La bella narcoléptica

0
169

Dormida o despierta, esta mujer parece impresionar a todo el reino con su hermosura, su melodiosa voz y con su no tan talentoso don para dormir por prolongado tiempo. Es conocida popularmente como La Bella Durmiente, pero su nombre de pila es Aurora.

Eran la 3pm, hora pautada por la misma princesa para el encuentro. “Lo sentimos mucho señorita pero ella aún duerme” respondió Primavera una de las 3 hadas que se ha hecho cargo de Aurora desde su infancia, pero nos invitó a pasar con un gesto de vergüenza por la tardanza de la joven.

Al cabo de hora y media, Aurora bajó las escaleras y entre bostezos saludó. Su atuendo no denotaba preocupación por la visita, vestía una bata de dormir azul y pantuflas, el adjetivo “bella” desapareció entre sus grandes ojeras, su rubio cabello desarreglado y su rostro marcado por los pliegos de la cobija que cubrieron sus 18 horas de sueño.

¿A qué hora normalmente se acuesta a dormir?
– A las 9pm, soy muy puntual, pero puedo dormir una que otra siesta antes.

– ¿Tiene algún rito antes de dormir, como colocarse crema o tomar un baño de espuma?
– En realidad no, pero yo coloco las cadenas televisivas del rey para asegurar un sueño profundo.

– ¿Cuál ha sido el lugar más extraño dónde se haya quedado dormida?
– Han sido tantos. Una vez en…en… (Bosteza)
“Se volvió a quedar dormida” dice Flora quien observaba la entrevista desde el comedor. Pero al cabo de unos minutos Aurora despertó y pidió disculpas “por la interrupción”.
“Me quedé dormida en mi boda” retoma la pregunta la joven princesa. El sí tan esperado estaba tardando por ser pronunciado, los invitados pensaron que aquel cuento de hadas se convertiría el típico culebrón vespertino donde la novia se arrepiente a último momento. “Lloré mucho de la emoción así que cerré los ojos porque me ardían” pero Aurora no pudo aguantar la tentación y cayó por poco tiempo en los brazos de Morfeo.

– Su relación con el príncipe Felipe fue breve, sólo duró 1 año casada.
– Esa relación tenía todos los factores para fracasar. Primero era muy joven, tenía apenas 16 años, a parte lo acababa de conocer, no pasó ni un día y ya me estaba jurando amor eterno, no tuvimos tiempo suficiente para conocer nuestros defectos.

– Ahora él es pareja sentimental de Maléfica…
– Sí, esa bruja. Yo creo que ella le montó un trabajo, porque de un momento a otro se puso muy agresivo conmigo, sin justificación se molestaba, agarraba su caballo y se iba por muchos días.
Me sentía muy deprimida, no quería salir de mi cama- bueno, eso no es ninguna novedad – pero sí lloraba mucho.
Luego contraté a un detective privado que le dicen Espejito Mágico y fue allí cuando los descubrí.

Su divorcio fue sólo uno de sus episodios desafortunados. Tras el rodaje de su película autobiográfica “La Bella Durmiente” los rumores de que esta joven princesa y actriz tomaba en exceso pastillas para dormir y que además las conseguía ilegalmente cobraron fuerza.

– Se comenta que usted tomaba grandes cantidades de somnífero en el periodo en que se grababa La Bella Durmiente.
– Eso es totalmente falso, nadie entiende mi condición, yo tengo una alteración del sueño que se llama narcolépsia. Puedo decir sin temor a equivocarme que ese rumor lo inventó ¡el animal ese! el búho, él no dormía, entre su insomnio y las grabaciones no podía pegar un ojo.

– También se rumora que no fue el pinchazo de una rueca de coser que le propinó un profundo sueño, sino que era un código para decir que fue una jeringa con una sustancia sicotrópica.
– Pareces enviada ¿fue Maléfica verdad? No tengo nada que ocultar, pero esa bruja sí. Yo puse la denuncia de intento de asesinato, pero quedó impune, como todo en este reino. Si algo le agradezco al príncipe Felipe fue que me dio respiración boca a boca, sino estuviera muerta.

– Es decir que ¿no la revivió con un beso de amor?
– ¿Qué amor? Irse con una bruja no es amor, dejarme sola en este castillo tan grande con 3 viejas menopáusicas ¿eso es amor?

Su rostro ahora menos hinchado termina enrojecido por aquella declaración tan efervescente, su delgada humanidad parece no resistir tanta conmoción. Este cuento se acabó pero la historia de La Bella Durmiente aun continua escribiéndose, ahora un poco más lejos del tradicional “vivieron felices para siempre”.

Secretos de la almohada de Aurora
– ¿Un color?
– No puedo decidirme entre azul y el rosa.

– ¿Crees en el amor a primera vista?
– Sólo pasa en los cuentos de hadas.

– Un animal que define tu personalidad.
– El oso, en tiempo de hibernación jajaja.

– Un dolor insoportable.
– El pinchazo de una aguja, le tengo fobia.

– Un actor.
– La Bestia (de La Bella y La Bestia).

– ¿Por qué?
– Porque el no engañó a la protagonista, ella supo como era él desde un principio.

– Un error.
– Tocar la aguja de la estúpida rueca.

– Un sueño.
– El que tengo ahorita, un placer, me voy a acostar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here