Bienvenidos al Coliseo Informativo Venezolano!

5
77

Han sido ya varios años de esto. Vemos un programa de noticias, de análisis o de opinión, y lo que se escucha, literalmente, es una sola opinión, un solo punto de vista, que rudamente ignora aquel método socrático tan útil en aquello de desenmascarar falsas concepciones. Pero además, sabemos que no muy lejos,a unos cuantos números de nuestro dial, hay otro espacio mediático que sugiere una realidad diametralmente distinta, y que mas o menos, incurre en la misma falta en contra de la razón.  Sin embargo, no  debe uno dejarse abrumar por la apatía, y simplemente relativizar la responsabilidad ética de estos dos polos. Ya que uno ya estaba ahí, sabíamos de sus mercantiles intereses, aunque vagamente sabíamos que tan lejos podía llegar . Mientras que el  otro llego con el mandato de un electorado, y con el delicado compromiso de mejorar nuestra realidad. Pero hasta aquí llega la elucubración ética, ya que lo que aquí pretendo  examinar son los efectos nocivos, o beneficiosos de estar expuestos a dicho entorno, independientemente de los responsables.

Frecuentemente se esgrime el argumento: “aquí se informa lo que no se ve en otros medios”, pero ese razonamiento no resuelve el problema de la inclinación de la balanza hacia un extremo en detrimento  de la verdad, y no hablo de la verdad en su sentido absoluto, me refiero al estar expuestos al conjunto de evidencias que nos puede ayudar a alcanzar una lectura del entorno más balanceada. Obligatoria es la pregunta, en que ayuda al “usuario” el ser alimentado con una interpretación parcial de su entorno? Yo me atrevo a contestar, sin titubeos, que en muy poco. Y es que en Venezuela son muy pocos los incautos que pueden afirmar, sin que les reclame la conciencia, que vivimos en una sociedad de iguales;  los menos inocentes afirman que por lo menos estamos en la vía  a hacia una sociedad más igualitaria. Pero el hecho es, que ahora mismo, en este instante, nos gobiernan élites, élites “de derecha”, “y de izquierda”, lo cual es discutible, pero en fin, élites. Hago este breve paréntesis porque me perece necesario el recordarnos lo obvio: que es que aquí, y en cualquier parte del mundo, las élites controlan los medios de comunicación de masas. Entonces, en que ayuda al “usuario” el ser alimentado con una interpretación parcial de su entorno? Un último detalle antes de intentar responder; recordemos que el concepto de “usuario” introducido por el nuevo paradigma, tiene como sinónimo la palabra beneficiario. Todos sabemos que los fenómenos mediáticos  moldean nuestra percepción de la realidad de una forma u otra,  si un medio nos expone a una realidad incompleta, pues nuestra percepción es parcial. Es bueno que recordemos esto porque sospecho que el concepto de “nuevo paradigma comunicacional” ha sido efectivo en la estratégica tarea de camuflar esta vieja, y conocida verdad. Entonces, a la luz de lo hasta hora explorado, en el actual modelo, de qué lado de la cámara se encuentran los beneficiarios?

 

El otro día le escuche decir a una funcionario argentina que estaba de visita en nuestro país (me disculpan pero no recuerdo su nombre) quien estableció una analogía entre la situación Venezolana y la de su país. A esta situación la funcionario la definió como “el nuevo paradigma comunicacional latinoamericano”. Según ella, esta coyuntura es reflejo de la madurez política de la región, pero me quede con las ganas de escuchar la explicación, nunca nos dio una respuesta a su afirmación. Y fue en parte esa pregunta la que me llevo a escribir esta ligera indagación. Como puede ser esto bueno? esta segmentación, como puede estar esto conectado con madures? tal vez si se le ve como una fase, pero yo en lo personal creo que estamos estancados en esto. Uno puede ser optimista y pensar que después de las elecciones las cosas pueden mejorar pero no veo tan claro. Acaso significará una victoria electoral la victoria de una de las visiones parciales de país? Si eso es así, gane quien gane, el panorama se ve oscuro.

