La Red Social contra La Red de Robadores de Cámaras RED

13
113


Ayer domingo,supuesto día para dormir y descansar,el gremio se activó y mantuvo despierto durante la jornada para escribir un capítulo inédito en la historia del cine nacional.Y lo digo con pleno conocimiento de causa,responsabilidad y sin exagerar.

En efecto,sentamos un precedente por varios motivos.Primero,en cuestión de horas, reconstruímos un caso digno de la crónica policial,gracias al concurso y el respaldo de colegas de la generación 2.0,quienes oportunamente denunciaron el robo de los equipos de filmación de Marcos Díaz,alquilados para el rodaje del segundo largometraje de Hernán Jabes,“Piedra,Papel o Tijera”.

Según las piezas del rompecabezas,el principal botín del atraco fue una cámara RED ONE,despojada a punta de metralleta,como si estuviésemos en una absurda película del oeste o en un capítulo de la dimensión desconocida.

De tal modo, resultaron afectados,directa e indirectamente, un grupo de realizadores, autores, empresarios e inversionistas criollos, cuyos sueños de independencia económica y desarrollo creativo,devinieron en la pesadilla del día a día en la Venezuela del crimen desatado y organizado, controlado y asolado por mafias y ladrones de medio pelo.

A ello nos hemos venido acostumbrando desde los lugares más públicos y abiertos, hasta en los espacios privados y menos convencionales. No en balde, sitios antiguamente seguros como las Universidades y los Centros Comerciales,ahora son presa fácil del hampa común.

De igual forma, las últimas víctimas del fenómeno son las compañías de producción audiovisual,donde se sufren las consecuencias de la impunidad, mientras surge una ola de desconfianza y sospecha entre presuntos culpables y acusadores con buen olfato de detectives. Sin duda, debemos seguir en estado de alerta,pero cuidado también de caer en los señalamientos a vuelo de pájaro y la cacería de brujas.

Es fundamental, en instantes de crisis como el actual, saber distinguir el grano de la paja. Por ende, no metamos a todos los compañeros en el mismo saco de la duda razonable,el recelo,la suspicacia y el prejuicio. Esperemos para poder sacar las conclusiones adecuadas.

Aun así, también cabe celebrar la capacidad de respuesta automática y de organización ciudadana, brindada por los medios no tradicionales de comunicación,como Twitter y Facebook, en aras de descubrir realidades ocultas, develar situaciones complejas en proceso de gestación, generar discusión, buscar soluciones y visibilizar aprietos colectivos,ignorados por la gran prensa y las demás fuentes de información.

De hecho, nadie comenta la noticia fuera de la web, porque la subestiman y la menosprecian a la hora de jerarquizar sus prioridades de espectáculo, cultura y farándula. Allí entramos nosotros a llenar el vacío,romper con la censura y el tabú, para decir las cosas como son y sin pelitos en la lengua.

Por desgracia, lo acontecido con el autor de “Macuro” es apenas la punta de un iceberg, a deconstruir, desmontar y derretir para evitar convertirlo en otra de nuestras alcabalas móviles, en otra de nuestras aduanas aberrantes, en otro de nuestros fenómenos naturales y naturalizados por la carencia de compromiso,en otro de los “Titanic” de la industria vernácula,empeñados en hundirla y bañarla con una ola de maldad.

Por fortuna, cuando muchos apuestan por la división y la polarización, los miembros del gremio dimos ayer un bonito ejemplo de solidaridad,entrega,defensa de derechos,franternidad y sensibilidad ante el dolor ajeno. Es la única moraleja optimista a extraer de semejante cuadro de pintura goyesca y grotesca,de película de terror, de largometraje darwinista de sálvense quien pueda, de guión de Danny Boyle al estilo de “Tumba al Ras de la Tierra”, de crónica roja a la manera de “Gomorra”, de panorama oscurantista de aldea medieval, de tragicomedia de policías y ladrones.

