Pioneros de la oposición, seremos como el Ché

8
137

peq-pionerosPongamos el dedo en la llaga: Ché Guevara (y un par de sílabas más y hasta me queda en haiku). Hablemos de la fijación edípica de cierto sector de la oposición con este personaje. Y antes de que se pongan a chillar, vuelvan a leer la parte que dice, “cierto sector”: esto no es un ataque personal.

Me refiero al discurso radicalmente anti-guevarista, cargado de adjetivos violentos, relecturas históricas diacrónicas e interpretaciones convenientes. A riesgo de repetirme, diré que el propósito de este artículo no es, ni debe ser entendido como, una defensa/toma de posición en torno al Ché. El que quiera dejar su comentario al final de este texto insultándome o hablando de la masacre de la Cabaña es libre de hacerlo; yo soy libre de no prestarle la más mínima atención.

No digo que no pueda existir una discusión sincera y seria alrededor del Ché. Simplemente digo que es imposible esperar que sea el sector patológicamente anti-guevarista el que promueva dicha reflexión. Además, creo que cualquier intento de oposición democrática en Venezuela debería pasar por la exclusión de estos disociados, por las razones que daré a continuación.

No utilizo las palabras “patológico”, “disociado” o “edípico” a la ligera. ¿Puede haber otra descripción de una persona que pregona algo y luego hace exactamente lo contrario?

Estimado lector: haga un tour de blogs radicales de oposición y constatará lo siguiente: Primero, un esfuerzo exacerbado para llenar páginas virtuales de pathos, una vaina digna de guionista de la película Titanic, sobre “las masacres del Ché”, los fusilamientos sumarios, los niños huérfanos y otros trucos sacados del manual de Delia Fiallo. Luego un llamado a “la democracia y la justicia” (o algo por el estilo), seguido de un juicio moral sumario (expresado en insultos) de algún intelectual lo suficientemente bolsa como para decir algo laudatorio del Ché. El todo, escrito en mayúsculas, por favor, con cierres de signos de exclamación que jamás se abrieron. Ejemplo: COMO PUEDEN ADORAR A ESTE ASESINO !!!!!!

Acto seguido (y acá es que entra el rollo de lo patológico disociado), este demócrata de manos blancas escribe un artículo amenazando a políticos del statu quo o fichas del chavismo, del tipo (y en mayúsculas por favor; si es en twitter, mejor): @evagolinger SABEMO DONDE BUSCARTE NO TE VAS A SALVAR; o crea categorías como, “Los responsables de la dictadura” donde drena toda su bilis hacia Diosdado, por ejemplo, y mezcla, de lo más postmoderno, frases salidas de la izquierda, “prohibido olvidar”. Hablando de ejercicios de memoria, ¿recuerdan el nefasto reconocelos.com?

He allí lo psicoanalítico del asunto: sus “análisis” del Ché no son más que un parricidio de la figura freudiana. Este “pequeño pionero de la oposición”, se regodea pensando en la paliza que le dará a algún chavista en el futuro, imagina tribunales populares donde “el pueblo” lincha a Diosdado y a los cubanos los sacan a patadas de Venezuela.

¿Y no es exactamente eso lo que hizo el Ché?

Si el Ché leyera los blogs que contienen este tipo de argumentos, concluiría rápidamente que en Venezuela lo que hace falta es derrocar al gobierno por las armas y fusilar a una pila de chavistas.

Y si el Ché hubiese escrito un blog en 1959, seguramente hubiese deseado que Batista se muriera de cáncer “dolorosamente” después de una “larga enfermedad”.

Porque, ¿no son estos “demócratas anti-guevaristas” los que salieron en tromba el 12 de abril a tratar de linchar diputados y ministros, como si Fidel acabara de entrar en la capital y propusiera tomar el Vedado?

¿No fueron estos “pioneros de la oposición” quienes saquearon la Embajada de Cuba como si fuera el cuartel Moncada? ¿No son muchos de estos anti-guevaristas quienes utilizaban la lista Maisanta a la inversa, para evitar de contratar chavistas? Purga de homosexuales en Cuba, purga de chavistas en Venezuela; ¿hay tanta diferencia?

A nadie le pueden quedar dudas sobre el talante “democrático” de esta gente. Si el Ché Guevara estuviera vivo y se montara en el Granma para liberar a Venezuela del “yugo chavista”, ellos aplaudirían y dirían que el Ché es el tipo más democrático del mundo. Si el Ché fusilara a los políticos que ellos tanto odian, ninguno de ellos se quejaría. Muchos dirían, como dijeron los cubanos en 1959, que se lo buscaron.

Este anti-guevarista patológico, pichón de dictador, representa una seria amenaza para cualquier proyecto democrático en Venezuela.

