debo nada, todo lo contrario, siento que es responsable de la crisis que está pasando por no asumir su rol cuando correspondía. Se le agradece la buena intención, pero esa “visión” que tanto elogian los que lo siguen, no la veo por ningún lado. Tal vez estoy radicalizada, y por eso, a opinión de muchos, lo que yo diga no cuenta.

    ResponderResponder
  3. Remachen, ánimos:

    De acuerdo con tu observación en cuanto a nuestra tendencia colectiva a sobrevalorar actos de gallardía y menospreciar el trabajo constante y la disciplina.

    Pero en realidad, hacer una campaña de relaciones públicas viajando por el país sin destilar un interés específico de cada comunidad para lanzarse a candidato (el único que hay es sacar al chavismo) podrá tomar tiempo pero no es menos superficial.

    Naturalmente se le busca una cara a los sucesos de estos dias, a un lider. Capriles haciendo una movida así arresgaría mucho más que Lopez. Por eso salió el. Pero ahora esta dentro del interes de los innombrables y del mismo capriles que a Lopez no se le convierta en la figura clave si es que llega el momento para que el gobierno ceda algo.

    No negocia ya Capriles?

    Básicamente no creo que sea un cambio sin vuelta atrás de liderazgo. Y tampoco creo que importa si es uno o el otro (para nosotros, para los que financian obviemtente si miporta). Lo importante es que los innombrables CEDAN. Cualquier cosa que cedan es un paso hacia la mejora

    Ánimos

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here