PASIÓN VINOTINTO: ¡EXPRÓPIESE!

18
120

Entonces te llegó al corazoncito el comercial de ADIDAS. Se te brotó una lágrima, se te pusieron los pelos de punta… ¡Bolsa!

Antes de arremeter contra mí, piensa en lo siguiente:

Repulsivo: el comercial es el resultado de un “proceso creativo” calculado desde el inicio hasta el fin. Partiendo de la necesidad del cliente – ADIDAS – una agencia de publicidad ha planeado la estrategia. Pensaron en el concepto, armaron la historia, escribieron el libreto, programaron el lenguaje visual a través de un story board… Cada toma, cada frase; todo se encuentra alineado con el objetivo último, a saber, garantizar la presencia de ADIDAS y, por supuesto, incrementar la ventas de los productos de la marca.

Doblemente repulsivo: lo hacen a través apropiarse de la identificación de los venezolanos con su equipo de fútbol. Ni siquiera han creado algo nuevo; tomaron el vínculo emocional y, literalmente, se lo robaron. Ahora es de ellos (y va a rendirles muchos dividendos). De acá en adelante, vinotinto es ADIDAS y los venezolanos, consumidores de ADIDAS.

Predicción: tu vida valdrá lo mismo que un par de zapatos.

Hay que quitarse el sombrero ante tal maquiavelismo. Han logrado instaurar una situación inescapable o, como se dice en teoría de la comunicación humana, un doble vínculo: amar a tu equipo supone amar a la marca y luchar por rechazar la marca te coloca en la posición de traidor a tu equipo.

René Pérez, el Residente de Calle 13, adopta una posición ingenua al respecto cuando intenta resolver la tensión diciendo “Adidas no me usa, yo estoy usando Adidas”.

Acá no podemos sino ser realistas: pensar en la autonomía frente al poder de las corporaciones pasa por reconocer la extrema dificultad de pensarnos fuera de su dominio. Vinotinto is all in, ADIDAS is all in.

GD Star Rating
loading...
PASIÓN VINOTINTO: ¡EXPRÓPIESE!, 5.0 out of 5 based on 4 ratings

18 Comentarios

  1. No es nada nuevo. Por algo esto se llama la sociedad del espectaculo.

    De todas formas, hay que ser un poco gafo para no poder ser capaz de separar Adidas de la Vinotinto. Aunque tu, que piensas que todos los venezolanos son medio retards, pues supongo que crees que sera así.

    ResponderResponder
  2. Psssssshhhhh Psssssssshhh te paso el dato, así han funcionado las técnicas de marketing publicitario desde siempre, se valen del discurso emotivo asociación de imágenes sensoriales, música, y cualquier otra forma de manipulación para relacionar esos sentimientos con la marca a vender (amor, pasión=Adidas coraje, bolas= Adidas lealtad= Adidas) que esto sea frio y calculado es una cosa pero no te extrañes tanto que eso sucede a cada rato usan lo que sea necesario para vender y como un rebaño la mayoría nos enganchamos con un slogan o simplemente al momento de comprar los tacos se nos viene la propaganda del pendejito y de bolas que eso influyen, pero sabes lo que dice el dicho “Business Is Business” .

    La emotividad vende Chamán, desde que uno prende la radio, la televisión, internet, nos bombardean emocionalmente, es digno de un estudio sociológico (o sociopático, dependiendo de los gustos) de 10 canciones en la radio por lo menos 8 están dedicadas al “amor” a ese “amor” de apego, de ese que te lleva hacer desastres, a autoagredirte, a ser “un tonto del culo” como dirían los españoles, y la televisión mas aún reallitys, novelas, series de todo tipo usan el famoso “Pathos” con la que nos manipulan valiéndose de los sentimientos, aristotélica argucia, para relacionar zapatos con pasión, nacionalismo con religión, Amor con locura y arrojo.

