Y el Premio Goebbels en Economía es para…

3
74

 

“U na mentira mil veces repetida… se transforma en verdad.” Joseph Goebbels

Hacer comparaciones de sueldos en distintos países y aseverar o inferir que la situación económica de un país es mejor que otro tomando los ingresos de sus ciudadanos en función de esta comparación es necio amén de falaz. Lo del video no merece comentario alguno más allá de acotar que para hacer tal afirmación (que Venezuela tiene el salario más alto de América Latina) el régimen de facto toma el cambio oficial para luego calcular el salario en dólares, sólo entonces lo compara con el de los demás países de América Latina. Un simple ejercicio de manipulación goebbeliana.

Si usted realmente desea hacer una comparación económica en función de ingresos la misma debe hacerse sobre la base del poder adquisitivo de los ciudadanos y no sobre la base de los sueldos/salarios, de lo anterior nace el concepto de Paridad de Poder Adquisitivo. Veamos un ejemplo para comprender sobre qué va el asunto.

I. Breve Estudio comparativo

La herramienta actual de investigación por excelencia: Internet

España:
ADSL Movistar 6Mbps: 53,08 euros (ofrecido por una empresa privada con fines de lucro)
Salario mínimo España: 748,30 euros/mes
Porcentaje de sueldo requerido para contratar el servicio: 7,09%

Chile:
Salario Mínimo: 193.000 pesos
DSL Clarochile 6Mbps: 18.500 pesos/mes (ofrecido por empresa privada con fines de lucro)
Porcentaje de sueldo requerido para contratar el servicio: 9,59%

Colombia:
ADSL Movistar 4Mbps + Llamadas locales ilimitadas: 66.831 pesos (ofrecido por empresa privada con fines de lucro)
Salario mínimo: 589.500 pesos/mes
Porcentaje de sueldo requerido para contratar el servicio: 11,34% (incluye llamadas locales ilimitadas)

Venezuela:
Salario Mínimo: 2.047 bolívares/mes
ABA CANTV 6Mbps: No hay.
ABA CANTV 4Mbps: 499 bolívares/mes (ofrecido por el gobierno, supuestamente SIN fines de lucro)
Porcentaje de sueldo requerido para contratar el servicio: 24,38%

picada

 

II. Mirando más allá de la punta de la nariz

Los datos anteriores demuestran, sin espacio a dudas, como el poder adquisitivo del venezolano es inferior a la mitad del de nuestros hermanos de habla hispana (dejé intencionalmente por fuera de los ejemplos a países como USA, Canadá, Francia, Alemania y todos los tigres asiáticos para que no se viera la abismal diferencia entre aquellos y nosotros).

El quid del asunto es que esto no se trata de internet, ni tan siquiera de que seamos el hazmerreír internacional en promedio de velocidad de conexión, más allá de que alguno vocifere orgulloso que estamos por encima de Haití, el Congo o Zimbabwe. No. Un comportamiento similar al del ejemplo se observa en diversas áreas del mercado: si usted hace una breve investigación sobre el precio de bienes inmuebles, sus cánones de arrendamiento, los precios de los vehículos, de los electrónicos, de los electrodomésticos, y de casi cualquier otro bien (salvo la gasolina) encontrará que el poder adquisitivo promedio del venezolano es comparativamente paupérrimo al de América Latina y que ese deterioro, si bien ha venido ocurriendo desde hace varias décadas, ha sido particularmente notorio durante los últimos tres lustros gracias a las políticas económicas de quienes detentan el poder en el país.

¿Ley de Costos y Precios Justos? Por supuesto, funcionó de maravilla en la URSS, al igual que el estajanovismo.

 

III. La reticencia de los adoradores del Estado

Sin embargo no faltará algún “avezado” lector que argumente que eso (el breve caso del ejemplo) sucede porque el precio del internet no está regulado o, inclusive, porque internet no es un servicio de primera necesidad, que es un lujo pues, es más hasta es posible que alguno afirme que existen planes de conexión más económicos y al alcance del bolsillo. Veamos:

1) Asumiendo que una regulación fuera la solución al problema habría que entender que estas medidas buscan regular los precios de la empresa privada, es decir, el gobierno no necesita decretar una regulación de precios para modificar los precios de un servicio que es el mismo gobierno quien lo ofrece. En otras palabras, esta pretensión es absolutamente ridícula sin siquiera hacer mención de la suerte que corrieron los productos regulados y vendidos por el gobierno (dólares, cabillas, cemento, etc).

2) El internet como lujo: es posible que para algunos sea más económico pagar el costo de oportunidad de hacer una cola durante media hora para comprar 2 kilogramos de harina pan porque su tiempo vale muy poco, para cualquier sociedad condenada a pensar de esa manera es lógico encontrar muchos individuos dispuestos a afirmar que el internet es un lujo, si este es su caso olvide todo esto, ninguna explicación bastará para que usted abandone su mentalidad de esclavo del Estado.

3) ¿Y por qué quieres un plan de 4Mbps? Quizás por la misma razón que usted está usando una pc, tablet o smartphone en vez de un ábaco, una máquina de escribir o una agenda de bolsillo.