GD Star Rating
loading...
Pioneros de la oposición, seremos como el Ché, 4.1 out of 5 based on 15 ratings
Artículo anteriory el ganador es…
Artículo siguienteNo a la Censura de Patricia Ortega en LUZ
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

8 Comentarios

  1. Creo que ya lo comenté alguna vez en panfleto, el valor de la vida humana es inversamente proporcional al grado de vinculación ideológica entre el verdugo y quien hace el juicio de valor. A nadie le importan los muertos, sólo les importan los beneficios políticos les puedan producir los cadáveres, sean cubanos, chilenos, españoles, palestinos, libios, etc.

    ResponderResponder
  2. Ese relativismo moral es el veneno de nuestra generación, embobada por una “postmodernidad” (crisis de los valores) que no entendió. Es decir, denuncio a garganta rota Abu Grahib (¡cómo es posible!) pero cuando Chávez invita a Al-Bashir, digo que las acusaciones de la Corte Internacional Penal son “sospechosas”.
    Es bastante conveniente defender los muertos cuando son de uno, y cagarse en los muertos de los demás. Lo que me parece contradictorio es asumir una posición más allá del bien y el mal para “juzgar” al Ché Guevara mientras se adopta *exactamente* la misma postura relativista que se le denuncia al argentino.
    Saludos

    ResponderResponder
  3. El problema con el relativismo que hablas es que ha producido un estancamiento mental colectivo que nos impide avanzar y buscar acuerdos. No se puede nombrar las matanzas del Ché sin que salte alguno a decir que no se pueden comparar con las masacres de Videla, no se puede hablar ni condenar nada sin que salgan a relucir los trapos sucios de alguna contraparte ideológica. El fin de semana con unos colombianos me preguntaban cómo podía no estar de acuerdo con Chávez y odiar a Uribe al mismo tiempo. Así cualquier discusión nace muerta.

    ResponderResponder
  4. Que a nadie le importan los muertos, Warholio?

    Habla por ti y los que conoces. No serán muchos, pero en este mundo hay quien le duele y trata de ser objetivo. Mira a Amnistía Internacional y dime cuales son los muertos que no le importan o cual es “su lado”.

    ResponderResponder
  5. Entiendo y apoyo la tesis central del artículo de Krisis, sobre la doble moral de quienes critican a Ernesto Guevara. Pero estando de acuerdo esencialmente con el tema, tengo que pasar al off-topic para resaltar que el Che no solo fue un carnicero por los fusilamientos de La Cabaña (que, asépticamente, podrían muy lejanamente justificarse porque la mayoría de los ejecutados no eran ningunos angelitos), Ernesto Guevara mató a una cantidad nada despreciable de campesinos antes de triunfar la revolución por razones solo justificadas para un psicópata, que es lo que era él a fin de cuentas. La guerrilla, la revolución, la lucha por los desposeídos solo fueron excusaso máscaras para ejercer su psicopatía y, de paso, ser aplaudido por ello, ¿qué más se puede pedir?

    ResponderResponder
  6. Hay un ¿filosofo? I. Berlin que ya casi nadie lee. El fue quien me me hizo dar cuenta de los peligros de Ese relativismo moral es el veneno de nuestra generación, embobada por una “postmodernidad” (crisis de los valores) Pero en realidad es algo dificil de extirpar.
    No voy a negar que he caido en ese relativismo moral. Pero escritos como estos son los que nos deben recordar lo dañino que es. Para evitar que sigamos haciendolo. Igual los de berlin que mantengo siempre cerca de mi cama, para recordarme como deberian ser las cosas.
    la mayoria de las veces funciona.
    La mayoria.

    ResponderResponder
  7. Yo también he caído en eso con el tema del cáncer. Creo que todos hemos caído en los brazos del fascismo en alguna oportunidad, es lo más sencillo y natural para nuestras emociones. El problema como dice xLuis es identificarlo apenas nace y tratar de reprimirlo, pero esto supone un problema. ¿Con eso se resuelve todo? No. El asunto es que el mal es algo trivial, por algo el camino al infierno está lleno de buenas intenciones. La mayoría de las veces que busques causa para asesinatos, masacres, robos lo único que vas a conseguir es una justificación personal con tintes de moralidad, un “a mí me conviene, a la sociedad le conviene”. Así actuaron la mayoría de los nazis para defender sus cargos, así actúan la mayoría de los chavistas.
    Muy rara vez la gente es mala solo por el gusto de serlo, pues eso conlleva al aislamiento.
    El problema no es que estas cosas pasen, ni reprimir estos pensamientos, sino pensar que con cualquiera de las dos opciones está todo resuelto. Salir del pensamiento fascista supone un gran compromiso como sociedad, algo que la mayoría de la gente en este país no está dispuesto a hacer. Supone que cuando la oposición vuelva a tomar el poder (mejor antes) considere al chavismo como una fuerza política importante pero que al mismo tiempo se preocupe por enseñar entre propios y ajenos un poco de cultura política. Y esto no es tarea de los dirigentes sino de la gente de a pie como tú y yo que tendrá que dejar la comodidad de sus casas para hacer trabajo comunitario. Es difícil, aburrido y hasta peligroso pero es la única forma.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here