    Cultura consumista, nuestro libre albedrio no es lo que creemos que es, simplemente tiene las dimensiones de nuestra ingenuidad para pretender creer que no somos parte de la manada en algún momento dado o en todos. Entiendo tu ¿indignación? pero no es algo nuevo lo nuevo es que Adidas se de cuenta que el Futbol en Venezuela está llenando estadiums como nunca y por tanto les es útil. Salu2s. XD

    ResponderResponder
  3. A los comentarios, estos y los que vengan, creo que sólo puedo decir que lo central está en la última idea: pensar en la autonomía frente al poder de las corporaciones pasa por reconocer la extrema dificultad de pensarnos fuera de su dominio.

    PAC0PANCH0: Por supuesto que no es nuevo, pero no por eso debemos dejarlo pasar de manera acrítica. El ejercicio de la autonomía -o del intento por crear cierto margen de libertad frente al imperativo del consumo- debe ser constante; resistencia, que le llaman.

    Chorizo: te falla el lector de mentes, revísalo.

    ResponderResponder
  4. Cada vez que leo algo como esto me viene a la mente el libro “el hombre unidimensional” de Marcuse, que desmonto toda esa farsa en los años 60.

    ResponderResponder
  5. Yo creo que has visto que el comercial ha calado en mucha gente y has decidido dar la nota con algo que no es desconocido en absoluto. Vamos, que te has subido al carro de criticar lo que mas le gusta a la gente en el momento, algo tipo… No se, Green Day o Manu Chao criticando a Bush en su momento “de gloria”. Dijiste: “A la verga, voy a decir algo sobre publicidad que seguramente nadie debe saber y me la voy a comer!”.

    Aun así, pues tienes toda la razón. Claro, aquí me han llamado utopista y han insinuado que estoy loco (Es contigo FRANK, para que no digas que voy con indirectas que ya eres un cansino con eso) por pensar en una sociedad que se maneje fuera del yugo capital y con ello el fin de este tipo de estratagemas que consisten en aumentar la venta de mercancía utilizando cualquier tipo de mecanismos, desde los mas inofensivos hasta los mas crueles.

    Aquí se ha creado una necesidad (la de apoyar a tu equipo, y puedes hacerlo mediante Adidas…) lo que lleva al deseo, y este al consumo. Esta es la tarea de los publicistas, crear demandas artificiales, por lo que repito lo que siempre digo: La ley de oferta y demanda es una farsa.

    ¿Cómo podemos resistirnos a un sistema que ha convertido prácticamente TODO lo que conocemos en mercancía? Pues… A eso no he llegado. Puedes robarte la ropa de Adidas, supongo, si el deseo creado ha sido tan grande. Al menos no estarías llenando sus bolsillos con tu dinero.

    ResponderResponder
  6. Claro que es valido Chaman, la crítica al como se utiliza el discurso retórico de la emotividad para obnubilar el juicio del rebaño es valida, la libertad da para eso y para más, de esa publicidad rescatemos que la “gente” de ADIDAS se está dando cuenta que comenzamos a pintar en el escenario futbolístico antes ni nos paraban bolas, muchos dirán que no es por mejoras en nuestro futbol, sino por el aumento de aficionados, pero nunca antes hemos tenido tantos jugadores en ligas competitivas en el exterior, eso debe significar mucho. Ya quedarán luego las determinaciones de que tan buenos o menos malos somos actualmente en el Balón pie.

    Celebro tu espíritu combativo, de no hacer mutis ante está realidad(consumismo) que ya se nos ha hecho costumbre. XD

    ResponderResponder
  7. Simple mi querido Wat… Chaman.

    Si te va la nota de sentirte parte de la manada te identificas con los símbolos o los valores que creas son tus mas cercanos. Aqui alla paz y despues gloria.

    Si no… pues mas fácil todavía. Agarras un libro o el hobby de tu preferencia y los mandas olímpicamente a todos a lavarse ese culo. La resistencia a los impulsos primarios del ser humano hace que los monos se vuelvan mas estúpidos y violentos. Para mi ese es el resuelve. O los ignoras o le aplicas unas raciones de cinismo humorístico via twitter o un blog para que tus cercanos pillen que el deporte no es una guerra ni el fin del mundo.