GD Star Rating
loading...
Y el Premio Goebbels en Economía es para..., 4.8 out of 5 based on 22 ratings
Artículo anteriorEl 11 de abril del 2002…
Artículo siguienteOtros caballos de Troya: Presentación
Cuarto hombre en pisar la Luna, promotor de un concurso estudiantil para primaria y secundaria llamado "La Craneoteca", único estudiante en obtener 20,5 puntos en un examen de Cálculo Diferencial e Integral, empleado de la CIA (aun en espera del primer cheque), ex-delegado de curso por votación y luego por desierto de candidatos, ex-columnista del Diario "El Carabobeño", aprendiz de escritor de poesía, amante de la música de Silvio Rodríguez pero no de su filiación político-ideológica, uno de los que leyó "La Generación de Relevo vs. El Estado Omnipotente". Ah, y también abogado de la república, creyente del concepto de justicia de Ulpiano como la constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde.

3 Comentarios

  1. Mira, la primera cosa que tiene que hacer un gobierno que realmente se preocupe por la gente que vive de un salario, y que no tiene acceso directo a financiamiento empresarial es:

    CONTROLAR LA INFLACION, TENERLA A NIVELES RAZONABLES

    porque es el impuesto mas regresivo que existe. La pobreza ocurre por varias razones. Pero una de las principales es que

    NO TIENES DINERO! Y LO QUE OBTIENES NO TE ALCANZA PARA VIVIR, MUCHO MENOS PARA PROGRESAR EN LA VIDA. NI AHORRAR, NI CASA PROPIA.

    La inflacion tiene demasiado que ver con eso. Y si el gobierno culpa a los empresarios privados – los pocos que queden, no los parasitos que sostienen la cola del traje de la Revolucion -, recordemos que

    EL GOBIERNO CONTROLA LA MONEDA, SI C-O-N-T-R-O-L-A. EN VENEZUELA CONTROLAN TAMBIEN LA MAYOR PARTE DE LAS EXPORTACIONES -PETROLEO- Y TODAS LAS DIVISAS RESULTANTES.

    Resulta por tanto chistoso oir a algun Pendejo sin Fronteras soltar aire caliente acerca de como este gobierno si se preocupa por los pobres porque colocaron un ambulatorio y dos tienditas de alimentos vencidos. Si les interesaran los pobres, dejarian de alimentar boliburgueses y militares para que monten esos tarantines que no llegan a las rodillas de un servicio publico de verdad. Se preocuparian de la situacion de Juan Bimba que

    NO TIENE UN REAL EN EL BOLSILLO, VIVE DE MANO A BOCA, LO POCO QUE TIENE SE LO COME LA INFLACION, SI NO LO MATAN POR EL CAMINO DE MANO A BOCA LOS MALANDROS.

    ResponderResponder
  2. En efecto Loro, hay dos formas de rescatar el poder adquisitivo de los ciudadanos: disminuyendo impuestos (en especial los más perversos como el IVA y el ISLR) y el otro es controlando inflación.

    La designación de Edmee Betancourt como Presidenta del Banco de Impresión de Billetes de Monopolio (también conocido como BCV) es bastante ilustrativa de cual será la línea en política monetaria. Una mujer gris cuyo paso como Vicerrectora Administrativa de la Universidad de Carabobo no podría ser tomado en cuenta de no ser por sus vinculaciones con el ñangarismo universitario. Esta señora en el súmmum del paroxismo ha dicho recientemente que para combatir la inflación hay que aumentar las importaciones, supongo que para acabar con el hambre del mundo también podríamos aniquilar a todos los que pasan hambre o para controlar a los pederastas podríamos llamar a Herodes, es decir atacar las consecuencias en vez de las causas del problema. Esas declaraciones son una patada en la bolas del sentido común, pero con unas botas con punta de acero.

    La profundización de la revolución en materia económica será el puntillazo final para que, o bien terminemos como Cuba en el mediano plazo u ocurra un estallido social que no será precisamente una guarimba en Altamira ni nada parecido.

    ResponderResponder
  3. Y eso que no tomaste otros factores comparables como alimentos, seguros, cuotas de un vehículo y una cantidad de impuestos indirectos.
    Por ejemplo, una tía mía vive en Florida – USA, para entrar a su casa necesita una sola llave, no tiene rejas, alarmas ni cámaras.
    Aquí cualquiera parece un San Pedro con el manojo de llaves, y todo eso cuesta. Si las pierdes o te asaltan y te las quitan te toca gastar una fortuna en cilindros, candados y copias de llaves para todos los integrantes de la familia. (Ya se, me estoy extendiendo demasiado.)
    Seguramente, como casi todos los que vivimos en Venezuela, tienes bastantes amigos que emigraron. Envíales un correo con una lista de víveres y alimentos y que te la devuelvan con los precios del país donde se encuentran. Te sorprenderás. Es mas, ahora que lo digo, me gusta el ejercicio, intentaré llevarlo a cabo armando primero una buena cesta.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here