Al final,solo me gustaría recordar el mensaje de aliento de un clásico del género social, “Norman Rae”,donde la protagonista levantaba sus brazos con una pancarta, decidida a hacer justicia al margen de las trabas burocráticas y los atolladeros del sistema. En su letrero,escrito a mano, se leía textualmente la palabra “UNION”. Prohibido olvidarla.

Interesados en los intríngulis del caso,los dejo con las diferentes versiones expresadas y publicadas ayer a lo largo y ancho de Facebook, por parte de los conocedores,testigos y entendidos del asunto.

Mis respetos para ellos.

Atendamos a sus opiniones,reclamos,quejas y sugerencias para lograr desentrañar el misterio y encontrarle una alternativa.

Si usted conoce información del paradero de las cámaras robadas,compartala con nosotros.

Hernan Jabes: Todo esto es una mierda y consecuencia de la inseguridad que estamos viviendo… fue terrible llegar al set, todos emocionados por comenzar otro dia de rodaje y enterarse de esto. Estuvimos en shock toda la maniana (Disculpen la ortografia en este teclado gringo o europeo), hasta que por fin, el mismo Marcos nos mando otra camara. Pero no fue solo eso, sino que ademas los equipos del sonido tambien estaban ahi, Hector los coloco por mayor comodidad… cuando por fin comenzamos despues de medio dia lo hicimos a media maquina, pues el sonido no estaba armado bien. Gracias a a unos colegas pudimos avanzar, aunque con retraso… Es una tragedia todo lo que esta pasando. La pelicula continua, pero los peores afectados son cinequipos y Hector Moreno, quienes son los que realmente perdieron todo… me dan ganas de llorar… Pero seguimos, ahi vamos, no volveran ni seguiran. Que se vayan todos a la mierda. Quien sea el responsable, tendra que pagar un dia, y si se trata de alguien del medio, pues seguro se sabra. Malditos sean!

Alejandro Hernandez-Vera: y cuadno un tema como este no nada mas ataca a nuestro cine en forma de personajes o peliculas sino en la realidad, como lo que paso ayer en el set de hernan jabes que llegaron a mano a armada a robarse la camara RED ONE, estamos claros que la cosa es una realidad que no solo esta desatada sino que no ampara ni a los mas sonadores…

Alejandro Hernandez-Vera: lo que yo se es eso como quien diria el titular de la noticia, creo que era la red de marcos dias…anochekaory flores me lo comento y otros colegas pero todavia no he escuchado d manos d los que trabajan en la pelicula a version, por twiter braulio el director de phraka tambien lo comento, abra q esperar una version que nos cuentes los hechos, spuestamente hace par de semanas tambien robaron a los de Hekura en pleno rodaje. mas bien pensanba que parte de tu critica de hoy partia un poco de esos hechos.

Jonathan Pellicer:Chamo que bolas!!! Impactado , a Luis Duque también se le llevaron las red’s y las 7d’s … Hace un par de diás Geronimo Gonzalez publico esto: “Se robaron la camioneta de camara con todos los equipos adentro camino a la pauta de filmacion, es una van blanca, placas 69M ABP, si la ven avisen porfa.”

Ahora Hernan Jabes…

¿Casualidad?

Me cuentan que el caso de Hernan Jabes y Geronimo Gonzalez son el mismo, igual es alarmante estos dos casos sumando el de el compañero Luis Duque

María Ruiz: No llegaron al set. Llegaron al rental, unos tipos con unas metralletas y se llevaron la van de cámara. Sí, Alejandro, de hecho, se robaron la planta de la filmación de Boves. La planta de la Villa.

