Playlist to cheer up

4
54

Run-Around – Blues Traveler

Una de mis canciones favoritas de los noventas. Simple, es una buena canción, que prensa cuando debe. La escuchas y te transporta. Ese tipo se puede estar muriendo, pero hay algo en esa harmónica que evita que dejes de moverte y sonreír

Here We Kum – Molotov

Una canción donde, después de tanto Kung-fu, los chicos de Molotov deciden divertirse. Eso, Here We Kum es una canción divertida. No te pide que la entiendas, sólo que la escuches, su ritmo, su juego de palabras. El inglés y el español combinados en una lograda sonoridad. Here we kum, and we dont care mucho

I Don’t Care – King Chango

Una de las mejores bandas venezolanas de todos los tiempos, o así pienso yo que crecí en los noventas en Venezuela. Creo que King Chango siempre tuvo claro la música que quería hacer y eso les da una gran personalidad, cosa muy escasa por estos lados. Tienen unas piezas que se mantienen intactas después de tanto tiempo. Ésta me encanta

Never Know – Jack Johnson

Voy en el carro y Jack Johnson se reproduce en el radio, y no hay nada, ya les digo, ni siquiera ver a más personas en el hombrillo que en los canales de la avenida, nada, que perturbe mi felicidad JackJohnsita. Ese surfista, con su buena vibra, su sonrisa y su paz construye un campo magnético muy difícil de traspasar. Pongo esta canción, pero son casi todas, es lo que denomino la “vibra Jack Johnson”. Él y yo estamos empatados, pero él todavía no lo sabe ;)

Un’estate italiana – Edoardo Bennato & Gianna Nannini

A mí me conmueve la pasión de los hombres por el fútbol, tanto como el esmero que ponen en acomodar las maletas en la maletera de un carro. Escapa de mi comprensión, y es mentira, las mujeres nunca podremos disfrutar un gol como ellos. Vaya, puedes decir que Guardiola es inteligente y sexy, y lo escuchas hablando y suspiras, pero de ahí a ver un partido de la Champion, por la laptop, entrecortado, hay mucho trecho. Para los muchachos es puro amor por el deporte.

Y está bien, no por eso eres inmune a la belleza del fútbol o de cualquier deporte. Todos los juegos, el juego. La literatura sobre deportes es una de las que más me gusta, porque involucra mucha pasión. Lo mismo me pasa con esta canción. Es una capsula que encierra toda esa pasión y belleza que yo no puedo apreciar técnicamente.

Tal vez, esta canción debería estar en un playlist de la nostalgia, dada todos las canciones de mundiales que han venido después (Sí, Shakira, twice) pero a mí me resulta imposible escucharla y no sentirme bien, como la mejor jugadora del mundo

Here comes the sun – The Beatles

Esta canción es tan bella en su simpleza. Es un triste que está a punto de mutar en otra cosa mejor. Es como una reconciliación, es como cuando escampa. Y es tan pura y transparente en su mensaje que le imprime una ternura excepcional. Cuando alguien que quiero está pasando por un momento difícil, siempre busco la manera de hacerle llegar esta canción, para mí equivale a dar un abrazo

Worries – Langhorne Slim

Allá afuera está la realidad, pero en estos 2:52 todo es diametralmente distinto. Aquí adentro hay timming, correspondencia, cercanía. Aquí la pegamos de la estratosfera. Aquí todo tiene sentido, respira, es. Nada puede salir mal en esos dos minutos, cincuenta y dos segundos. Es como el amor en eterno beta

Don’t Stop Me Now – Queen

No sólo es la canción que escucha Superman cada vez que entra a la cabina telefónica, no sólo es la responsable del mejor doodle de la historia de Google, no es sólo que sus estrofas son un ejercicio literario de alto nivel, no sólo es que si yo pudiese lograr algo parecido a las imágenes que tiene esta canción sería la escritora que siempre he soñado ser, no sólo es que está cantada por la mejor voz de la historia del Rock, no es sólo eso, son muchas cosas más como, por ejemplo, su estructura perfectamente diseñada para llevarte a un viaje que dura una noche (no se puede vivir toda la vida como esta canción, sería inaguantable), una noche que comienza, evoluciona y termina y tú la vives a plenitud en otro tiempo y otro lugar, el de esa canción. Es un engranaje perfecto. ‘Don’t Stop Me Now’ es la prueba de que la música también es ingeniería. Esta pieza es como la luz que nos llega de una estrella, sólo existe cuando alguien la escucha. Loco, es que perdiste tus reales en esas pepas de speed, just push play

GD Star Rating
loading...
Playlist to cheer up , 5.0 out of 5 based on 4 ratings

4 Comentarios

  1. muuuy cool Run-Around de Blues Traveler, ademas de Hook…lo que tengo aaaños buscando es la version que hicieron en SNL. Brutal mezcla.

    ResponderResponder
  2. Don´t stop me now es LA canción para sentirse bien por excelencia. Basta ponerla y te vuelves Mr. Fahrenheit o una Supersonic Woman dependiendo del caso. Here comes the sun es como cuando eras niño y te arropaban. Aunque no soy ultrafan de U2, Beautiful Day es una canción que me pone de buen humor y lo mismo me pasa con Cosas Imposibles de Cerati.

    ResponderResponder
  3. Luis, Dont stop me now es pura poesía acabatrapo. Me gustan tus picks, especialmente la de Gus, ya sabes… Pronto cumple 2 años :(

    ——–

    Edgar, te la busqué pero no la encontré. Tenemos que conseguirla :)

    ——–

    Primo, eso va, #comomellamoadriana ;)

    Abrazos para todos

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here