un último café contigo…

4
42

Y así pasó,

Tu última sonrisa de nostalgia
Se dibujó,
Él tomó tu mano
Y te acompañó
A esa eterna danza,
Como la de aquella noche,
Que una vez recordaste en mi terraza.

…y te alejó

Nunca había visto un cielo azul tan nublado,
Porque a pesar de que las nubes te dieron paso
Nosotros pusimos murallas de impotencia con nuestros brazos.

…y finalmente dijiste adiós

Con una sonrisa de despedida te fuiste,
Y con la misma sonrisa de reencuentro
Lo recibiste.
Dichosos serán sus labios
Que te esperaron pacientemente más de 20 años.

…y yo aquí

Con los pies bien puestos en la tierra
Y mi corazón en ti.
Tomándome un último café contigo
A la luz de un triste amanecer.

Pido disculpas por mi egoísmo,
Por robarme el recuerdo de aquellos días
Y quedarme con los momentos de alegría
Por no querer presenciar tus últimos suspiros
En nuestra compañía.

… y aquí estoy

Tomándome un último café
Con el fantasma de tu recuerdo
Mientras tu taza se enfría
Y con la triste ilusión de que escuches mi despedida,
Que no pude darla antes, tal vez,
Por cobardía
O por respeto,
Respeto a tus labios sonrientes,
A tus manos suaves, y a tu debilidad siempre AUSENTE.

…y me pregunto

Así como él se apoyaba en tu hombro
…al salir
¿Tu también agarrarás mi mano
Al cruzar la calle?
Al defender un proyecto?
O al buscar tus respuestas en el aire?

Silvia Mercader Ferri

Dedicado a la mujer más hermosa que jamás he conocido…te extraño nonna…

GD Star Rating
loading...
un último café contigo..., 5.0 out of 5 based on 4 ratings

4 Comentarios

  1. No puedo ser imparcial ante este escrito, pues se refiere a un ser demasiado especial para mi, y para todos quienes tuvieron la dicha de estar bajo su tutela. Lo considero un gran poema.

    ResponderResponder
  2. me partio el alma y llovieron mis ojos
    no solo por de quien hablas
    sino de como lo escribes
    un besote

    ResponderResponder
  3. Creo que cualquiera que haya tenido la dicha de disfrutar de sus abuelos se debe sentir identificado con este poema, ya de adulto fue que entendí la suerte que es poder contar con seres tan especiales como ellos pues no todo el mundo los tiene.

    Desde que murió mi abuelo hace ya 9 años y luego a mi abuela le diagnosticaron demencia senil el tema me pone de a toque, me conmovió tu poema, se ve que hablas desde la emoción pero sin caer en lugares comunes o cursilerías baratas.

    ResponderResponder
  4. Silvia: Voy a hacer una crítica y espero que no sea tomada a mal. Entiendo que el tema es delicado.

    La línea, casi al final:

    “Al defender un proyecto?”

    me parece que podría omitirse. Si uno lee tu biografía, y sabe que los cursos de diseño se evalúan por proyectos, adquiere sentido. Si no, es difícil de entender. Pide demasiado del lector.

    El resto del poema, al igual que al resto de los que han comentado, me conmovió mucho.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here