DIME CON QUIÉN ANDAS…

1
84

Muchas personas en el transcurso de la vida, en diferentes circunstancias abren la boquita para expresar aquel popular dicho: Dime con quién andas y te diré quien eres… Pero a quien le importa que lo miren y hablen… Es lo que dicen!!!

Es lamentable que después de tener una experiencia desagradable, te des cuenta que dichas palabras son un conocimiento revelador, para los que se dejan guiar en cualquier aspecto de la existencia.

Para nadie es un secreto que se atrae lo que es, o sea la ley de afinidades se hace presente en todos nuestros sentidos y estos a su vez soncomoimán. Observa en la calle: Cada personalidad que se forma antes de los 7 años, es preparada según los: valores y costumbres que aprende de la familia. Actualmente, a simple vista sabemos que la mayoría son disfuncionales. Por esta razón!!! nadie es dueño de nadie; y vuelve a repetirse la historia. Simplemente, por la implacable Ley de Afinidades.

Y seguimos caminando, sorprendente porque un borracho sabe donde divertirse, un ladrón sabe con quien contar a la hora de robar, un sádico sabe a quien buscar, y pare de contar… La atracción es exacta, cada cual tiene su objetivo: La Perdición. Cabe destacar, que esta es una realidad abrumadora, porque la sociedad adulta ha dejado de producir buenos ejemplos, arrastrando a la juventud al desorden. De igual forma incitándolos a la autodestrucción.

Increíble ver que pocos Padres, Maestros, Profesores y Directores han dejado la autoridad en el bolsillo. Nadie quiere hacer nada, pero el que hace lo fusilan…

Amigo Lector! La Ley de Afinidades es un círculo vicioso, donde nuestros pensamientos, sentimientos y voluntades atraen lo que se quiere. Gracias a el AMOR infinito de DIOS se puede atraer de manera espiritual lo confortable de vivir en plenitud y felicidad.

GD Star Rating
loading...
DIME CON QUIÉN ANDAS..., 4.0 out of 5 based on 2 ratings

1 Comentario

  1. Es así. No soy de los que cree del todo en la sabiduría popular, pero, este dicho es probablemente uno de los más ajustados a la realidad que hay.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here