Una #Salida medio decente

El rasgo más evidente de la globalización es la inmediatez. Sub fenómeno del fenómeno que se encargó de eliminar fronteras y nos permite profundizar, descartar y volver a cualquier asunto a la velocidad de un clic. La era digital, democratizadora y sin límites, pasa así, como un fogonazo donde lo que hace un segundo era, ya no es. La inmediatez es buena, sí, hasta que cae en la banalización de los sentidos, inquietudes y el futuro mismo. Verbigracia, #LaSalida. Y es que el futuro que se juega con #LaSalida no es solo el de su autor sino el de quienes lo siguen –menos dos, claro está-  que, testarudos y desesperados, apuestan por un nuevo gobierno a la brava y porque sí.

Un artículo de Saverio Vivas publicado el 13 de febrero en El Universal que se titula Los barrios ante “La Salida”, expone que “su prioridad no es convencer a los convencidos de la oposición sino a los oficialistas (…) López/Machado invitan a que tumbemos al gobierno ¡Ya!  ¡Ahora o nunca!, porque esto no se aguanta (…) El apoyo de la clase media no es suficiente para tumbar al gobierno. Se requiere de los sectores populares: Sustento social. Se requiere más poder social, y ese no lo regalan en la plaza. Tenemos que ganarlo en la calle”.

Y es que la labor, perseverancia y compromiso del estudiantado venezolano de los últimos días, por loable que sea, apela a esa inmediatez, y va rumbo al despeñadero si no se incluye en ella a la clase menos pudiente, al pueblo del que se llena la boca el oficialismo como suyo, pero que para nadie es secreto, gran parte ya no lo es.

Eso escapa del de la inmediatez.

lasalida

#LaSalida, descabellada y desaforada, queda entonces como una pataleta de garrafales consecuencias en las que quizás, cobró vida aquella frase que reza que la paz es ese pedacito que hay entre guerra y guerra, y haya sido la justificación encolerizada de una juventud eufórica que, harta de métodos protocolares y disculpe usted, le estampa la calcomanía de rechazo a un modelo de país cada día más invivible.

Pero es bien sabido que en este juego no hay igualdad de condiciones y que las armas y los desalmados están del lado de allá.

Hoy Leopoldo López se comunica desde la clandestinidad para dar la cara sin hacer mención a #LaSalida que se inventó y que hasta hoy ha mutado en la liberación de los estudiantes detenidos, la inseguridad, el desarme de los colectivos y hasta la mismísima renuncia de Nicolás Maduro.

Clic, clic, clic.

Si algo puede rescatarse de la última alocución de Henrique Capriles, es la imperiosa necesidad de que las concentraciones tengan objetivos certeros como los –mejor tarde que nunca- planteados por Leopoldo en su comunicado clandestino. Sí nos mantenemos a tono, podemos salir, medianamente bien parados de todo este embrollo.

No lamento que los salidistas recalcitrantes estén en desacuerdo con lo aquí expuesto. Lamento, sí, que una vez más se hayan tragado el cuento de la inmediatez marca 2002 sin una meta macro o al menos un plan de contingencia.

Confío en que Leopoldo, después de enfriar la cabeza, tenga una carta -plausible- bajo la manga.

Como en todos los movimientos opositores, nuestra moral y autoestima como disidentes del gobierno está supeditada a los resultados. Sabemos emborracharnos de triunfalismo y mal asumimos el ratón de una derrota.

Aterra pensar que -otra vez- a pesar del irrespeto, la censura, el terror y los crímenes, volvamos a fracasar a menos de un mes del primer aniversario de la muerte del gigante, fecha en la que -otra vez- volverían a trapear el piso con nosotros.

Del apuro solo queda el cansancio.

GD Star Rating
loading...
Una #Salida medio decente , 5.0 out of 5 based on 8 ratings
remachaen

remachaen

Periodista y docente venezolano/mexicano. Cursó estudios de maestría en Lenguas Extranjeras y Literaturas Comparadas en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Trabajó en diversos periódicos en Venezuela y fue coordinador editorial de la revista Exceso. Ha colaborado en medios internacionales como el diario El Espectador (Colombia); NewsWeek (Venezuela) ViceVersa (Estados Unidos) y SinEmbargo (México). Fue docente de la cátedra de Géneros periodísticos en la Universidad Monteávila en Venezuela e Innovación y estructura periodística en la Universidad Anáhuac Cancún. Reside en Ciudad de México donde está al frente del área de comunicación y redes de Kybernus, Asociación Civil, dedicada a captar y potenciar liderazgos en todo el país.

Más posts


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

4 Comentarios

  1. JEREMIAS dijo:

    VIVA MADURO NO JODA, VIVA MADURO NO JODA

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Estoico dijo:

    Felicitaciones a Maria Corina y a Leopoldo, tras menos de una semana de implementaciòn de su estrategia, ya se puede considerar un éxito rotundo, hay que quitarse el sombrero.
    En cuanto al objetivo estratégico se logró ampliamente: se concretó La Salida, así es: se dio la salida de Henrique Capriles del liderazgo opositor, salió por la puerta la búsqueda de conquistar poco a poco una sólida mayoría popular electoral.
    Lo más importante, se logró La Salida de la racionalidad, ahora tenemos las dos palabras que nos hacìan falta: Calle y Bolas, que nos permiten llevar la lucha sin tener que andar devanándonos los seso sobre cómo lograr una mayoría sólida en los sectores populares y cómo conciliar el mercado y la regulación estatal para hacer viable la economía venezolana, ya nos libramos de eso, tenemos las dos palabras mágicas: CALLE y BOLAS mediante permutaciones de estos dos términos: lo que importa es tener bolas en la calle, y estar en la calle con bolas, y si no estas en la calle no tienes bolas, y si tuvieras bolas estarias en la calle, hurra¡¡¡¡
    También se logró el objetivo de Leopoldo de ser considerado como nuestro Mandela y nuestro Bobby Kennedy, éeexitooo¡¡¡
    Sólo un detallito para Maria Corina: persevera un poquito más y lograrás tu objetivo de ser considerada nuestra Aung San Suu Kyi, lo que siempre has querido.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Fungus dijo:

    Lo siento, pero no creo que un grupo de estudiantes desaforados le den salida a nada en este país.El Leopoldismo es tan solo un movimiento que busca ser martirizado y azotado, detrás de una manipuladora campaña política que solo busca estadísticas. Capriles ha hecho bien al mantenerse al margen, no hay discurso alguno desde tal sector para seducir a los sectores populares.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top