te canto las cuarentenas, último escritor a mano, o la manación de manatíes

0
857

Ni siquiera me pensaba en ponerme.

          (qué manación de manatíes tan falaces, tan tan TAN)

          DEGUELTO SOBRE UN ESCRITORIO DE CUCHILLOS.

          (pero qué imagen más preñada de romas puntas)

          (…y como para evitar el compartimiento estanco) ECHO MANO

          ¿qué sería del chanchero sin sus chanchos?

          ULTIMO ESCRITOR A MANO

          PUES SOLO QUEDAN INTELECTUALES

          SEGUAL, de qué manera, de cuál manía agarrarse para palpar algo no embarrado en el lodo de lo dado, una boca que no boquee por salir del más seco charco aglutinador de enmierdadas “más altas torres” y ganados y ganados y ganados (abundan chivos y cabros, premios municipales, rebaños de acicaladas familias pudrientes)

          HE AQUÍ LA CONTRATAPA: “en ella se cuenta una historia”; “son los instrumenmtos apropiados para este código de delicadas aproximaciones” a las cuales no podrá ni asomar el olor un no letrado (no licenciado en LETRAS) “UN NEXO DE UNION ENTRE DOS PERSONAJES QUE OPTAN POR DOS MODELOS VITALES” does does does (empieza la pesquiza pajeriza entre ECO Y EL ECADO (NO ENTRA EL EQUECO).

          PERO vaya, pero vaya, qué VALLA, de golpe y porrazo (artesanal), me congracié con doña MUSA (chicos, ¿saben cuál es la madre de todas las Musas? Mirta Legrand) y me trajo ya echa mierda, una disipación que entreví tras acuescentes horizontes, ZONTE ZONTE ZONTE, casi como un relincho de los caballos de Apolo, allá arriba mientras cagan y mean, en movimiento infinitado, y nosotros, pobres imbéciles mortales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here