Leon J. Lacourt Trillo:esto viene pasando desde hace mas de un año, es gente del medio que conoce de equipos y del movimiento logistico de produccion, asi han robado en filmaciones, casas productoras, y hasta a los amigos que se dedican a reparar los equipos en sus talleres. Lo dije cuando empezo a pasar es gente del medio que sabe que se esta robando y cuanto vale, seria bueno que todos empezaramos a anotar seriales de nuestros quipos para ver en manos de quien van a parar, el caso de la RED es mas dificil aun porque el serial esta grabado en varias partes. Es algo muy preocupante porque al igual que lo demostro el atraco a una sala entera de cine en cines unidos los naranjos, en ninguna parte estamos a salvo, esto podria cambiar mucho la forma de trabajar de alquilar o de contratar tecnicos…

María Ruiz: Sí. Ha pasado mucho mucho desde el año pasado. Cine materiales, Cine equipos, Hekura… todos han salido jodidos. Es terrible porque no hay básicamente nada que hacer. Tendrán que armarse un círculo de pistoleros que custodien día y noche los rental y los equipos… así, onda Mad Max.

Arianna Arteaga Quintero: Lo peor es que quienes compran esos equipos robados son también gente de cine, no? Si se los están robando es porque hay quienes lo compran…

María Ruiz:Claro. Pero el tema es que acá nadie los compra. Se sabe cuantas RED hay y de quién son. Nadie trabajaría con un rental o productora fantasma que trabaje con equipos robados. Los técnicos conocen todos los equipos, se sabría con facilidad. Los equipos, necesariamente, para venderlos los deben sacar del país. Pero deben tener la super banda organizada, ya van 3 RED, creo.

Luis Sisinno:En argot malandro se llama “pitchar” cuando alguien de adentro, que conoce a la víctima y sus pertenencias, le da todos datos a la banda para que ejecute el secuestro o el robo. La cámara RED robada es de Marcos Díaz (CineEquipos). Como exactamente dijo Maria Ruiz, un grupo comando con ametralladoras interceptó la camioneta donde estaba la cámara. (Toyota Hiace 2008. Placas 69MABP) No sólo se llevaron la cámara sino toda la óptica Ultra Prime valorada en más de 200.000$. Aquí, como ya varios han comentado, hay complicidad de gente de adentro de las producciones o de los rentals. (Creo que de los segundos). Al mismo Marco lo secuestraron (lo picharon) hace como año y medio y luego pidieron un rescate por él. Todo parece indicar que esto ya es un Modus Operandi. Muy grave y preocupante toda esta situación. Todo el medio debe activarse urgentemente.

Daniel Ruiz Hueck: mierda. bueno, llego la PUTA hora, demasia vulnerabilidad nuestras vidas, nuestro trabajo, demasiada fragilidad todo… nadie se salva, es la realidad… o cambiamos o desaparecemos.

Willmer Pérez Figuera: La pregunta es Qué hacer? Somos vulnerables a la delincuencia… Ya nosotros en la fundación hemos sufrido hurtos de equipos con una cámara del CNAC que se le llevaron a nuestra camarógrafa en el Alba Caracas, yo no estaba en Caracas para ese momento, pero la cámara nunca apareció y el CNAC decidió vetarme por lo que desde ese momento no puedo dar mis talleres con el laboratorio del cine. Esperemos que el equípo que laboraba en la película con Hernán corra mejor suerte, pero insisto, debemos hacer algo porque lamentablemente estamos huérfanos de todo. Cuenten con mi apoyo para cualquier acción que se lleve adelante. Mi solidaridad para todo el equipo que pasó ese mal momento. Saludos…

Gustavo Aleman: El año pasado le robaron una cámara a cine materiales, no sólo la cámara, se llevaron el camión completo regresando de rodar un comercial en el interior del país. Los rental decidieron NO colocarle logos ni identificación a los camiones. Sopranos siempre te clava un seguridad que “cuida” la Red en el set, pero gran vaina! que va a hacer si se le paran enfrente con una ametralladora. Ahora Cinemateriales te cobra un deducible de 3500 USD al momento de cualquier eventualidad y lo debes pagar EN DOLARES. Es lamentable, recuerdo hace 10 años que uno podía contar con la atuda de los cuerpos de seguridad del estado para que te “echaran una mano” en el SET. No importaba si el que filmaba era Chabaud, Henrique Lazo o Diego Risquez. Ahora nadie se salva, a CINESA le han robado 3 cámaras, si mal no recuerdo 2 a punta de pistola y una de ellas trabajando para el Aeropuerto de Maiquetía!. Los choros cargaron con todo, equipos, celulares y carteras de todo el crew. Olvidense de Portabrace, demasiado obvio, hay que meter los equipos en bolsas de Locatel!

