Manual del perfecto hijo de puta

Adriana Pérez Bonilla me mandó un link a una entrevista de una argentino que habla sobre la hijoputez inherente en el ser humano.

Yo también soy un hijodeputa.

Cuando niño, mi padre nos enseñó a jugar ajedrez a los 5 y hacíamos frecuentes torneos entre nosotros, Cuando entré al bachillerato ya era un experto, y pocos me ganaban, y sí lo hacían una vez, no lo volvían hacer.

Era un coño de madre, me retaban, pensando que me podían ganar y yo los veía, y dependiendo de cómo eran, les decía “te voy a dar mate en 15 jugadas” si lo veía mas fuerte, le decía “te voy a dejar jugar, te voy a dar mate en 40 jugada”, eso me llevó a otro nivel, ya no me conformaba con ganarle en el tablero, quería que él sintiera que era derrotado sicológicamente.

En la universidad gané un torneo, contra alguien que yo sabia que jugaba mejor que yo, me llevé a unas barras y le regalaba piezas, y cuando él las tomaba, las barras lo abucheaban y se burlaban, lo hice varias veces, el tipo ya no sabía nada y aproveché ese momento para darle mate.

Eso es un ejemplo de ser un perfecto hijo de puta.

Yo no sabía cómo se comportaban las mujeres, tenia 15 años y tuve mi primera novia, era hermosa, era la mas bonita de todo el liceo, y como  tenía que saber cómo se comportaban ellas, tenía que experimentar, la llevaba a situaciones limites, era mi conejillo de indias, aprendí mucho sobre cómo se comportaban las personas normales, de qué querían y de cómo ellos esperaban que se comportara uno, pero a la pobre, que la amaba de verdad y con locura, la dejé hecha un guiñapo.

Eso no me enorgullece.

Nada de nada, pero tenia que aprender lo que no decían los libros. Pero me comporté como un hijodeputa, aunque ella no se dio cuenta.

(la vi hace como 15 años después, seguía tan buena como siempre, pero me recordaba con cariño)

Racionalizaba mi comportamiento con las ansías de aprender, y que aún no tenía claro eso de la empatía.

Era una especie de Sheldon que quería ser Leonard y fui tan hijodeputa que para ser aceptado por el grupo, desarrollé varios defectos, para que me vieran como el menos dotado, el torpe, eso es aceptado socialmente debido a que los demás se sienten superiores.

Ése es mi caso.

II

Ése es mi caso, que soy lo que, genéricamente, se llama un hijo deputa, claro que lo soy, lo grave sería que no lo reconociera, y eso pasa en la mayoría de las personas.

Ser un hijodeputa es algo que engloba muchos comportamientos, Marcelino Cereijido habla  desde varias perspectiva, desde la maldad hasta el machismo, lo que queremos decir con ser hijodeputa es algo que abarca muchas cosas, pero en sí, todas negativas para la sociedad o para los individuos.

Por lo menos Chávez es un hijodeputa de la clase superior, ese lámento de aceptación de su propia muerte, donde le pide a dios, no ya milagros, si no que le dé un tiempo más para seguir jodiendo lo que le falta por joder, es clásico de un perfecto hijodeputa.

Pero la hijoputez tiene otras aristas, el hacerse el mártir para demostrarnos que él es superior a nosotros y que hace esas acciones para salvarnos, haciéndonos sentir una mierda debido a que no tenemos el coraje de hacer lo que él hizo, si lo hiciera como el soldado que salva a su compañero bajo fuego enemigo, sin tanto autobombo, no seria un hijoputa,.

La distinción es sutil, y muchas veces es borrosa.

Vinz la considera que no es correcto, que mas bien eso implica violencia explicita y pone de ejemplo el libro de  Steven Pinke, donde se demuestra que la violencia explicita ahora es menor que en el siglo XIX por no hablar del siglo II a.n.e cuando Creso mando a crucificar a 5000 personas de la rebelión de spartacus en la via appia

Es totalmente cierto, ahora es mucho menor, pero la violencia sublimada a tomado su lugar. Mucho de lo que hice era violencia sublimada contra otros.

Y no solo eso, el jefe abusivo, que todos hemos tenido por lo menos a uno de ellos, caen en esa categoría, la novia o esposa controladora (novio o esposo) que quiere saber qué hacemos en cada milisegundo de nuestras vidas es violencia sublimada en el sentido que  no podemos tener una vida aparte de ellos, ya que somos de su propiedad.

La violencia sublimada quizás no produzca mucha sangre pero es igual de cruel, y en nuestra sociedades ha tenido un éxito enorme debido a los castigos  legales y sociales para quienes la ejercen de manera explícita.
Y muchas veces es aceptada, las burlas o menosprecio para quienes son diferentes a nosotros , si no son aceptadas por lo menos son admitidas, por lo menos a los homosexuales, los transgéneros y derivados, en los foros de Internet se les puede hacer una encuesta, precisamente, de este último caso, por el caso del transgénero que va al Miss Universo.

Muchas de las respuestas que apuntan a defender el derecho a ir a ese certamen, son ambiguas en las defensa de la violencia desatada contra ella.