    Pegar gritos para que los monos espabilen los hace reforzarse en su conducta. Y a fin de cuentas… que a veces sobredimensionamos las cosas… nadie te esta apuntando con una pistola para que seas parte del circo Adidas, Puma o Nike.

    ResponderResponder
  8. “Claro, aquí me han llamado utopista y han insinuado que estoy loco (Es contigo FRANK, para que no digas que voy con indirectas que ya eres un cansino con eso)”

    ¿Y acaso no lo estoy yo también, mi querido amigo?

    ResponderResponder
  9. Gracias por comentar. Debo decir que si escribiese de nuevo el texto, le quitaría el estilo troll, especialmente el efectismo de la primera oración. A fin de cuentas, no me meto con la identificación hinchas/equipo, sino con la viveza de los de adidas (al menos en una primera mirada). El lugar de enunciación de este comercial es distinto al de la mayoría, donde se inventan una necesidad para la que te ofrecen un producto. Acá es distinto.

    Como comercial es excelente, y quizás es porque este proviene desde un lugar que podría llamarse psicopático (por la obvia manipulación); es una ratada apropiarse de una relación emocional preexistente para sacarle provecho comercial. Todos los comerciales buscan ese provecho pero este, repito, lo hace de una manera muy peculiar.

    Ah, y con eso volvemos al tema de la identificación. Pero ni vale la pena que me extienda. Ya voy entendiendo que, socialmente, el futbol es como la religión; no se toca.

    Chorizo: te lo digo, revisa ese lector de mentes. O de otro modo, deja de adivinar cuales fueron mis intenciones (o pretensiones). Las intenciones de los autores nada tienen que ver con la intencionalidad de los textos. Por jugar al análisis psicológico, terminas olvidando el texto y discutiendo con la idea que tienes de mí; no conmigo y mucho menos con el texto el cual, en última instancia, debería ser tu interlocutor.

    ResponderResponder
  10. Viendolo en mas como sentido comun, estoy seguro que se les “quitara las ganas” cuando vean los precios de sus productos.

    ResponderResponder
  11. A.D.I.D.A.S. (All Day I Dream About Sex)
    Se acuerdan cuando Adidas venía a través de Mtv y los zapatos de Fred Durst? Ahora vienen con un mensaje… emotivo/divertido(?) lo que me parece bueno de las marcas y de sus slogans y videos como este es la esperanza que puedan transmitir.

    Está claro el mensaje, la interpretación queda de parte del expectador, pero más que todo la acción, te recuerdan que tienes la capacidad de hacer algo.

    ResponderResponder
  12. Sí, Adidas venderá muchas camisetas vinotinto. Eso es la lógica del negocio. Sin sorpresas.

    Lo interesante es que el comercial le da por la cara, sin compasión, al venezolano cómodo que hace grupo con quienes mandas. Lo confronta con su pequeñez.

    ResponderResponder
  13. “Gracias por comentar. Debo decir que si escribiese de nuevo el texto, le quitaría el estilo troll, especialmente el efectismo de la primera oración. A fin de cuentas, no me meto con la identificación hinchas/equipo, sino con la viveza de los de adidas (al menos en una primera mirada). El lugar de enunciación de este comercial es distinto al de la mayoría, donde se inventan una necesidad para la que te ofrecen un producto. Acá es distinto.”

    La Oreo se apropió de la relación emocional mas antigua conocida por el ser humano (O eso creo, la cual es: La relación madre-hijx) con eso de: “Mama, quiero que estés conmigo por otros 100 años” o algo así. No es distinto, es un comercial mas. No te veo armando un grito en el cielo por eso.