Yma Arrivillaga:Lamentablemente esto es algo que eventualmente sucedería, la inseguridad nos tiene cercados a todos en el país y nosotros somos una presa fácil por muchas razones que no debería argumentar aquí. El que se esté filtrando la información puede salir de muchas fuentes, de gente de adentro, por las permisologías, por la gente de seguridad, por el pana de alguien que se enteró, etc etc etc La cosa es qué podemos hacer? Cómo podemos unirnos para que no siga pasando, para que no se convierta en rutina…???

Hernan Jabes:

SE ROBARON LA CAMIONETA DE CINEQUIPOS CON TODO EL EQUIPO DE CAMARA, ADEMAS DE TODOS LOS EQUIPOS DE SONIDO QUE HECTOR MORENO HABIA DEJADO AHI… SON ELLOS LOS REALMENTE AFECTADOS.. LOS DEMAS COMO NOSTROS, SOLO PERDIMOS TIEMPO DE RODAJE…DEBEMOS SER SOLIDARIOS CON ELLOS. BASTA DE TANTA ESTUPIDEZ Y MALANDRERIA. QUE ALGUIEN HAGA ALGO POR FAVOR! ESTO NO SE COMPARA CON TANTOS CASOS DIARIOS DE VIOLENCIA, PERO ES UNO SERIO, DONDE HASTA LA MISMA GENTE DEL GREMIO PODRIA SER LA CULPABLE… QUIEN SEPA ALGO QUE NO SE CALLE. EL ROBO FUE AFUERA DEL RENTAL EN SEBUCAN, ANTES DE SALIR A LA PAUTA, O SEA, LOS ESTABAN CAZANDO

Carlos Betancourt: Rezamos y trabajamos para dar con ellos , todos juntos lo podemos lograr hay q acabar con esta banda que es obvio que sabe como es la movida del equipo y que sabe su valor nadie se para un sábado a las 6am a robar sin saber que va a robar menos 4 o 5 hombres fuerte mente armados . Hay q buscar las formas de garantizar la seguridad del equipo por GPS en los vehículos y tener seguridad siempre.

GD Star Rating
loading...
La Red Social contra La Red de Robadores de Cámaras RED, 4.3 out of 5 based on 6 ratings

13 Comentarios

  1. Compañeros, es asi como preocupante la situación, y es paradójico a la vez porque gran parte de las películas que hacemos en el país, (actualmente en cartelera, este año. el anterior y el anterior, y el anterior, y algunas que actualmente se están haciendo) son películas con temas delictivos. Secuestros, armas, violencia, robos…….. o sea. no es lo mismo nombrar al demonio que verlo llegar ¿ verdad?…como para reflexionar no?

    ResponderResponder
  2. Me gusta tu comentario, José. A mí me encantaría ver cualquier película que filmen con la cámara robada, porque hasta es posible que la dirijan los mismos delincuentes. ¿Se imaginan eso? Sería una película autogestionada, que probablemente trate, siendo ese el género imperante en la cinematografía nacional, de delincuentes; una moderna obra, sin duda, que se reflejaría a sí misma, en un insólito despliegue de metaficción visual.

    ResponderResponder
  3. Una película dirigida por malandros, con cámaras robadas y guión plagiado cuyo destino sean los piratas de la Hoyada. Cine bolivariano de verdad, verdad.

    ResponderResponder
  4. Baaahhh!!!! No fastidien con eso… si claro, ellos vieron las recientes producciones nacionales y dijeron: Que fino!! seamos delincuentes!!!
    En mi humilde opinion, esos robos SON “ORGANIZADOS”, esto quiere decir que YA TIENEN CLIENTES, y en vista que, supongo… Son equipos denunciados que se encuntran en la base de datos del CICPC, dichos clientes ESTAN FUERA DE VENEZUELA, y si no es así, pues iniciemos la OFENSIVA, CONTRA ATAQUEMOS. que lo dueños Hagan las denuncias, y que dirijan investigaciones apuntando a cuanto RENTAL O CASA PRODUCTORA SEA NECESARIO, EL QUE NO LA DEBE NO LA TEME… y llego la hora de la chiquita como puedo ver. como es que se le dice…. UNA DECLARACION DE BIENES, eso es lo que deben hacer e intercambiarla entre uds. (RENTALS y PRODUCTORAS).

