De cómo Facebook me mostró mi verdadera cara

París, septiembre 2008. Después de meses de resistencia orgullosa decido inscribirme en la tan famosa « red social » en internet llamada Facebook. Había recibido al menos diez invitaciones a unirme a la nueva forma – en línea, por supuesto – de encuentro y comunicación con una serie de gente conocida y desconocida…
Desde el momento en que me inscribí y hasta hoy, me pregunto por qué lo hice. Tengo contacto por mail, por teléfono e incluso por Skype con la mayoría de las personas que aprecio, que se encuentren cerca o lejos. ¿Por qué entonces complicar mi repertorio de vías de comunicación? No lo sé, creo que fue más por curiosidad que por otra cosa.
El primer día de mi inscripción recibí 5 invitaciones a ser la amiga de [email protected] Los días que siguieron fueron dramáticos: recibía al menos 3 invitaciones por día, sin hablar de las innumerables invitaciones a instalar aplicaciones de regalos, chucherías, arepas, videos y pare de contar.
Confieso que al principio estaba como entusiasmada por generar tanto interés entre mis amigos y conocidos, hasta que entendí que la “lógica” del juego era tener más y más “[email protected]” a los que poder averiguarles la vida. ¡También entendí que hasta gente que no conoces quiere entrar en tu círculo de contactos! ¿Qué carajo quiere decir eso? Ahí empecé a incomodarme.
No todo es malo. Una de las cosas más cómicas que me pasó fue encontrar a antiguos compañeros del colegio y del liceo. Mujeres y hombres de los que recuerdo los nombres y las caras de cuando pequeños, pero cuyas vidas ignoraba completamente. Eso me trajo recuerdos, por la mayoría, muy gratos. Al mismo tiempo, me permitió conocer sus dramáticos cambios físicos y sus nuevas inclinaciones, que me dejaron “fría” y sin ganas de hacer comentarios (eso de decirle a alguien: ¡pero cómo cambiaste!, es sinónimo de decirle que su nueva contextura da pena ajena. Igualmente, hacer comentarios jocosos sobre el nuevo refugio religioso puede pasar mal en ciertos casos…)

He descubierto que en mi universo personal existen cuatro tipos de personas y creo que esto va a ayudarme a auto-conocerme a mí misma personalmente:

El grupito de la familia, [email protected] [email protected] y [email protected] panas: nunca me cansan. Cuando a una de mis hermanas, se le ocurrió escanear unas fotos viejísimas y sacarlas a la luz pública, casi lloro de nostalgia. Cuando mis [email protected] y panas me escribieron por mi cumpleaños me conmovió bastante (esa estratégia de notificación de aniversarios es buenísima para los que, como yo, son malos  con las fechas).

Las que conozco pero… tú por tu lado y yo por el mío. Un día, una de esas personas del pasado, me escribió un mensaje diciéndome que estaba muy contenta de haberme encontrado y de saber de mí. También me preguntaba que había hecho en estas vacaciones. Yo le respondí rápidamente, enviándole al final un gran “saludo”.
Desde entonces “ella” no deja de escribirme y de enviarme estúpidas aplicaciones que ignoro de manera regular. La última vez que me escribió fue para decirme que me llamaría una semana después, desde Canadá (mi teléfono figuraba en mis informaciones, pero ya lo quité).
¿Por qué? Digo, ¿por qué llamarme?
Yo visité su página y es evidente que no tenemos “nada” de que hablar, solo unos lindos recuerdos a compartir y un mensajito dos veces por año me serían suficientes. Pero no sé cómo decírselo. Me da vergüenza plantearle mi falta de motivación para establecer una relación a distancia con alguien que lo que hace es hablar de cuanto ama a su loro, auto-tomarse fotos con su celular para cambiarlas una vez por semana y afiliarse a grupos tipo “fan de menudo”.

Las que desconozco completamente. A esas las ignoro de una. Tuquiti! Clic en el botón ignorar y listo.

Las que quisiera que la tierra se las tragara. Este caso es especial. Resulta que hay gente que siempre detesté y que me detestó, o gente que por razones incómodas hice desaparecer de mi vida, que “gracias” al facebook conocieron el perdón y el amor al prójimo. ¿Qué tal? Me parece maravilloso por ellos, pero mi evolución espiritual no ha pasado por aceptar a quien me jode. Entonces a esos simplemente los bloqueo, al mismo tiempo que pongo una cara de diabla y me río bajito.

De esta manera, [email protected] lectores, Facebook me ha ayudado a conocerme (¿estrategia oculta de terapia creada para mejorar el mundo? No, eso no pasa ni en las películas de Hollywood). Me siento extraña al pensar que de repente soy una antisocial antipática, metida en un mundo donde la sociabilidad y la simpatía son una regla. Pero por ahora, ese pensamiento en lugar de perturbarme me conforta.
Hace un mes, desactivé las notificaciones automáticas enviadas directamente a mi mail, boté a un poco de gente que no son mis [email protected] ni quiero que lo sean, ignoro sistemáticamente todas las invitaciones de aplicaciones y reviso mi cuenta una o dos veces por semana…
Quizás el año que viene asuma y viva plenamente mi condición de “outsider” de las relaciones superficiales y quizás le diga adiós a la red social llamada Facebook.

