la espera (medallones de carne)

1
25

 

Cualquier culpabilidad disculpada,la espera
esas patas esperan, víctimas perfectas
que amamos y así la cadena se completa. No me odies
vaquita por quererte tanto. Tu carne es tan sabrosa
y los niños la comen con tanto gusto, gracias por darnos
sonrisas de estómagos satisfechos
y pesados con tu querida carne. Deberíamos llamarte
Jesucristo, multiplicadas reses que esperan en medallones
perfectos de compactada grasa roja, como
el cuerpo del Cristo que abundoso y de generosidad
imperturbable nos ofrecía “comed de mí, pues así
tendréis la vida eterna”. Santifico esta cena, con ricas hamburguesas,
con jugosos costillares y chorreantes bifes a la sartén.
Gracias por darnos de tu cuerpo, Señor Jesucristo de las Reses,
buen guardador de nuestro apetito,
al fin también, en la hora de nuestra hora,
comerás de nosotros, tu rebaño.
Amén.

GD Star Rating
loading...
la espera (medallones de carne), 3.7 out of 5 based on 3 ratings

1 Comentario

  1. Hola!

    Me gusta el contenido de tu poema :)

    p.d: podrías jugar un poco con la forma…

    Saludos !

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here