    Buena la idea de colocar GPS, lo de los “Guarda espaldas” es tan relativo ¿?

    ResponderResponder
  5. Ayer domingo, entre el 2.0 y el CICPC. -Sobre Sergio Monsalve-

    Sergio Monsalve, escritor encargado de arruinar la imagen del cine venezolano y acumulador de fans en su portal Panfleto Negro, escribió una crónica “ayer domingo” -o pueden leerlo corrido- de padre y señor nuestro. La historia se centra en el robo a mano armada de la pobre cámara RED-One. No se puede negar que es una lástima que se trata de una cámara que el cine nacional necesite. Sin embargo, lo más triste de nuestro amigo Sergio Monsalve es que seguramente no enciende su computador para hacer uso de su lenguaje y narrar la muerte del estudiante de Administración en la UCV, hace dos semanas, quien fue despojado de su moto, sin tantas metrallas ni capuchas, seguramente. Seguro que se trate del libre albedrío del ejercicio. Pero, quizás, su muerte no significaba ningún arresto tan impactante que pudiera llevarse a la pantalla de una de las tantas basuras que genera Hollywood, entre sociedad civil -que Monsalve prefiere llamar “generación 2.0” que se trata de la gente que usa la información digital- y la policía. Seguramente, Monsalve hace menos de un mes había visto la película Police Academy 4: Citizens on Patrol (Loca academia de policía 4: Los ciudadanos se defienden), en la que se ejecuta un torpe proyecto policíaco en compañía de la sociedad civil, para controlar a la delincuencia y hacer una sociedad que ha alcanzado la felicidad posible. Es interesante la manera tan emotiva con que está escrita la crónica. Del tiro puedo enviarla a cualquier canal de televisión y hacer un reportaje de ella o, quizás, un documental que se llame “En busca de RED-One” o “Robaron, corrieron y los pescaron o sobre cómo cayeron los pillos de RED-One”, lo que no deja de tener las mismas intenciones de la película antes mencionada.
    Continúo leyendo y no dejo de pensar cómo en el siglo XX, ese siglo tan ridículo y criminal, la noticia, el evento, el boom informativo siguen siendo una manida estupidez sobre el amor a las cosas, sacando de cuajo a la gente. Seguro que se trata de un fetiche. Como coleccionar revistas pornos, animales de porcelana o, simplemente, basura. Sin embargo, la necesidad de darle un reconocimiento al medio de los directores y artistas nos lleva a conmovernos sobre los datos que el Sir Sergio Holmes hace de los pobres trabajadores de la industria del cine. El emprendimiento de los del cine, mientras los sinvergüenzas caraqueños duermen y pasan la borrachera, aquella gente trabaja, trabaja, trabaja!!! En medio de esto, irrumpen y sorprenden, cual si fuese un alud de tierra sobre los tantos barrios caraqueños, cuatro hombres despiadados y sin reconocimiento de sus madres naturales, amedrentando a un grupo de trabajadores con metralletas del Oeste -seguramente Sir Sergio Holmes pensaba en la Ametralladora Maxim que usaron en las tantas guerras para conquistar el continente africano a finales del siglo XIX- y, de un plomazo, cual si fueran Condoritos en series, dejaron boquiabiertos a los trabajadores de tan respetada industria; huelga decir, que tanto despotrica nuestro amigo Monsalve.
