Por la calle del medio: lo que vi en “por el medio de la calle”

2
108
Imagen cortesía de Silvia Mercader

He leído bastantes críticas a “Por el medio de la calle”, casi todas negativas. Por ello me animé a escribir mis impresiones, ya que percibo mucha animosidad hacia el evento. Yo también me sumé a la comparsa, y comparto un poco las opiniones vertidas en varios medios. Pero dentro de todo es una de las pocas opciones diferentes que nos da esta ciudad, por lo menos a gente de mi estrato social – tirando a pelabolas, para entendernos.

Mis “visualizaciones” fueron las siguientes: Los Beatunes, que es la menor banda tributo a Beatles que haya visto, en orden de calidad (no son terribles, pero los hay mucho mejores, por ejemplo buitres y beat-3; la música estaba bastante bien pero el pana que hacía la voz líder tal vez estaba resfriado o abrumado por el gentío; en definitiva no me gustó, salvo en Come Together: esa sí la cantó con feeling; al contrario de Los Beatles originales, el más talentoso de la banda me pareció el baterista).

En segundo lugar fuimos a ver a Cindy López, que sí me gustó una barbaridad; esa chama, si se maneja bien, puede dar de que hablar en el futuro, y tiene la habilidad de apoyarse en unos músicos estupendos, nada menos que el bajo y la batería de Mojo Pojo, los populares Enrique Pérez y Pepino, y el guitarrista Héctor Castillo, todo un virtuoso. Valga decir que Cindy cerró su presentación con un cover de “Oh, darling” que se acercó bastante al de “Across the universe”, con su carga de intensidad. Aquí presencié el único acontecimiento realmente desagradable, pero a la vez reconfortante: un desubicado en una moto pretendía pasar por el medio del público, y llegó hasta a ofrecerle unas manos a una persona que le recriminó su conducta. La gente hizo causa común, en particular las mujeres (creo que su valentía estriba en el hecho de saberse inmunes a los coñazos, pero igual las aplaudo): hicieron que el motorizado bajara el tono y prosiguiera a pie (empujando su moto, claro).

Después de Cindy nos paseamos la calle hasta el mercado municipal, buscando algunas “bebidas líquidas y refrescantes” (conste que esa frase la escuché por radio, nada menos que en la cultural de Caracas), es decir, unas humildes birras; en el camino presenciamos performances callejeros, algunos actos de circo, teatro, algo de participación del público al rayar el piso con tizas, un unipersonal de un individuo asomado a un balcón, mirando lánguidamente hacia algún punto impreciso en la pared del edificio de enfrente. Posteriormente nos fuimos a ver la fura española, que resultó ser una fulana haciendo figuras sobre un trapecio, al principio me gustó pero se puso ladilla muy, muy rápido.

Una vez despachada la fura, tratamos de ir a la plaza de La Castellana a escuchar los Chevinovas, pero por razones ajenas a nosotros llegamos con el “tran tran” final; vale decir que en ese momento pensé seriamente que el gentío nos iba a pasar por encima, esa vaina era peor que las marchas en su mejor momento. De allí nos fuimos un rato a escuchar el Ska-jazz (no soy particularmente aficionado al ska, pero estaba bien). Ya el cuerpo no daba como para más, así que nos refugiamos en los chinos de Palos Grandes, para tomarnos unas frías y comernos algo. Como mi retoño permanecía en el evento, no nos quedó otra que regresarnos al lugar, y pudimos ver el cierre de Guajeo y de Los Mentas, y los fuegos artificiales que culminaron la programación.

Tal vez lo más entretenido fue el hecho urbano, el pasear para ver y ser visto por una fauna variopinta que salió a la calle a divertirse, a hacer una fiesta urbana en la que menos importó la propuesta formal que las ganas de soltarse, de loquear un rato. Corrió en abundancia el licor y la marihuana, eso si fue innegable. En conclusión, demasiada gente que no permitió apreciar a plenitud las escasas propuestas de calidad. Sin embargo, el año que viene pienso volver, a pesar de lo malo.