“El nuevo paradigma” no le da una participación más activa al periodista en la elaboración de la historia, sino mas bien lo convierte en instrumento que impulsa una agenda de manera activa, agenda que puede estar siendo diseñada por un ente ilegitimo en el sentido democrático. Para reducir este riesgo,  se hablado durante años de neutralidad, de objetividad, de ética. En el caso de nuestro país, fue a partir de los eventos del 11 de abril se puso en duda la existencia de esta supuesta objetividad, las evidencias están ahí, y son muchas. Desde entonces, se ha radicalizado el  discurso, se ha desechado, poco a poco, esta idea,  y de una manera  no tan tacita, se ha dejado de considerar. A tal punto hemos llegado, que muchos profesionales de la información creen que es una idea pasada de moda, y que no tiene que ver con el “nuevo paradigma”. Es normal ahora escuchar cosas como esta “Ya llego el candidato de la Patria!” de la voz de un periodista en el noticiario. De esta manera se hace con la noticia, lo que hacían los romanos con los cristianos por allá en el años cien después de la muerte de Cristo. Será exagerar decir, que la realidad informativa venezolana tiene poco que envidiarle a un coliseo? Y es que ver las noticias en estas circunstancias es como asistir a la pelea entre un tigre hambriento, y un ser humano que solo viste harapos. Al pobre cristiano apenas puede gesticular sonidos mientras es devorado vivo. El espectáculo es grosero,  es desigual, es revanchista;  pero esto a muchos les da placer; mantiene el rating, y a la opinión pública exasperada como una herida abierta que nunca sana.

Por ultimo queria citar algo que escuche en el Circuito Unión Radio,   que como ustedes saben  intercala su programación entre programas a favor del gobierno, donde los entrevistados solo hablan a favor del mismo, y programas donde se hace oposición al gobierno donde sus invitados son exclusivamente opositores. Hoy (23-8-2012) escuchaba a la Señora Eliana Millán quien entrevistaba a un directivo de una organización llamada “La Plataforma de Periodistas” se trataba del señor Lenin Tremont, quien argumentaba cual profesor, que no podía haber neutralidad en el periodismo, porque el ser humano  no es neutro por naturaleza: “fíjate en los niños” dice el señor Tremont “ los niños no son neutros, de igual manera como le puedes pedir neutralidad aun periodista?”. El señor Tremont, y la señora Millán parece ignorar que ellos, y la a mayoría de los periodistas son adultos. Es esta la manera como el hecho ético informativo es devorado, troceado, sin el mas mínimo derecho a la defensa. Y me pregunto que emociones se encontraran en este coliseo el 7-O, y un poquito mas alla?

GD Star Rating
loading...
Bienvenidos al Coliseo Informativo Venezolano!, 4.7 out of 5 based on 7 ratings

5 Comentarios

  1. Muchas gracias por tu comentario Renji, ojala que no, yo espero que poquito a poco aprendamos a tenerle cuidado a caer en el tonto juego de la polarizacion. Ya le ha pasado a otros paises en otros momentos, y ya estan vacunados. Es importante usar la plataforma PN para explorar esas maneras alternativas de aproximarse al fenomeno politico.

    Que ten un buen fin de semana,

    ResponderResponder
  2. Lo de ese directo además de retrogrado es incoherente. Pues la formación profesional te prepara (o debería) para enfrentar los retos de tu trabajo de manera valga la redundancia profesional…
    Bajo su lógica los psicólogos no debería existir pues nadie puede ser objetivo, y la política y todo evento donde haya más de 2 opiniones no es más que una pelea para ver quien calla al otro.

    ResponderResponder
  3. Gracias MDV,
    Me imagino que te refieres a los comentarios del Señor Lenin Tremont, que creo era el director de la organización Plataforma de Periodistas, que según el, viene a llenar el vacío del colegio de periodistas. Pero lo grave es que dijo esto, ( lo cual escuche dos veces, en la mañana, y en la noche en una reposición) El señor director pudo decir lo que dijo se lo permitió el formato del programa, pues en estos programas el entrevistado y el entrevistador le juegan al mismo equipo. Y su trabajo no es informar sino hace creer que algo esta sucediendo.

    ResponderResponder
  4. SI a ese señor me refería. Ese es uno de los problemas de los profesionales actuales. Se les enseña las formas pero no se les enseña a pensar. Un comunicador social tiene que retratar con exactitud y objetividad el hecho a comunicar, de otra forma lo que estaría asiendo es propaganda.
    Sobre la parcialidad de los programas informativos que era el tema del post, poco puedo decir. Si es difícil mantener una conversación con un ciudadano de pie sobre cualquier tema sensible sin que se convierta en una lucha para ver quien conoce más adjetivos peyorativos. Es normal que los programas informativos y de opinión sean así de subjetivos pues no son más que el reflejo de la forma de opinar de la mayoría.

    Por cierto buen post.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here