    Yo no quiero partir de que Monsalve deba hacer las tontas y románticas crónicas que escribe un Eloy Yagüe o nuestro casi cincuentón burócrata e incomprendido -y ahora anarco-punketo- de José Roberto Duque; en que ambos contemplan el sueño eterno de igualdad que tiene solamente vigencia en las gentes de los barrios y en estas personas se consigue la bondad máxima de la estética de nuestro pequeño conuco de país. Pero en la cabeza de Sir Sergio, parece que viviera en una dimensión desconocida, parece pensar que las ametralladoras que llevaron los malandros son sacadas de la película Jumanji o de Luck, shot and two smoquing balls. No señor Sir, los malandros no cargaban metralletas de finales del siglo pasado, seguramente eran un M-16 y dos 38 rallados para borrarle los seriales de la policía. Pero no, Monsalve necesita darle el dramatismo que se necesita para generar la noticia. Y para condecorarlo como el nuevo guionista de la película del creador del Twitter, nos dice cómo la gente de cine hizo que llegara a los corazones de los recién desayunados caraqueños la noticia de la pobrecita RED-One. Lo interesante, también, es el elemento de sentimentalismo barato de toda una pila de pendejos que, a mis ojos, están bajo sospecha tras la perdida del himen de las cámaras de los hermanos Lumiere. Cada uno de ellos generan una sensación de desespero, ira y llanto, ante la impunidad de los malandros en Caracas. Claro, que no voy a negar que esto sea cierto, ni tampoco voy a hacer como Gabriela Ramírez que asegura que la delincuencia es un problema de la percepción de una clase, como siempre; ni tampoco la semejante tontería de pensar que los malandros son “de pinga” y que “la vaina en el barrio es fina, pero no vivo en un barrio ni por el carajo”, como lo hace el lato de Duque. Pero, coño, Monsalve se pasó. Tuve la sensación en un momento que era la primera vez que la gente del cine se sentía viviendo en Caracas -o Venezuela para integrar el caso. Parecía que estas personas nunca han abierto la última página de un periódico nacional para darse cuenta del país en que estamos -o seguro que sólo leen Vea-; parecía que detrás de todo lo que escribían se dejaba colar la hipocresía tras la desesperación, moqueras, lloriqueos, impotencia y plegarías a Diosito para que regrese sana y salva de tan vil secuestro nuestra muy amigable camarita RED-One; pero, sospechosamente nadie habla de si los equipos robados estaban asegurados. Lo que no deja de ser admirable del elenco de “Ayer domingo”, es la organización a través del facebookeo y el tuiteo, que más que pensarse que se trataba de la urgencia para que regresara la RED-One sana y salva detrás de la pantalla de sus Backberrys esperaban ser los nuevos adalides de la justicia de la era digital: Súper 2.0´s, ¡Defensores de la justicia! Señores, ustedes, por más lágrimas, maldiciones y arrebatos, de seguro serán víctimas de Monsalve. Todos. Me pregunto insistentemente: ¿si Sergio Monsalve despotrica sin criterio ni sentido a todo el cine venezolano, qué tanto le importa la cámara? Seguramente será quien encabece la lista de los más temidos criminales por el delito recurrente de usar la palabra para destruir y despotricar de lo que hacen los demás cuando él no hace nada. No es descabellado pensar que el secuestro de la cámara responda a las desdichadas intenciones de gente cómo él que necesita fabricar reportajillos de prensa impunemente promocionados como lúcidos documentales. Cuando hagas una película de verdad podrás entender qué es ser gente de cine y no un frustrado crítico desconocedor del fenómeno de la creación.