    Aun así, ya te he dado mi opinión, la cual has decidido ignorar (Un solo párrafo de mi anterior post esta dedicado a tu attentionwhorismo, leete el resto que si que va del tema). No has respondido a mi planteamiento: Dado que prácticamente todo ha sido convertido en mercancía, plantearnos el vivir al margen del sistema (Hay quienes lo hacen, aunque en mi opinión termina siendo un boicot muy superficial y débil) y de cosas que son necesarias (La vestimenta…) pues en estos momentos es bastante difícil.

    Lo que se suele decir en estos casos es algo tipo: “Bueno, no necesitas ropa Adidas para vivir”, y esta regla la aplican a todo, y se llega incluso a “Bueno, si no quieres colaborar con las transnacionales no compres comida en los supermercados, cultiva tu propia comida y deja de fastidiar”, hasta el punto en que la opción que te dan los mascachapas es la de vivir como un marginado en condiciones extremas y de forma solitaria, como un ermitaño apartado de la sociedad. No es la idea, creo.

    ResponderResponder
  14. No es un secreto para nadie que este vídeo es un comercial para promocionar un producto, pero eso no le quita que logra que te identifiques con la selección nacional y el sentimiento patriótico. No significa que solo por identificarte con tu selección y con tu país vas a salir corriendo a comprar sus productos. Me parece un muy buen comercial porque busca romper con tantos años de identificarse con otros países y que mejor que tener una identidad propia.

    ResponderResponder
  15. esta afirmación me parece basada en un juicio sin fundamentos “amar a tu equipo supone amar a la marca y luchar por rechazar la marca te coloca en la posición de traidor a tu equipo”. Entiendo que las marcas se aprovechan del fuerte vinculo emocional que existe entre los fanaticos y sus equipos, pero no implica que ese sentimiento se transfiera a la marca que los viste porque un equipo de futbol cambia de marcas y veo que nunca las personas se sientan traicionadas por el cambio de marca deportiva, me parece que el doble mensaje que planteas no es tan cierto. Ademas, en venezuela con tanta pirateria no creo que los consumidores sean tan fieles a las marcas, muchos compran sus camisetas en la calle y piratas, jajaja!

    ResponderResponder
  16. Vaya, realmente es como una clase de publicidad for dummies, ‘es un comercial que trata de venderte un producto’ En serio? A menos que creas que el comercial está dirigido a niños porque lo protagoniza un niño, todo esa retórica es un poco insultante. Es efectivo y va al grano, igual hay muchisima gente en este pais que le importa un pepino el futbol. Como dice un tio mio aqui hay público para todo y uno siempre se sorprende viendo los eventos a los que asisten los demás.

    ResponderResponder
  17. Sinceramente, yo no le veo nada de manipulador, ni chantajista al comercial de Adidas y la vinotinto, el mensaje que expresa es mas que todo “directo” (El niño que renuncia a su ídolo [un futbolista brasilero] y deja la camisa “amarilla” por la “vinotinto”)…

    ResponderResponder
  18. De verdad lamento que la primera oración genere tanta reacción emocional, por no decir que los fanáticos del futbol son peores que los fundamentalistas religiosos.

    Chorizo: la última oración del texto apunta a tu comentario. Es muy dificil pensarnos fuera de la maquinaria movida por la publicidad. Eso no significa que debamos renunciar al sentido crítico. En concreto, salvo tocar el punto álgido con la escritura, no tengo solución; salvo que sigamos pensando en como seguir la resistencia de modos más efectivos (eso, en definitiva, es el mensaje de la última oración del texto).

    Es bastante triste el intento de insulto de algunos que dicen “pero eso ya lo sabe todo el mundo”; es una falacia, además. ¿Cómo ya se dijo hay que olvidarlo? Estoy seguro que nadie vió el comercial pensando “esto es una manipulación”; por algo salieron las lágrimas o se erizaron los pelos.

    En fin, no comento más, esto ya se ha tornado demasiado repetitivo.

    Por cierto, vean este video. Éstos sí que captaron bien que el video juega con las identificaciones:

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here