III

Nosotros somos una especie contingente, ése ha sido principalmente nuestro éxito, gracias a ello llegamos a la luna y exploramos otros mundos, por lo tanto la violencia, o como lo define Marcelino Cereijidola hijoputes es algo que nos define como especie, de la misma manera que los ratones estan nervioso siempre, nosotros estamos siempre pendientes de que pelea vamos a conseguir, contra quién vamos a arremeter.

Esa estrategia a tenido un éxito indudable, ya hemos extinguido al resto de los animales y somos los más poderosos del mundo, y como ya no quedan mas bestias que matar, bueno, aún nos queda nuestro prójimo.

Esa cualidad que nos dio el poder de sobrevivencia en un mundo hostil y peligroso, ahora se revertido contra nosotros mismos.

El hecho de que se sepa cómo hacer una bomba termonuclear no es el problema, el problema es que se guarden miles de ellas, en caso que….

Eso ya es patológico, se sabe lo que hacen, se sabe las consecuencias, y aún de esa manera, hay miles de cabezas nuecleares guardadas. El solo hecho de mantenerlas es una agresión contra toda la humanidad, es como la bala de un suicida que la mantiene lista para cuando lo haga.

Esa cualidad que nos mantuvo con vida por mas 200,000 años ha degenerado en guardar miles de cabezas nucleares.

Si eso no es una hijodeputes. No sé  entonces qué es hijodeputa

GD Star Rating
loading...
Manual del perfecto hijo de puta, 5.0 out of 5 based on 9 ratings

xluis

aun estoy vivo y en venezuela,eso es algo que no es trivial. Soy gigolo profesional y buhunero free lance, actualmente estudio en la universidad bolivariana Marxismo aplicado a la geologia y sicopatologia del escualidismo

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

9 Comentarios

  1. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Buenísimo, Luis.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. luis1210 dijo:

    Que hayas escrito este artículo cuidando la ortografía es una muestra más de tu hijueputez.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. xluis dijo:

    Gracias, con comentarios como esos son los que me impulsan a seguir. pero tengo que decir un secreto………… No soy tan hijo de puta, adriana me corrigió el texto. se esta haciendo rica a mi costa.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    jajjajajaja my pleasure, soy una grammar nazi que se pela con mucha frecuencia :)

    Esas anécdotas que cuentas al principio, me recordaron un genial cuento de Foster Wallace, que te lo tengo que pasar, o tal vez, lo transcribo y lo guindo aquí. Te aviso.

    Por cierto, ya tengo en la lista de espera del Ipad Snaik in suits: when psycopaths go to work. Te comento cuando lo termine

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. luis1210 dijo:

    He recuperado mi fe en la humanidad, xLuis no podía ser tan malvado.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. vinz dijo:

    …Pero es que no sé, men; creo que se debe distinguir entre la “hijoeputez” personal y la “hijoeputez” social. Es decir, los fenómenos de masa como el exterminio Nazi, no se explican porque haya sido una suma de hijoeputas todos en fila, se explica por presiones sociales, poder y redes. En la película “The Reader” estoy queda muy bien plasmado (como en tantas otras).
    Por ejemplo, el famoso experimento ese de los ’50, en los cuales ponían a estudiantes a electrocutar actores a ver hasta dónde eran capaces de ser hijoeputas, lo que demostró es el peso de la autoridad. Si el científico era autoritario y grtión, el estudiante podía “matar” al actor. Pero no es porque hubiese mejor o peor gente (que vamos, sí las hay, pero no se miden por la rebeldía o la resistencia a la autoridad).
    Y ese es mi problema con el artículo. Cuando habla en términos generales y filosóficos, no es más que una relectura del Leviathan de Hobbes, cuando habla en términos científicos y biológicos, no tiene base o pruebas.
    Pues sí, coincido en que hay una pila de gente con intenciones de destrucción. Pero (1) ellos creen actuar de manera correcta (Bush pensaba hacer lo correcto bombardeando niños en Irak) y (2) la sociedad ha logrado contenerlos y dominarlos más que hace 200 años.
    Porque lo que es una hijoeputez para unos puede ser un acto heróico para otros (terroristas, kamikazes, etc.) y viceversa.
    Entonces, sin una teoría comprensiva y supra-social que explique el grado cero del hijoeputismo, o dónde empiezo a ser un verdadero hijoeputa, se le cae la cosa al mister, que es lo que le sucede.
    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Frank dijo:

    Me has dejado pensando cómo se manifiesta mi hijueputa interno-

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. xluis dijo:

    Es totalmente cierto, no hay un respaldo para lo que el dice, son simple suposiciones mas o menos coherente, pero sirve como desideratum, esto es nos da razones para pensar en eso, para mi el lo uso en esos terminos para provocar, buscar polemicas, no debido a que tenga pruebas o indicios que eso sea cierto. en ese aspecto tienes razon. Pero como dice frank eso nos hace pensar en el hijoputa interior.
    Y eso de buscar el punto cero de la hijoputez, creo que seria una buena tesis o un buen paper para un filosofo.
    Deberias de pensarlo ;)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top