    ResponderResponder
  6. Er Chiva,me da mucha risa tu comentario porque no aguanta y soporta el menor análisis.Casi me acusas de robar las cámaras para escribir el artículo.Es divertido.De paso,te presentas como un valiente ajustador de cuentas,pero el miedo ni siquiera te permite dar la cara.Escribes desde la comodidad del anonimato.Yo no necesito explicarte quién soy.Tu pareces saberlo bien.Para la próxima,solo te invito a informarte mejor.Yo no descubrí el tema con el robo de las cámaras RED.De hecho,llevo tiempo dedicándole estudio e investigación.Y varias veces escribí y me pronuncié sobre el particular.Conozco y tuve la ocasión de hablar con los principales estudiosos de la materia en Caracas.Los entrevisté largo y tendido porque estoy desarrollando un proyecto sobre el asunto.Por tanto,me lo conozco de sobra y te podría dar una pequeña clase particular,una clínica,si quieres.De hecho,fui a la Central a conocer el sitio donde mataron al estudiante de administración.No en balde,estudié allí,querido amigo,y visito la Universidad todas las semanas.
    Tu me hablas de hampa seria,como si para mi fuese una novedad.Obviamente proyectas sobre mi tus temores y complejos.Yo vengo de regreso de allí.Conozco la versión del cuento a ambos lados del espectro.Sin ir muy lejos,el año pasado fui víctima de un secuestro y sobreviví de milagro.Me torturaron,me amenazaron de muerte,practicaron falsas ejecuciones conmigo,como en la época de los teatros de operaciones.Y desde entonces,reflexiono en torno a ello.
    Pues bien,si al margen de todo ello,quieres discutir a fondo el caso de las cámaras,pues adelante.No tengo inconveniente.Dime cuál es tu punto para arrancar y yo te respondo.Si tu interés es sencillamente desahogarte y descalificarme para sentirte mejor,pues también puedes hacerlo,aunque te auguro un rotundo fracaso,porque soy inmune a tu estrategia retórica de atacar al mensajero en lugar del mensaje.Por si acaso no lo sabes,le llaman falacia ad hominem y se cae o desinfla cuando se demuestran las incoherencias de sus denuncias personales.Como en tu caso conmigo.Otro problema:tu relato sería más convincente si tuvieras la valentía de firmarlo con tu nombre y apellido.Pero como ello no sucederá, me toca seguir ganando la discusión y recogiendo los frutos de la victoria.
    Gracias por prestarme tanta atención.
    Es un privilegio contar con tu aprecio.Dedicas muchas horas de tu vida a ver mis reportajillos y a leerme.Sin duda,es de agradecer.

    ResponderResponder
  7. Pana te estas haciendo famoso, ya hasta los malandros del CICPC te toman en cuenta, antes que te des de prima donna ¿me podrias dar tu firma en un papelito? o me puedes firmar la calva?

    ResponderResponder
  8. No puedo ver lo que te dijo Er Chiva, digo para entender de que va la cosa.

    ResponderResponder
  9. Bueno, no entiendo mucho la discusión de Er Chiva y Sergio M, pero me gustó y me divertí mucho. Ahora, no veo que el primero diga algo que nunca se ha dicho en Panfleto Negro sobre Monsalve. Creo que en ambos podríamos decir que el ejercicio de la crítica es también un ejercicio moral. Veo que Er Chiva tiene ahora un enemigo frontal. Pero no podemos negar que Sergio ya tiene bastante. Sin embargo, me tripié burda el comentario de Er Chiva, esta muy bueno.

    ResponderResponder
  10. Sí Miguel,sobre todo cuando me acusa de ser cómplice de los robadores de cámaras.Está muy bueno.Por favor…

    ResponderResponder
  11. Pero yo no estoy hablando de eso. Es una crítica y ya. Además, no tienes que pagarla conmigo. Solamente creo que no te gusta que te critiquen. Y, no veo donde te acusa directamente del robo de la red one.

    ResponderResponder
  12. Al final,Miguel,no tengo problema porque me critiquen pero con fundamento y dentro de su contexto. Aquí el tal Chiva(un doble cara)se sale del tópica para acusarme de una pila de necedades sin sentido y sin fundamento. Ya demostré el origen de su falacia.
    Ahora bien,si la idea es discutir o criticar mi trabajo audiovisual,pues adelante.Pero de nuevo,no entiendo la relación con el tema de las cámaras RED.Lo siento como un ajuste de cuentas personal.Lleno de mentiras,por demás.Tu lo encuentras bueno.Deberías explicar por qué,para entendernos. Yo lo siento como un resumen de prejuicios en mi contra.
    Nadie la paga contigo.
    Solo te respondo.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here