GD Star Rating
loading...
Por la calle del medio: lo que vi en "por el medio de la calle", 5.0 out of 5 based on 2 ratings

2 Comentarios

  1. Hola, mirco ferri sette. Bueno tu comentario, amigo. Estoy de acuerdo en casi todo el contenido de lo que puedo compartir. Ignroo si eres músico, sin embargo, yo lo soy, y como músico tengo algunas opiniones algo distintas en cuanto a la presentación de Los Beatunes. De entrada digo que respeto 100% las tuyas. Solo quiero expresar las mías y compartir. Estuve ahí desde la prueba de sonido (la cual aplaudieron las personas ahí presentes), y presencié como el público estaba vacilándose el toque, y de hecho, nos esforzamos en pedir “otra, otra” cuando la banda terminó. Lástima que no era posible que tocaran más. Los aplaudimos mucho. Conozco gente que es seguidora de estos grupos tributos BEATLES(por eso fui ese día), y los comentarios son positivos. Ignoro si el que llamas “voz líder” estaba resfriado, pero supongo que te refieres a uno de los guitarristas, porque tres de ellos hicieron voces líderes en el corto repertorio que ofrecieron. Es decir, son tres cantantes voz líder: el baterista, uno de los guitarristas y el tecladista. ¿Te fijaste en los solos de saxo (Lady Madonna) y de violin (Chains) que hizo el guitarrista que no cantaba, el greñudo?… Eso nunca se lo había visto a los Beat3 y menos a los buitres, Sonó super. ¿Pudiste pillar las armonías vocales que estos panas se montaron, a pesar del supuesto “resfrío”? Si te fijaste bien, habrás notado que el “abrumado” (si te refieres al guitarra), tenía un dominio visual del público, recorriendo la mirada a todo el público presente, lo cual me agradó bastante. Realmente el pana se lo estaba tripeando, lo cual me resultó harto evidente desde mi posición. Yo estaba en primera fila. En cambio, podría decir que el baterista no tuvo su mejor tarde ese día, lo cual se ve claramente en los videos que hice de ellos de esa tarde. Pero el trabajo guitarristico de los dos fue finamente montado. EL bajista es de primera, sin duda un profesional de su instrumento (lo conozco poque toca hasta bossanova y jazz en diversos locales de Caracas). Para mi, el tecladista y el baterista son los más equis de todos. El tecladista se equivocó un montón de veces, y el baterista improvisaba mucho, y perdía el ritmo. Estaba como drogado jajaja (sabes, onda beatlera..)En fin, fui porque he oido excelente comentarios de estos panas, e incluso dicen que le roncan los motores a Beat3, quienes están perdiendo público rápidamente. Y confieso que me lo disfruté de un bueno. Cuando sepa que se presentan otra vez, trataré de ir. Quiero asegurarme que no fue un golpe de suerte para ellos esa tarde. Por último, Ringo es tremendo baterista, sobretodo si tomas en cuenta que es zurdo, y toca la batería derecho. Ocurre que al lado de los genios McCartney y Lennon, cualquiera puede verse chiquito. El pobre Ringo es sin duda el más subvalorado de los Beatles. Un saludo, mi pana…..Gracias por comentar y por permitirme comentar.

    ResponderResponder
  2. Hola, Manuel. Quiero aclarar que no soy músico, por lo que mis opiniones son las de un aficionado nada más. En concreto lo que no me gustó de la presentación de esa banda fue la parte vocal, desde donde estaba yo (bastante cerca de la tarima, entre ésta y los perrocalenteros para entendernos) no se oía afinada. A nivel de ejecución de instrumentos no tengo mayor queja. Gracias por tu extenso comentario, el cual por supuesto respeto, ya que tu como músico puedes apreciar ciertos aspectos ajenos a nosotros los profanos en el tema. ¡Saludos!

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here