…y a Nicmer Evans lo sacó del aire la Quinta

No me digas

Antes de leer este artículo, tal vez sería conveniente leer éste: “El Ciudadano” salió del aire gracias a la “Cuarta República”.

Nicmer Evans cuenta en Aporrea y en su propio blog su salida de varios medios propiedad del PSUV (oficialmente conocidos como medios del Estado venezolano) o afines al oficialismo. En un impasse anterior, Evans “polemizó” con Elías Jaua, aunque el asunto no pasó a mayores. Sin embargo tanto entonces como ahora, aunque el politólogo acusa sin vacilaciones a sus compañeros de ruta, deja intocados temas más profundos que los inmediatos.

De la polémica con Jaua, hubiese sido interesante que analizara el fenómeno del que fue víctima, no por parte del poder que él ayuda a sostener, sino de parte de los oficialistas “rasos” que no lo apoyaron. Éstos, en las redes sociales lo cubrieron de insultos en medio de una carga de odio realmente increíble: fue acusado desde drogadicto hasta traidor, ni más ni menos que el mismo discurso de odio disparado desde las más altas esferas del poder, empezando por el Difunto Mayor. Pues nada, Nicmer Evans no mencionó el asunto, por lo visto para él, tan pendiente de la realidad venezolana, eso no presentó ningún interés.

Ahora, con su salida de varios medios de comunicación de masas (renunció, según sus palabras, para hacer efectivo el despido indirecto que le estaban aplicando), nuevamente nos deja en el aire con sus “explicaciones”:

“Pero lo peor es cuando la estrategia es comprar medios de información para reproducir exactamente lo mismo que antes se criticaba pero ahora respondiendo a la conveniencia de una neoburguesía que se pinta del color que sea”
” Tanto los medios de la derecha como los medios del Estado están minados de mucha miseria, hipocresía y utilitarismo, pero al final, todos los que por ellos pasan son desechables porque el fin último es hacer un espacio para participar en la repartición de la torta, y otros son los tontos pasteleros”

Quizá es un gran paso admitir que hay gente mala en todas partes, no está de más repetirlo. Pero sería mucho más interesante ir un paso más allá y hacerse preguntas realmente radicales como por ejemplo “¿Cómo es posible que la vanguardia revolucionaria, que supuestamente debe guiar y servir de ejemplo al pueblo, esté pifiando tan feo?” o, mucho más allá, “Esta vanguardia pifiante (traidora), ¿cómo la enfrentamos si tiene todo el poder?”, y mucho, mucho más allá “Y nosotros le dimos todo ese poder”. Lamentablemente, Evans solo asoma y, a mi parecer solo argumenta, que eso “no hubiese pasado con Chávez” (cuando Chávez condenó al ostracismo por tres años a Walter Martínez), y que él, Evans, modestamente, es un continuador digno del chavismo “verdadero”, el de verdad.

Quizá con un par de coñazos más de parte de su bando llegue a hacerse esas preguntas radicales, quién sabe.

GD Star Rating
loading...
...y a Nicmer Evans lo sacó del aire la Quinta, 4.9 out of 5 based on 12 ratings

Corbu

Representante de uno de los oficios con mayor riesgo de caer en la fatal arrogancia: Arquitectura

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

Un comentario

  1. Epictetus dijo:

    El episodio Evans no pasa de ser la enésima confirmación en tiempo y espacio del estalinismo como práctica del ejercicio del poder. Este chamo pasa a ser otro ingenuo que se tomó en serio el mantra izquierdista vacuo del “pensamiento crítico” y que debe haber creído que la Hegemonía Comunicacional va con otros y no con los revolucionarios como él.
    Por supuesto que más allá de su comprensible molestia, el caballero Nicmer Evans no se va a formular las preguntas incómodas que se plantea Corbu, para nada, mucho màs cómodo es hacer acopio de los razonamientos del tipo “hay infiltrados”, “mucha gente en el proceso es un ràbano rojo por fuera blanco por dentro”, y sobre todo el mencionado por Corbu: “con Chàvez estas cosas no pasaban”.
    Este último razonamiento del “Con Chàvez estas cosas no pasaban” es particularmente absurdo y necio, y es repetido frecuentemente incluso por gente abiertamente opositora, empezando por el sedicente líder de la oposición, quien después de ser tildado por el comandante eterno de “Majunche”, “Cochino” y otros títulos honoríficos, ahora tiene el discurso de que “Con Chàvez teníamos diferencias pero no enemistad”, de este modo hay que contribuir a la canonizaciòn del comandante eterno, por aquello de no ofender al chavismo “de base”, ese mismo chavismo que se ensañò con Evans en cuanto se le ocurriò protestar.
    Claro, para la gente como Nicmer Evans siempre queda el camino marcado por los Walter Martínez, Arias Cárdenas y Escarrá que pululan en nuestros dìas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top