Little Venice, Oil Company Town

0
132
La "Ciudad" Petrolera
La “Ciudad” Petrolera

Al máximo. A la Octava Potencia. Eso es lo que logramos y eso es lo que tenemos. Maldición con la maldita política! Maldita política corporativa. José Ignacio Cabrujas llamó a este asunto que debía ser un país Campamento Minero, y se quedo cortiquitico. Es peor, es un Company Town.

El penúltimo teatro independiente de la ciudad petrolera de Little Venice cerró y el último cabaret privado está por cerrar. La “Company” no les renovó la concesión. Dicen que por promover obras subversivas y por atentar contra la moral. Hablo de la Little Venice Oil Co., único negocio rentable en la ciudad, de quienes dependen para subsistir cada periódico, cada vodevil, cada zapatero, cada tiendita, cada bar, cada tahúr, cada vendedor de opio y cada matón. Controlan la Alcaldía, la Oficina de Tierras, el Consejo Municipal y el Juzgado ademas. No hay otro juego en esta podrida “Company Town”, y la Compañía es ahora mas que nunca dueña de todo y de lo que no es dueña, de ella depende para vivir. Es su tierra, es su petróleo, es su monopolio y son sus reales, incluidas las fichas de cambio que maneja a su antojo, esas que llevan el apellido de Simón, Padre de la Ciudad antes que fuera petrolera, de cuando era un caserío.

Ahora la “Company” está bajo el control de la Roja Rojita Corp. Es con mucho la parte mas grande y rentable de los negocios de Roja Rojita, se puede decir que es su razón de ser. Fue precedida por la Chiripero Inc., a la que le duró poco la concesión; que es a su vez sucesora de Tolda Blanca y de Tolda Verde, corporaciones antiguas y miembros principales del antiguo Punto Fijo Trust, que se alternaron en la concesión un número de veces.

Murió en su cargo el Gran Director Ejecutivo-Alcalde-Comandante de los Bomberos y de la Policía Municipales, el Fundador de Roja Rojita, el Prócer Moderno Hugo Keys, el Gran Incorporador, el Corazón de mi Ciudad, el que se dio cuenta que aquí todo depende del Director y del dinero que controla, incluidos la policía y los delincuentes y los tahúres  y aplicó ese principio hasta sus ultimas consecuencias. En palabras de su Vice Petrolero, Ralphie Ramirez “The Ram”, quien no quiera entenderlo así se lo haremos entender a carajazos. Sindicalizarte como independiente? No sueñes!. Hugo Keys escogió para sucederle a su Vice Principal, Nicky Ripe.

Este usa el mismo lenguaje de su predecesor y mentor. Intimida y trata de ser gracioso a la vez. Obtiene apoyos fáciles y rápidos, incluso de muchos concejales y artistas.  Claro, él tiene la plata y por la plata baila el mono, que digo! el artista, el artista y el concejal, digo.

Viene un nuevo candidato, Henry Capra, a Alcalde / Director Ejecutivo y promete que la nueva dirección corporativa reabrirá los teatros cerrados y apoyará a los artistas que sufrieron persecuciones bajo la presente dirección. Y corre el rumor que tal vez se vengue de la gente que lo apoyó pero que cambió el apoyo a sus enemigos en la presente dirección,  quitándoles los fondos para sus proyectos y usando la enorme influencia de la “Company” para que nadie les de un carajo.

Aparte de políticamente, que está todo lo mal que puede estar, no creen como yo que algo está fatal, realmente MAL con este cuadro? Algo que da nausea? Social y Culturalmente, que es mas importante? Como para pensar que “no nací en un país de verdad”? Que esta “Company Town” es tan incompleta y tan chucuta como podría esperarse, en cada sentido importante y vital? Que es algo que se respira y que aliena, y que hasta que no termine, no existirá un país?

GD Star Rating
loading...
Little Venice, Oil Company Town, 5.0 out of 5 based on 7 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here