GD Star Rating
loading...
De cómo Facebook me mostró mi verdadera cara, 5.0 out of 5 based on 4 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

8 Comentarios

  1. Krisis dijo:

    …Lo bueno de Facebook es que puedes participar al simulacro de la amistad, haciendo clicks a gente que tienes siglos sin ver y, si somos sinceros, no nos interesa su vida.
    Mandas un mensaje, escribes en la güal, y sientes que la persona sigue siendo tu amigo, cuando en realidad no tienes ni la menor idea de dónde trabaja o cómo se llaman sus hijos…
    Eso, o tratas de hacerte “amigo” de alguien para recibir el odioso mensaje:
    “Barack Obama has too many friends”.
    Saludos y bienvenida por acá…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Juan C . Rodriguez dijo:

    Que puedo decir ? pues solo reproducir las palabras de Sr. Cobranza en un articulo publicado hace tiempo en panfletonegro y son la cruda realidad del facebook:

    “Todos somos hipócritas en Facebook. Y escondemos cosas. Y tenemos miedo. Lo peor del caso es que es divertido. Uno mata el tiempo con él. Es parte de nuestra idiosincrasia. Es parte de nuestra idiotez. Es, insisto, la radiografía de nuestras más horrendas carencias colectivas: el individualismo,la morbosidad, la envidia, el exhibicionismo y la incomunicación.Detrás de Facebook se oculta el descalabro de la condición humana, en su incapacidad para pensarse más allá del presente y más allá de su ombligo.”

    Durante un timepo rechaze todas las invitaciones a unirme a esa comunidad… hasta que cai en sus redes, en un princiio uno esta enfiebrado aceptado cualquier mariquera que le mandan a uno y conoectandose a cada rato. Al igual que tu elimine todas las aplicaciones y no acepto mas pendejadas de esas.
    en facebook solo muestro lo que deseo vean de mi, no todo. y lo utilizo mas que todo para promocionar mi blog y mi pequeño negocio que no termina de arrancar, ademas me permite bucearme un monton de culos buenisimos que nunca llegare a conocer en persona y que ironicamente por esa via me envian mariqueras de amistad y amor, pero si me llegan a pasar por un lado Jamas me reconocerian.
    Moda, Superficial, chismoso, banal, si ! facebook es eso, pero tambien es divertido, en esta sociedad idiotizada.
    Hace poco fui testigo de una discusion ilogica, absurda, propia de una comedia: un amigo discutia via celular con su novia, al parecer ella le reclamaba sobr elos contactos que tiene en su facebook y los mensajes que le dejan y las fotos que habia subido, el como el propio palomino le explicaba que elNo habia etiquetado esa foto, que no sabe quein fue, que el tampoco tomo ni subio esa foto a a su perfil, que revisara el perfil de no se quien, asi duraron como media hora en esa pendejada.
    Alli es donde digo: Palabras sabias las del Sr.Cobranza

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Anónimo dijo:

    interesantísimo…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Yosoyelotro dijo:

    Pues si, hay que ver estas cosas con menos seriedad. Lastima que por mi parte no pueda decir que he encontrado a chicos buenotes que pueda buzear…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Newton dijo:

    es un jueguito… nada importante

    saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. El ojo critico dijo:

    Facebook, un lugar de encuentro más, sin trascendencia hasta que aquella persona especial para tí, te bloquea y no entendiendes por que? entonces Fbk deja de ser intrascendente para ti.
    El ojo crítico

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Daniel Andonaegui dijo:

    Grupo Mexicano de Viajes.
    Top Ten Mexican Wholesaler.
    Somos un Tour operador especializado en la organización de
    congresos y convenciones de todo segmento. Miembro de Redes
    Mundiales de Negocios, ofrecemos servicios integrales de viaje para
    toda clase de viajeros.
    “Tu felicidad es nuestro destino”, hemos logrado la satisfacción de
    nuestros viajeros en relación, valor y costo.
    Diseñamos y ejecutamos viajes a la medida. Nuestras
    especialidades:
    Turismo de golf, turismo de bisturí, turismo de congresos, turismo
    de pesca, turismo religioso, turismo de salud, turismo de
    balnearios, turismo de agroturismo, turismo de ecoturismo,
    turismo deportivo cicloturismo, turismo científico y turismo
    histórico-cultural.
    Ponemos a su disposición los mejores recintos en México y el
    mundo. Nuestra división de marketing y comercialización ejecutan
    campañas de alto impacto y de alcance mundial.
    Somos un motor generador de empleos, expertos en negocios en la
    industria turística y mercados emergentes.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. mirco ferri sette dijo:

    A mi Facebook me ha servido (además de lo obvio y pueril) para tener acceso a grupos temáticos que tratan tópicos de mi interés. Por ejemplo soy un apasionado del tema Caracas, sobre todo de su pasado, y hay varios grupos que comparten dicha afición; para mencionar algunos, Caracas en retrospectiva, Caracas I y II de Hannia Gómez, Caracas perdida, etc. Participando activamente en ellos he logrado algunas amistades interesantes, que en algunos casos han trascendido de lo virtual para llegar al plano real. En fin, las herramientas no son ni benignas ni malignas, es el uso que se les dé.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top